Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles diciembre 1, 2021

27 de Enero: Día Mundial de la Hipocresía


Ustedes perdonarán señores que no me una al coro de alabanzas a la ONU.

Ustedes perdonarán que no aplauda la decisión de recordar en esta fecha a las víctimas judías de la Shoa.

Ustedes perdonarán que repudie este hecho.

No, no soy un negador del Holocausto, al contrario, se que ocurrió, y me duele que haya ocurrido.

Lo que ocurre es muy simple: ODIO LA HIPOCRESIA.

El mundo sabía lo que estaba ocurriendo en la Europa ocupada.

El mundo sabía de los ghettos y los campos, de los trenes de la muerte y de las cámaras de gas, de las fosas comunes en Ucrania y las deportaciones en Polonia. El mundo sabía y se mantuvo en silencio.

La Cruz Roja visitaba ghettos y campos.

Gran Bretaña cerraba las puertas de Israel a los que lograban escapar del infierno nazi.

USA presionaba para que el «Saint Louis» volviera a Alemania.

Francia colaboraba con los nazis.

Ucranianos, letones, lituanos y estonianos eran guardianes en los campos.

Los polacos vendían a los judíos.

Los húngaros asesinaban.

Los bombarderos aliados sobrevolaban las vías férreas que conducían a Auschwitz, pero ninguna bomba cayó sobre ellas.

Hay fotos aéreas de las cámaras de gas, muchas fotos, se ven las chimeneas humeando, pero no las volaron.

Argentina, Chile, Paraguay, Brasil, abrían sus puertas a los criminales nazis prófugos, pero las cerraban para los sobrevivientes de la matanza.

El Vaticano cerró los ojos.

Y así podría seguir, país por país.

Todos supieron. Nadie actuó.

Señores de la ONU, guárdense sus homenajes y sus declaraciones rimbombantes, guárdense su hipocresía.

Nosotros, los judíos, los hermanos de esos 6.000.000 de mártires, somos los únicos autorizados a recordarlos, y en cuanto a homenajes, ya les levantamos dos monumentos.

Uno es nuestra memoria.

El otro es Israel.

 
Comentarios

Simplemente, excelente.

miy real y excelente reflexión

Elias Krimker

Totalmente de acuerdo. Hubo dos Shoá, la de los nazis y la del resto del mundo.

Me parece que es un espacio para recordar y fijarlo en la mente de los pueblos. Ojala los armenios, lo camboyanos y otros pueblos tuvieran un dia mundial de recordacion. Que es doloroso y hay hipocresia,si, pero es un paso adelante para no ser olvidados. Se debe superar el dolor y mirarlo como una oportunidad y no estar arrinconados, a pesar de todo.

Entiendo el sentido último del comentario de Israel Winicki, el cual pone el dedo en una llaga aún dolorosa, como lo es aquella que recuerda la inaccion de occidente, su pasividad de entonces, frente al exterminio en cadena de un pueblo indefenso; no obstante, pasadas ya 7 décadas de aquel incalificable episódio, ¿que estariamos en condiciones de pensar hoy en dia, si su efeméride no sucitara otro recordatório, que el de la comunidad judia internacional, frente el silencio absoluto del resto? … dejo aqui la pregunta, la cual por otra parte no entra en conflicto con la orientacion reflexiva a la que nos invita el articulista, al considerar al igual que él, la presencia de no poca hipocresiá en muchas las celebraciones conmemorativas, por parte quienes entonces, tan poco se significaron …

solo con bombardear las líneas férreas se salvaban miles
de inocentes perfectamente claro todo el artículo

fredy eduardo carvajal pinto

entiendo el dolor y entiendo lo que lo sufrieron estos mártires de Israel soy descendiente de un joven israelí que llego a Colombia huyendo delos nazis que fue testigo del asesinato en masa de su familia, mi papa señor mi tatarabuelo este joven judío le decía a mi abuelo «si nada nos salva de la muerte, al menos que el amor nos salve de la viada» recordemos la memoria de estos mártires con respeto a su valentía, y que este sacrificio una a Israel a como hermanos mayores que son en una verdadera unidad de amor patrio y superación. la hipocresía fue de judíos con poder económico que no tuvieron compasión de sus hermanos judíos pobres y los abandonaron a su suerte en manos de los nazis de esto fue testigo mi tatarabuelo, nos atizamos mas odio unámonos en amor a Israel, y luchemos por que nuestra herencia siga viva y sea luz para este mundo y una petición persona soy de descendencia judía y soy católico, mi papa señor lo fue mi abuelo lo fue mi padre lo fue y yo los soy acuérdense que Jesús de nazareno el mesías esperado el rey eterno de Israel fue entregado al imperio romano por envidia por odio y por avaricia a sus riquezas por los antiguos jefes delas sinagogas y los fariseos, que se creían a si mismos amos y señores de Israel que impusieron normas y leyes sobre los hombre del pueblo pero sin ninguna intensión de querer llevar esa carga sobre sus hombros, y esa fue la raíz maligna que a afectado a Israel, lo que quiero decir con esto es que nuestro señor Jesús es el mesías esperado y que hermanos aceptemos lo en nuestro corazón y nuestra mente, reconozcamos a Jesús nazareno como lo que el es Dios de Israel hecho hombre por voluntad divina, en esta verdad encontraremos paz y Israel sera una nación fuerte donde nuestros enemigos jamas atetaran con nuestra integridad, que viva la memoria de nuestros mártires y que viva Israel por siempre.

Me adhiero a las reflexiones del articulista. Grandes y dolorosas verdades salen de su pluma. El mundo se ha quedado de brazos cruzados en esos trágicos momentos en que los nazis implementaron la tristemente célebre «Solución Final» (salvo puntuales y honrosas excepciones de algunos particulares). Y aún hoy asistimos impávidos al resurgir del antisemitismo en el mundo y principalmente en Europa. Es una verdadera vergüenza para la humanidad.

El altisimo todo lo sabe

Al menos el cónsul español en Budapest facilitó pasaportes españoles a numerosos sefardíes com apellidos hispánicos, que de esta manera pudieron escapar (yo conocí al matrimonio Fayón)
Pero por su parte, Franco entregó a los nazis a los refugiados españoles republicanos, que fueron tratados como apátridas y exterminados.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.