Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles julio 6, 2022

A 74 años del comienzo de la Segunda Guerra Mundial


Armstrong_Whitworth_Whitley

El 11 de noviembre de 1918 finalizaba la Primera Guerra Mundial. Atrás quedaban más de 10 millones de muertos, más de 20 millones de heridos y una Europa devastada.

Los grandes imperios desaparecieron y un nuevo mapa se había trazado en el mundo con nuevas naciones, muchas de ellas surgidas de las cenizas de esos imperios.

Ante tanto horror desatado las naciones del mundo crearon la Sociedad de Naciones, un organismo internacional cuya misión fundamental era fomentar la cooperación entre los estados y actuar como árbitro ante cualquier litigio entre países.

Pero las buenas intenciones quedaron en eso, en buenas intenciones.

El Imperio del Japón, miembro de la Sociedad invade China, también miembro de la misma, y las naciones se limitan a emitir comunicados y condenas verbales.

Las tropas italianas conquistan Etiopia, y de nada sirve que Haile Selassie, el emperador etíope, pronuncie un conmovedor discurso describiendo los sufrimientos de su pueblo, sólo hubo comunicados y condenas verbales.

La República Española se desangra en una guerra civil. Las naciones democráticas, indiferentes, decretan el embargo de armas, mientras que las dictaduras de Alemania e Italia envían hombres y armas a Franco, y sólo hubo comunicados y condenas verbales.

Francia y Gran Bretaña cierran los ojos cuando Hitler invade Austria y, en un gesto de cobardía le entregan Checoslovaquia. Nuevamente comunicados y condenas verbales.

Y así llegamos al 1 de septiembre de 1939, las tropas alemanas invaden Polonia y se desata la Segunda Guerra Mundial.

El 2 de septiembre de 1945, con la rendición incondicional del Japón, termina la Segunda Guerra Mundial. 50 millones de muertos. Ciudades arrasadas hasta los cimientos. Europa es un enorme cementerio. La humanidad mostrando su lado más oscuro. La barbarie desatada.

Nuevamente las naciones del mundo quisieron poner punto final a la violencia, y para eso el 24 de octubre de 1945 se crea la Organización de Naciones Unidas (ONU). Sus objetivos eran los mismos que la malhadada Sociedad de Naciones.

Y otra vez las buenas intenciones sólo quedaron en eso, en buenas intenciones.

Tras la guerra la Unión Soviética avasalla a las naciones de Europa Oriental implantando regímenes comunistas. Sólo hubo comunicados y condenas verbales.

Entre octubre y noviembre de 1956 los tanques soviéticos ahogan en sangre las ansias de libertad del pueblo húngaro. Sólo hubo comunicados y condenas verbales.

El Congo se desangró en una guerra civil que dejó miles de muertos. Sólo hubo comunicados y condenas verbales.

En Biafra, durante tres años de guerra murieron un millón y medio de civiles. Sólo hubo comunicados y condenas verbales.

Hubo matanzas en Ruanda. Hay matanzas en Sudán, Somalia, Nigeria, Mali, Siria. Sólo hay comunicados y condenas verbales.

Serbia, Croacia, Kosovo, Bosnia se enfrentaron en una guerra que dejó miles de muertos. Sólo hubo comunicados y condenas verbales.

En Camboya el régimen de los Khmer Rouge de Pol Pot masacró millones. Sólo hubo comunicados y condenas verbales.

Tíbet fue invadido por China en 1951 y su pueblo es oprimido. Sólo hay comunicados y condenas verbales.

Dictaduras teocráticas y regímenes dictatoriales sangrientos que violan los más elementales derechos humanos ocupan puestos en los diferentes órganos de la ONU.

Y el mundo avanza hacia una nueva hecatombe mientras se siguen emitiendo comunicados y condenas verbales.

En conclusion: JAMAS APRENDEREMOS

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.