Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes junio 12, 2020
donativo

Invierno Palestino


Egon Friedler

La Republica. Uruguay

12.8.2012

Ya ha pasado un mes desde su publicación el 10 de julio pasado pero el editorial del “Daily Star” de Beirut titulado “Invierno palestino” conserva plenamente su actualidad y nos brinda un valioso testimonio acerca del proceso que hasta viviendo el Cercano Oriente y el mundo árabe, por lo que queremos iniciar este comentario con una extensa cita del mismo.

“Desde que comenzó la así llamada Primavera Árabe hace un mes y medio, ha habido una causa notoria por su ausencia: la de Palestina.

“Este es un tema que ha sido descrito como central para el nacionalismo árabe y brindó la inspiración para revoluciones y movimientos militares que se han producido desde la gran catástrofe de 1948.

“Los líderes árabes han alimentado a sus poblaciones con la retórica sobre Palestina y la restauración de los derechos palestinos, a tal grado que los fracasos económicos y sociales de esos países fueron atribuidos a su preparación para la gran batalla de liberación.

“Estas dictaduras arcaicas permanecieron en el poder demasiado tiempo. Recurrieron a medidas de emergencia y a políticas económicas, que en lugar de crear riqueza, como habían prometido, solo produjeron pobreza. Pero el pueblo árabe perseveró en la creencia de que todo se hacía en nombre de Palestina. Año tras año, incidente tras incidente, probaron que esta creencia no tenía fundamento alguno.

“Ahora llegamos a la primavera árabe, que busca alcanzar un verdadero cambio en una escala que nadie podía haber previsto.  Sin embargo, en todos estos cambios, no se oye hablar del tema palestino.

“Las buenas noticias son que los palestinos ahora tienen la oportunidad de aprender la lección y producir los cambios internos necesarios. Esta puede ser una oportunidad para los palestinos para empezar a depender de sí mismos y a dejar de ser peones de otros que los usaron para sus propios intereses.”

Este es un claro reconocimiento de la manipulación hecha en el mundo árabe de la causa palestina, una manipulación que magnificada por una propaganda internacional  ha convertido a los palestinos en las víctimas por excelencia en el mundo contemporáneo. El diario libanés llama claramente a los palestinos a tomar su destino en sus manos pero no dice qué es lo que esto implica. Trataremos de dar la respuesta a este planteo.

En primer lugar los palestinos deben enfrentar la realidad tal cual es y olvidar los sueños maximalistas. La enemistad a ultranza contra Israel solo servirá para eternizar en el poder en Jerusalén a los sectores que se oponen a la devolución de cualquier palmo de terreno. Necesariamente los palestinos deberán convencer a Israel de que no se repetirá lo sucedido en la Franja de Gaza en el año 2005 cuando Israel se retiró y Hamas utilizó la retirada israelí para hostigar sistemáticamente a la población civil de Israel en lugar de concentrarse en tareas constructivas y demostrar su capacidad de construir un estado viable. Hamas debe cambiar de actitud y de filosofía. En la historia de la humanidad nunca ningún pueblo conquistó su independencia, escindido en dos grupos mortalmente enfrentados, con uno de ellos jurando muerte eterna al país de cuya buena voluntad depende su independencia.

Los palestinos deben aprender a practicar un  pragmatismo a ultranza y a apostar al futuro, buscando la superación de los odios del pasado. Sin duda, ninguna negociación de paz será fácil y exigirá duras concesiones tanto para los israelíes como para los palestinos. Pero por ahora no se ve ningún intento serio de preparar a la opinión pública palestina para las difíciles implicancias de cualquier acuerdo de paz. Más aún, a diferencia de Israel, donde hay un fuerte sector de opinión pública que exige una política más flexible hacia los palestinos y más dura hacia los colonos israelíes en los territorios, entre los palestinos se da un proceso inverso. Hay una competencia entre quién es más radical en el mantenimiento de una política rígida del todo o nada, la misma política que evitó en 1948 la formación de un estado palestino y que frustró posteriormente todas las chances para la creación efectiva de un estado independiente.

Solo un cambio radical en la política palestina, hará posible que los palestinos dejen de ser  peones de intereses ajenos y obtengan la independencia que tantas veces estuvo al alcance de sus manos.

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.