Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| martes abril 16, 2024

Los Nuevos Peligros En La Frontera Entre Israel Y Siria


Ana Jerozolimski

Semanario Hebreo. Uruguay

Frontera-Siria-Israel

El paisaje es pastoral….y puede confundir. Mirar el verde y las montañas a lo largo de los 120 Km de la frontera entre Israel y Siria, no necesariamente refleja los peligros que la zona encierra.

Las constantes aclaraciones tanto de la cúpula de gobierno en Israel como de la plana mayor de las Fuerzas de Defensa de Israel acerca de su no involucramiento en la situación interna en Siria, no significan que del lado israelí no se observe con preocupación y alto estado de alerta lo que sucede en su vecino el norte. El desafío de proteger este límite con un país declarado enemigo de Israel, en el que se agrega como seria complicación la guerra civil en dicho país y también el hecho que entre los rebeldes opuestos al régimen hay grupos fundamentalistas favorables a Al Qaeda, imponen a Israel un gran desafío.

“Israel no interviene, pero observa. Y sabe que tendrá que estar muy atento a lo que ocurra del otro lado, ya que pueden desarrollarse acontecimientos que escapen totalmente de su control”, explica el Coronel (retirado) Kobi Marom, profundo conocedor de la zona, por sus años de servicio activo en la misma, especialmente en la región aledaña de la frontera entre Israel y Líbano.

Cuando comenzaron las manifestaciones contra el régimen de Bashar el-Assad en Siria hace ya más de dos años-en febrero del 2011-Israel comenzó a observar detenidamente, desde afuera, el desarrollo de la situación. A medida que fue transcurriendo el tiempo y las protestas iniciales se convirtieron gradualmente en una cada vez más cruenta guerra civil que ya ha cobrado la vida de más de 100.000 personas, quedó claro en Israel-lindante con Siria- que era imperioso tener los ojos bien abiertos.

La nueva situación, se estimó desde un principio, podría afectar directamente la calma a lo largo de una frontera que durante más de 45 años fue sumamente tranquila, aunque el régimen sirio hizo la guerra contra Israel desde otro lado, en el frente libanés, sirviendo de apoyo clave y fuente de abastecimiento de armas a la organización pro iraní Hezbolá. Pero la frontera entre Israel y Siria, concretamente, había estado en paz.

Esto, se supuso en Israel, se vería  amenazado por el cambio de la situación interna en Siria: por la incertidumbre acerca del futuro, por el hecho que a los insurgentes relativamente liberales que comenzaron las protestas se sumaron rápidamente grupos fundamentalistas islámicos favorables a Al-Qaeda y porque la inmediatez geográfica significaba que alguna bala o proyectil perdido podría caer inclusive sin que nadie lo desee, del lado israelí.

“La situación ya no es estable como lo fue durante más de 40 años”, aclara el Coronel (retirado) Kobi Marom. “Aunque los grupos rebeldes islamistas están cerca de nuestra frontera, no veo hoy razones para que tengan interés en este momento, mientras combaten a Assad, de atacar a Israel .Pero si Assad cae, sí iría bien con la ideología de esa gente, abrir un frente con Israel. Mientras tanto, sea como sea, Israel debe estar muy preparado para cualquier eventualidad”.

LOS RIESGOS CONCRETOS

No en vano hace ya dos años, aún antes de que una bala perdida cruzara por error hacia territorio israelí (y a esta altura ya fueron varias y a ellas se sumaron también morteros y otros proyectiles más serios), Israel comenzó a construir dentro de su territorio, muy cerca de la frontera, una nueva cerca  insertada dos metros bajo tierra, de cinco metros de altura, destinada a incrementar la seguridad en el lugar. Esto, aunque el cambio más evidente en la situación empezó a sentirse en Israel en julio del año pasado, por los varios incidentes en los que el fuego comenzó a cruzar la frontera.

Son varios los ejemplos concretos que permiten explicar la creciente amenaza a la población israelí en los altos del Golan, en la frontera con Siria:

-frente a las localidades israelíes de Ramat Magshimim, Hispin y Nov en el Golan, a una distancia de algo más de 10 Km en línea aérea, está la aldea siria de Jamla (se pronuncia Yamla) , que se encuentra en manos de los rebeldes.

– hacia el norte, hay dos aldeas sirias enfrentadas, Breike en manos del ejército sirio y Bir Ayam en manos de los rebeldes, casi pegadas una a la otra y evidentemente en situación de lucha e intento mutuo de conquista. Frente a ellas, a unos 4.5 kms, del lado israelí del Golan, está Alonei Habashan, que en más de una ocasión ha sido blanco de disparos.

– Entre Bir Ayam y Yubat el-Hashab (ambas en manos de los rebeldes) está Kuneitra, junto al pasaje principal en la frontera entre Israel y Siria. Recientemente, en un mismo día, Kuneitra cambió de manos dos o tres veces. Es tal la importancia de dicho punto, que antes que el ejército de Assad lograra revertir la situación, el ejército israelí emitió un comunicado confirmando que Kuneitra había sido tomada por los rebeldes. Esto, aunque el grupo que se había apoderado del lugar, no es de los islamistas más radicales sino de una tendencia más moderada.

Un poco más al norte, sí son rebeldes más islamistas e Israel debe estar especialmente atento a lo que puede suceder si toman el control central.

El gran dilema de Israel es cómo manejar sus respuestas, cómo maniobrar de modo que sirva a su interés de no provocar una escalada  y de garantizar que se mantenga la mayor calma posible, sin, por otro lado, dar a entender a la otra parte que pueden aprovechar la situación para disparar sin tener respuesta.

El Teniente Yair Zohar, portavoz de la brigada del ejército israelí apostada en la frontera con Siria, intenta resumir la posición de Israel: «Nosotros no intervenimos en el conflicto entre el ejército sirio y los rebeldes. No es asunto de Israel. Lo único que nos atañe a nosotros, es preservar la seguridad a lo largo de nuestra frontera con Siria, cuya situación, en los últimos meses, ha ido cambiando claramente».

Desde julio del año pasado, ya hubo varios incidentes de disparos “perdidos” que cruzaron a Israel. En  Alonei Habashan cayeron tres veces proyectiles de tanques y en la zona agrícola de Ramat Magshimim también hubo morteros, todo esto parte de los combates entre los rebeldes y el ejército.

«Se han registrado distintos incidentes en los que a raíz de los enfrentamientos internos en Siria, disparos efectuados en territorio sirio llegaron a nuestro lado”, confirmó el oficial israelí. “ Israel debe estar alerta para lidiar con todas las amenazas que la pueden perjudicar».

Claro está que en diversas situaciones, Israel no puede tener plena certeza si tal o cual disparo fue o no intencional, por lo cual el criterio al decidir si responder o no, es si esos disparos ponen en peligro a las tropas israelíes o la población civil.

LOS HERIDOS

En medio de esta situación que es por cierto trágica para los sirios todos –y que además, encierra riesgos para Israel- está la problemática humanitaria que llega también a la frontera israelí.

Desde el estallido de los combates, Israel ha tratado decenas de heridos sirios que se acercan a la frontera y piden ayuda. La mayoría son atendidos en el terreno por los enfermeros y médicos de las patrullas israelíes y ha habido también numerosos casos de heridos trasladados al hospital Ziv de Safed dentro de Israel.

La problemática delicada de la situación quedó ejemplificada recientemente en un incidente, hace pocas semanas, cuando mientras revisaban a un herido sirio en la sala de trauma del Hospital Ziv, el personal médico se percató de que entre sus ropas tenía una granada, por lo cual hubo que desalojar el lugar.

La crisis humanitaria también  crea puentes inimaginables en otras situaciones, como lo sucedido recientemente cuando un herido llegó a la frontera con una carta de un cirujano sirio adherida a su ropa, explicando qué tratamiento había recibido la persona y cuál era su situación. Fue una forma poco común de enviarlo a que lo salven en Israel, en un contacto que en cierta medida se puede ver como directo, entre colegas a ambos lados de la frontera de dos países en guerra.

Las patrullas israelíes, aunque atentas al tema de la seguridad, no hacen caso omiso a pedidos de ayuda a heridos del otro lado de la frontera. Mantienen la  alerta y al mismo tiempo  atienden, revisan y no preguntan a qué grupo pertenece el herido. No es asunto suyo. La ética médica impone prestar  tratamiento para salvar vidas.

No deja de ser interesante que la fuerza de las Naciones Unidas apostada en el Golán (UNDOF), nada tiene que ver con este tema  y no actúa de intermediario.

CAMBIO DE ENFOQUE

Siria siempre fue frontera hostil para Israel.Pero desde la conquista de los altos del Golan por parte de Israel en junio de 1967, la calma retornó a la zona. Se terminaron los  disparos casi diarios desde el Golan cuando se hallaba en manos sirias, efectuados aprovechando Siria la impresionante ventaja topográfica que daban dichas montañas y que permitía ver con un largavistas común lo que sucedía dentro de las  casas de las localidades israelíes ubicadas abajo en el valle y apuntar. Una generación de israelíes creció prácticamente en los refugios subterráneos.

Desde que Bashar el-Assad heredó de su fallecido padre Hafez la presidencia en Siria en el año 2000, la guerra la hizo apoyando intensamente a Hezbolá en Líbano y convirtiéndose además en aliado central de la República Islámica de Irán en la zona. Pero el Golan mismo, estaba tranquilo.

El desarrollo de los acontecimientos en Siria en los últimos dos años, hizo imperioso en Israel un cambio conceptual que permita ver la frontera con Siria como peligro inminente.

Ello tiene una serie de manifestaciones concretas en el terreno:

–        La cerca  que está siendo construida, de la cual ya han sido erigidos unos 60 Km. Si se  toma en cuenta que en el Monte Hermon, -el más alto del país, lógicamente llamado “los ojos de Israel”-no habrá cerca ya que su estructura misma es el mayor obstáculo protector, pues de la  muralla programada ya están prontas  las ¾ partes. Es que la frontera “común” son 80 kms y con el Hermon, los ya mencionados 120. La celeridad con la que se trabaja en el lugar y los medios destinados al emprendimiento de la muralla, denotan un cambio de enfoque y reflejan la urgencia de proteger la frontera. En el Hermon, que con su altura de más de 2 mil metros y ubicado a sólo 45 Km de Damasco es clave en la defensa de Israel, no habrá muralla.

–        Las tropas apostadas en el Golan. Hasta hace un año, eran sólo reservistas enrolados por unas semanas al año. Ahora se hallan allí unidades consideradas de las mejores necesarias en una zona caliente y hay también un batallón de tanques. Además, la unidad de Inteligencia de combate que tiene posiciones en la frontera (que incluye la observación en pantallas y los efectivos en el terreno), será convertida en una fuerza tres veces mayor.

–        La tecnología. En lugar de los medios de observación comunes de Inteligencia, en la frontera con Siria se utiliza una tecnología nueva de avanzada desarrollada en la compañía civil  Elbit que funciona en base a radares especiales y que permite controlar todo el largo de la frontera al mismo tiempo, registrando cualquier punto en el cual se advierta peligro. Las jóvenes soldadas de observación que miran la pantalla constantemente, turnándose para que nada pase inadvertido, siguen en sus puestos, pero tienen ahora el gran respaldo de un sistema que es como un ojo abierto con alcance de 120 kms de largo capaz de cubrirlo todo.

CONCLUSIONES

La política oficial de Israel ha sido y sigue siendo que no interviene en la guerra interna en Siria, aunque preservará sus intereses de seguridad, lo cual quedó en evidencia en tres oportunidades en las que-según fuentes extranjeras no confirmadas pero tampoco desmentidas oficialmente por Israel- hubo ataques a posiciones dentro de territorio sirio, relacionadas al abastecimiento de armas cualitativas a Hezbolá.

En distintas oportunidad fueron citadas anónimamente figuras israelíes no identificadas, opinando quién es mejor para Israel: Assad o los rebeldes. Nada de ello fue avalado formalmente por las autoridades en Jerusalem, aunque claro está que la cúpula de gobierno analiza y evalúa qué escenario puede encerrar más riesgos para Israel. Assad siempre fue un enemigo …y nadie puede garantizar que la alternativa a él sea mejor, ya que entre los rebeldes hay numerosos grupos islamistas favorables a Al-Qaeda.

Mientras tanto, lo que cabe hacer del lado israelí, es estar alerta y actuar con la conciencia de que fácilmente, aún sin quererlo, la frontera tensa de hoy, puede convertirse en escenario de abierta guerra.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.