Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles febrero 8, 2023

El negocio palestino


Los palestinos parecen tener un interés económico en perpetuar el conflicto con Israel

Adam Reuter

Ynetnews
7/2/2012
palestineLa Autoridad Palestina afirmó recientemente que Israel perjudica gravemente a la economía de la AP. De hecho, los funcionarios palestinos sostienen que la ocupación israelí se cobra un alto precio de su economía, ofreciendo una estimación conservadora de $7 mil millones en los últimos 10 años.
La estimación anterior incluye la actividad económica congelada en Gaza, como resultado de la política de bloqueo, la pérdida de ingresos de los recursos naturales utilizados por Israel debido a su control de la mayoría de la zona ocupada, los costos adicionales palestinos como resultado de restricciones a la circulación y otras limitaciones en la producción local.

 

Olvidemos por un momento por qué le fue impuesto un bloqueo a Gaza, por qué se establecieron controles camineros en Judea y Samaria, y por qué es que nuestras comunidades están rodeadas por una valla, en lugar de que lo estén las comunidades palestinas. Supongamos que las afirmaciones palestinas son del todo exactas, y que el daño económico acumulado que se haya producido, efectivamente, totalice $7 mil millones. Resulta que ésto sigue siendo un buen negocio para ellos.
 
Sostengo que los palestinos han convertido su miseria en una estrategia económica que los beneficia. Como resultado de ello, reciben más dinero que todo el daño que, presuntamente, sufren. Además, la situación actual, en gran medida, es económicamente beneficiosa para ellos.
 
Los palestinos no tienen en cuenta que, en este momento, reciben, tanto directa como indirectamente, unos $3-4 mil millones anuales en ayuda internacional. Ésto es más del doble que los daños anuales a su economía como consecuencia de la ocupación.
 
Los palestinos son campeones mundiales en ayuda per cápita. En promedio, cada uno recibe donaciones de unos $1.000 por año. Más del 60% de los ingresos de la Autoridad Palestina proviene de donaciones mundiales. Las cifras estadísticas muestran que, en los años 2009 y 2010, la AP recibió donaciones por un total de unos $4 mil millones por año. El nivel de las donaciones más que se duplicó desde 2005.
 
Uso indebido de la ayuda por los palestinos
  

Es decir, si contamos todos los fondos recibidos por los palestinos de todas las fuentes, sólo en los últimos 10 años, se llega a una increíble suma de cerca de $25 mil millones. Esto es alrededor de $18 mil millones más que sus propios cálculos de daños acumulados.

¿Los palestinos, al menos, hacen cosas útiles con el dinero? No necesariamente. La mayoría de estos fondos no se utilizan para estimular el crecimiento, sino más bien, para pagar los sueldos a los innumerables funcionarios y para financiar una inflada burocracia. Parte de la ayuda, incluso, encuentra su camino hacia la única industria desarrollada en la Franja de Gaza – la industria de «defensa».

Los palestinos podrían utilizar las inmensas sumas de dinero que reciben de todo el mundo, para renovar su infraestructura, proporcionando así una base futura para el desarrollo de la potencia industrial basada en mano de obra barata. No hay vergüenza en esta estrategia, adoptada por Turquía, que ahora sirve como línea de producción de Europa Occidental.
 
Sin embargo, resulta que la inversión palestina en infraestructura es minúscula. La AP apenas renueva carreteras y no construye casi ninguna planta de desalinización, a pesar de recibir los fondos y los permisos para hacerlo. Después de todo, es mucho más fácil contaminar en la dirección de Israel. Los palestinos descuidan su infraestructura de agua y tampoco montaron una infraestructura hidráulica, porque es más fácil depender de la Compañía Eléctrica de Israel.
 
Los palestinos afirman que el conflicto con Israel los perjudica económicamente. No hay duda de que ésto es cierto. Sin embargo, por otro lado, parecen beneficiarse mucho del conflicto. Si no hubiera sido por el conflicto, los palestinos difícilmente recibirían alguna ayuda mundial. Así que ¿tienen un genuino interés económico en poner fin al conflicto?
 

El Dr. Adam Reuter es el presidente de la casa Reuter Maydan Investment y CEO de la firma consultoría Financial Immunities.

 

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.