Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes septiembre 27, 2022

Miembro del Comité Central de Fatah: Las concesiones palestinas no son el camino para la solución de los problemas de los refugiados


En un artículo el 24 de febrero, 2014 en el diario palestino Al-Quds publicado en Jerusalén, titulado «Los refugiados palestinos bajo las propuestas de Kerry», el miembro del Comité Central de Fatah Dr. Jamal Muheisen llamó a Israel a reconocer su responsabilidad en el problema de los refugiados. Este declaró que al hacerlo permitiría a los palestinos mostrar flexibilidad y realismo político en el camino hacia la implementación de la Resolución 194 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, dirigida a la solución de este problema. Al afirmar que una solución realista y racional al problema de los refugiados no requiere de las concesiones palestinas, Muheisen dijo que a los refugiados no se les debe pedir renunciar a su derecho a retornar como parte de la solución, ya que este derecho es un derecho colectivo y personal de cada palestino. Agregó que él personalmente elegiría regresar a su pueblo de ´Irak Al- Manshia, que se encuentra dentro de las fronteras de 1948.

Lo siguiente son extractos del artículo:

Jamal-Muheisen
Imagen: Dr. Jamal Muheisen

«Durante el intenso debate político, en los círculos de las negociaciones y de las reuniones y los debates internacionales y regionales, respecto a la iniciativa del [Secretario de Estado estadounidense John] Kerry, esta propuesta en relación a los refugiados palestinos iba dirigida al discurso público en las arenas palestinas, árabes e internacionales.

«Desde un punto de partida profundo y [arraigado], y en reconocimiento de los hechos políticos y de la necesidad de tratarlos sobre la base de la adhesión a los principios nacionales [palestinos], debemos lidiar con valentía con estas propuestas. Por lo tanto [es importante] que la postura oficial palestina sea conocida por todos los ciudadanos palestinos en la patria y en el extranjero. Este [conocimiento] fortalecerá y establecerá nuestra estrategia palestina, que se apoya en el pueblo palestino y su derecho a la libre determinación, en [su derecho] a determinar sus propias opciones nacionales y políticas, por el cumplimiento de los principios, y en el desarrollo de las acciones palestinas. [Todo esto] va dirigido a abrir el camino de un posible logro político, ante las [actuales] circunstancias regionales e internacionales y los equilibrios [globales] del poder…

«Fatah es ahora el que posee un plan viable. No fue llevado lejos a regiones imaginarias en sus percepciones estratégicas – a [diferencia] de algunos [otros] que tratan de perpetuar la lucha, los refugiados y la diáspora bajo consignas que nunca pueden ser hechas realidad.

«Es el papel y deber de todo liderazgo desarrollar las herramientas y condiciones necesarias para la [auto] determinación nacional y política… Fatah hizo esto cuando lanzó la revolución y lideró la lucha armada, y lo hace hoy, cuando conduce las negociaciones.

«El liderazgo de Fatah, encabezado por el hermano Presidente [Mahmoud ´Abbas] está dirigiendo una verdadera campaña de logros políticos, y respondiendo a las propuestas estadounidenses de acuerdo con cuan cercano están a nuestras propias metas y principios. Manejamos la propuesta de Kerry sobre los refugiados en base a nuestros principios nacionales, y exigió que Israel asuma su responsabilidad legal e internacional, de acuerdo a la legitimidad internacional, por la expulsión de nuestro pueblo, y que reconozca la Resolución 194, que garantiza el derecho a retornar y las reparaciones.

«Si Israel reconoce su responsabilidad en el problema de los refugiados, nosotros podemos con valentía y responsabilidad hacerle frente con propuestas para implementar la Resolución 194 y la forma de aplicarlo de acuerdo con cualquier iniciativa que se engrane con nuestros firmes derechos. Y, si las propuestas de Kerry sobre este tema le otorgan a un palestino cuatro [opciones]… – el retornar al estado palestino, en permanecer donde está y recibir restitución, en [moverse] hacia algún otro país específico y recibir restitución, o un regreso limitado de algunos de los nuestros a Israel, [lo último] que el gobierno israelí aún se opone – luego le hacemos un llamado a Kerry, en aras del éxito de su iniciativa, de enfocar sus esfuerzos y presión del lado que está llevando a cabo la iniciativa. Todas las propuestas presentadas por el Sr. Kerry sobre este tema siguen siendo rechazadas por el gobierno israelí…

«El tema del retorno en conformidad con la legitimidad internacional sigue siendo un derecho nacional, colectivo y personal. Nadie puede obligar a los palestinos a [aceptar] una no [oportunidad] de regreso, porque [retornar] corresponde a la libre elección de cada palestino en la diáspora y a todos los refugiados en la patria. Personalmente, por ejemplo, elijo mi derecho a regresar a mi pueblo, ´Iraq Al-Manshia, la tierra de mi padre y los padres de mi padre. Ésta es la libre elección de cada palestino, y la propuesta estadounidense debe estar de acuerdo con esto [y debe ofrecerle] a todo individuo la opción de regresar o permanecer donde está y recibir compensación. Los palestinos en el Líbano, por ejemplo, no pueden convertirse en ciudadanos [libaneses] – porque hacerlo es inaceptable tanto para ellos como para el estado libanés.

«El éxito de la iniciativa estadounidense depende de la [medida] en que se cumpla con los derechos del pueblo palestino y su libertad para elegir la forma de realizar la Resolución 194. En cualquier caso, la postura de Israel todavía renuncia a la legitimidad internacional y al derecho de los palestinos, y arroja tachuelas sobre el trabajo de la iniciativa de Kerry – que requiere de la administración estadounidense que presione al gobierno israelí. Estamos convencidos de que la administración estadounidense posee las herramientas, si decide usarlas, para presionar a Israel – como ocurre con los acuerdos sobre el tema iraní [es decir, Ginebra], que sucedió por sobre las objeciones de Israel…

«Resolver el problema de los refugiados palestinos es considerado uno de los cimientos de la estabilidad internacional, y le sirve a la paz y a la seguridad mundial. No es distinto de los intereses internacionales y regionales de la administración estadounidense, ya que el tema de los refugiados es considerado el corazón del problema palestino y uno de los aspectos más explosivos del conflicto en la región. El gobierno de Estados Unidos debe decidir si se expone su política sobre la base de sus propios intereses, o si se inclina hacia los intereses de Israel – incluso si estos últimos son contrarios o incluso ponen en peligro los intereses de Estados Unidos.

«La forma realista y racional para hacerle frente a la cuestión de los refugiados no es con concesiones palestinas, sino con valentía tratando con esta a través de [muestras de] responsabilidad internacional y regional, y con la comunidad internacional y el Estado que Ocupa [ed. Israel] asumiendo responsabilidad por ello. Luego, los palestinos, sin duda, mostraran flexibilidad y realismo político discutidos en la Iniciativa Árabe, en la que los palestinos y los 57 estados árabes e islámicas acordaron».

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.