Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes febrero 7, 2023

PARASHA TZAV-SHABAT HAGADOL-PESAJ


parashaTras describir la forma en que los cohanim deben quitar las cenizas del altar y las leyes de las ofrendas que debían recibir, la Parashá describe la ceremonia en que Aarón y sus hijos fueron consagrados como sacerdotes, al tiempo que eran consagrados todos los objetos del Tabernáculo.

Estas ceremonias duraron siete días.

SHABAT HAGADOL

 

 

El Shabat anterior a Pesaj recibe el nombre de SHABAT HAGADOL. En este día recordamos el milagro acaecido en Egipto antes del Éxodo, cuando los judíos, siguiendo las directivas de Di-s., toman un cordero (una de las deidades egipcias), y durante cuatro días lo mantienen atado para sacrificarlo en Pesaj. No temieron a sus opresores, la orden Divina estaba primera.

Así también debemos actuar nosotros. No nos importe lo que piensen los demás pueblos: cumplamos lo que el Creador nos enseñó.

11 DE NISAN-NACIMIENTO DEL REBE DE LUBAVITCH

Perlas de nuestro Rebe

Por Tzvi Freeman

Cuando Ariel Sharón, entonces Ministro de Defensa de Israel, fue a visitar al Rebe, luego de su audiencia privada dijo a sus amigos: “El Rebe fue muy cordial. Me preguntó cuándo viajaría de vuelta y le respondí que al día siguiente; entonces me insistió para que prolongase mí estadía”.

Los amigos de Lubavitch del General Sharón, le explicaron que el Rebe no se expresa en esos términos por mera cortesía y le insistieron para que pospusiera su regreso.

El vuelo en el que el General Sharón había planeado regresar, fue secuestrado y desviado a Libia

En una fecha posterior, otro miembro del gabinete israelí, en una audiencia con el Rebe, formuló la pregunta obvia:

“¿Si Ud. lo sabía, por qué no lo reportó a las autoridades para así evitar el secuestro?”

“¿Cree Ud. que yo lo sabia?” Respondió el Rebe en tono serio. “No es cuestión de profecía o conocimiento. Simplemente ocurre que cuando veo a alguien ante mí, quedo muy obsesionado con hacerle un favor. Es por eso que digo lo que digo”.

Un soldado israelí perdió sus dos piernas cuando una mina explotó bajo su jeep. Su madre llegó al hospital y comenzó a llorar. Su padre se mantuvo sentado, en silencio.

Líderes y generales fueron a visitarlo y expusieron sus discursos, proclamándolo héroe y hombre de quién enorgullecerse.

No hubo consuelo. La gente todavía lo esquivaba en la calle.

El Rebe le estrechó la mano y mirándolo fijamente a los ojos le dijo: “¡Gracias!”

Ese «gracias» aún está sustentándolo.

A un rabino y erudito en Talmud que había solicitado al Rebe una bendición para gozar de paz interior y así poder dedicarse con mayor empeño a sus estudios, el Rebe le respondió:

“¡Paz interior…! ¡Paz interior! ¡El mundo se está quemando…! Los niños andan por las calles ignorando todo cuanto se les debe enseñar! ¿¡Y en lo único que puedes pensar es en tu propia paz interior!?”

El Banquete


Nota del editor: esta es una historia/chiste/metáfora. Existen muchas versiones. Mí favorita es la de Tuvia Bolton.

Había una vez dos mendigos que solían ir a pedir limosna juntos. Uno judío el otro gentil. A medida que se aproximaba la noche de Pesaj, el mendigo judío le ofrece a su compañero no judío ayuda para hacerlo participar de un Seder (la cena festiva acompañada por varios mandamientos y rituales) y conseguir una buena cena. “solo debes ponerte ropa judía y acompañarme a la sinagoga, todos acostumbran a invitar a los pobres al Seder. Será fácil ya veras.

El mendigo no judío aceptoalegremente. La primera noche de pesaj fueron juntos a la sinagoga, y tal cual lo habían planeado, los dos fueron invitados a participar de la cena festiva en casas diferentes.Horas después se encontraron como siempre en el la plaza del pueblo. Pero para la sorpresa del judío, su amigo estaba furioso.“¿Qué me has hecho? Grito enojado “¿a eso le llamas cena? ¡Eso es tortura! ¡Eso es infierno! me las vas a pagar por esta… ya veras”

“¿de que estas hablando? ¿Qué paso? Pregunto el judío sorprendido.

“¿Qué paso? ¡Como si no supieras lo que paso! Ustedes los judíos están locos eso es lo que paso. Primero me hicieron tomar un vaso de vino, a mi me gusta el vino pero con el estomago vacío…. Mi cabeza empezó a girar un poco, pero pensé enseguida traen la comida. El olor a comida que venia de la cocina era increíble. Después comimos un poquito de perejil. Después empezaron a hablar sin parar en hebreo. Todo el tiempo yo sonrió y asiento educadamente con la cabeza como si entendiera lo que ocurre – como tu me advertiste- pero mi cabeza esta flotando y me duele por el vino y me estoy muriendo de hambre.

“El olor a comida que salía de la cocina me estaba volviendo loco pero ellos no la servían. Por más de dos horas no sacaron nada solo palabras y más palabras. Entonces justo lo que necesitaba… ¡otra copa de vino! Luego nos pusimos de pie y nos lavamos las manos, nos sentamos a comer una galleta enorme llamada matzah que tenia gusto a papel de diario, todos reclinados hacia la izquierda (no me preguntes por que…) me empecé a atragantar, casi vomito. Y finalmente me dieron una lechuga echa un rollito le di un buen bocado y…. ¡wow! mi boca estaba en llamas, mi garganta tenia rábano picante adentro ¡nada menos que rábano picante! Ustedes están todos locos…

En ese momento dije basta me levante y me fui. Ya era demasiado.

“Ah que lastima, te tendría que haber dicho” contestó el judío “después de las hierbas amargas viene una cena gloriosa. Sufriste tanto tendrías que haber aguantado aunque sea unos minutos mas.”

Nuevamente el editor: la historia judía es como el seder. Tenemos nuestro apetito avivado con pequeños momentos de triunfos. Pero principalmente tenemos el “pan de la fe” que nuestros paladares no saben apreciar. Y cantidades generosas de hierbas amargas.

La moraleja es: se me ocurren dos, para ser judío hay que ser paciente y la segunda ya que tragamos las hierbas amargas podemos quedarnos un minuto más y disfrutar del banquete…

(Extraído de www.es.chabad.org)

JAG KASHER VESAMEAJ

(Contacto: jabad_esp@yahoo.com.ar)

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.