Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes septiembre 27, 2022

Un día de victoria israelí


La Franja de Gaza se regocijará el martes, pero no se equivoquen al respecto – los palestinos nos envidian

Miki Goldwasser

 

gilad-liberado3

El martes veremos en Gaza escenarios decorados, banderas y alegres masas. Veremos muchos brazos levantados y muchos dedos haciendo la señal de victoria. Gaza se alegrará, y muy a pesar mío, Israel se verá afectado por estas imágenes.

Queridos ciudadanos, piensen en esto: Las familias de los terroristas están felices, como lo estamos nosotros cuando vemos el regreso de Gilad Shalit. Sin embargo, no ganaron, y lo saben. Fueron humillados, precisamente porque tantos terroristas fueron liberados por un solo soldado.

 

No se equivoquen al respecto. Ellos se dan cuenta y sienten esta humillación. Se dan cuenta de que no valen mucho, si están dispuestos a intercambiar 1.000 de los propios por un soldado israelí. ¿De verdad creen que los residentes de Gaza no están celosos de nosotros, israelíes, por estar tan unidos en torno a un soldado? Es imposible no envidiarnos. Observen las reacciones mundiales – todo el mundo está atónito.

En Israel, el estado de ánimo de la gente tiende a fluctuar de un extremo a otro. Esta vez, escuchen la voz de la razón y no se dejen engañar por las imágenes desde Gaza. La alegría ahí es artificial. Con la excepción de las familias que celebran, no creo que la mayoría de los habitantes de Gaza estén felices de ver la liberación de los matones y criminales que mataron a palestinos y a sus hijos sin piedad.

 

Los prisioneros liberados son, en su mayoría, hooligans que usaron la libertad para robar y matar a su propio pueblo. ¿Recuerdan las imágenes de la boda de Gaza, donde fue asesinada, por una banda de Hamas, la familia celebrando, sólo porque se atrevieron a alegrarse? Estoy seguro de que los habitantes de Gaza están empezando a temer lo que está por venir.

 

Preguntas difíciles respondidas

 

Hoy es nuestro día de victoria. El día en que decidimos que nuestros valores y nuestra confianza en la justicia de nuestro camino nos guiarán. Mientras no haya paz, y esperemos que llegue, nuestros hijos servirán al estado con confianza. Las madres volverán a ser capaces de confiar a sus hijos a las manos de dignos comandantes.

Los adolescentes ya no le preguntarán al ministro de defensa, al jefe de estado mayor e, incluso, a sí mismos: «¿Qué pasará si soy secuestrado o tomado prisionero? ¿El estado cuidará de mí?» La respuesta es sí. El estado está comprometido y cuidará de ti.

 

El Estado de Israel puede presumir de otro logro. La lucha de cinco años para traer de vuelta a los tres secuestrados dio lugar a una generación de jóvenes que tomaron una parte sustantiva en la batalla y aprendieron el poder de la unidad.



 Para nuestro pesar, hemos visto secuestros en el pasado. Sin embargo, nunca antes tantos estudiantes participaron tan activa y vigorosamente en esas campañas. En mi opinión, el éxito de los jóvenes que lucharon por justicia social es un resultado de toda esa gente joven que, sólo uno o dos años antes, tomó parte en la lucha por la liberación de los secuestrados y se dio cuenta de que cuando uno se une en torno a valores justos, uno gana.

Miki Goldwasser es la madre del soldado de reserva de las FDI Ehud Goldwasser, secuestrado y asesinado por Hezbollah en el 2006

 

http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-4136374,00.html

Traducido para  porisrael.org por José Blumenfeld

 
Difusion: www.porisrael.org

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.