Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo noviembre 27, 2022

La terrible pregunta sobre Guilad Shalit


Ana Jerozolimski

Semanario Hebreo. Uruguay

No podemos ni imaginar cómo se sienten Aviva y Noam Shalit, los padres de Gilad. No, tampoco quienes somos padres y adoramos a nuestros hijos, combinando siempre la alegría de verlos crecer y desarrollarse con el deseo de protegerlos sin quitarles independencia y de velar por su bienestar y seguridad sin coartarlos, tampoco nosotros podemos imaginar lo que están viviendo.

Este fin de semana, el 25 de junio, se cumplen cinco años desde que Gilad fue secuestrado. Cinco años desde que fue arrancado de su país y su familia  por la fuerza, por terroristas de Hamas armados que se adentraron a territorio israelí por un túnel subterráneo que cavaron desde la vecina Franja de Gaza, a la cual se lo llevaron consigo después de matar a dos de sus compañeros de batallón y herir a otros dos. Gilad no estaba en acción de combate en Gaza sino en un puesto de guardia de su lado de la frontera, en territorio israelí. Los terroristas no se estaban “·defendiendo” de nada…sino cometiendo otro atentado. Espectacular, especialmente fuerte y exitoso para ellos…pero otro más en su larga lista.

Hace ya más de un año y medio que se supo por última vez de Gilad, al aceptar Hamas publicar una señal de vida: una filmación en  la que se le vio caminando hacia la cámara-seguro era exigencia de Israel, para cerciorarse de que puede caminar-, en la que tuvo en sus manos un diario del día, para confirmar que era un video del último momento..y en la que también sonrió. Imaginamos que comprendía lo que significaría para sus padres y hermanos verlo por primera vez desde su secuestro—y sonrió.

La sensación en Israel, a pesar de todo el tiempo transcurrido desde que se vio esa filmación, es que Gilad está vivo. Esta es la frase que se oye a menudo en manifestaciones y actos en su apoyo: “Gilad aún está vivo”. El “aún” es clave..Es un mensaje: no se duerman, no se dejen estar, no se arriesguen a que eso cambie…y ya no haya a quién liberar con vida.

El llamado, claro está, es a las autoridades de Israel, exigiéndoles que autoricen liberar a Gilad de acuerdo a las exigencias de Hamas, que incluyen un altísimo precio. En la lista de todos los terroristas que exigen liberar, están incluidos 440 “con sangre en las manos”, entre ellos, los peores asesinos de los últimos años, los responsables de los peores atentados de la intifada, de todos aquellos que hicieron saltar a los israelíes cada vez que la radio o la televisión interrumpían su programación normal para irrumpir con una noticia de último momento..La pregunta, cada día, era dónde tocaría esa vez. ¿Jerusalem? ¿Tel Aviv? ¿Netanya? ¿Afula? ¿Un ómnibus? ¿Una parada? ¿Un restorán? ¿Un café?

La gran pregunta a la que el gobierno de Israel debe responder, es una verdadera pesadilla: ¿liberar a Gilad a cambio de todos esos terroristas asesinos? ¿Salvar a un soldado excarcelando a tantos que pueden volver a matar a muchos más? No es fácil…aún si se desea realmente mantener el principio de que no se abandona jamás a un soldado en el campo de batalla…

Según las últimas encuestas, una amplia mayoría de la ciudadanía está a favor de hacerlo.

Es cierto. Los terroristas volverán a matar. Al menos, a intentarlo. Israel tendrá que volver a intentar detenerlos, como lo hace siempre. A veces lo logrará…y a veces no.

Pero lo único plenamente seguro es que si no se lo libera, Gilad muere en manos de Hamas.

No queremos que nadie más corra riesgos. No queremos que vuelva a haber un atentado como el de la pizzería Sbarro en Jerusalem, ni del Café Hillel, ni del café Apropo de Tel Aviv, ni del restorán Maxim de Haifa ni como tantos otros que quitaron el sueño a la gente durante tanto tiempo, y cuyos cerebros serían puestos en libertad si se concreta el intercambio.

Pero tampoco queremos que Gilad se pudra en manos de esos asesinos. A él, todavía hay tiempo de salvarlo.

Difusion: www.porisrael.org

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.