Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles febrero 8, 2023

Los Recientes Ataques Terroristas son el Resultado del Fracaso Político y Cultural De Europa


Los recientes ataques terroristas en Francia y Dinamarca contra una revista satírica, una conferencia que trataba el tema de la libertad de expresión, y múltiples objetivos judíos, no constituyen una mera coincidencia.

Los entornos políticos, legales y culturales europeos, convierten al viejo continente en un blanco fácil para este tipo de ataques.

Por ejemplo, las leyes contra la discriminación en Europa castigan la expresión ofensiva, hasta el punto en que meras opiniones se han visto penalizadas. Por lo tanto, individuos que han sido percibidos como críticos del Islam o de los musulmanes han sido procesados o buscaron el exilio para evitar la imputación.

Geert Wilders, líder del Partido de la Libertad en los Países Bajos, está nuevamente bajo el radar de los fiscales holandeses un año después que fue absuelto de una acusación por incitación contra la población musulmana.

La actriz francesa Brigitte Bardot fue procesada cinco veces en un período de 10 años por «incitar contra el Islam», después que hubo hecho una serie de despectivos comentarios contra la población musulmana.

El intelectual francés Alan Frinkielkraut fue demandado por cuestionar la opinión que las protestas y disturbios causados por musulmanes, en Francia en el año 2005, no habían sido necesariamente una reacción contra sus condiciones sociales, sino una expresión de sentimientos étnicos y religiosos.

A la vez, el erudito británico Bernard Lewis fue demandado por no aplicar el término «genocidio» a las masacres de armenios a manos de los turcos durante la Primera Guerra Mundial

La idea de criminalizar ciertas opiniones consideradas ofensivas es contraproducente, incluso para la población musulmana. En primer lugar porque crea resentimiento anti-musulmán entre aquellos cuyas opiniones son reprimidas. Tales leyes efectivamente obstaculizan la posibilidad de mantener un diálogo abierto y desprejuiciado que bien podrían conducir a una comprensión clara de la distinción entre el Islam radical y aquellos musulmanes que respetan la ley y el orden europeo.

Si una caricatura puede causar este tipo de ataques atroces, tiene que ver con el hecho de que la conducta Europea, indirectamente, ha decretado que este tipo de expresión artística no es legítima. Tales restricciones aumentan la ira general cuyo único beneficiario ha sido la extrema derecha. Hemos sido testigos de esto en las últimas elecciones parlamentarias de la Unión Europea y en un número de otras elecciones locales y nacionales.

El autor y periodista Christopher Caldwell, que ha escrito un libro sobre este tema, ha señalado que la cultura en Europa es tal que el orgullo étnico es aceptable, pero el nacionalismo no lo es.

Y por esta misma lógica podríamos decir que en Europa la islamofobia no es aceptable, pero el anti-sionismo si lo es.

Por lo tanto, es en estas contradicciones en las que Europa envalentona a los islamistas radicales.

Los europeos no encuentran nada perverso en promover boicots académicos y de otro tipo contra Israel. Los feroces ataques de la izquierda europea contra Israel no sólo incluyen los medios de comunicación, académicos e ideólogos, sino también a los políticos de los principales partidos políticos, particularmente los partidos laboristas y social-demócratas. Un ejemplo de ello es cuando Illmar Reepalu, alcalde de Malmö, Suecia, acusó a los judíos de Suecia de ser responsables de la ola de antisemitismo, porque ellos se habían resistido a criticar las políticas israelíes. Repalu, un socialdemócrata, también acusó al «lobby pro-israelí» de ser responsable de las críticas que el recibió. ¿Acaso alguien se ha atrevido a enjuiciar al alcalde intolerante por esta actitud prácticamente antisemita?

El Partido Socialdemócrata de Suecia ha logrado influir a la iglesia de Suecia quien ha adoptado posiciones que han calificado la presencia israelí en Cisjordania como un «pecado» y una «abominación contra Dios.» A la vez, esta
Iglesia no hizo comentarios alguno sobre las masacres en Siria, la naturaleza asesina de Hamas, o incluso el Estado Islámico mismo.

Como resultado de la operación «Margen Protector» en Gaza, la presidente del Partido Laborista, de la Comisión de Asuntos Exteriores y de Defensa en el Parlamento de Noruega, hizo un llamado a boicotear los productos israelíes «fabricados en los territorios ocupados.» El hecho de que Hamas bombardeó poblaciones civiles israelíes o usa civiles palestinos como escudos humanos, no parece importar a esta tendenciosa mujer y a sus copartidarios.

El año pasado en la propia Dinamarca, el presidente del Parlamento danés, un socialdemócrata, visitó Gaza (controlada por Hamas), pero no Israel. También califico al difunto ex primer ministro israelí Ariel Sharon como un «líder militar brutal que no tenía interés en llegar a un acuerdo con los palestinos.» Esto fue dicho pese al hecho de que Sharon se retiró de Gaza y abogó por una desvinculación israelí definitiva de Cisjordania.

Por último, la Unión Europea declaró un boicot a los productos israelíes producidos más allá de la línea verde. Esto incluye no sólo Cisjordania, pero también los Altos del Golán, un territorio reclamado por Siria y que Siria nunca quiso negociar seriamente a cambio de paz.

Del mismo modo, un tribunal de la Unión Europea ha recomendado la eliminación de Hamás de la lista de terroristas.

Europa ha vendido su libertad de expresión y al Estado de Israel, un estado que ha luchado con determinación y coraje contra el terrorismo y también es un aliado de Occidente. Esto sólo puede ser interpretado por los islamistas radicales como un signo de debilidad. Esto no traerá ninguna calma a Europa, sino que lo hará más vulnerable a los episodios terroristas.
La población musulmana incluso podría estar aliviada si un duro es infligido a los radicales islámicos. Pero los europeos, especialmente la izquierda, sufren de una fuerte dosis de lo que Karl Marx llamo «falsa conciencia».

A menos que haya un cambio de conciencia en Europa, así como una determinación política y moral, esta seguirá siendo vulnerable a la amenaza del Islam radical.

 
Comentarios

La deriva al «sucidio colectivo» a la que parece abocada Europa, obedece principalmente a fáctores justamente señalados en éste artículo, los cuales estan estrechamente relacionados con la pérdida de valores éticos y morales que viene experimentado éste Continente, y que abarca desde su clase dirigente, hasta su tejido social, pasando por sus Instituciones, modelo educativo y productivo, referencias culturales y mediáticas ect … La «amnesiá» que parece aquejarle, respecto a su historia reciente, unida al nihilismo en el que se haya inmersa, contribuyen a ahondar el problema hasta limites insospechados, con el consabido debilitamente que esto supone, y las consecuencias que de ello se advierten ya …
Un relativismo feroz, avivado por una informacion ideologicamente orientada desde unos médios cada vez mas influyentes sobre la opinion pública, asi como una deficiente formacion escolar, universitária y cívica, apuntála el cuadro de una situacion tan paupérima intelectualmente hablando, como inquietante, por lo que tiene de incierta a médio plazo, la cual conduce entre otras cosas, a la cesion ante las exigencias de los musulmanes, y sus reclamaciones, antes que indicarles como corresponde, los límites establecidos en relacion a ellas, y sus obligaciones en tanto que ciudadanos pertenencientes a democracias occidentales …
Asi las cosas, la súma de los síntomas enunciados, conduce a reconocer el proceso de degradacion (decadencia) iniciado ya, y que amenaza con resquebrajar los cimientos mismos sobre los que se asienta el sistema convivencial de una civilizacion como la occidental, hasta hace poco considerada, modelo referencial , para el resto de las Naciones…

Felices están los HH Musulmanes, Irán, Hesbollá, Hamas, EI, Boko Haram, con esta condición en que se encuentra Europa. Vuelve el escenario previo a Munich-1938. Yo he vivido en Europa y se que hay gente buena, cristianos y judíos, respetuosos de su historia y su esencia. El nihilismo escandinavo está contagiando a Inglaterra. Allí hacen su Agosto los extremistas musulmanes y siguen reclutando jovencitas para el EI. A nosotros nos duele ver a los salvajes musulmanes (peor que los hunos) destruyendo los símbolos de la Historia de la Humanidad: Imágenes, Estatuas, Estelas, Obras de Arte. Esculturas. Un día se apoderarán de las Grandes Bibliotecas y

Felices están los HH Musulmanes, Irán, Hesbollá, Hamas, EI, Boko Haram, con esta condición en que se encuentra hoy Europa. Vuelve el escenario previo a Munich-1938.
Yo he vivido en Europa y sé que hay gente buena, cristianos y judíos, respetuosos de su historia y su esencia.
El nihilismo escandinavo está contagiando a Inglaterra. Allí hacen su Agosto los extremistas musulmanes y siguen reclutando jovencitas para el EI.
A nosotros nos duele ver a los salvajes musulmanes (peor que los hunos) destruyendo los símbolos de la Historia de la Humanidad: Imágenes, Estatuas, Estelas, Obras de Arte. Esculturas. Un día se apoderarán de las Grandes Bibliotecas y quemarán millones de libros en Londres, París, Lieja. ¡Detengámoslos hoy! JEV

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.