Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo diciembre 4, 2022

“Con hipocresía y temor, no se vence al terrorismo”


P: Cuando se habla del vínculo de Irán con el terrorismo, no es algo circunstancial. Hay todo un mecanismo organizado en el régimen de los ayatollas, destinado precisamente a ello ¿no es así?


R: Por supuesto. Hay diferentes mecanismos iraníes de involucramiento en el terrorismo: directo e indirecto. El indirecto  es la actividad terrorista perpetrada en el exterior por parte de Hezbolá a manos de la Fuerza Al Quds, entre otras, por iniciativa, guía y autorización de Irán y a  veces también con ayuda de los iraníes, incluyendo de las embajadas de Irán en distintas partes del mundo. El mecanismo directo es el terrorismo cometido por marcos de seguridad e Inteligencia iraníes como  las Guardias Revolucionarias de Irán y el Ministerio de Inteligencia.

P: El atentado contra la AMIA está incluido en el alcance de estos diversos tentáculos de Irán por el mundo..


R: Por supuesto. Ha habido no pocas investigaciones, incluyendo de los propios argentinos. El sistema jurídico argentino se pronunció sobre el tema.

P: Lo cual llevó a la emisión de órdenes de arresto de jerarcas iraníes por parte de Interpol. Y cabe suponer que Interpol no emite esas órdenes en base a ningún tipo de investigación que considere que no fue seria o que fue apresurada  o no bien hecha ¿verdad?

R: Claro que no.

P: ¿Cómo ve usted el acuerdo firmado por Argentina con Irán?


R: Creo que lo mínimo que se puede decir es que es escandaloso. No tengo otra palabra para describir con exactitud lo que está sucediendo. Es un escándalo desde varios puntos de vista. Es un escándalo porque a nivel de conocimientos acerca de lo sucedido, luego de la investigación de Nisman, no hay necesidad ninguna de hacer otra investigación. El cuadro de lo ocurrido es muy claro. Es escandaloso  porque si hubiera realmente necesidad de otra investigación,los servicios de seguridad y la Justicia  en Argentina tienen la capacidad de hacerla, y al asociar a elementos extranjeros, se les está perjudicando al no expresar confianza en ellos.

También es  escandaloso por elegirse asociar justamente a los iraníes a la nueva etapa, ya que eso equivale a traer a los asesinos para investigar el crimen. Digamos que hay alguien en Argentina que no está convencido de que Irán está involucrado en el atentado, de que tuvo la iniciativa y lo perpetró….no entiendo cómo puede haber aún dudas al respecto, pero digamos que las hay. Aún así, está claro que los iraníes son, por lo menos, sospechosos. ¿Entonces es a ellos a los que se asocia a la investigación?

P: ¿Qué ejemplos concretos podemos dar  de involucramiento directo de Irán en atentados en el exterior?


R: Son varios los ejemplos por cierto. Conocemos, ante todo, el sistema de asesinatos que fueron perpetrados contra desertores iraníes en diferentes partes del mundo, por parte del Ministerio de Inteligencia iraní y las Guardias Revolucionarias. Fue una iniciativa orquestada en todo el mundo en los años 80 y también más tarde. También hubo, inclusive hace no tanto tiempo, intentos de asesinar al embajador saudita en Washington. Estados Unidos, que es muy cauteloso al respecto, dijo explícitamente que el responsable era Irán.

Y diré más que ello. Ninguno de los atentados de Hezbolá en el mundo habría podido ser cometido sin, por lo menos, la autorización de Irán o inclusive su iniciativa y ayuda. El responsable del mecanismo de atentados en el exterior por parte de Hezbolá era Imad Mughniye, quien los ideó  y llevó a cabo, tenía su base casi siempre, hasta que fue eliminado en Damasco, en Teherán. Y no sorprende ya que las órdenes venían de Irán.

  

P: ¿De dónde la osadía, si cabe el término? O sea…además de la ideología radical ¿qué es lo que hace posible que Irán se anime a cometer todas estas acciones? ¿Está seguro de que logrará amedrentar a la mayor parte de los países del mundo y que nadie le hará nada, por lo cual ni llegará nadie nunca a juicio?


R: Ante todo, creo que en principio la respuesta es que en efecto así piensa Irán. Pero por otra parte, la lógica de su actitud no siempre es así. Intentar, por ejemplo, matar al embajador saudita en Washington, la capital norteamericana, en una época bastante tensa entre EEUU e Irán, deja en claro que dan prioridad a su percepción acerca de cómo promueven sus intereses, dispuestos a pagar un alto precio por ello. En algunos casos vemos que los atentados son en general en países en los que Irán estima que los servicios de seguridad son débiles, que no lograrán frustrarlos de antemano, tampoco demostrar la responsabilidad de Irán en los mismos y que en caso que sí lo consigan, el daño del rompimiento de relaciones con Irán no será demasiado grande.

Ahora tenemos el ejemplo concreto de Bulgaria.

P: …que acusó días atrás a Hezbolá de haber sido quien cometió en julio último un atentado en la localidad de Burgas, matando a cinco turistas israelíes y un ciudadano búlgaro.


R: Así es.

P: ¿Adónde considera que conducirá la acusación? Claro está que Bulgaria pide medidas contra Hezbolá pero que la Unión Europea, por ahora, no se apresura a hacer algo drástico…


R: Bulgaria, a diferencia de lo que ha hecho Argentina, ha mostrado valentía y objetividad. Países mucho más grandes y fuertes que Bulgaria no necesariamente se animarían a mostrar los resultados de su investigación tal cual los  búlgaros lo hicieron, mostrando a Hezbolá como responsable  del atentado. Un atentado de este tipo, todos los servicios de seguridad del mundo tienen claro que no se puede hacer sin la ayuda de Irán. Creo que una decisión como la de Bulgaria, complica las cosas para Hezbolá y también para su patrón, Irán. Pero la mayor parte del mundo es hipócrita. Sólo cuatro países del mundo , además de Israel, definen a Hezbolá como una organización terrorista, aunque todo el mundo sabe que lo es. Estos son Estados Unidos, Canadá, Australia y Holanda.

La decisión búlgara destaca más aún la hipocresía del mundo. O el miedo que le tienen a Irán y Hezbolá. Pero con temor y con hipocresía no se le gana al terrorismo.

P: ¿Cómo cree usted que Irán ve hoy a Argentina a raíz de la firma del acuerdo?


R: No sé cuáles fueron las motivaciones de Argentina al firmar el acuerdo en cuestión, al tomar esta decisión  tan tonta. Estimo que es algo que va entre un deseo de satisfacer a Irán y el temor a Irán. En ambos casos, me parece claro que el resultado será otro, ya que ningún país que se comporta de esta forma  conseguirá que se lo respete. Los terroristas y sus patrones no respetarán a Argentina porque haya firmado este acuerdo.

El mensaje es justamente  inverso. El mensaje que los terroristas captan, que Irán recibe, es que no tienen que temer, que si vuelven a actuar como lo han hecho, Argentina al parecer volverá a doblegarse, no va a actuar como lo acaba de hacer Bulgaria ante Hezbolá. No hay ninguna razón por la cual el camouflage que Argentina está haciendo no aliente más terrorismo en suelo argentino en el futuro. Creo que el resultado será exactamente al revés de lo que el gobierno argentino espera recibir a cambio de este acuerdo.

P: Hace unos días, se agudizó el nivel de la discusión en Argentina cuando el Presidente de la AMIA Guillermo Borger dijo que la firma del tratado llevará a un nuevo atentado y la Presidente le respondió que si tiene información de algún tipo de un servicio de espionaje extranjero, debe entregarla a las autoridades…Increíble la manipulación que hizo con la advertencia preocupada del dirigente judío…¿no?

R: Por  supuesto. Evidentemente lo que dijo el Presidente de la AMIA no es resultado de ninguna información que tenga de ninguna organización de espionaje, sino de sentido común que al parecer la Presidenta argentina no tiene.

P: Hace mucho que tanto Israel como dirigentes judíos latinoamericanos advierten sobre los peligros de la penetración iraní en América Latina.Y uno de los puntos más concretos que surgen, es el temor de que esta inserción esté de hecho desarrollando una infraestructura por la  cual sería sólo cuestión de tiempo hasta que haya otro atentado en esa zona.  Desde el punto de vista del rol iraní en el terrorismo ¿cómo ve usted lo que está desarrollándose en América Latina?


R: América Latina, muy especialmente en la triple frontera , pero no sólo allí, es uno de los objetivos estratégicos de Irán y Hezbolá, por varios motivos. Ante todo, es el patio trasero de Estados Unidos, por lo cual quieren colocar allí posiciones de avanzada en la zona. Además, hay amplias comunidades musulmanas, más que nada chiitas. Claro está que no se debe pintar a todas esas comunidades con colores  de terrorismo, ya que en su mayoría no tienen nada que ver y no apoyan el terrorismo. Pero en todas hay “malas hierbas” y es  a ellas que Irán y Hezbolá buscan, para aprovecharlos.

El método de Hezbolá e Irán en su actividad terrorista internacional  es bastante singular en comparación con otras organizaciones terroristas del mundo.

En base a esos elementos que ubican en las comunidades locales, construyen células dormidas que hacen varias cosas. Una de sus actividades es juntar información de Inteligencia sobre blancos potenciales de atentados.Además, tienen que preparar problemas de acción y adiestrar a sus activistas para implementarlos, comprar armas y tener todo listo antes de llevar a cabo el atentado. También despliegan a veces actividades criminales para obtener ganancias destinadas a financiar a la célula local y para enviar a Líbano, como ser contrabandos diversos, tráficos de drogas y últimamente también se han registrado casos de tráfico de remedios falsos.

Estas células dormidas pueden mantenerse como tales durante meses o largos años hasta que en Hezbolá o Irán deciden que es el momento de cometer tal o cual atentado. O sea que tienen la capacidad de organizarse rápidamente para la implementación de todos sus planes.

A diferencia de lo que pasó con los atentados en Estados Unidos, que fueron preparados durante mucho tiempo, en Argentina, tanto en  el atentado contra la embajada de Israel como contra la AMIA, los preparativos operativos no llevaron más que algunas semanas.

P: Y cuando hablamos de “bases” terroristas iraníes a diferentes niveles en América Latina…los focos centrales son la ya mencionada Triple Frontera y Venezuela ¿no es así?


R: Sin duda esos son los focos principales, pero yo estimo que tienen células dormidas en toda América Latina, seguro en todos aquellos sitios en los que  hay comunidades que los apoyan.

P: Usted ha dicho en distintas conferencias, que existe una ecuación compleja al lidiar con el terrorismo, ya que hay que maniobrar entre el deseo de limitar la capacidad de una organización de cometer atentados y el deseo de limitar su motivación a hacerlos. Y a menudo, un frente puede incentivar al otro. ¿Esa ecuación se mantiene de la misma forma cuando se trata de un país fuerte como Irán, con rol directo en el terrorismo?


R: Se mantiene y hasta se fortalece.Si yo debo analizar hoy a Irán  y Hezbolá, tengo claro que son organizaciones con la  capacidad de perpetrar atentados-todas esas células dormidas de las que hemos estado hablando-pero hoy en día no le resulta cómodo a Irán perpetrar atentados en la arena internacional. Hezbolá intenta repeler el cambio que se está dando en algunos países que consideran si no cambiar la definición de la organización e incluirla en la lista de organizaciones terroristas, a raíz de la actitud tomada recientemente por Bulgaria. Irán quiere por su parte que haya cierta calma y silencio, para que pueda completar su misión de producción de armamento nuclear. Por eso, en este momento, esta no es hoy la prioridad de Irán. Pero eso puede cambiar en su segundo, según lo decida, o también ante la eventualidad de que alguna acción de afuera en contra de ellos, aumente la motivación de Irán para cometer atentados.

P: Mencioné recién algunas de sus conferencias..y recuerdo que el espíritu que irradiaba de las mismas era bastante pesimista..Hablaba prácticamente en términos de tercera guerra mundial  en cuanto al terrorismo de fundamentalistas islámicos.


R: Así es…

P: Recuerdo en especial que usted fue muy crítico de la forma en que la administración Obama estaba actuando al respecto …¿Hay algún cambio en este sentido?


R: Yo creo que la administración norteamericana  no comprende realmente los procesos que se están dando en Medio Oriente bajo el título de “primavera árabe”.Me parece que están comenzando a despertarse de la euforia que embargaba a la administración norteamericana y algunos de los países de Europa al respecto, pero de todos modos estamos a medio camino..Esto no terminará en Siria. Cuando caiga el régimen de Bashar el-Assad esto continuará a otros países de la región .La tendencia es problemática para los pueblos de la zona.

Lo vemos claramente en Egipto hoy.Todos esperaban un resultado positivo de un proceso pseudo democrático, pero hoy vemos que tienen más muertos y más heridos en las manifestaciones en las calles contra  el régimen que en minutos trató de cambiar la Constitución y convertir a Egipto en un país regido por la “sharía”, la ley religiosa islámica.

P: ¿Qué hacen todos estos procesos a Irán? ¿Cómo se ve influenciado el régimen iraní por lo que está sucediendo a su alrededor?


R: Los gobernantes iraníes son muy inteligentes y tienen claros sus objetivos. Deben sobreponerse a numerosas dificultades, más que nada las divisiones profundas entre chiitas y sunitas en países sunitas…y ver el ascenso de los Hermanos Musulmanes, de organizaciones salafistas que no aman demasiado a los chiítas. Pero los iraníes son suficientemente inteligentes como para lograr comprar el apoyo mediante el dinero del petróleo, usando además a todo tipo de “proxys” para crear más  influencia. Así lo vemos en la arena palestina, en Hamas y el Jihad Islámico palestino. En Egipto trata de abrazar al Presidente Muhamad Mursi, que no lo ve con gran entusiasmo, pero que claro está no lo rechaza como sí lo rechazaba Mubarak. Habrá que ver si logran su objetivo.

P: O sea que por ahora, los procesos que se están dando en la zona no debilitan significativamente a Irán..


R:  No, significativamente, no. Pero la eventual caída del régimen de Assad sí puede  perjudicar a Irán, aunque quizás no en forma crítica, ya que inmediatamente tratarán de cambiar la relación y de entablar relaciones con quien sea el nuevo régimen de Siria.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.