Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles febrero 8, 2023

Israel es la línea defensiva ante el Islam extremo


CIDIPAL
24 July 2012


No es nuevo que el Primer Ministro Binaimin Netanyahu se muestre preocupado por las revueltas en el mundo árabe, por el fortalecimiento de los elementos del Islam más extremo en Medio Oriente y aproveche entonces cualquier oportunidad para destacar la amenaza oculta en esos procesos. La semana pasada, Netanyahu se reunió con el Presidente de Hungría, Janos Ader, quien llegó de visita a Israel en el marco de los eventos por los 100 años del natalicio de Raoul Wallenberg, diplomático sueco que rescató a miles de judíos de Hungría durante la Segunda Guerra Mundial. “El Estado judío brinda a Europa la línea defensiva ante el Islam militante”, aclaró Netanyahu al presidente húngaro. “El Islam militante es el enemigo común de todos, de Israel y de Europa”, agregó. Netanyahu afirmó que Israel es atacado por 30 millones de árabes y musulmanes “y lo que ocurre en nuestra región es que lo gobierna el Islam militante,, que está también contra Europa. Israel es el primer paso antes de intentar el control de todo Europa”.

La comprensión de Netanyahu sobre las revueltas en el mundo árabe no es ambivalente. Desde su punto de vista todo es muy simple. El hecho que el gobierno norteamericano y los países centrales en Europa apoyen,  por ejemplo,  el resultado de las elecciones en Egipto y ya invitaran al presidente electo de Egipto, Mohammed Mursi, hombre de Los Hermanos Musulmanes, a visitar a los altos mandos en sus países no da cuenta de su creencia en la amenaza implícita de Los Hermanos Musulmanes en los elementos extremistas. Netanyahu se niega a ver, con mirada romántica,  los cambios de regímenes en los países que rodean a Israel.

“Vemos que los países árabes pasaron de la etapa panárabe al régimen dictatorial y ahora al caos, en vías al “como si” de  la democracia”. Quien imprime el tono en el camino a la democracia en esta etapa, es el Islam militante”, dijo al  presidente húngaro.  Según él, el temor es porque el Islam militante cree en eliminar y controlar, por medio del terror, en todo el mundo. Netanyahu aclaró a su par húngaro la amenaza para Europa, a su entender. “Por un lado aparece la suba económica de los países de Asia, en contrario a los cambios en Occidente que se ahoga en problemas financieros”. En el medio, dice Netanyahu, los incidentes del Islam extremo en  Medio Oriente.  “Estamos bajo la misma ofensiva y debemos aumentar la cooperación y la amistad sobre la base de valores comunes entre Europa e Israel”, agregó.

Netanyahu se refirió a la comunidad judía en Hungría, en el marco del clima antisemita en el país encendido por políticos del partido gobernante y el partido antisemita en el parlamento húngaro.  “¿Por qué debemos ocuparnos del tema antisemita cuando existe el Islam militante que es el enemigo común de todos? ¿Por qué atacar judíos en especial cuando el Estado judío brinda a Europa la línea defensiva ante el Islam extremo?” dijo.

Sobre la cuestión iraní, Netanyahu aclaró: “Si será nuclear, puede llegar a hacer cosas que la ex Unión Soviética ni soñó. No habrá límites para sus acciones”.

A pesar de la impresión general no se registra un aumento de los casos antisemitas, aunque han ocurrido algunos casos que atrajeron la atención de los medios, entre ellos, el ataque contra el monumento en recordación de la Shoá como en tumbas del cementerio y a la memoria de Wallenberg.

El gobierno de Hungría, es ocupado por un partido de centro derecha de orientación conservadora,  que goza de la amplia mayoría en el parlamento como resultado de las últimas elecciones, con el 50% de los votos.  El gobierno,  y quien lo encabeza, intentan modificar de base la dirección del desarrollo de Hungría para los próximos años, después que el partido socialista que se mantuvo en el gobierno desde la caída del Muro, fracasara colosalmente. El gobierno intenta dirigir una política independiente en todas las áreas que chocan con los principios de la Unión Europea, en especial en el área económica, los medios y la ley.

En ese marco, el gobierno intenta revivir su pasado maravilloso, destacando la línea patriótica del pueblo. La política del gobierno trae consigo un sabor de nostalgia a su negro pasado en la imagen del Almirante Horthy,  que gobernara Hungría entre 1920 y 1945, período durante el cual se legislaron leyes antisemitas y fueron asesinados 600 mil judíos en el país. En ese marco, se recrean los días de escritores antisemitas, en cooperación con el Partido Fascista de Alemania nazi.

El clima antisemita en Hungría es acompañado  por políticos del partido gobernante, entre ellos el Presidente del Parlamento Laszlo Kover, a quien el Presidente de la Kneset, Reuven Rivlin, se negara a recibir como huésped en Israel por su participación en el acto de recordación al escritor antisemita Joszef Nyiro. Sectores políticos en Israel destacaron que, el gobierno húngaro, debe enfrentar con más firmeza y determinación ese fenómeno. Lo que se necesita son declaraciones, claras y tajantes,  sobre la base del principio de cero tolerancia hacia los casos antisemitas en el país y el incentivo de la ley para la investigación de casos antisemitas que ocurran en Hungría  y en el parlamento como en la difusión del antisemitismo en los medios llevando a sus responsables a juicio. Según cuadros políticos, “Es triste ver que el tema del antisemitismo se convirtió  en un recurso de juego político entre la derecha y al izquierda en Hungría, en éstos días. Ello debe ser un tema frente al que todo Hungría se una”.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.