Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado mayo 21, 2022

Shvii Shel Pesaj


Seudat Mashiaj, El Banquete Final


parashaEl último día de Pesaj, llamado ajarón shel Pesaj, se relaciona con la llegada del Mashiaj y se caracteriza por una comida especial con matzá y cuatro copas de vino. Esta comida se llama seudat Mashiaj y se celebra con el propósito de traducir nuestro conocimiento intelectual de uno de los trece principios de fe del Rambam de «Ani ma’amin… b’viat haMashaij» (creo… en la llegada del Mashiaj) en una acción física, para traer un concepto espiritual al mundo físico.

Esta costumbre de celebrar seudat Mashiaj, fue creada por el Baal Shem Tov, fundador de Jasidut. Sin embargo, la conexión entre Ajaron shel Pesaj y Mashiaj es establecida por el tercer Rebe de Lubavitch, el Tzemaj Tzedek. Él explica que «el último día de Pesaj es la conclusión de lo que comenzó en la primera noche de Pesaj. La primera noche de Pesaj conmemora nuestra redención de Egipto por Hashem. Fue la primera, llevada a cabo a través de Moshé Rabenu, el primer redentor, ese fue el principio. El último día de Pesaj, es la fiesta que conmemora la redención final, cuando Hashem nos redimirá del último exilio a través de Mashiaj, que será el redentor final. El primer día de Pesaj es el festival de Moshe Rabenu, el último día de Pesaj es la festividad de Mashiaj «.

Esta explicación del Tzemaj Tzedek no es la única razón por la cual seudat Mashiaj se celebra el último día de Pesaj. Según jasidut, el último en una secuencia no sólo es importante por su orden numérico, tiene su propia función. La tríbu de Dan, descrita en la Torá como «ma’asaf l’jol hamajanot»(recolectores de todos los campamentos), fue el último grupo en la procesión de judíos que salieron de Egipto. Rashi explica que esto significa que «la tribu de Dan… sería la última en desplazarse, y si a alguien se le perdía algo, se lo devolverían.»

Nuestro servicio de Di-os se compone de muchos viajes, y la conclusión del servicio asegura que está completo, que no le falta nada, al igual que Dan, el «recolector de todos los campamentos». Así como lo explicó el Tzemaj Tzedek, Pesaj es el Iom tov de la redención y nuestro servicio a Di-os está enfocado en traer la redención final, la gueulá shlemá. En el caso que faltara algo de nuestro servicio a Hashem en los primeros siete días de Pesaj (ocho en la diáspora), el día final, ajaron shel Pesaj, sirve como el recolector «de todos los campamentos» para corregir nuestro servicio y recuperar lo que pudimos haber perdido u omitido espiritualmente, durante la festividad. Por lo tanto, seudat Mashiaj, es la celebración de la inminente gueulá shleimá, es la culminación del servicio de Pesaj, la fiesta de la redención.

El concepto de «recolectores de todos los campamentos» no sólo se aplica a nuestro servicio divino individual, sino también al colectivo, a klal Israel como grupo. Cuando los judíos vagaban en el desierto, después de salir de Egipto y antes de llegar a Eretz Israel, realizaron cuarenta y dos viajes, cada uno de los cuales les permitió salir de los cuarenta y dos niveles de esclavitud que sufrieron en Egipto. Todo este período alude a nuestro exilio actual. Así como los judíos que salieron de Egipto viajaron en el exilio hasta que llegaron a Eretz Israel, nosotros estamos en la diáspora, en el galuthasta la llegada de Mashiaj. Nuestra generación, la generación de los pasos del Mashiaj, la última antes de la redención final, es la del «recolector de todos los campamentos» para todo el pueblo de Israel. Tenemos el poder para rectificar cualquier parte faltante de nuestro servicio divino colectivo y llevar a cabo las mitzvot necesarias para traer a Mashiaj, muy pronto en nuestro tiempo.

(Extraído de www.es.chabad.org)


EL FINAL QUE ES COMIENZO

 

Atrás quedaron los febriles preparativos para Pesaj: La limpieza, la eliminación del Jametz.

Atrás quedó el Seder, con la alegría de los niños, sus cuatro preguntas, la búsqueda del Afikomán, las cuatro copas.

Llegamos al final de la festividad. Pero en realidad ese final es un comienzo.

Así como para nuestros antepasados la salida de Egipto fue el comienzo de un largo camino que los llevó de la esclavitud más abyecta a la suprema revelación en el Monte Sinaí con la entrega de la Torá, que también nosotros no consideremos este último día de Pesaj como el final, sino el comienzo de nuestro camino hacia la verdadera liberación de nuestro Egipto, de nuestras limitaciones (en hebreo Mitzraim (Egipto) está relacionado con metzarim (limitaciones, estrecheces) para ir al encuentro de la Revelación y Redención definitivas de mano del Mashiaj.

 

JAG KASHER VESAMEAJ

(Contacto: jabad_esp@yahoo.com.ar)

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.