Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo noviembre 27, 2022

Miguel Brechner, Presidente del Plan Ceibal, en la Maratón de Jerusalem


Brechner llegó a Israel a participar en la Maratón de Jerusalem. Claro que aprovechó su estadía para mantener encuentros de trabajo relacionados a proyectos que pueden aportar al país.

Esta es la conversación que mantuvimos…cuando terminó de correr.

P: Miguel, te presento como el Presidente del Ceibal, pero tu objetivo principal en este viaje fue correr la Maratón de Jerusalem…

R: Exactamente. Yo vine por la maratón de Jerusalem. Sabiendo que iba a estar en Israel, decidí concertar unos encuentros de trabajo por el Ceibal, la ANII y el LATU, que son las tres instituciones en las que trabajo hoy.

P: Yo quisiera comenzar por lo anecdótico…aunque quizás lo sea sólo para mi, que jamás corrí en una maratón. Te tocó lluvia y bastante fuerte… ¿Cómo es correr bajo lluvia? Por más santa que sea Jerusalem, quedás empapado igual….

R: Es cierto. Pero esta es mi onceava maratón. La primera fue en el 2001, en Chicago. Ya corrí antes otras diez, en Londres., París, Berlín, Sudáfrica, en muchos lugares. Pero la de Jerusalem fue la más difícil de todas..

Miguel-Brechner2

P: ¿Por la lluvia?

R: No…la lluvia y el viento empeoraron, pero lo difícil de Jerusalem son las subidas. En Har Hatzofim (Monte Scopus) es muy difícil.  Yo sabía que sería difícil, pero en Jerusalem siempre me gustó correr y siempre que vengo a Israel corro acá…Me dije entonces por qué no hacer la maratón. El año pasado fue la primera y yo por suerte pude estar en esta.

P: ¿Por qué te gusta correr en Jerusalem? ¿Qué tiene de especial?

R: Porque la vista es increíble. Y esta vez, a pesar de la lluvia, estaba muy clarito. Recorrimos todos los barrios de Jerusalem…Es una ciudad linda..En general uno disfruta viendo cosas lindas cuando corre. No te olvides que  correr es un entrenamiento largo y el intercambio de uno con la naturaleza en ciudades bonitas, es realmente fuerte. Cuando uno corre se integra con el paisaje. Es parte de por qué a los corredores  les gusta correr y por qué somos fanáticos. Claro que hay momentos duros. Pero cuando uno está de buen ánimo realmente es lindo. La de Jerusalem fue relativamente chica. Cuando corrés con 30 ó 40 mil personas es algo muy especial, la gente te alienta.

P: Justamente te iba a preguntar qué ambiente viste en la calle en Jerusalem.

R: La verdad es que había relativamente poca gente. Igual alentaban, fue bueno, pero no era tanta gente porque salimos muy temprano y por la lluvia…Eran más familiares de los que corremos. Además recordemos que un viernes en Jerusalem es algo especial…Pero estoy seguro que cada año va a venir más gente. La mitad de los que corríamos éramos extranjeros. Todo el mundo hablaba de las subidas y bajadas.

P: Acá me parece que lo muy singular es que corrés acompañado. No?

R: Claro..Uno en general busca salir a correr con amigos, pero no siempre se da. La gente habla, conversa…Es muy lindo. A mí, mi señora me esperó tres veces en puntos de la carrera, me dio abastecimiento adicional al que teníamos. Fue genial. Otro amigo, Harold Wiener, me esperó en Har Hatzofim..Es lindo…pero los que no corren no lo entienden.

P: ¿Cuánto tiempo estuviste corriendo?

R: Cuatro horas y 53 minutos. Corrí 42 kilómetros y 195 metros. Esa es la larga. En Jerusalem corrieron unas 10.000 personas, pero la maratón misma, esa distancia que te dije, sólo unos mil.
Mi mejor tiempo fue en Berlín, hace seis años, cuatro horas y 10 minutos. En general una maratón plana me lleva 4 horas 30. Pero el agregado de 23 minutos creo que fue por las subidas de Jerusalem. A los que ganan siempre les lleva casi entre 15 y 18 minutos más una maratón así que una plana. Pero a mi me lleva el doble que a los que ganan, así que los tiempos son otros. De todos modos, yo no corro para ganar.

VER DE CERCA LA REALIDAD

P: La Maratón fue anunciada durante mucho tiempo por la intendencia de Jerusalem. Y quien vive en la ciudad sabe cuántos anuncios se van viendo todo el tiempo de diferentes actividades que se organizan, en esta ciudad muy movida .Hay mucha cosa para el público en general, para jóvenes, para niños, de todo un poco..Y yo pienso que cuando alguien viene de afuera  conoce más sobre los problemas que salen en la prensa y por supuesto mucho menos de la vida real de todos los días…Vos viniste muchas veces a Israel y podés verlo de otra forma ¿no?

R: Yo vine en efecto muchas veces, la primera en 1971, cuando hice Majon de Madrijim. Y vengo cada tres o cuatro años. La última fue con Tabaré Vázquez…Respecto a lo que me comentas, las noticias en general no son mecanismos por los cuales se transmite lo que es un país, lo que es un pueblo. Para muchos Siria hoy son sólo las matanzas  ..Las noticias no es la mejor manera que uno sepa qué pasa en el país. Leer libros y ver películas del país es mejor..Las noticias son sólo un resumen, en parte. Creo que a Israel le ha hecho  mucho mejor efecto el libro «Israel, a Start-up nation» que otra cosa, porque lo han leído todos. Es natural que sea así..Cuando un país está en conflicto constante, es natural que la gente sólo piense en el conflicto.

Pero yo te lo puedo hacer extensivo a muchos otros lugares, quizás no al extremo de Israel..La gente no imagina en general cómo es un país en el día a día. Vos por ejemplo recorriste muchas ciudades de Cisjordania. Sin duda la visión del israelí promedio es distinta de la que tenés vos..

P: Claro..

R: Cuando hablás con la gente, ves sus casas, sus barrios, conocés otra cosa…A mi me impresionó por ejemplo la cantidad de jóvenes árabes en el kanion de Jerusalem, el shopping ..

P: Es impresionante…

R: Si, me impresionó mucho. En el imaginario, uno imagina otra cosa. Pero es natural, Tiene que ver mucho con cómo se quiere posicionar un país. El Public Relations de Israel no es fácil, pero tampoco posiciona mucho de estas cosas..

P: ¿Cómo dirías qué es lo que respirás cuando estás en Israel? ¿Qué es lo que se puede captar, que no sale en las noticias?

R:Es un contraste muy grande, por ejemplo, estar en el norte, Jerusalem o Tel Aviv  y desde allí no sentir nada de lo que está pasando ese mismo momento en el sur. Durante casi una semana entera hubo cohetes en el sur pero si no estás ahí o tenés amigos, no sentís nada. La sociedad no cambia..

P: La sociedad en la que no cambian los misiles no cambia aunque en el sur tengan que correr al refugio..

R: Claro…Habrá habido más llamadas telefónicas  para saber cómo estaban las familias y los amigos..Los problemas del israelí no los ves en la calle sino cuando hablás con gente o leés libros.

P: A menos que estés en la zona afectada..

R: Claro..Para mi un libro como el de David Grossman, «La vida entera», es la mejor definición de la angustia del ciudadano israelí..

P: Es sobre Orah, una mujer israelí cuyo hijo sale a un operativo especial de combate y ella tras acompañarlo a la base, decide salir a recorrer Israel caminando, pensando que mientras ella camine, ningún soldado puede llegar a su casa  a avisarle que su hijo murió en el campo de batalla..

R: Exactamente..Ese libro es brutal, impresionante, por lejos, de lo mejor que ha sido escrito. Quien lee ese libro entiende mucho de Israel, a lo que estando afuera no tenés como llegar.

EL ORGULLO DEL CEIBAL

P: Miguel, una de tus actividades en Israel fue dictar una conferencia en la Universidad de Tel Aviv sobre el Plan Ceibal. Los uruguayos lo conocemos hace tiempo y sabemos por qué estamos orgullosos de ello. ¿Pero cómo explicabas en Israel, en tus encuentros,  a quienes no lo conocen de cerca, qué es lo singular de este emprendimiento?

R: Hicimos con Ceibal dos cosas. Vi en Israel gente que hacía contenidos y también vi gente muy importante del gobierno que quedó sorprendidísimo con el Ceibal, en sentido positivo por cierto. Estuve con el Director General de la Cancillería Rafi Barak, con la Directora General del Ministerio de Educación, con un asesor especial del Primer Ministro Netanyahu en temas económicos…Todos estaban tan impresionados que se fueron incrementando los encuentros estando yo ya en Israel..Hicimos una cosa que en Israel han tratado de hacer  y no han podido. Y cuando oyen cómo lo hicimos y cuánto nos costó, quedan impactados.. Es algo que todo el mundo tiene en la cabeza de hacer y luego se tranca en distintas facetas de implementación y ejecución.

P: Recordemos los datos de lo ya hecho en este sentido en Uruguay..

R: Nosotros lo decidimos en el 2006, empezamos en el 2007. Hoy en día lo tienen desde 1º de escuela y 3º de liceo. Todos los niños tienen internet. Un tercio de los centros educativos  tienen fibra óptica, están instalando video conferencia en las escuelas, hemos capacitado a los maestros. Es una cosa extremadamente especial..La gente se dice cómo hace algo así un país chico como Uruguay..No sé si leíste un comentario que hizo el Secretario Duncan..

P: Sí, el Secretario de Educación de Estados Unidos, que en una conferencia de Microsof dio públicamente a Uruguay como modelo de qué es el aula del siglo XXI..

R: Así es. En realidad está claro que lo que importó acá fue el liderazgo del Presidente Vázquez, el diseño institucional, la decisión de no hacerlo de adentro de la institución educativa porque sería un problema para ellos, no la solución, y tener claro qué íbamos a hacer y qué no. A nosotros nos cuesta 100 dólares por niño por año, incluyendo todo..La gente no puede creer. Y ya hemos entregado 570.000 laptops a los niños.

P: En Israel, un país con tanto avance tecnológico, con muchas casas en las que no hay una computadora sino inclusive dos…¿Cómo explicas qué tiene de especial el Ceibal?

R: En muchas casas hay computadora, pero no es de los niños sino de la familia. Además, no la llevan a clase. Tercero ¿Es real que mucha gente tiene? Hay mucha gente que no tiene. Te podría decir que en un país  como Israel el 100% debería tener computadora. Pero no es así.  Lo que Israel tiene, que es extremadamente interesante, y en lo que hemos avanzado bastante, es el tema de los contenidos y cómo gestionarlos. Tiene muy avanzado una cantidad de cosas en el sistema educativo  pero no resolvió el instrumento tecnológico para hacer esto. Esto no es de país pobre o país rico. Lo importante del Plan Ceibal es que te permite tener la infraestructura para personalizar la educación. Todos los niños son distintos y de esta manera podés saber qué está haciendo cada niño, cómo está trabajando.

P: A raíz de los encuentros en Israel ¿Viste algo en lo que Uruguay puede enseñar a Israel? Y la otra cara de la moneda ¿Has visto cosas en las que Israel puede aportar al Ceibal?

R: Hablamos muchos de cosas en las que podemos trabajar en conjunto, qué podía aportar Ceibal en un relacionamiento con Israel, de lo mucho que nosotros tenemos para aprender de Israel y de lo mucho que Israel tiene para aprender de cómo hicimos el Ceibal. Lo que decidimos fue explorar en qué podemos cooperar bilateralmente.

Por otro lado, desde el punto de vista institucional, he visto en Israel cosas que están dentro de la línea de lo que estamos haciendo ..En los llamados  a licitación esperemos  que se presenten en varios de los temas que estamos trabajando, como matemáticas, inglés…y que traten de trabajar con nosotros.

Se abrieron caminos de diálogo muy importantes…Ya tenemos varias ideas. Hay dos o tres oportunidades interesantes para hacer cosas juntos.

OTROS PROYECTOS

P: ¿Y qué has logrado hacer por el lado de la ANII y el LATU?

R: He tenido contactos con el número uno de las incubadoras de Israel, Yosi Smoler. Lo invitamos a venir a Uruguay en algún momento. Sabés que hay un acuerdo de cooperación tecnológica con Israel, donde ponemos fondos la ANII y el MATIMOP de Israel..

P: Si, comenzó la implementación hace unos meses..Cada parte pone 50% de los fondos para cada proyecto..

R: Así es. Vino muy bien el primer llamado, ahora viene el segundo. El tema de las incubadoras en Israel lo dominan, han hecho cosas muy interesantes y en los últimos tres años ha habido muchos cambios en esto en Israel. Y nosotros lo que queremos es no equivocarnos donde otros ya han pasado. Lo del MATIMOP es muy importante porque hay varias empresas uruguayas que quieren hacer más proyectos , entre los israelíes también, hay temas interesantes por los dos lados..

P: ¿Percibiste que en Israel sienten que este acuerdo sirve?

R:  Si, sentí que están muy conformes con el convenio con Uruguay. Desde el Uruguay lo sé, pero vi que también acá están muy conformes. Hay israelíes que quieren hacer cosas en Uruguay y viceversa, se proponen y se concretan cosas. Hay temas interesantes, hay no poca plata dando vuelta y si se consiguen proyectos más importantes, se verá si hay necesidad de conseguir más dinero.

P: ¿Cuáles son las áreas principales?

R: En telecomunicaciones, software, aplicaciones para medical  devices. Ahora hay interés de una empresa para asuntos  de bioecnología. Son acuerdos  de complementación. Es un formato interesante para Uruguay y para Israel, con buen potencial.

P: Que sea provechoso pues para ambos países. Muchas gracias por tu tiempo Miguel.

R: Gracias a ti.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.