Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado noviembre 27, 2021

Informe de la ONU le da luz verde a Hezbollah

Un informe que crea una simetría moral y legal entre Israel y Hamas no puede reflejar la realidad, pero su conclusión de que las FDI hicieron uso excesivo de fuego debe servir como una señal de advertencia en contra de lo que podría sucederle a Israel en el ámbito internacional durante la próxima guerra de Líbano.


 

[Según el informe, Israel y Hamas tienen la misma ética de combate y procedimientos operacionales (Foto: Reuters)]

El principal problema con el informe de las Naciones Unidas sobre la Operación Margen Protector es que intenta crear, artificialmente, una simetría moral y jurídica entre el Estado de Israel y las FDI, por un lado, y Hamas y las otras organizaciones palestinas por el otro.

El informe no menciona el hecho de que Hamas es el que abrió fuego e inició la lucha, y no da ninguna importancia al hecho de que Israel hizo todo lo posible para llegar a un alto el fuego antes de pasar a un contraataque a gran escala, incluyendo una ofensiva terrestre en la Franja.

Un segundo hecho, que el informe no enfatiza lo suficiente, es que Hamas abrió fuego deliberadamente con el fin de dañar a civiles israelíes, mientras que las FDI hirieron involuntariamente a los que se definen como «no combatientes» e hizo todo lo posible para reducir al mínimo el número de bajas civiles.

Este hecho marca la diferencia entre la intención de Hamas de atacar a civiles israelíes indiscriminadamente – niños, mujeres, adultos y ancianos – y el sincero esfuerzo de las FDI para evitar dañar a una población no combatiente.

El tercer defecto principal en el informe es el intento de comparar a Hamas, que utilizó intencionalmente como escudo humano a una población civil no combatiente, no sólo para sus combatientes, sino también para su cohetes y lanzadores de mortero, con las FDI, que – si realmente utilizó esta medida – lo hizo en pocos casos y localmente, y el asunto está siendo investigado por el abogado general militar.

El mayor defecto del informe es ignorar estas tres cuestiones fundamentales, y cuando ésta es la tendencia principal en la redacción del informe, y hay aquí dos lados con la misma ética de combate y los mismos procedimientos operativos, el informe ya no puede reflejar la realidad.

El informe del Consejo de Derechos Humanos de la ONU incluye, sin embargo, una cuestión que merece nuestra atención – el uso excesivo de las FDI de fuego desde el aire, la tierra y el mar con el fin de minimizar el número de bajas entre nuestras fuerzas.

La sensibilidad hacia las bajas entre las fuerzas de un ejército no es exclusiva de las FDI. Los estadounidenses, los británicos y los franceses, todos, lo hicieron antes que nosotros, comenzando por las bombas atómicas lanzadas por Estados Unidos a finales de la Segunda Guerra Mundial, hasta la retirada de las fuerzas estadounidenses de Afganistán a finales del año pasado.

El fuego es cada vez más preciso, lo que supuestamente significa que deberían haber sido heridas muchas menos personas no involucradas pero, al mismo tiempo, las armas se han vuelto más letales, lo que produce víctimas civiles. El Comité toma nota de que las armas utilizadas por las FDI en Gaza son legales bajo la ley internacional, pero afirma que el uso excesivo de estas armas, especialmente fuego de artillería no preciso, dio lugar a un gran número de víctimas entre civiles no combatientes.

Este problema, como he dicho, existe en todos los ejércitos occidentales, que prefieren minimizar el riesgo para la vida de sus soldados, incluso si ésto significa aumentar el riesgo para la población civil no combatiente. Es por eso que es tan importante, en este tipo de guerras, ver quién las inició. Israel trató claramente de evitar entrar en la Operación Margen Protector, y Hamas – que comenzó a bombardear Beersheba y Tel Aviv – atrajo un desastre hacia sí mismo.

Pero el problema es un problema, y ​​el comité de la ONU no explica por qué un soldado israelí debe morir porque Hamas decidió ubicar sus lanzadores y túneles en el corazón del barrio Saja’iyya de Gaza. El informe tampoco explica cómo Israel podría haber destruido los túneles, que ponen en peligro a las comunidades de los alrededores de Gaza, sin tratar de bombardearlos desde el aire, como una primera medida preventiva.

Israel sobrevivirá a este informe

No obstante, no podemos conformarnos con una declaración auto justificada de que el informe es tan sesgado como esperábamos, y decirnos que el mundo entero está contra nosotros y esperar que la tormenta pase sobre nuestras cabezas. Principalmente en razón de la próxima guerra.

De alguna manera superaremos el «segundo informe Goldstone», que nos golpeó el lunes, porque lo importante para los estadounidenses en este momento es que Israel no torpedee las negociaciones con Irán, y nos apoyarán en la ONU.

Pero las conclusiones del informe sirven como una titilante señal de advertencia sobre lo que podría sucedernos en el ámbito internacional si estalla una guerra en el norte con Hezbollah o con Hezbollah y los sirios.

Hezbollah ha colocado una parte considerable de sus cohetes pesados ​​y misiles dentro de casas. Los cohetes pesados ​​y misiles se han convertido en subinquilinos de los chiítas al sur de Zahrani. El Jefe de Estado Mayor de las FDI, Gadi Eisenkot, ha advertido que en la próxima guerra de Líbano, Israel requerirá que un millón y medio de libaneses abandonen sus hogares con el fin de encargarse de los misiles y cohetes ocultos en esos hogares, en barrios urbanos y pueblos al sur de Beirut.

La pregunta es qué pasará si este millón y medio de libaneses no desaloja sus casas como les es requerido o si Hezbollah les impide salir y algunos de ellos permanecen en las casas – ¿la Fuerza Aérea evitará bombardear esas casas?

El informe de la ONU sobre la Operación Margen Protector declara explícitamente que el hecho de que las FDI advirtieran a los residentes del barrio de Gaza que desalojen sus casas, y que algunos de ellos no se fueron, hace a las FDI responsables de la muerte de muchos de ellos. El informe también implica que éstos fueron crímenes de guerra cometidos por las FDI. Imagine lo que sucederá cuando se nos dispare desde Líbano y la Fuerza Aérea y las fuerzas terrestres se embarquen en una misión para controlar el fuego pesado y destructivo que golpea el frente interno israelí.

El informe de la ONU sobre la Operación Margen Protector debería preocuparnos, no porque nos aislará en la arena internacional y tal vez nos involucre en investigaciones y juicios en el Tribunal Penal Internacional de La Haya, sino principalmente porque este informe apunta al hecho de que las FDI tendrán un gran problema con el fundamento de la operación que están planeando.

Si no se hace nada radical en el ámbito internacional para neutralizar el efecto del «segundo informe Goldstone», este informe puede erosionar gravemente la capacidad de Israel de defenderse en la próxima guerra, sea que entre en erupción en el norte o en el sur.

http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-4671655,00.html

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

 
Comentarios

o sea q la ONU es cómplice de los crímenes q realizaron, realizan y realizarán los terroristas árabes

Un complice q anda con los pantalones mojados pero ya estan tan acostumbrados q ni lo sienten

El problema de de esta zona son los terroristas, se crítica al estado israelí sin ningún motivo y sin saber realmente el problema. Si no hubiera el estado de Israel en esta zona los palestinos se matarían entre ellos. A demás está tierra es judía no es Palestina no lo asido nunca

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.