Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes mayo 20, 2022

Todas las mentiras de la UNESCO


En 1967, el estado judío hizo una concesión colosal, casi impensable. Dejó su lugar más sagrado en manos de una religión rival, el Islam, para la cual sólo es el tercer lugar más sagrado en el mundo. El estado perdió el derecho de los judíos a orar en el Monte.

A veces una nación necesita a aquellos que lo odian para poder mirarse en el espejo y ver su propia cara verdadera. La decisión de la UNESCO  en respuesta a una iniciativa de la Autoridad Palestina de dejar de utilizar el término “Monte del Templo”, y de ahora en adelante referirse a la parte más sagrada del judaísmo como “la mezquita de Al-Aqsa” es un recordatorio de este tipo. La UNESCO nos obliga a revisar lo que hemos olvidado:

En 1967, el estado judío hizo una concesión colosal, casi impensable. Dejó su lugar más sagrado en manos de una religión rival, el Islam, para la cual sólo es el tercer lugar más sagrado en el mundo. El estado perdió el derecho de los judíos a orar en el Monte.

Los musulmanes no sabían cómo agradecer a los judíos esa patética concesión. Atacaron a los judíos que visitaban el monte, causaron daño a las antigüedades y destruyeron reliquias judías que permanecían allí. Construyeron dos mezquitas subterráneas, y durante años han estado difundiendo el libelo de sangre de nuestros días de que “Al-Aqsa está en peligro”.

Gracias a esa ficción, las tensiones en el Monte han estallado en varias ocasiones. Durante años, los terroristas han salido en nombre del libelo a asesinar judíos. A la vista de esta ofensiva musulmana, Israel se ha ido retirando poco a poco del Monte del Templo, y UNESCO es ciega a todo esto.

La relación del pueblo judío con el Monte del Templo no se puede demostrar, al igual que no se puede probar que el sol brilla de día y no de noche. Sin embargo, hay algunos hechos relevantes que Israel puede usar para mostrar las ridículas mentiras del hipócrita organismo de la ONU que son: durante cientos de años, los eruditos musulmanes mismos escribieron en sus propios textos religiosos e históricos que el Templo de Salomón – al que hoy en día los musulmanes se refieren como “al-Mazoum” (lo imaginado o falso) – se encuentra en el Monte del Templo.

El disparate musulmán que sostiene que Al-Aqsa [el Monte del Templo] fue construido por el primer ser humano o se encuentra ya sea en el Yemen o Nablus, en contradicción con su identificación como el sitio del Templo del Rey Salomón hecha por figuras como historiadores musulmanes residentes en Jerusalem como al-Muqaddasi o Aref al-Aref, el académico iraní al-Mastoufi, el poeta Jalal ad-Din Muhammad Rumi y el predicador musulmán Abu al-Bakhar Wasati durante cientos de años.

Lo que es más, en el momento del Gran Mufti Haj Amin al-Husseini, quien fue socio de Adolf Hitler y quien fue responsable de los alborotos de 1929, el Waqf publicó una guía de visita al Monte del Templo que decía: “La identificación del sitio con el Templo de Salomón está más allá de toda duda”.

La existencia del templo se apoya en varios descubrimientos arqueológicos hechos en y alrededor del Monte del Templo, tal como un fragmento de una inscripción griega de la era del Segundo Templo encontrada cerca de la Puerta de los Leones, o la esquina donde se soplaron las trompetas para anunciar el comienzo de Shabat y fiestas, descubiertas en excavaciones en la pared sur del compuesto. Y, por supuesto, están la Biblia, la Mishná, el Talmud, y una gran cantidad de fuentes históricas judías y otras que muestran que el Templo estaba en pie sobre el Monte del Templo.

Pero UNESCO nunca se ha interesado en este tipo de asuntos menores. Cualquier persona capaz de convertir la Tumba de Raquel en la “Mezquita Ibn Balal Rabá” también puede borrar el Monte del templo de su lenguaje.

Tal vez es hora de suprimir la palabra UNESCO de nuestro léxico, llamar a nuestro embajador y dejar de acoger a sus “ilustrados” investigadores en nuestro país.

 

http://www.israelhayom.com/site/newsletter_opinion.php?id=15843

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.