Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado agosto 1, 2020
donativo

«Don Espionaje» – ¿Pudo haber sido distinto?


espionaje1Otra perspectiva de los acontecimientos de octubre de 1973

Se cumplieron 40 años de la Guerra de Octubre, hito determinante en la historia de Israel y capítulo que aún apasiona a los analistas y preocupa a la ciudadanía. Este año, por razones de diferencias de calendarios, desde el día de Yom Kipur – el pasado 13 de septiembre – hasta la fecha del estallido de los combates según el calendario común – 6 de octubre – los medios de comunicación, las instituciones académicas y las tribunas de opinión pública, estuvieron activos presentando nuevos estudios, desplegando nuevas interpretaciones y delineando planteos de responsabilidades.

Parte de ese diálogo público, fue la presentación del libro del Cnel. ® Amós Gilboa titulado «Mr. Modiín» («Sr. Inteligencia» o «Don Espionaje», como se lo prefiera traducir), dedicado a honrar la memoria del Gral.Ahrón Yariv, quien fuera Jefe de «AMAN»-Servicio de Inteligencia del Ejército de Israel, entre los años 1964-1972.

EL GRAL. YARIV, SIMPLEMENTE «AHRALE»

espionaje2El Cnel.® Amós Gilboa, figura destacada de los servicios de inteligencia israelí, ex Director de la División de Investigación de «AMAN», conoció al Gral. Yariv como su comandante siendo recluta en la División de Infantería «Golani».

«Mr. Modiín» fue publicado semanas atrás por editorial «Yedioth Books» y MALAM- Centro de Heredad de los Servicios de Inteligencia. En sus 730 páginas se descubren apasionantes hechos basados en material recientemente liberado al conocimiento público, que incluye documentos, cartas, registros de conversaciones, debates de la cúpula militar israelí, de puño y letra del Gral. Yariv.

Nacido en 1920 en Rusia, llega a Eretz Israel a los 15 años de edad ingresando al Colegio Agrícola de Pardés Janá. En 1941 se enrola en el ejército británico llegando al rango de capitán. En 1947 se integra a la Haganá como edecán del Gral. Dori, quien al año siguiente, tras la declaración de la Independencia, se convierte en el Primer Comandante en Jefe de Tzahal – FDI.

Ahrale se destaca como comandante de diversas unidades combatientes, y en 1952 está al frente del equipo organizador de la Escuela Superior de Guerra, que dirige durante dos años – época en la que formaliza la concepción estratégica del ejército. Luego es designado Agregado Militar en la Embajada israelí en Washington hasta 1960. Al regresar, sigue escalando en los puestos directivos más sensibles de la Comandancia de Tzahal, llegando a su cumbre al ser designado Jefe de «AMAN», donde sentó las firmes bases conceptuales y operativas de los servicios de inteligencia israelíes. Esta época es la analizada en el libro que nos ocupa, en particular la Guerra de Yom Kipur.

Ya en la vida civil, se integra en la política: Yariv fue parlamentario y varias veces ministro. Luego del asesinato de los deportistas israelíes en Munich, es designado por Golda Meir asesor del gobierno para asuntos de terror. Finalmente se incorpora a la Universidad de Tel Aviv, fundando el Instituto de Estudios Estratégicos (hoy INSS) que dirige hasta su muerte en mayo de 1994.

En el prólogo al libro, escribe el Presidente Shimón Peres: «El libro cumple con un compromiso de honor con el más excelente de los excelentes constructores de la patria, una figura muy especial, cuyo aporte a la seguridad y al bienestar de Israel es inmensurable…».

SUCESOS Y PERSONAS

Ahrón Yariv es considerado el «Padre de los Servicios de Inteligencia Israelíes – «Mr. Modiín – muchos lo calificaban «el Kissinger de Israel» por su agudo análisis, su cautelosa interpretación, su detallado criterio, sus serenas conclusiones. Algunos lo tildaban «el hombre pensante».

El pensar y la opinión de Ahrale fueron cruciales en momentos álgidos de la vida del naciente país: por ejemplo cuando los problemas con Siria por las fuentes de agua, cuando la Guerra de los Seis Días y durante la Guerra de Desgaste que le siguió. En esos años tan convulsionados, tanto por la política interna del país como por la situación de guerra con Siria y Egipto, Ahrale resultaba el consultor más solicitado actuando como asesor especial del Comandante del Ejército, como responsable de la Hasbará (Información) oficial, y luego como jefe de la delegación israelí a las conversaciones de tregua con los egipcios después de la Guerra de Octubre 1973, las famosas «tratativas del kilómetro 101».

Ahrale es considerado el artífice de las exactas fuentes de información que precedieron a la Guerra de los Seis Días y condujeron a sus resultados, pero no había una persona con esas habilidades en 1973. El nuevo jefe de «AMÄN» que lo sucedió en 1972 en el cargo, el Gral. Elihau Zeira, resultó sancionado por la Comisión Investigadora de la Guerra de Octubre 1973 como el mayor responsable de los lamentables sucesos de 1973.

TitleEl dilema fue analizado por el Gral. Yossi Baidetz, actual Comandante de las Academias Militares, quien señaló que el tema seguridad y espionaje es muy sensible y despierta emociones y pasiones. ¿Acaso el espionaje sirve para poder preveer el futuro? ¿Es infalible en sus consideraciones? ¿Si Ahrale hubiera seguido al frente de AMAN, los resultados hubieran sido otros?

PRONÓSTICOS Y RESULTADOS

Para analizar estas inquietudes, se sugirió comparar cómo funcionaron los servicios militares de inteligencia en 1967 y en 1973.

En julio de 1965, Egipto se encontraba complicada con varios países y actuaba con mucha cautela frente a Israel mientras que Siria entendía perfectamente que no tiene la capacidad para enfrentar a Israel. Estas dos perspectivas, fortalecieron entonces la seguridad que no es factible una guerra contra Israel. Esa era la concepción vigente.

En mayo de 1967 se producen cambios, y «AMAN» pronostica un conflicto armado. El 5 de junio comienza la Guerra de los Seis Días. Los pronósticos eran acertados, la información y su interpretación fueron correctas. Al frente de «AMAN» estaba Ahron Yariv.

¡Qué ocurrió en 1973? Desde la victoria de 1967 la opinión general en el liderazgo israelí era que los egipcios no se animarán a atacar a Israel. Pero mientras que en Israel quedan todos ligados a las convicciones tradicionales, Sadat modifica su estrategia.

Sin embargo, en mayo de 1973 Moshé Dayán, Ministro de Defensa, señala abiertamente «hay que prepararse para una guerra cercana». Por su lado, «AMAN» sigue convencido que no habrá guerra.

¿Cuáles fueron los cambios que se produjeron entre mayo y octubre de ese año?: aún no hay respuestas convincentes pero es evidente que les fue difícil a los generales enlazar entre los considerandos estratégicos y las medidas tácticas. Lo que es conocido es la personalidad del Jefe de «AMAN» desde 1972, Eli Zeira, que finalmente fue destituido por la Comisión Investigadora.

El libro revela detalles de algunas conductas de Zeira que debían haberlo llevado al despido ya mucho antes, pero siendo una persona apreciada por Yariv – quien había dedicado muchos recursos en la preparación profesional de Zeira y lo consideraba su sucesor natural – en definitiva Zeira reemplaza a Yariv.

El nuevo Jefe de «AMAN» se aferra a su convicción, hasta horas antes del estallido de las operaciones militares, que la probabilidad de una guerra es muy baja. Si no hubiera sido por su superficialidad, su arrogancia, su soberbia, algunos analistas suponen que los antecedentes de la sorpresa egicio-siria en 1973 hubieran sido distintos y como consecuencia también los resultados. Tal vez no hubiera habido guerra que costó a Israel 2,300 muertos y 5,600 heridos, además de la pérdida de cuantioso equipo militar: aviones, tanques, blindados, artillería, etc.

El resto, es la crónica conocida.

DESCOMPOSICIÓN GEOPOLÍTICA

espionaje4Para finalizar el encuentro, el Prof.(Emeritus) Itamar Rabinovich dedicó un breve y concienzudo análisis de la situación actual de los países del Medio Oriente, con la convicción que el futuro próximo será muy distinto a la situación geopolítica actual: países habrán de desaparecer, estructuras habrán de modificarse, se establecerán nuevas alianzas.

Recordó que Shimón Peres había lanzado el lema del «Nuevo Medio Oriente» que le permitiría a millones de seres humanos desarrollar infraestructuras de felicidad y prosperidad. Pero al iniciarse el milenio, Turquía se ubica en el centro del escenario regional y tras ella Irán despliega su agenda de liderazgo y hegemonía. Ni Turquía ni Irán eran importantes en la región durante el siglo XX, tampoco son países árabes. ¿Acaso finalizó la era de la hegemonía árabe? ¿Se ha diluido en el fracaso la visión del panarabismo? ¿Deberemos dibujar mapas con otras fronteras y otros países?

Siria, Irak, Líbano, Somalia y Yemen se están disgregando, y en su lugar habrá una docena de países nuevos.

En Siria se producirán cisuras étnicas y religiosas: la tribu shiíta Alawi del actual presidente Assad dominará sólo la franja de su dominio y no a todo el país, el resto será un país sunita y los kurdos habrán de independizarse. Quiere decir, no se prevé ninguna victoria ni al Gobierno del Presidente Assad ni a los grupos opositores, incluso si se logra dominar la barbarie actual.

Irak es un país incapaz de sostenerse, y habrá de dividirse en tres sectores: Bagdad y la zona Sur (shiíta), la zona occidental de carácter sunita, cercana a Siria, y la zona norte de los kurdos que es la única parte del país que funciona en forma organizada, dominando sus bienes naturales y administrando eficientemente a su población.

El Reino de Jordania también enfrenta serias dificultades. El país no ha logrado desarrollar una economía estable y la población no oculta su descontento. Limita con países caracterizados por el desorden y la descomposición religiosa y tribal (Turquía, Irak, Siria).

Líbano es también un país fracasado, que prácticamente era parte integral de Siria pero fue separado por intereses coloniales. La insostenible situación impuesta por la mayoría shiíta (Hizbollá), la débil composición del sector sunita que dirige el gobierno actual, el aislamiento del sector cristiano, la firmeza de la minoría drusa, habrán de desarticular las endebles estructuras existentes.

Sin lugar a dudas debemos referirnos a un nuevo «Nuevo Medio Oriente»…

Al finalizar, el Prof. Itamar Rabinovich expresó con emoción su agradecimiento a los miembros del panel y al numeroso público asistente, por el homenaje y el reconocimiento a la figura y la obra de su hermano Ahrele Yariv (Rabinovich).

 

Lic. Samuel Leillen, 10.11.2013

LOS SERVICIOS DE INTELIGENCIA

En Israel existen varios organismos de inteligencia: AMÁN, MOSAD Y SHABAK:

AMÁN – Siglas del «Servicio de Inteligencia del Ejército», fundado en 1953: es el responsable por reunir y analizar toda la información militar posible, y actúa por definición en coordinación con las otras ramas de los servicios de inteligencia del país. Su función es prevenir guerras o actos bélicos y de terror y proveer de información militar a todas las reparticiones del Ejército de Defensa de Israel.

MOSAD – El «Instituto de Información y Acciones Especiales», conocido por sus siglas MOSAD, es el servicio de espionaje israelí, destinado a recoger información y afectar a objetivos civiles y/o militares fuera de las fronteras del país. Sus objetivos, su estructura y sus atribuciones no están legisladas, como las de los organismos de información militar, sino que son determinados por reglamentos que no son del dominio público. Depende directamente de la Oficina del Primer Ministro y procura desbaratar intentos de desarrollo de armamento no convencional por parte de países enemigos; descubrir acciones terroristas contra objetivos e intereses israelíes y judíos en el exterior; mantener contactos secretos con sectores de relevancia política internacional; ayudar a la emigración de judíos de países donde hay trabas; presentar informes de inteligencia estratégicos, políticos y operativos.

SHABAK – El «Servicio de Seguridad General», conocido desde 1949 también por sus siglas «Shin-Bet», está destinado a proteger al país de peligros internos; de impedir la acción de espías que operan dentro de las fronteras de Israel; se ocupa de proteger la seguridad de los líderes y dirigentes nacionales; prevenir las acciones terroristas originadas en Israel o en los Territorios; cuidar los lugares estratégicos del país – como aeropuertos, aviación civil, embajadas de Israel en el exterior, etc.

 

 

El. Lic. Samuel Leillen es Estadígrafo, Asesor financiero, Publicista, Conferencista. Miembro Honorario de la Cámara de Comercio Israel América Latina y de CEVI – Cámara de Economía Venezolana Israelí. Miembro de la Comisión de Ética de OLEI – Organización de Latinoamericanos en Israel.

www.raoulwallenberg.net/files/6407.pdf
http://www.raoulwallenberg.net/files/6407.pdf

 
Comentarios

Estaría bien encontrarlo en español 😉

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.