Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| domingo mayo 26, 2024

Entrevista con el cantante israelí Rami Kleinstein, antes de partir hacia Montevideo


El jueves próximo, invitado por la Agencia Judía, canta en Montevideo. Ya ha cantado en México y Brasil, pero es la primera vez que lo hará en Uruguay.

Vale la pena. No se lo pierdan. 

P: Rami, estás viajando ahora por primera vez a Uruguay, aunque ya has estado en el continente. Lo latinoamericano es querido y conocido en Israel, por el ritmo, por el idioma….¿Cómo ves tú ese mundo desde acá?

R: Tienes razón…el ritmo, el idioma…En realidad yo hasta diría que uno puede estar enamorado de Sudamérica aún antes de conocer el lugar, por la gente que uno conoce, por el acento en hebreo, por su forma de actuar y por supuesto por la música, que es todo un mundo muy variado.

Pero algo que capté cuando estuve allí, no se puede conocer de lejos. La gente, realmente no actúa como presionada, anda con más calma por la vida. Me impresionó mucho eso cuando lo vi directamente. En Brasil , la música es todo..y sé que eso existe en varios países, con matices muy diversos. Sentí una tolerancia cultural que creo que no existe en muchos otros lados. Son capaces de aceptar variados estilos de música y lo que los mueve no es que todo se haga rápidamente, que el disco salga volando..sino disfrutar de lo que se hace. En los mercados de Europa, Estados Unidos, a veces se sigue formatos preconcebidos..Sentí que en América Latina es todo mucho más calmo y auténtico.

P: ¿Hay algo de la música latina con lo que te conectas en especial?

R: Sudamérica está inundada de diferentes influencias locales que llegan a otros lados, algo que siempre entra bien. Paul Simon supo usar “El Cóndor pasa” y salió excelente. Hay música popular, bossa nova, tango, samba, salsa…algo que a mi me fascina y siento me influye. Tengo un buen amigo que vivió muchos años en Sudamérica y cuando oyó “kol ma shetirtsí”,una de mis canciones, me dijo que sentía claramente  el tono de esa zona..

 

P: Es una de tus canciones más hermosas..Rami ¿qué piensas cantar en Uruguay? Sé que a mucha gente le decepciona a veces cuando llegan cantantes israelíes y no cantan ninguna de las canciones “viejas”, que son muy conocidas en el exterior…

R: Conozco el tema también de otros lados, porque he cantado en muchos países. Pero creo que para mi, la prueba del éxito es que logro conectarme a distintos tipos de público en diversas partes del mundo, también en Sudamérica, sin cantar “Bab el-Wad” ..

P: Bueno, no exageres..no me refiero sólo a canciones del 48…

R: Ya sé, entiendo…pero realmente creo que si el público sale decepcionado de un espectáculo, es porque no se logró una conexión y que no necesariamente la explicación pasa por el repertorio de tal o cual tipo de canciones. A mi la verdad es que no me ha sucedido nunca quedarme con esa sensación de que el público salió mal..Y no digo sólo porque luego recibí elogios por los espectáculos, sino porque sentí claramente durante la “cita” con el público, que las cosas iban hermosamente bien.

P: ¿Y qué es lo que sientes que tu llevas contigo a Uruguay ahora, qué es lo que presentas cuando vas al exterior?

R: No tengo duda de que cuando canto fuera de Israel, hay un valor agregado que va más allá de las canciones. Aquí estoy dentro de la cultura musical israelí…Cuando canto en Estados Unidos, Alemania, Sudamérica, soy una especie de embajador. Es como abrir una ventana , mostrar que hay un cantante israelí…y creo que la sensación del público , inclusive gente que no estuvo antes en Israel, es de cierta nostalgia..Hay una gran conexión.

Yo puedo decirte que ese es un valor muy grande que siento durante los espectáculos, porque siento que cuando me presento allí les estoy trayendo un gran trozo de la cultura israelí. Y no puede hacer caso omiso del hecho que hay allí un vínculo entre el Estado de Israel y el pueblo judío…

P: Y esa nostalgia es porque cantas antes comunidades judías…

R: Así es.En el exterior siempre canto ante colectividades judías. No salí a mercados en el exterior para hacer carrera fuera de Israel. Hoy tengo  ya 50 años. Si hubiera querido, a los 20 años habría intentado, pero mi decisión fue vincular mi destino a Israel…y cuando canto ante colectividad judías del exterior, lo veo como una extensión de cantar ante Israel.

 

P: O sea que al cantar allí ¿sientes que tu y los judíos de la diáspora se nutren mutuamente?

R: Por supuesto, no tengo dudas al respecto…Para mí es muy especial porque cuando llego a esos espectáculos, lo siento muy fuerte. En Israel, el público es hermoso y entusiasta. Pero en el exterior, siento que el público de las comunidades judías está ansioso, hambriento..Estoy seguro que también en el exterior entre los judíos, hay distintas opiniones al respecto. Pero creo que cuando la gente va a un espectáculo, no va a una campaña política ni a escuchar noticieros. Van a disfrutar de la presentación del cantante israelí que llegó hacia ellos.

Yo sé que en las comunidades judías en Latinoamérica hay mucho vínculo con el hebreo, mucho más que en otras comunidades, también con la cultura, con la actualidad israelí..Y cuando llego y puedo abrir una parte del corazón que en el día a día quizás no siempre tienen abierto en la rutina diaria.

Rami-Kleinstein2

P: Y entiendo que eso te abre también a ti el corazón…

R: Por supuesto…no diría todo esto si no fuera así…Pero además, no es posible abrir el corazón de nadie, si el tuyo no está abierto. Creo que es una corriente que fluye en dos direcciones..

P: Rami, tu llegaste a Israel como nuevo inmigrante de Estados Unidos, a los 8- 9 años…Puedes captar, aunque viniste de chico, algo distinto del sabra promedio, nacido aquí, para quien quizás todo sea sobreentendido..¿Qué es para ti ser israelí?

R: Yo tengo claro que ser israelí es algo que uno debe demostrar todos los días. Pero creo que tenemos cierto problema al respecto, porque no logramos hallar el equilibrio correcto entre la condición israelí, la religión, la cultura israelí y judía…quizás en parte porque no tenemos Constitución, porque no hay separación entre religión y Estado. Cuando hay separación, el ciudadano puede vincularse mejor y con mayor  facilidad a la religión que no siente que se le impone en nada..

P: Y si te preguntan en el exterior cómo ves la vida en Israel…¿Qué contarías?

R: Sé que de por medio hay muchos estereotipos. Hay gente que piensa en Sudamérica y le viene a la cabeza el crimen y que uno no puede salir a la calle..Sé que se puede decir eso de Rio y quizás de algunos barrios en Montevideo..Pero es un estereotipo.

Y de Israel diría que es un país en el que hay mucha fuerza, mucho potencial, mucha inteligencia, mucho sentimiento..hay por supuesto cinismo que es una mezcla de judaísmo y condición de “sabra”, un cinismo muy especial de nuestro país, que nos ayuda a lidiar con problemas.Nos caracteriza que cuando nos empujan contra el rincón, nos unimos en forma impresionante. Por eso, hay una sensación muy fuerte de familia, pero una familia que se pasa peleando..pero si de afuera nos empujan, nuestras peleas pierden valor y nos unimos.

Es una lástima que haya que esperar a la presión de afuera..Hay que estar más unidos en el día a día…

P ¿Te preocupa la situación?

R: Yo soy optimista..quizás no sea una característica muy israelí..

 

P: ¿Te parece? Sin optimismo, no se habría creado el Estado, no se haría hoy nada..

R: Creo que hoy falta…pero me refiero en el sentido de que cuando hay algo que molesta, hay gente que dice “no hay lo que hacer”..Y yo creo que sí hay lo que hacer, que cuando cosas están mal , se las puede cambiar.

P: ¿Qué es lo que más quisieras cambiar de Israel’ ¿Y qué es lo que más te gusta en el país?

R: Quisiera que los niños sepan de dónde vienen y adónde van…que tengan un amor directo por lo que hay aquí, que no sean sólo una élite de los mejores del país los que pueden aportar y hacer cosas por la sociedad y por el país. Quiero que crezca el grupo de los jóvenes que son los mejores y que pueden hacer aquí muchas cosas bien..que sea un grupo grande. Que se conozca bien la historia, la importancia de la Biblia, de la literatura del pueblo judío y su historia.,..

P: La parte judía te resulta muy importante..

R: No es sólo que me resulta importante..Es parte integral del país..y tiene que estar claro que no se puede ser israelí sin comprender el vínculo con el pueblo judío , sin que  eso pase necesariamente por los canales religiosos ..Yo hago kidush cuando puedo los viernes, respeto la tradición y creo que la tradición es algo hermoso, muy importante…pero no quiere decir necesariamente que pase por formatos religiosos…

Hay no pocos problemas en Israel…es difícil vivir aquí..pero no puedo vivir sin Israel.

P: Quisiera que mencionemos aquí a un músico uruguayo-israelí, percusionista,  que conoces bien, que trabajó contigo, Roni Iwryn. ¿Cómo fue vuestro contacto?

R: En 1997-8 yo creé un equipo muy grande y fui con Alon Hillel con quien trabajaba, a un club de salsa “Coco Loco” y quedé muy impresionado con dos de los músicos: el percusionista Roni Iwryn y Laila Malcos, que cantaba, también de origen sudamericano. Los incorporé a mi equipo , se presentaron conmigo y ahí nació la relación.Agregué así sabores sudamericanos al sumarlos a ellos. El espectáculo era excelente, tuvimos varios años de trabajo conjunto. Roni luego se sumó a otros equipos que formé. Más tarde pasó a trabajar con Idan Raichel.

P: Otro gran músico israelí..

R: Recuerdo que una vez nos encontramos con los padres de Roni en Punta del Este y también cenamos en la casa de sus padres aquí, creo que en Kfar Saba..fue un muy lindo contacto..

P: Rami, hace aproximadamente un año publiqué en estas páginas una entrevista a Rita, tu ex esposa, una gigante de la canción israelí. Cuando hay un cambio muy grande en la vida personal, como vuestra separación ¿eso influye necesariamente en la creación artística?

R: Sin entrar en detalles, diría que todo cambio  influye en lo que uno crea. Es imposible que algo así no influya. Somos todos seres con corazón latiente. No podemos ver el cambio en cada segundo, pero los procesos van por dentro…y las cosas se van dando…Nos estamos moviendo todo el tiempo. Yo creo que todo el tiempo vamos avanzando. De cada crisis uno florece por otro lado..

 

P: Y vuestra hija sigue vuestros pasos..

R: Meshi termina su rol en una “lehaka” militar, como parte de su servicio y no me parece que esté pensando en otra profesión. Es una excelente cantante y me da mucho orgullo que quiera seguir este camino . Yo no la empujé a esto porque creo que en esta profesión específica hay mucha crueldad, es un campo duro.

 

P: A pesar del “glamour” que la acompaña..

R: Esas son tonterías. La gente piense que un artista se levanta a las 2 de la tarde y va directo a un espectáculo..Y yo sé cuánto yo trabajo… más que nada que yo escribo, compongo, produzco, elaboro, tengo a mi cargo muchas cosas en el marco de mi profesión. Es exigente.

 

P: ¿Cómo ves tus logros? ¿Sientes que te has realizado?

R: Temo al momento en que diga “me realicé”. Vivo sintiendo que el próximo paso es más grande que los que ya di. Me es difícil pensar que uno pueda decir “llegué”…porque da miedo..

 

P: ¿Y te ves siempre en esto, escribiendo, componiendo, cantando?

R: Es un poco demente pensar que estaré cantando hasta mi último día en este mundo..pero tengo varios roles dentro de lo que hago, escribo para otros, soy mentor, apoyo también a jóvenes cantantes.Lo que más me gusta es escribir y cantar. Me da mucha tristeza pensar en mi último día sobre el escenario y prefiero no pensar en eso, porque creo que sería una forma de muerte. Para mi, el cielo es el límite…pero claro, ya tengo 50..

 

P: Bueno…hay otros 70……

R: Sí!

P: ¿Siempre en música? ¿No ves alternativas, otros campos?

R: No, sólo en música.

P: Muchas gracias Rami y mucho éxito en Uruguay.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.