Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes agosto 3, 2020
donativo

“Estoy Muy Emocionada Con Mi Viaje A Uruguay”

La Artista Y Coreógrafa Israelí Anat Grigorio, Invitada A Presentarse En Fidae (Festival Internacional De Artes Escénicas).


Anat Grigorio profile pic
Presentará Su Espectáculo “Mr. Nice Guy”  En Montevideo, El 9 Y 10 De Octubre, Y El 13, En San José.

 (Fotos: Gadi Dagon)

 Anat Grigorio (39), Directora de la compañía “Proyectos de Danza” que lleva su nombre, se dedica a proyectos de arte multidisciplinario, colaborando con artistas israelíes e internacionales, de distintas disciplinas. Es creadora independiente de danza, miembro de la Asociación de Coreógrafos de Israel.

Creció en Petaj Tikva. Años atrás fue gimnasta .Su carrera artística la desarrolló inicialmente en el “show business”, lo cual, explica, le modeló un “estilo de cabaret”. Fue parte del muy prestigioso conjunto de danza de Ido Tadmor, luego bailó en la compañía de los kibutzim en Gaaton y tras regresar por un tiempo con Tadmor se conectó con un grupo de bailarines de teatro, haciendo lo que se conoce como “teatro físico”, sin palabras. “Transmite mucho con el movimiento, y allí hallé mi forma de expresarme , a través de la danza teatral”, nos explica. Así empezó su propia creación. Es invitada a diversos y prestigiosos festivales, ha sido premiada en Croacia en el 2008 y en el Festival Israel fue llamada a la presentación de apertura.

A Uruguay llega con “Animus” , una película de danza de 20 minutos que se hizo en las Islas Canarias, y su espectáculo “Mr. Nice Guy”. Se destacan su impresionante flexibilidad  y presencia en el escenario, pero también el mensaje de crítica social y las interrogantes sobre temas de género e identidad que se captan claramente.

Lo hace a fondo, como combinando la pasión artística con la conciencia social y hasta recurre a la dramaturga Shira Bejerano para cerciorarse de que el proceso de exposición de su visión íntima de las cosas, se haga correctamente.

La música que acompaña el espectáculo es de Idan Shimoni y la voz original es de Sascha Engel.

Pocos días antes de partir hacia Uruguay, Anat concede gustosa esta entrevista a “Semanario Hebreo”, en un diálogo que rápidamente crea acercamiento. Con ella, al parecer, sería imposible no lograrlo.

El texto que aquí reproducimos es  el resumen de una larga charla que sería imposible publicar en su totalidad, tras la cual no tenemos dudas en recomendar: no se la pierdan.

 

P. Anat, en general me gusta incluir en las entrevistas la dimensión personal del reporteado, ya que creo que eso acerca al lector-o en tu caso, al espectador, cuando estás sobre el escenario- al entrevistado..Pero me pregunto si te importa que el público te conozca o con que aprecie y valore tu espectáculo, te basta..

R: En realidad ambas cosas van juntas. Y esto es especialmente notorio en “Mr.Nice Guy”, una presentación que decidí hacer, un unipersonal, desde una óptica sumamente personal.

P: Ese espectáculo, que es el que llevas a Uruguay, realmente transmite muchas emociones. No alcanza con tu impresionante flexibilidad y destreza para que resulte imponente…tus reacciones a la voz que habla de fondo-ya lo oirán y verán los espectadores-, las expresiones que sus indicaciones te provocan, cómo logras transmitir desesperación, sorpresa…diversos sentimientos…es muy fuerte..Y cuando lo vi,  me dije “acá hay algo personal”…

R: Tienes razón…eso es muy fuerte..Es mi crítica a la sociedad, por mi forma de verla…

Pero creo que en determinado momento deja de ser personal y pasa a ser colectivo. Siempre comienza por vivencias que yo voy experimentando en la vida. Es el deseo de ser uno mismo sin que otros te lo impongan..En este espectáculo puede ser visto desde la óptica de una mujer, pero habla a todos…Creo que planteo preguntas muy existenciales sobre la esencia de mi misma..Y no soy la única que se plantea esas preguntas .Es un llamado a ser uno mismo, a seguir la intuición, el sentimiento…a confiar en eso y permitir que todo eso se manifieste.

P: Y para una mujer ¿Eso es especialmente difícil?

R: Sí, en el mundo de hoy creo que es difícil..Una tiene que ser “súper mujer”, ser buena madre, ocuparse de la casa, trabajar y no olvidarse de estar hermosa. Lo veo inclusive en las jovencitas de hoy..Que harían todo para verse como la mujer perfecta…adaptándose a los deseos del hombre…con el jeans pegado a punto de estallar, con maquillaje de muñeca de plástico y el strapless por el que se sale solo…

P: Bueno…estás pintando el perfil de un sector que sin duda no representa a toda la sociedad..Una descripción un tanto extremista..

R: ¿Te parece extremista? Creo que hay mucho de esto hoy en día. Conocemos el tema del chauvinismo..y la verdad es que se siente a veces sobre el escenario…ese deseo de satisfacer .Pero de todos modos, a lo que iba es que intento transmitir una crítica social. En este sentido, aunque el origen haya sido mi visión personal, ya no importa que haya venido de mi y pasa a ser algo de todos.

P: ¿Resulta ofensivo si al terminar el espectáculo alguien se te acerca y te pregunta qué quisiste decir?

R: Afortunadamente, este espectáculo es muy comunicativo, muy teatral y claro, por el texto de fondo..

P: Y por tu expresividad…La voz que te guía durante el espectáculo es clara, pero tus movimientos y expresiones y gestos dicen muchísimo….

R: Bueno, la verdad es que la gente realmente se identifica mucho…Mucha gente se me acercó después de presentaciones a comentarme que a veces, en la carrera diaria, uno se olvida quién es..Es una especie de metáfora para las voces que están en nuestro fuero íntimo..

P: ¿Te refieres a que la voz que se oye de fondo y te da indicaciones de ser tal o cual cosa, refleja algo que en realidad está adentro tuyo?

R. Sí, creo que todos escuchamos todo tipo de voces que nos dicen ir para allá, para acá…Y uno se pregunta al final adónde uno realmente quiere ir..

P: Y hay una crítica a los hombres también..Al menos porque la voz es masculina..

R: Sí, hay algo de eso por supuesto..Los hombres que se me acercan después del espectáculo me preguntan si realmente suenan así.

P: ¿Se disculpan?

R: No es que se disculpan pero no se sienten muy bien…Les hace pensar, eso está claro. Cuando presenté el espectáculo en el Festival Israel, lo vio una periodista del diario “Hair” , el local de Tel Aviv, y me invitó a un evento de “Mujeres emprendedores de cambios”..Fue algo impresionante. Había unas 450 mujeres, de todo, religiosas, seculares, políticas, mujeres “comunes”…de todo. Presenté unos 15 minutos del espectáculo y no paraban luego de hablar del tema..Me preguntaban por qué no le contesto a la voz que me habla…se enojaban con esa voz..Muy fuertes las emociones que eso despertó.

P: O sea que estás haciendo arte con mensaje social..¿Crees que ese debe ser uno de sus roles?

R: Sí, creo que el arte debe propiciar el cambio. Los artistas deben tener voz. Y creo que en Israel falta .Si son cosas como música, ir a escuchar cantantes muy conocidos o a mirar películas, es más fácil…pero a presentaciones artísticas de otro estilo, es más duro..

P: Anat ¿Cómo te defino? ¿Te puedo enmarcar en un estilo único?

R: Siempre me atrajo la danza moderna, lo que llamaría danza emocional. Pero también tuve siempre también la parte más oscura, el no buscar sólo que miren si estoy linda sino qué hay detrás de cada cosa, qué puede haber de fondo…

P: ¿La crítica?

R: Las preguntas, el mensaje..Soy una bailarina enervante que siempre está preguntando, planteándose por qué va para allí y por qué para aquí..Por eso me convertí en creadora.

 

LA VISIÓN DE ISRAEL

P: ¿Qué contarías de Israel si te preguntan afuera?

R: Amo mucho a Israel. Hay aquí mucha creatividad, mucha pasión, aunque creo que se origina en un lugar difícil en el que no es fácil sobrevivir. Se siente tensión alrededor, es un hecho…Mucha tensión. Y al mismo tiempo hay una atmósfera muy casera, cálida, de que a la gente le importa del otro..En Europa yo sentí cierta frialdad..En Israel hay muchas cosas buenas que me gustan, y también cosas difíciles..Siento que en la vida diaria  no es fácil, por ejemplo, como artista. Quisiera que la vida cultural, al menos en lo mío, estuviera más desarrollada.

P: Y con todas las dificultades…te quedas en Israel, aunque estimo que habrás tenido oportunidades de estar en otro lado..¿Por qué?

R: Porque ante todo, amo a Israel. Siento que no tengo otro país. Con todas las dificultades, soy de los que luchan, no de los que huyen. Creo que se puede cambiar lo que debe ser cambiado, como por ejemplo lo que siento que falta en la vida cultural del país.

P: Yo siempre siento que una de las características claves de Israel, es que apuesta por empujar hacia adelante..Por la vida…

R: Es cierto .Eso es muy fuerte acá. Es como una necesidad muy de fondo, quizás nada especialmente elevado, sino muy común para la vida diaria, muy fuerte sin duda…Es cierto que no es fácil en Israel, pero hay una motivación muy grande, algo que empuja a levantarse y marchar. Creo que está bien, o sea es humano caerse , equivocarse, pero siempre y cuando uno sepa cómo levantarse luego y seguir.Esa es la vida auténtica.

 

EL FUTURO ARTÍSTICO

P. Y si se habla de seguir adelante…¿Dónde estará Anat Grigorio en unos años? O sea… ¿Qué estarás haciendo? ¿Más de lo mismo?

R: Siempre hay más metas…cada año hay nuevos objetivos, deseos de ampliar lo que hago..En mi campo, pero puede ser dentro de la terapia, de la enseñanza, psicología..

P: Diversificar un poco tu propio arte…

R: Así es…Yo creo en el arte multitemático.. Es como fusionar diferentes campos dentro del arte, de modo que uno pueda enriquecer lo que hace y crear así algo nuevo. En mis creaciones siempre hay una dramaturga que me acompaña, que viene del área de la psicoterapia, y le doy crédito como tal..Me guía a ver cómo puedo ir sacando capas que permitan plantear las preguntas, siendo auténtica y sin caerme…

 

EL AMOR A SUDAMÉRICA

P: Y ahora…¿Qué te inspira viajar ahora a Uruguay?

R: Ah!!!!!!!! Siendo una vinculación de locura por Sudamérica, me fascina, me inspira un profundo amor. Me emociona muchísimo este viaje a Uruguay. Te diré que estuve un mes entero el año pasado con un espectáculo con los creadores israelíes Niv Scheinfeld y Oren Laor, “Sfinat Hashotim”, en Chile , Ecuador y Perú. Fue algo muy fuerte. El público fue cálido, expresivo, nos recibió en forma hermosísima..Sentimos la sed de las presentaciones culturales..Fue realmente algo imponente, sentir la vinculación que se dio..Hubo gente que lloró, que se emocionó mucho..Es un espectáculo fuerte, con un mensaje político imponente.

Recuerdo que hace varios años viajamos a presentarnos en Venezuela, cuando las relaciones ya no eran buenas..y no sé si la embajada no había cerrado ya..Sentí que éramos los últimos mohicanos..De todos modos, fue interesante que anduviéramos siempre con policía, aunque yo no sentí miedo…Y sentí que la gente disfrutaba mucho del espectáculo.

Además, por un lado siento una similitud entre los sudamericanos en general con nosotros, los israelíes, en la calidez , el calor humano..Y por otro, hay una gran diferencia..Nosotros estamos siempre moviéndonos mucho, nerviosos..Y los sudamericanos no viven apurados como locos..Además, siento afinidad con la mentalidad…es lindo.

P: Y en Uruguay ¿Harás algo más que presentar tu espectáculo?

R: Voy a dar también unos talleres..Espero que sea interesante.

P: Recordemos que llegas a FIDAE porque el festival te invitó, luego de que Iván Solarich, su Director artístico, un destacado actor uruguayo, te vio en Israel..

R: Así es. Cuando él visitó Israel  hace ya cerca de dos años, nos  conocimos en “Jasifá Beinleumit”  , el festival artístico del Centro  Suzanne Dallal. Me vio en “Sfinat Hashotim”, el mismo espectáculo que mencioné antes que llevamos a Sudamérica..y salió con lágrimas en los ojos..Es muy emocional ..

P: Y sabe expresarlo con palabras elocuentes..

R: Muchísimo, es cierto. Es una persona con muchos sentimientos..Nos hemos estado escribiendo durante más de un año, aunque me valgo de la traducción de  Google y no es perfecto, pero estaba bien para transmitir sentimientos ..Supo manifestar su valoración, su aprecio, sus ganas de invitarme. Me hizo sentir bien y me alegró que me incluyera en el programa…

P. Y aunque viajes con tu arte, para presentar tu creación..¿Sientes en cierta medida que viajas también como Embajadora de Israel?

R: Por supuesto. Eso es indudable.

P: Muchas gracias por tu tiempo Anat. Y éxito en Uruguay.

R: Gracias a ti por esta entrevista.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.