Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes agosto 9, 2022

El Seder De Pesaj Y El «Familismo» Israelí

Fortaleciendo la identidad y la solidaridad


En la víspera del 15 de Nisan, el séptimo mes del calendario hebreo, cuando el cielo está iluminado por la luna llena del comienzo de la primavera, celebramos los judíos la Noche del Seder con lo que se inicia la celebración de la festividad de Pesaj, que continúa durante una semana de acuerdo a lo establecido en las Sagradas Escrituras (en la diáspora son ocho días de festejos). En la antigüedad era también una fiesta de peregrinaje multitudinario a Jerusalén.

LA FESTIVIDAD – TRADICIÓN Y FOLCLORE

La ocasión está dedicada a transmitir a las siguientes generaciones el relato y los valores de la salida de Egipto, el paso de la esclavitud a la libertad y la conformación orgánica de la nación judía. Esta exaltación de los valores de Libertad, Soberanía y Unidad resulta así uno de los pilares de la identidad judía y su concepción de mundo, constituyendo también parte esencial de su folclore.

relieve-pesaj

La tradición considera al relato bíblico de la salida de Egipto – después de haber permanecido allí por alrededor de 400 años – y la conquista del territorio prometido, como un detalle fiel de lo ocurrido, a pesar de las contradicciones evidentes, por ejemplo, la Biblia nombra sólo 5 descendientes de Yehuda, hijo de Yaacov, que llegó a Egipto, hasta Najshón hijo de Amninadav, el primero que se animó a cruzar el mar saliendo el pueblo de Egipto – lo que significaría un lapso de tiempo mucho más corto, tal vez 200 años, tal vez menos.

Pero la investigación científica de los últimos decenios ha conducido a diversas corrientes de interpretación

  1. El enfoque arqueológico bíblico considera que el relato de la Biblia se refiere a un hecho que ocurrió en la realidad, mientras que los milagros – las plagas, la partición de las aguas, etc. – son explicables en base a fenómenos naturales conocidos y factibles de haber ocurrido.
  1. El enfoque del mito creador de identidad, considera que se trata de un relato inventado en el siglo VIII anterior a la era común por las capas políticas y religiosas existentes entonces en Jerusalén, mientras que el pueblo hebreo se había conformado a finales del segundo milenio a.e.c. por los habitantes cananitas de la zona que desarrollaron características socio-económicas distintas a las de otras tribus vecinas. Jamás pasaron la esclavitud en Egipto.
  1. Otros resumen las dos versiones, es decir, el origen está en poblaciones nómadas que llegaron a Canaán pero no desde Egipto, pues hasta el presente no se ha hallado ningún documento egipcio que registre que los judíos realmente estuvieron allí en la época señalada, en particular la del Faraón Ramses II, hijo del faraón Seti I y de su Gran Esposa Real Tuya, quien gobernó entre los años 1279 a 1213 a.e.c., y construyó la ciudad de Ramsés (Pithom y Ramsés están recordadas en la Biblia). En otras palabras, es como aceptar que los sucesos que se relatan la noche del Seder realmente ocurrieron, pero no precisamente en Egipto.

EL SEDER DE PESAJ

La proximidad de la festividad conduce a las familias judías, religiosas o no, a tres tipos de preocupaciones: dónde se celebrará el Seder, la noche misma del Seder, y como ocupar los días festivos siguientes al Seder (las oficinas públicas y muchas empresas y comercios cierran sus puertas durante los días festivos y las escuelas estarán de vacaciones este año desde el domingo 6.4 hasta el martes 22.4, inclusive – 18 días consecutivos sin clases. ¿Qué hacer con los niños todo este tiempo?).

seder

Todas estas preocupaciones no son desafíos solamente para las familias religiosas. Los laicos también tratan de amoldarse al folclore existente, desarrollando matices modernos. Se estima que el 50% de la población judía de Israel son laicos, 30% son tradicionalistas, y 20% judíos religiosos u ortodoxos. A pesar del laicismo, prefieren el menú típico de la celebración, eluden comer pan – prohibido en Pesaj – y se amoldan al consumo de la matzá, el pan ázimo que simboliza a la festividad. Incluso superan por una semana la pasión por los pasteles dulces reemplazándolos por preparados de harina de matzá, a menudo difíciles de digerir.

Se ha estimado que sólo el 37% de los judíos de Israel consumen pan durante Pesaj, preparado en forma casera o almacenado antes de las fiestas en refrigeradores o adquirido en almacenes de los poblados o barrios árabes.

LA LECTURA DE LA «HAGADÁ»

La mayoría del público israelí participa del Seder de Pesaj. Los textos del ceremonial, compilados en la «Hagadá» – leídos y tal vez también comentados junto a la mesa de celebración – son proporcionados gratuitamente en grandes cantidades por muchos factores: empresas, establecimientos, comercios, municipalidades, escuelas, etc.

El texto conocido hoy fue determinado en el siglo X, pero posteriormente fue ampliado y modificado. Desde la invención de la imprenta en el siglo XV se conocen 2,717 versiones de la «Hagadá». Hay algunos que prefieren adaptar los textos a sus concepciones de vida o a sus gustos de ritual. Hay muchos que preferirían que los textos que relatan los milagros de Pesaj sean más breves y sugieren textos nuevos, salpicados de cánticos y plegarias redactados por poetas o pensadores contemporáneos.

A mediados del siglo pasado, en los kibutzim quisieron cambiar el texto, hacerlo menos místico, más agradable, musical al oído, adecuado al entender de los oyentes, apropiado a las tendencias feministas entonces en surgimiento, que incluya sucesos más modernos – en particular el holocausto y el heroísmo del levantamiento de los ghettos – y el experimento no persistió.

Podemos encontrar en los medios de comunicación infinidad de consultas a los rabinos en cuanto a la simplificación de los rituales prescritos. Las respuestas tienden a dar prioridad a la conservación de los marcos familiares y comunitarios, a ofrecer alternativas que no afecten ni a la alegría ni al celebrar todos juntos, a destacar los símbolos y no los detalles del rito, a veces tediosos.

Un rabino simplificó el tema a los siguientes ocho puntos, si resulta necesario hacerlo:

  • Decir en voz alta: «PESAJ, MAROR (amargura), MATZÁ», prescripción básica;
  • No dejar de bendecir y beber las copas de vino;
  • Bendecir las verduras simbólicas, que recuerdan la esclavitud y la opresión;
  • Bendecir las matzot;
  • Leer la Hagadá hasta la «Bendición de la Liberación»;
  • Saborear la cena festiva;
  • Comer el «afikomán».
  • No comer «jametz» (jametz literalmente quiere decir “leudado”- cualquier alimento hecho de granos y agua que fermentó y leudó).

EL MARCO FAMILIAR

Los preparativos antes de las fiestas, la noche del Seder, los paseos y programas de recreación durante la semana de festejos, fortalecen la relación familiar. La tendencia general actual es celebrar la festividad en marcos de la familia amplia.

En las comunidades ashkenazíes europeas, el Seder se practicaba en marcos de la familia íntima, en particular por el hecho que los parientes residían en poblados lejanos y los judíos devotos no viajan en Pesaj.

Por su parte, en los países islámicos, las celebraciones eran oportunidad de reunir la familia amplia, resultaban el encuentro directo de todos los parientes, cercanos y no tan cercanos, a menudo junto con amigos y vecinos.

En Eretz Israel, al iniciarse las corrientes migratorias del siglo XX, la mayoría de la población eran inmigrantes europeos que habían llegado en forma individual y sin conexiones familiares, y fueron creando círculos de amigos, vecinos, compañeros de trabajo, etc. A partir de los años 60 se celebra el Seder en grupos amplios preferiblemente de familiares. Ya no eran inmigrantes, las familias se habían conformado y sus componentes cada vez eran más y más – y la reunión se hace en «la casa de Papá» (no en «la casa de Mamá»).

AMBIENTE PRIMAVERAL

Al finalizar la celebración de Pesaj, suelen agregarse los festejos masivos de ciertas comunidades, como la Mimuna, alegre celebración con connotaciones culinarias folclóricas originaria del judaísmo marroquí, que comienza en la noche siguiente al último día de Pesaj y se prolonga durante todo el día con picnics y multitudinarios encuentros tanto familiares como de confraternidad entre amigos y vecinos – judíos y no judíos – hasta entrada la madrugada. Después de todo, estamos empezando la primavera.

 

No es gran novedad en la larga historia de los judíos: ya el Talmud – obra que recoge principalmente las discusiones rabínicas sobre leyes judías, tradiciones, costumbres, historias y leyendas – había establecido que «en el caso de una pareja de recién casados, la fiesta se celebraría en la casa de la familia de la novia…». Es decir, el encuentro familiar siempre fue parte de la celebración.

El ritual del Seder fortalece el concepto de la familia, el ser integrante del conjunto amplio de comensales, y este marco se convierte en prioritario: este es el «familismo» israelí que resulta del emprendimiento sionista y caracteriza a la sociedad de hoy fortaleciendo su identidad y la solidaridad entre sus miembros – superando por algunos días los conflictos ideológicos en cuanto a religión y estado se trata.

Lic. Samuel Leillen – 1.4.2014 – 1° de Nisan 5774

pesaj

 
Comentarios

Uma FELIZ PASCOA paar toda a Comunidade Judaica do BRASIL,ISRAEL e outros paises do mundo

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.