Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles julio 6, 2022

La población árabe y judía en “Palestina” durante el Imperio Otomano y el Mandato Británico – Consideraciones Estadísticas y Demográficas


Las cifras de la población de la Palestina Británica y turca son de interés histórico y forman parte de muchos debates históricos. La afirmación hecha por los sionistas que Palestina era “una tierra sin pueblo” es desafiada por historiadores pro-palestinos que citan cifras de censos mostrando una población árabe-palestina sustancial ya para el año 1914. Los sionistas acentúan que la mayor parte de este incremento parece haber ocurrido después de 1880, justamente cuando los judíos comenzaron a desarrollar Palestina. En particular, Joan Peters (“Desde Tiempos Inmemoriales”) afirmó que una gran proporción del aumento de la población entre los árabes fue debido a la inmigración. Los historiadores pro-palestinos tratan de presentar su caso afirmando que los colonos sionistas comenzaron a desplazar a los palestinos antes del año 1948.

El objetivo del presente texto es examinar los reclamos de ambos utilizando los mejores datos estadísticos disponibles, sin apoyar argumentos de uno u otro bando y sin ninguna intención, ya sea de denigrar la tragedia de los refugiados palestinos o utilizar los datos para cuestionar las reivindicaciones judías sobre Palestina. Las reivindicaciones morales de las partes no deben depender de los porcentajes de la población. En la práctica, estoy consciente que los datos de esta página han y serán utilizados para apoyar diversas reivindicaciones partidistas. Ese es precisamente el tipo de abuso que este material tiene como destino combatir. La conclusión principal es que “La naturaleza de los datos no permiten conclusiones precisas sobre la población árabe de Palestina en la época otomana y británica”. Cualquiera que pretenda lo contrario, de alguna manera, les engaña.

Podemos llegar a algunas conclusiones generales – Palestina no estaba vacía cuando los sionistas comenzaron a llegar, había algo de inmigración árabe también. Pero no podemos dar una cifra precisa, en todo caso, e incluso si pudiéramos, no constituiría evidencia alguna para respaldar cualquier reclamo moral.

Las irregularidades en los datos – Los debates sobre la población de Palestina prosperan debido a la falta de una buena información y a una confusión sobre el significado de las cifras del censo y por la voluntad de las partes por distorsionar la historia. Las cifras del censo del Imperio Otomano no eran fiables. Los residentes extranjeros no fueron contados y los residentes ilegales hicieron todo lo posible para evadir el censo, al igual que las personas que deseaban evadir el servicio militar y los impuestos. Las cifras de la población del mandato británico eran más fiables, aunque no se publicó ningún censo después de 1931. Las cifras para el período posterior a 1931 se basan en datos de hospitales y en los registros de inmigración y extrapolación, según parece. Los beduinos nómadas no fueron contados o sub-contados en ambos censos, en los otomanos y británicos. Los que llegaron a asentarse en Palestina se añadirían a las cifras de la población.

Al estudiar la población de Palestina entre 1800 y 1948, debemos tener en cuenta que hubo sólo un censo confiable acordado en todo ese tiempo, que tuvo lugar en 1931. El censo británico de 1922 fue tomado en condiciones poco confiables y puede que hayan contado de menos a la población. Las cifras otomanas ciertamente fueron calculadas mal, en una cifra menor. Los datos del censo de 1922 y 1931 y los estimados basados en estos censos también han sido cuestionados pero parecen ser consistentes internamente. Es decir, en su mayor parte, el número de personas indicadas por el mandato británico en 1922 y 1931 es consistente con las tasas de crecimiento naturales reportadas. Los números que figuran en la encuesta de 1945 son alrededor de 100.000 o más por debajo de lo que pudiera esperarse en función al número de refugiados y la población restante en 1948. Las incertidumbres en la mortalidad infantil y el sub-registro de nacimientos no dan cuenta de toda esta discrepancia. Esto se puede explicar por la inmigración ilegal o en parte al asentamiento de los beduinos nómadas entre la población árabe palestina.

Economía e Inmigración – Bajo el Mandato Británico, que comenzó después de la Primera Guerra Mundial, la población judía aumentó debido a la inmigración, especialmente en la década de 1930. La población árabe también se incrementó a un ritmo excepcional. Según los registros, alrededor de 18.000 no judíos entraron a Palestina entre 1930 y 1939, cuando hubo más o menos cifras confiables. En el mismo período, cerca de 5.000 no-judíos se marcharon. Esto por supuesto no cuenta por inmigración ilegal, o inmigración antes de 1930. Los análisis económicos muestran que para 1930, el nivel de vida de los árabes palestinos era aproximadamente el doble del de los árabes en los países vecinos, mientras que en la época de los turcos otomanos era menor que en los países vecinos. Algunos, entre la población agrícola, pueden haber sufrido dificultades económicas, propias de todo proceso de industrialización y de una sociedad en proceso de ser urbanizada pero, en general, el nivel de vida mejoró y mejoró mucho más rápido que en los países vecinos. No existe ninguna duda que esta mejora en las condiciones fue un atrayente para los inmigrantes, así como también un resultado en una mejora de la salud y el surgimiento de familias más grandes. Además, la construcción británica del puerto de Haifa durante la década de 1920 y su participación durante la Segunda Guerra Mundial, sin duda, atrajo al menos a algunos inmigrantes. Sin embargo, no existe una evidencia sólida que más de 100.000 o 200.000 árabes (de un total de alrededor de 1,3 millones en toda Palestina y cerca de 700.000-800,000 en la zona que se convertiría en Israel en 1948) habían emigrado a la tierra la cual se convertiría en Israel. Es imposible determinar en la actualidad cuándo se llevó a cabo esta inmigración. 100.000 árabes que emigraron en 1880 hubiesen producido muchísimos más descendientes para 1948 que los 100.000 árabes que emigraron en 1930. Sin embargo, dado que las condiciones económicas no mejoraron hasta los tiempos del Mandato, es poco probable que la mayor parte de la inmigración ocurriese bajo la administración turca.

Joan Peters, en su libro “Desde tiempos inmemorables”, argumenta que la mayor parte del incremento de la población árabe fue, de hecho, a través de la inmigración ilegal árabe. Sus cifras no son aceptadas por la mayoría de los demógrafos e historiadores, incluyendo los sionistas. El antisionista Norman Finkelstein y otros han criticado su tesis y han mostrado evidencias de su poca fiabilidad académica. El análisis de Finkelstein también muestra que los mayores incrementos de población árabe palestina se produjeron cerca de los centros de población judía en Palestina, lo que argumentaría en contra de la afirmación palestina que los sionistas estaban despojando a los árabes de sus tierras. No sabemos si este incremento se debió a los cambios de población en Palestina o a la inmigración desde fuera de Palestina. Es cierto que hubo al menos parte de inmigración ilegal-árabe palestina, tal como se ha señalado en los informes mandatorios británicos. La inmigración procedente de Transjordania no fue ilegal y no se registró como una nmigración en lo absoluto hasta 1938. A partir de la década de 1920 cuando se construyó el puerto de Haifa y especialmente durante y justo antes de la Segunda Guerra Mundial, los británicos reclutaron a trabajadores árabes del Houran en Siria y en otras partes. Los árabes también llegaron a Palestina antes de la guerra, atraídos por salarios muchísimo más altos. Sin embargo, dado que gran parte de la disminución de la población palestina que ocurrió en los siglos XVIII y XIX se debió a la migración hacia países vecinos, muchos de estos árabes que regresaron pueden haber sido familias que regresaban a Palestina.

Refugiados – La cifra de las Naciones Unidas para los refugiados árabes palestinos que suele ser citada por las fuentes pro-árabes es de 726.000. Esta cifra fue posteriormente revisada y reducida por la ONU a 711.000, pero casi nadie le presta atención al cambio. Por otro lado, a las fuentes pro-sionistas les gusta citar una cifra mucho menor contenida en un informe provisional de Ralph Bunche. La cifra de 711.000 puede ser la más cercana a la verdad, pero no hay una forma verdadera de saber.

Acerca de esta página – Muchas de las cifras que se presentan en esta página pueden que sean incorrectas, porque entran en conflicto con otros informes. El propósito de mostrar estos datos es examinar las discrepancias. Es un abuso en la intención de este ensayo y es intelectualmente deshonesto, el colocar un cuadro o un conjunto de cifras de esta página en forma aislada y utilizar esas cifras para “probar” un punto político sobre los derechos judíos o árabes en Palestina.

Conclusiones principales

  1. La naturaleza de los datos no permiten conclusiones precisas sobre la población árabe de Palestina en la época otomana y británica y las contribuciones relativas de crecimiento natural e inmigración, imprecisión en los recuentos y otros asuntos.
  2. Palestina no estaba vacía cuando comenzó la inmigración sionista. Los estimados más bajos afirman que había alrededor de 410.000 musulmanes árabes y cristianos en Palestina en 1893. Un estimado sionista afirmó que había más de 600.000 árabes en Palestina para la década de 1890. En este momento, el número de inmigrantes judíos hacia Palestina seguía siendo insignificante en todos los sentidos. Es muy poco probable que la inmigración árabe antes de este período se debiera al desarrollo sionista. Aunque existe mucha incertidumbre respecto a las cifras precisas de árabes que vivían en las áreas que más tarde se convertirían en Israel, es muy poco probable que las demandas de Joan Peters que había menos de 100.000 árabes viviendo allí sean válidas.
  3. El asentamiento sionista entre 1880 y 1948 no desplazó o privó a los palestinos. Todo indica que hubo una red de inmigración árabe hacia Palestina en este período y que la situación económica de los árabes palestinos había mejorado enormemente bajo el mandato británico en relación a los países vecinos. En 1948, había aproximadamente 1,35 millones de árabes y 650.000 judíos viviendo entre el Jordán y el Mediterráneo, más árabes que esta cifra habían vivido en Palestina antes y más judíos que esa cifra habían vivido allí desde épocas romanas. Un análisis de la población por los sub-distritos muestra que la población árabe tendió a aumentar al máximo entre 1931 y 1948 en las mismas áreas donde había una gran proporción de judíos. Por lo tanto, la inmigración sionista no desplazó a los árabes. Para una discusión detallada centrada sobre este mito, por favor refiérase al Sionismo y su Impacto.
  4. Los datos históricos de la población en Palestina durante la época otomana y durante los tiempos Mandatorios muestran discrepancias significativas. Por ejemplo, las cifras indicadas en el Cuadro A-1 de 1930 muestra que la población de árabes es de alrededor de 100.000 demasiado bajo según las cifras del censo de 1931
  5. No es posible estimar directamente la inmigración árabe ilegal, pero aparentemente hubo inmigración. El total migratorio árabe hacia Palestina registrado o estimado por el gobierno del Mandato Británico fue de alrededor de 45.000. La inmigración ilegal que no fue registrada no se inscribiría en las cifras finales de la población para 1945, porque esas cifras eran estimadas. Nosotros simplemente no sabemos cómo es que muchos árabes y judíos allí estaban en Palestina antes de la declaración del Estado de Israel. Es probable que hubiese alrededor de 100.000 inmigrantes árabes en Palestina. Un número desconocido también puede haber migrado internamente, desde las zonas árabes de Cisjordania que antes fueron los centros de las actividades comerciales y población a la llanura costera y la Galilea. El incremento de la población árabe de las zonas con grandes asentamientos judíos era cercana a un 10% mayor que en las áreas sin asentamientos judíos. Este efecto no puede ser totalmente separado de la urbanización. Una población de aproximadamente 103.000 beduinos (1922 estimados reportado en los informes de 1927-1929 del Mandato) pueden haber sido excluidos o incluidos en diferentes cifras de población tal como a las autoridades y expertos en demografía les pareciera justo. No existe manera de saber cuántos de estos beduinos fijaron un hogar permanente en Palestina o cuántos se convirtieron en parte de la población de la ciudad en el curso de la etapa de industrialización entre 1922 y 1948. Sin embargo, la evidencia indica que en realidad estaban incluidos en todas las cifras oficiales de la población. Esto se demuestra por el hecho de que los estimados de población musulmana que explícitamente no incluyen a beduinos fueron significativamente menores que las cifras del censo y por el hecho que el crecimiento demográfico es consistente con las cifras de crecimiento natural si asumimos que los beduinos fueron incluidos.
  6. Existen grandes discrepancias entre las cifras oficiales de población y el número de refugiados palestinos – Un análisis de la población por sub-distritos y aldeas, utilizando los datos ciertamente incompletos del portal Palestina Recordada, muestra que hubo en 1949 alrededor de 736.000 árabes musulmanes y cristianos en el parte de Palestina que se convertiría en la “Línea Verde Israel”. No hubieron de 620.000 refugiados en 1949 si estas cifras son correctas, ya que el censo israelí mostró 156.000 no-judíos viviendo en Palestina en noviembre, 1948 de los cuales alrededor de 14.000 eran drusos. El número de refugiados reportados por la UNRWA en 1948 fue de 726.000. Se pudiera indicar que una población no registrada e ilegal de 100.000 personas fue incluida en los refugiados, o pudiera ser debido a la grave y sistemática subestimación de la población árabe por las autoridades del Mandato Británico. McCarthy sugiere que si hubo tal subestimado, sin embargo, sus cifras a la población total de Palestina concuerdan con las proyecciones basadas en las cifras oficiales de 1945.
  7. Existen graves discrepancias en informar sobre el número de refugiados. En 1949, la UNRWA reportó 726.000 refugiados. Para el año 1950 se reportaron 914.000 según una fuente (McCarthy), un aumento del 26% que no pudo provenir de nacimientos o de más desplazamientos de refugiados, los cuales eran insignificantes.
  8. La ciudad de Jerusalén ha tenido una mayoría judía desde 1896 – En la propia ciudad de Jerusalén había una mayoría judía desde 1896, pero probablemente no antes. El distrito de Jerusalén (en contraposición con la ciudad) comprendía un área muy amplia en la época otomana y británica, en la que había una mayoría musulmana. Esto incluyó a Jericó, Belén y otras ciudades. Dentro del distrito de Jerusalén, había un sub-distrito de Jerusalén, que incluye muchos de los suburbios inmediatos tales como Ein Karem, Beit Zeit, etc. En ese sub-distrito, los judíos seguían siendo una minoría, con sólo alrededor de 52.000 de 132.000 personas en 1931 por ejemplo.

La conclusión principal es – “La naturaleza de los datos no permiten conclusiones precisas sobre la población árabe de Palestina en la época otomana y británica”

Capítulo 2 – Población Otomana y del Mandato de Palestina – Consideraciones estadísticas y demográficas

a) La población de la Palestina Otomana

La población de la “Palestina” otomana es difícil de estimar, debido a que:

  1. No hubo ningún distrito administrativo en Palestina. Las cifras del censo turco fueron para varios distritos, incluyendo los distritos de Jerusalén, Nablus y Acco por ejemplo. El distrito Acco incluyó áreas en el Líbano, fuera de las fronteras modernas de Palestina en el cual no existían judíos.
  2. Los datos del censo turco no incluyeron a los beduinos (estimados en unos cuantos miles de turcos pero calculados en 100.000 en el censo británico de 1922) y otros sujetos extranjeros. Una tasa considerable de judíos conservó su nacionalidad extranjera (generalmente rusa) en la Palestina otomana.
  3. Tanto árabes y judíos evitaron el censo turco. Los extranjeros que no tenían permiso de residencia no querían hacer valer su presencia. Los árabes y judíos deseaban evitar los impuestos y el servicio militar obligatorio.
  4. En el siglo XIX, sólo los musulmanes estaban sujetos al reclutamiento y en consecuencia, los musulmanes tendían a evitar el censo.
  5. De acuerdo con Justin McCarthy, el censo redujo numéricamente el conteo de mujeres y niños.
  6. Los datos del censo turco no fueron publicados con regularidad, por lo que sólo se dispone de datos parciales.

Ya que los datos son ambiguos, diferentes fuentes ofrecen diferentes estimados. En particular, las fuentes sionistas parecen exagerar las cifras judías en años anteriores y reducen numéricamente los datos de los árabes y las fuentes árabes. Según Bachi, (citado aquí) había 489.200 árabes (musulmanes y cristianos) en Palestina en 1890 y 42.900 judíos.

De acuerdo a Beinin y Hajjar el censo turco de 1878 enumeró a 462,465 sujetos turcos en los distritos de Jerusalén, Nablus y Acre: 403,795 musulmanes (incluyendo drusos), 43,659 cristianos y 15.011 judíos. Además, hubo al menos 10.000 judíos de nacionalidad extranjera (inmigrantes recientes en el país) y varios miles de nómadas árabes musulmanes (beduinos) que no fueron contados como individuos otomanos.

Sin embargo, de acuerdo con los datos de Karpat, citados aquí, en el Censo Turco Otomano de 1893, habían 371,959 musulmanes y 42.689 cristianos, para un total de 414,648 palestinos árabes y sólo alrededor de 9.000 judíos. Los datos de Beinin y Hajar probablemente incluyen los sub-distritos de Acre Sandzak que se encuentran dentro del Líbano moderno. Todos acuerdan que el número de judíos y musulmanes es demasiado bajo. Rupin (citado en el artículo aquí) afirmó que había un total de 689,275 personas en Palestina para 1893, de los cuales unos 80.000 eran judíos. Esta cifra es probablemente un sobreestimado.

De acuerdo a Justin McCarthy, en 1860 había 411.000 árabes en Palestina. En 1890 se contabilizaron 553.000, en 1914 unos 738.000, pero en 1918 había sólo 689.000 personas. Como no hubo censo en varios de esos años, no está claro el cómo este deduce estas conclusiones. McCarthy nos dice que estas cifras han sido ajustadas al menospreciar la data de mujeres y niños, que representan las diferencias entre las cifras de McCarthy y los datos del censo. El bajón durante la guerra puede haber sido causado por la hambruna y enfermedades tal como afirma McCarthy, pero este no tiene en cuenta que en 1922, el censo británico sólo colocó en lista a 660.641 palestinos árabes (cristianos y árabes, véase el cuadro siguiente) ni tampoco explica la caída de 1918. Tal vez las cifras anteriores incluyen áreas de Palestina no incluidas en el mandato u otros sobreestimados.

En 1908, según la Dra. Hala Fattah (http://www.jerusalemites.org/jerusalem/ottoman/1.htm): “Cuando el mandato del Sultán Abdul-Hamid II colapsó, se estimaba que la población judía de Palestina se había incrementado a 80.000 personas, tres veces su número en 1882, cuando se impusieron las primeras restricciones de entrada”. Otros estimados sitúan a la población judía anterior a la guerra en 40.000 en su cifra más baja y 100.000 en la más alta.

De acuerdo con Arjan El Fassed y Lauri Irani (Originalmente en electronicintifada.net/historicalmyths/nosuchthing.html y excluida de la red – 2007) en 1912 sólo había 40.000 judíos y 525.000 árabes en Palestina. Sin embargo, Beinin y Hajjar afirman que la “población árabe en 1914 era de 683.000. Para el estallido de la Primera Guerra Mundial (1914), la población de judíos en Palestina había aumentado a alrededor de 60.000, 33.000 de los cuales eran colonos recién llegados al lugar”.

La guerra redujo a ambas poblaciones tanto árabes como judías en cierta medida, por lo que hubo una diversidad según distintas fuentes, de 40.000 a alrededor de 80.000 judíos en Palestina.

La comparación de algunas de estas cifras es iluminadora. El censo de 1893 da un total de 414,648 palestinos árabes. El Cuadro A-1 a continuación enumera 469.000 árabes para 1893, Bachi afirmó que había 489.000, McCarthy estimó 553.000 y Rupin estimó alrededor de 600.000 todos aproximadamente el mismo año. Del mismo modo, tal como se ha señalado, hubo grandes discrepancias también para las cifras de los judíos. Arjan Fassed y Lauri King Irani (ver cuadro abajo) afirmaron que sólo existían 7.000 judíos en 1870 y 10.000 en 1893 (al parecer tomando las cifras de la población judía, pero no la de los árabes del censo turco de ese año), mientras Bachi estimó que existían alrededor de 42.000 judíos en 1893. Hala Fattah afirmó que eran unos 80.000 judíos en 1908, mientras que el cuadro A-1 de Arjan El Fassed y Lauri King Irani incluyen a 60.000 individuos en 1914.

La data para los estimados de población árabe se da a continuación. El censo de 1922 es del censo británico mientras que el de 1893 es el censo otomano. Tal como vemos en la inspección no existe un acuerdo entre las cifras. En parte, pudiera ser que se refiere a diferentes áreas y algunas incluyen sub-distritos que no formaban parte de Palestina después de 1918. Los orígenes de esta data no son realmente conocidos. Las cifras anteriores de McCarthy que pre-datan a la guerra son probablemente sobreestimados de la población árabe, incluso suponiendo grandes subestimados en el censo turco.

Tabla 1: Comparación de diferentes estimaciones de la población árabe de Palestina Otomana

Tabla_1

Para dar una idea de la variabilidad e incertidumbre de la data otomana, el Cuadro 1-A presenta los estimados de población del distrito Quds de (Jerusalén), que comprendía aproximadamente 2/3 del área futura de Palestina.

Cuadro 1-A: Cifras de la población otomana para el Distrito de Al-Quds-Jerusalén (1)

Tabla_Jerusalen

  1. Los datos proceden de las estadísticas compiladas por Jan Lahmeyer en el portal Populstat utilizando diversas fuentes.
  2. Los años actuales se dan de la manera siguiente 1884/5, 1890/1, 1900/1, 1910/1911
  3. Un valor medio tomado de dos estimados por la misma fuente.

Es muy poco probable que la población aumentara en un 44% en 5 o 6 años entre 1885 y 1890, o que en 25 años la población aumentase en un 63%

b) Las áreas de asentamientos judíos en el Imperio Otomano

Los argumentos principales se centran en torno a la población de árabes palestinos en las áreas de Palestina que eventualmente se incluyeron en el Estado de Israel en 1948. En 1948, se estima que estas áreas incluían a unos 800.000 árabes (no existe certeza sobre esta cifra tampoco ya que Joan Peters afirmó que la población de estas áreas era aproximadamente de 92.000 en 1893), basados en cifras de la población para los siete sub-distritos turcos que aproximadamente comprendían Palestina en 1948. Esto significaría que los judíos, quienes eran quizás 85.000 según estimados más optimistas, eran la mayor minoría en esa zona. El origen de estas cifras es incierto, ya que el censo turco dio 198.000 personas no judías para estos sub-distritos, probablemente un subestimado y Cuinet, viajero de ese período, lo estimó aproximadamente en 186.000 personas.

Tabla 2 – Población árabe de 1893 en la futura zona de Israel

Tabla_2

Si asumimos que la población inicial en 1893 era de 200.000 y que hubo un aumento natural anual del 2,7%, con esto alcanzaríamos la cifra de 820.000 en 1948, sin tener en cuenta ninguna inmigración en absoluto. Suponiendo que el censo otomano fue descuidadamente contado, esto no sería suponer algo poco probable. Para toda Palestina, entre 1922 y 1931, las cifras del censo para los no-judíos, marca un incremento anual de alrededor del 2,9%, mientras que entre 1931 y 1948, corresponden a un incremento del 2,0%. Esta diferencia puede deberse a que se contó descuidadamente en el censo de 1922 o los errores en el estimado después de 1931, o a un decrecimiento en la actual tasa de natalidad.

Si aceptamos las cifras de Peters, entonces tendríamos que asumir que el déficit estuvo compuesto por una inmigración adicional de algo menos de 100.000 árabes palestinos desde 1893, algunos de los cuales han tenido considerable descendencia para 1948. Sin embargo, tal como Yehoshua Porath ha demostrado (véase la nota más abajo) las cifras de Peters son muy poco probables.

Población de la Palestina del Mandato Británico

Crecimiento de la población en Palestina – Sólo hubo dos censos realizados en la Palestina del Mandato, en 1922 y en 1931. El resto de las cifras para la población de la Palestina del mandato tienen como base los nacimientos y muertes y el renglón inmigración. La encuesta anglo-estadounidense de 1945 provee valiosos datos adicionales para la población en ese año, pero probablemente también está incompleta. Los sionistas señalan que los datos después de 1931 no reflejan la inmigración ilegal de los árabes, así como también la de los judíos, mientras que los pro-palestinos creen que el censo omite a muchos beduinos y subestima la tasa de natalidad palestina. Justin McCarthy afirma que el censo de 1922 se llevó a cabo sin el menor cuidado y otras fuentes palestinas desafían los datos de 1931. Desafortunadamente, no hay manera de “corregir” los valores de un censo que se llevó a cabo sin el menor cuidado y no existe ninguna razón para suponer una constante parcialidad en una u otra dirección. Los censos de 1922 y 1931 tienen estimados arbitrarios sobre el número de beduinos en el Neguev. Las cifras no tenían base en verdaderos cuestionarios de censo. Por otra parte, estos beduinos no eran sedentarios. Se movilizaron entre el Sinaí, el Neguev y lo que a ahora se le llama Transjordania. No hay manera de saber qué porcentaje de esta sub-población podría decirse eran residentes permanentes del Neguev.

La población judía durante el mandato e inmigración – El censo de 1922 enumeró 83.790 judíos en Palestina. El censo de 1931 enumeró 174.606. El informe anglo-estadounidense de 1946 enumeró 608.000 judíos en Palestina. Según el Compendio de Estadísticas de Israel, había 716.000 judíos registrados en noviembre de 1948 y 758.000 registrados a finales de año. No es posible determinar el número verdadero de judíos presentes al momento del nacimiento del estado, pero la cifra dada es generalmente de 650.000. Un número considerable de inmigrantes entraron inmediatamente después de que el estado fuese declarado. Una inmigración neta de 216.000 judíos fue registrada para 1930-1939. De acuerdo a la Oficina Central de Estadísticas de Israel, unos 483.000 judíos emigraron a Palestina entre 1919 y 1948.

Población árabe e inmigración ilegal – El informe anglo-estadounidense de 1945 enumeró alrededor de 1.222.000 árabes musulmanes y cristianos en Palestina y 15.000 “otros”. Los informes del libro azul del mandato de la década de 1920 estiman unos 25.000 inmigrantes ilegales árabes en total que no fueron registrados. El informe Mandatorio de 1937 estimó alrededor de 25.000 inmigrantes árabes legales durante todo el período. Además, el informe señala: “5. Ha habido una inmigración ilegal sin registro ambas de judíos y árabes en el período transcurrido desde el censo de 1931, pero ningún estimado de su volumen será posible hasta que se realice el próximo censo”.

También se informó ocasionalmente sobre la data relativa a la inmigración legal de árabes en los informes anuales del Mandato presentada entre 1923 y 1938) pero de una manera casual y oscurantista.

El siguiente cuadro resume el crecimiento aproximado de población en la Palestina del Mandato

Tabla 3 – Crecimiento poblacional aproximado en el Mandato Británico sobre Palestina

Tabla_3

  1. Las cifras de la población judía fueron estimadas al incluir el renglón inmigración. 650.000 es la cifra aceptada. El número otros fue estimado sobre la base a las tasas medias de incremento entre 1922-1945. La fuente http://www.palestineremembered.com/Acre/Maps/Story574.html da la cifra de 608.250 para 1945 como encuesta revisada y esta cifra es generalmente aceptada. Sin embargo, el cuadro A-1 y otras enumeran las cifras de la encuesta como si fuesen de 1946 en lugar de 1945.
  2. Estas cifras ampliamente citadas están asimismo basadas aparentemente sobre los estimados oficiales y no se debieron a un estudio especial. Una copia del informe (abreviado) que está en Internet sólo da cifras del año 1944 (no revisadas por la inmigración ilegal judía y por supuesto, no revisadas por la inmigración ilegal árabe, que nunca ha sido evaluada). Afirma: “Población – 4. De acuerdo a estimados oficiales, la población de Palestina creció de 750.000 en el censo de 1922 a 1.765 millones para finales de 1944. En este período, la parte judía de la población aumentó de 84.000 a 554.000 y del 13 al 31% integralmente. Tres cuartas partes de esta expansión de la comunidad judía se explican a través de la inmigración. Mientras tanto los árabes, aunque la proporción de su población total descendía, se incrementó en una cifra aún mayor, solo dentro del grupo de musulmanes de 589.000 a 1.061.000*”.

Parece probable que el suplemento del boletín de cifras data de 1945, el año en que se realizó la encuesta y no a partir de 1946 como se declara a menudo. La razón es que ante el organismo de la encuesta, preparada con anticipación estos datos estaban disponibles, se dan cifras de 1944 tal como fue citado anteriormente. La proyección de una tasa de natalidad de aproximadamente 30.7 daría como resultado cifras mayores que la anterior para 1945 y ciertamente para 1946.

Tabla 4: Mandato de Palestina: Crecimiento de la Población no Judía desde 1922-1937

Tabla_4

El informe del mandato para 1937 enumera las listas de población calculadas de acuerdo con los dos censos y de acuerdo a estimados de la población basados en inmigración, emigración, nacimientos y muertes en los años posteriores. No se tiene en cuenta las cifras por la inmigración ilegal. Estas cifras se dan en el anterior cuadro (Tabla 4), junto a las tasas de incremento calculadas anualmente.

Los números en el Cuadro 4, que figuran en el Informe Mandatorio de 1937, son sólo una aproximación de acuerdo con las cifras reportadas por el mandatorio para los mismos años en otros lugares. Las diferencias son aparentemente aleatorias. Por ejemplo, para 1928, el cuadro anterior enumera a 79.812 cristianos, pero el Informe Mandatorio de 1928 enumeró solo a 78.463. Por otro lado, el Informe Mandatorio enumera sólo a 753.812 musulmanes para 1931, pero el censo enumeró alrededor de un total de 759.000 o 761.000 (dependiendo de si se toman las cifras del Anuario del Estadista o las cifras del mandato británico)

La serie anterior posee fluctuaciones inexplicables en aumentos anuales de cristianos y musulmanes que pudiera ser debido a la inmigración, o en el menospreciar y rellenar el conteo para hacer que las cifras concuerden con los datos del censo, u otros errores. Por ejemplo, en 1933, el número de cristianos se muestra que aumentó en más del 5% en un solo año, un incremento que pudiera explicarse por la inmigración. Una nota en un informe mandatorio anterior indica que muchos palestinos que emigraron a los Estados Unidos regresaron por la severidad de la época de depresión. En 1923, las cifras registradas para los árabes musulmanes representan un incremento del 3,4% respecto al censo del año anterior, mientras que los de los árabes cristianos representan un incremento de sólo el 0,876%.

Aumento de la población frente al incremento natural – El Capítulo 4 de la Encuesta Anglo-Americana de 1945 da el cuadro siguiente para el ítem incremento natural. Tal como es habitual cuando se trata de datos mandatorios, existen lagunas inexplicables:

Tabla_5

El “incremento” natural de los números es algo sospechoso. Comenzando con las cifras del censo de 1922 y usando el incremento natural de las cifras para determinar la población, tendríamos 1.061.464 de musulmanes en 1944 en lugar de 1.061.000, un acuerdo cerrado. Sin embargo, la encuesta anglo-estadounidense indicó que había 19.000 inmigrantes musulmanes suplementarios entre 1922 y 1944 y presumiblemente algunos de estos inmigrantes tuvieron descendencia, por lo que las cifras son aproximadamente 30.000 menos de lo que en realidad debería ser. Aun así, las tasas de “crecimiento natural” para 1941-1944 son sospechosamente altas, como si los datos estuviesen “fijados” para dar números mayores. Para los cristianos, los datos de la encuesta de 1945 dan 145.060, pero la data del incremento natural daría sólo alrededor de 113.2200, sugiriendo una inmigración neta de quizá 20.000 o 25.000 entre 1922 y 1945, incluyendo descendencia.

Discrepancias en los datos reportados

El último año del cual tenemos datos del censo es en 1931. Las cifras del censo son reportadas de manera diferente en diferentes fuentes, pero las variaciones son menores. Estas son de acuerdo a lo razonable de los datos del informe del Mandato Británico enumeradas en el Informe 1937 del Mandatorio para 1931. El Informe del Mandatorio enumeró alrededor de 753.000 musulmanes para 1931, mientras que las cifras del censo citadas estarían dando 759.000 o 761.000. Los datos se ajustan aproximadamente a partir de los índices de natalidad publicados. Otros estimados de la población árabe son por lo general algo diferentes. Las cifras de McCarthy aparentemente incluyen drusos y la cifra en el Cuadro A-1 puede incluir sólo a musulmanes.

Tabla 6: Estimados de la población árabe de la Palestina Mandatoria en 1930-1931

Tabla_6

d) Población de Árabes en el Israel de 1948 y el número de Refugiados

El número de árabes que residían en Palestina como ciudadanos en 1948 y en consecuencia, el número de refugiados, es un tema de controversia.

En el artículo de McCarthy (en la Enciclopedia de los Palestinos, Philip Mattar Ed. publicado en el portal Palestina Recordada) afirma lo siguiente: “De los 1.358.000 ciudadanos árabes palestinos de Palestina en 1948, aproximadamente 873,600 residían dentro de lo que se convertirían las fronteras de Israel, sin los 485.000. Los israelíes registraron 156.000 no-judíos en 1948, una cifra que incluyó quizás a 1.000 no-árabes, dejando a 155.000 palestinos en Israel. Esto significa que 718.000 palestinos tampoco eran refugiados o murieron durante la guerra. Tengan en cuenta que esta cifra depende de un estimado poco preciso de los números que vivían a ambos lados de la frontera antes de la guerra y por lo tanto se deben tomar como un estimado medio. Sin embargo, estadísticamente no puede equivocarse en más de un 5 al 10% (para otros análisis, ver Khalidi, 1992; Bachi, 1977)”.

Los estimados anteriores que según McCarthy “no pueden estar equivocados por más del 5 al 10%”, probablemente sobreestiman la población dentro de la zona de Israel en un 20% tal como veremos más adelante. Los 156.000 “no-judíos” registrados por los israelíes incluyeron cerca de 15.000 drusos. McCarthy aparentemente cuenta estos en todas las estadísticas, aunque escribe: “Todos los no-ciudadanos, así como también los no-drusos enumerados junto a los drusos bajo la categoría de “Otros” en los datos británicos, deberían ser excluidos”.

Si este no contó a los drusos, entonces, ¿cómo pudo reportar a 860.000 árabes en 1931, cuando el censo reportó menos de 849.000? Los 10.000 drusos de más parecen compensar la discrepancia.

Las cifras anteriores se basan en la suposición de McCarthy que las cifras del Mandato para la mortalidad y fertilidad estaban equivocadas. Así que las ha corregido por un “calculo adicional moldeable”. Si de hecho los números del mandato para la fertilidad y la mortandad estaban errados, los números encontrados en el censo de 1931 habrían sido muy diferentes de los estimados dados en años anteriores. No fue así.

Una confusión surgió sobre el número de refugiados reportados originalmente por la ONU. Algunos sionistas citan una cifra tan baja como 472.000. Esa cifra es un estimado provisional y no una cifra final. Se trata de un informe sobre la marcha por el mediador de la ONU Ralph Bunche, publicado el 18 de octubre de 1948.

El número 726.000 proviene de un informe final de un estudio económico publicado el 28 de diciembre de 1949 por la Comisión de Conciliación de las Naciones Unidas. El documento está disponible en formato PDF. Esa es la cifra que McCarthy utilizó. Sin embargo, en su informe A/1367/Rev.1, de fecha 23 de octubre de 1950, la Comisión de Conciliación de la ONU revisó el estimado de 726.000 a 711.000. Este declaró: “15. El estimado del experto en estadística, que el Comité considera ser tan preciso como las circunstancias lo permitan, indica que los refugiados del territorio controlado por Israel numeran aproximadamente 711.000. El hecho que existe un mayor número de receptores de ayuda pareciera ser debido entre otras cosas a la duplicación de las tarjetas de racionamiento, adición de personas que han sido desplazadas de zonas distintas de las zonas controladas por Israel y de personas que, aunque no fueron desplazadas, son indigentes”.

De hecho, probablemente no había manera de determinar con precisión cuántos refugiados habían allí por las razones citadas anteriormente y debido a la adición de árabes no palestinos que también eran indigentes y “desplazados de zonas distintas a las zonas controladas por Israel” (o no desplazados en lo absoluto) o personas que “aunque no fueron desplazadas, son indigentes”. Siempre existe una gran cantidad de personas indigentes en esta parte del mundo, pero que no están relacionados al conflicto palestino-israelí.

En teoría, podríamos determinar el número de refugiados al adoptar las cifras de población árabe palestina de origen en 1948 y restando de ellos el número de aquellos que permanecieron en cada pueblo en Israel. Esta es una manera por ejemplo, en la que se estimó el número de víctimas del Holocausto judío. Sin embargo, no tenemos datos precisos ya sea para la población de origen de 1948 o por el número de personas que permanece en cada aldea, pueblo y ciudad. Este último podía ser proporcionado por la Oficina Central de Estadísticas de Israel. Su afirmación es que basados en ese tipo de análisis, había alrededor de 500.000 refugiados, lo que parece ser demasiado bajo.

Palestina fue dividida en distritos y sub-distritos y los datos de la encuesta de 1945 proveen cifras de población por sub-distrito. La población de cada pueblo y ciudad es igualmente conocida para 1944. Por lo tanto, podemos estimar la población de los árabes que estaban en las áreas que eventualmente formaron el Estado de Israel dentro de las fronteras del armisticio de “Línea Verde”, aunque McCarthy afirma que esto trata no es posible.

Un mapa de los sub-distritos utilizados en 1946 se muestra abajo, con las fronteras de 1948 superpuestas (línea verde) y algunas ciudades importantes en Rojo. Palestina había sido dividida u organizada en nuevos distritos políticos desde 1931, por lo que los distritos de Belén y Jericó fueron abolidos y se incorporan en el distrito de Jerusalén.

Mapa de Sub-distritos de la Palestina del Mandato y Fronteras de Israel

districtmap1948

Mediante el uso de la data de la encuesta de 1945 (o 1946) y multiplicando por un factor para permitir el aumento de la población en 1945-1948, podemos llegar a algunos estimados del total de la población árabe (cristianos y musulmanes) de Palestina. El total que figura en la Encuesta Anglo-estadounidense fue de 1.221.840, de los cuales 1.076.780 eran musulmanes y 145.060 eran cristianos. Suponiendo una tasa de crecimiento anual del 3% (un sobreestimado, ya que incluye tanto la población musulmana como cristiana, tendríamos 1.335.105 en 1948, lo que se acerca más a la cifra total de toda Palestina dada por McCarthy y que puede ser aceptada como correcta. Sin embargo, su estimado de 873.600 para la población que reside dentro de Israel no es necesariamente correcto.

El Cuadro 7 le otorga la población árabe de los distritos que se convirtió en parte de Israel, el número de árabes (excluyendo a los drusos) restantes en Israel a finales de 1948 como dado por la Oficina Central de Estadísticas de Israel y el número calculado de posibles refugiados. Los datos sólo pueden ser aproximados y debemos destacar que esta no es una imagen completa y verídica. Los datos son tomados de los portales de Palestina Recordada. Una página da la población total de cada distrito de acuerdo con la encuesta Anglo-Estadounidense realizada en 1945 o 1946. Sin embargo, algunos distritos no fueron incluidos totalmente en Israel. Para estos distritos se utilizaron las cifras poblacionales que figuran para cada localidad en 1944, tal como figuran en las páginas individuales en el portal Palestina Recordada, vinculados de la página índice. Por desgracia, parece ser que este portal no enumera todos los pueblos y nosotros no podemos estar seguros de que es exacta. En la segunda columna se encuentran las poblaciones estimadas de estos distritos a mediados de 1948. Estos estimados fueron obtenidos multiplicando los datos de la encuesta en 109.27%, (1.0927) (suponiendo que los datos eran de 1945 o principios de 1946 y multiplicando los datos de la población de 1944 para las ciudades en 112.55% (1.1255). Estos factores representan un crecimiento anual del 3% durante 3 años y cuatro años respectivamente. No podemos saber con certeza que los datos presentados por el portal Palestina Recordada para los cinco distritos parcialmente incluidos en Israel se han completado o están destinados a ser completados. La suma de sus cifras es de 120.999. Toda la población de los cinco sub-distritos era de 527.000 de acuerdo a los datos de la encuesta.

Tabla 7 – Palestina: Estimación de la población árabe y de los refugiados fuera de las fronteras de Israel en 1949

Tabla_7

Detalles a tener en cuenta

  1. Las cifras de 1945 son de la Encuesta palestina para los sub-distritos totales. Las cifras de 1944 son la suma de las poblaciones de cada pueblo y ciudad en sub-distritos parciales. En algunos casos, las cifras incluyen “otras” poblaciones tales como Bahai y drusos que no se convirtieron en refugiados en números apreciables.
  2. Los estimados se dieron asumiendo un crecimiento demográfico del 3% anual y con la disponibilidad de 3 años de crecimiento de las cifras de la encuesta y cuatro años de crecimiento para los sub-distritos parciales.
  3. Estos distritos no fueron incorporados en Israel integralmente y por lo tanto sólo se les da a la población de los pueblos y ciudades de la lista de Palestina Recordada. Esto les da a los pueblos con tan sólo 20 personas. En sólo unos pocos casos de pequeños pueblos, la población fue marcada como “no disponible”. Palestina Recordada me aseguró que estas cifras están destinadas a ser totales y precisas dentro de lo razonable. Sin embargo, se ha señalado que algunos pueblos tales como Majdal en el distrito de Gaza no se pueden enumerar en lo absoluto. No obstante, los demógrafos del gobierno de Israel, que utilizan el mismo método arribaron a una cifra aún menor. Véase Benny Morris, (Nacimiento del Problema de los Refugiados Palestinos 1947-1949, Cambridge University Press, 1988, Apéndice I). De acuerdo con ese apéndice, el número oficial total de “personas no judías que vivían en la parte de Palestina que se convirtió en Israel fue dada por los británicos como de 725.000, es decir alrededor de 10.000 menos que el número proyectado anteriormente. De esos “no-judíos” había alrededor de 14.000 drusos. Sin embargo, para el momento en que la oficina de censo israelí estimó que sólo alrededor de 102.000 no judíos (árabes y drusos) permanecieron en Palestina, en lugar de los 156.000 enumerados en la lista de 1949 por la Oficina Central de Estadísticas de Israel. Eso habría dado un total más grande del que tenemos. Los funcionarios israelíes, según Morris, simplemente asumieron por algún motivo que el valor británico del 6% era demasiado grande y así arribaron a un total incluso menor que la dada en el Cuadro 7. El análisis británico de los refugiados, que sumó 95.000 beduinos (no se ofrece ninguna prueba de su existencia) en el Neguev, e inmigrantes ilegales hipotéticos, llegó a un total de 711.000 refugiados de acuerdo con Morris y las referencias.
  4. La Oficina Central de Cifras Estadísticas de Israel para noviembre de 1948 estimó que 156.000 no-judíos vivían en Israel. Para 1949 se enumeran 158.000 no-judíos en promedio durante el año. De ellos 14.500 fueron identificados por separado como drusos para el final del año. Las cifras de “árabes” citadas por Palestina Recordada pueden o no incluir drusos.
  5. Tal como se ha señalado, el cuadro puede subestimar la población de los distritos individuales en los que sólo partes del distrito se incorporaron a Israel, ya que no se proveen cifras para algunas ciudades en Palestina Recordada. Por otra parte, es probable que la población original fuera más pequeña que lo estimado.

El Cuadro 7 indica que pudieran haber sido unos 736.000 árabes en el área que se convirtió en Israel en 1948 y que alrededor de 595.000 pueden haberse convertido en refugiados. Al permitir alrededor del 5% de crecimiento de la población adicional en 1948 y 1949, podemos estimar unos 620.000 refugiados. De acuerdo con las cifras citadas por McCarthy, el número de refugiados fue mucho mayor. Este estimó 718.000 refugiados en 1948 y cita a la UNRWA que estima 726.000 refugiados. Tengan en cuenta que los cálculos del Cuadro 7 asumen que los estimados de la Encuesta Británica fueron de hecho para 1945 o principios de 1946 y no para fines del año 1946 como aparentemente es asumido por Palestina Recordado. Los números encontrados en la encuesta son sólo un pequeño porcentaje por encima de los números que se encuentran en el libro de Estadística del Pueblo Británico de 1945, incluso si excluimos la vasta disminución de Beersheva (crecimiento promedio de alrededor del 1,8% sin Beersheva). Las Estadísticas de Pueblo (Vilstat) de 1945 proveen cifras para finales del año 1944. Si los números eran realmente para 1946, tendríamos que restarle aproximadamente el 3% de los estimados anteriores. La diferencia no puede hacerse frente a los números de beduinos, porque los beduinos no se convirtieron en refugiados y porque tal como se muestra, las cifras de la población aparentemente incluían la mayor parte de los beduinos.

Para el año 1950, de acuerdo con McCarthy (su Cuadro 3), UNRWA estimo en 914.221 refugiados árabes, más de 45.000 refugiados judíos. Esta cifra no pudo haber ocurrido por el crecimiento de la población desde el año 1948. Por otra parte, UNRWA estima que sólo había 870.000 refugiados en 1953, una cifra mucho más acorde con las posibilidades reales. Es imposible entender cómo arribaron a la cifra mayor de 914.221 en 1950, basándose en el estimado real de la UNRWA de 870.000 en 1953.

Asumiendo que la cifra de 726.000 de la ONU es la cifra correcta en 1948, significaría que en 1950 había 126% de las cifras originales citadas por la ONU. No importa que valores fantásticos sean asumidos para las tasas de fecundidad palestinas, este incremento es imposible. Ninguna población aumenta a un ritmo del 12% anual. Israel si expulsó a un pequeño número de árabes de Majdal, Isdood y otras áreas después de la guerra, pero no pudo compensar este enorme número. Si hubiese habido 726.000 refugiados en 1948, hubiera 841.000 en 1953 usando una tasa de crecimiento anual del 3%. Sin embargo, este número podría ser incluso menor si se utiliza un estimado probablemente más preciso de 711.000 refugiados. Es casi seguro que las cifras de refugiados reflejan un acrecentamiento constante de tarjetas de racionamiento duplicados falsos y de personas que “aunque no fueron desplazados, son indigentes” – es decir infiltración de gente de las mismas áreas en las filas de refugiados.

e) Estimado de la migración interna de la población en la Palestina Mandatoria

El censo de 1931, al igual que las estadísticas de la encuesta de 1946, concedió a la población por sub-distritos. Estos sub-distritos eran ligeramente diferentes, ya que incluía Jerusalén a Jericó y Belén en 1946, pero no en 1931 y puede haber habido otros cambios menores, pero en su mayor parte podemos puede asumir que los distritos eran similares. Por lo tanto podemos llegar a algunas conclusiones respecto al aumento de la población árabe en diferentes áreas que fueron o no fueron acomodados por los judíos.

Tal como se muestra en el Cuadro 8, las zonas de asentamiento judío tuvieron un crecimiento de 57% en la población árabe entre 1931 y 1945, mientras que en aquellos con pocos o ningunos colonos judíos, el crecimiento de la población árabe palestina fue del 27% en ese período. En general, la población árabe palestina creció un 42% entre 1931 y 1945. Entre las áreas urbanas, Haifa tuvo la tasa de crecimiento más alta, probablemente debido a las actividades portuarias británicas. Hubo un cambio en la población del sur y de los centros urbanos hacia el Norte. Ramla, Haifa, Tulqarem, Nazareth, Jerusalén y Jaffa (Yafo) tenían las mayores tasas de crecimiento. Excluyendo el distrito de Beer Sheva, donde las cifras del censo muestran una pérdida neta de población árabe, la población árabe total de las áreas son judías (los que tienen un bajo porcentaje de población judía) eran de 56.190 en 1945 frente a 391.754 en 1931 o un 42% más, aproximadamente el mismo que el promedio general.

Tabla 8: Palestina: Crecimiento de la población árabe en subdistritos judíos y no judíos

Tabla_8

Por lo tanto, no podemos concluir que los asentamientos judíos desplazaron a los de los árabes. Los asentamientos judíos pueden haber atraído a los árabes, de modo que en las zonas que con el tiempo se convirtieron en Israel, con toda probabilidad había más árabes allí de los que hubiese sin los asentamientos judíos. Otra explicación es que las áreas urbanas atrajeron a colonos judíos y árabes debido a una mejor calidad de vida y oportunidades de empleo. Las condiciones de salubridad eran probablemente algo mejores en estas áreas. Tengan en cuenta que el Cuadro 8 no está dividido de acuerdo a las áreas que se convirtieron o no en parte de Israel. Por lo tanto, los datos no deben ser mal utilizados para afirmar que un gran número de árabes presentes en Israel en 1948 emigraron de las zonas no judías de Cisjordania y Gaza. El distrito de Beer Sheva, que se convirtió en parte de Israel, perdió cerca de 45.000 árabes entre 1931 y 1945, si creemos en la encuesta.

La importancia de lo anterior es que muestra que en lugar de “desposeer” o desplazar a los árabes de Palestina, los asentamientos sionistas al parecer los atrajeron. La afirmación del despojo es examinada en detalle en ‘Sionismo y su Impacto’.

f) Estadísticas de la población beduina en Palestina

En los informes del Mandatorio para 1927, 1928 y 1929 hay una nota en las estadísticas de la población que indica: “*No se incluyen las cifras de la población nómada beduina, que en 1922 se estimó en 103.000”.

Ningún otro informe del Mandatario publicado por las Naciones Unidas incluyó estadísticas de la población detalladas de esa forma, aunque las estadísticas de resumen e inmigración fueron reportadas periódicamente. Esta nota ha dado lugar a la idea, repetida en varias fuentes, de que los beduinos estimados en 100.000 para 1922 no fueron contados en ninguno de los datos de población. Sin embargo, los valores para la población musulmana dados en estas tres notas en 1927 – 1929 están muy por debajo del valor del censo de 589.000 en 1922 y muy por debajo del crecimiento proyectado de la población que tuvieron que darse basados de las tasas de natalidad reportadas. El Cuadro 9 da las proyecciones de la población musulmana basados en el censo de 1922 y el uso de los índices de natalidad publicados en la Encuesta Palestina de 1946, las proyecciones para la población beduina que utilizan las mismas tasas de natalidad y la diferencia entre las dos, el cual es lo proyectado establecido de población musulmana. La última columna da la población musulmana verdadera informada en esos años, lo que es igualado justamente por las cifras proyectadas. Esto parece demostrar que los datos del censo y otros valores publicados como el número de árabes musulmanes en Palestina aparentemente incluyeron a la población beduina. Al menos, no tenemos ninguna razón para pensar lo contrario y no tenemos ninguna otra explicación por las cifras bajas reportadas en los informes Mandatorios de 1927-1929. Las cifras totales proyectadas para la población musulmana son alrededor de 13.000 por debajo de las cifras verdaderas del censo de 1931, que son un acuerdo justo si tenemos en cuenta la migración y los varios errores.

Tabla 9 – Valores reportados versus proyectados para la población musulmana en 1927-1929

Tabla_9

Utilizando la base de 103.000 beduinos en 1922 y las cifras de natalidad publicadas para los musulmanes, tenían que haber habido 197.000 beduinos en Palestina en 1948. Esto pareciera ser poco probable. De hecho, en 1931, el funcionario de distrito del sub-distrito de Beer Sheva Aref-El-Aref, quien más tarde se hizo famoso por escribir una historia sobre Palestina, estimó que había 51.000 habitantes en el distrito, incluyendo beduinos. Estas cifras fueron mantenidas y multiplicadas por un “factor” en las sucesivas cifras de la población británica, hasta que la encuesta anglo-estadounidense, que no pudo encontrar a ningún beduino en el Neguev, o de lo contrario no los buscó. La población beduina disminuyó ya sea porque se establecieron y fueron absorbidos al resto de la población o porque se mudaron, o porque nunca existieron en su mayor parte y simplemente fueron cifras fabricadas por Aref-El Aref. No hay manera de saber qué porcentaje de la cifra de 103.000 de 1922 eran verdaderos residentes del Neguev, como los beduinos se movió entre el Neguev, el Sinaí y lo que hoy es el sur de Jordania. Las fronteras impuestas por los británicos y el estricto control de las fronteras, así como también los cambios en la economía de la región, trabajaron en contra del modo de vida nómada. Muchos ex beduinos del Neguev deben haber permanecido en los desiertos mucho más grandes en el Sinaí y la vecina Jordania, mientras que otros emigraron al norte y se establecieron.

Dado que el incremento de la población hace un seguimiento sólo a la tasa de natalidad si incluimos estos números, esto sugiere que el déficit pudiera haber sido hecho, en parte, por inmigrantes no registrados que de alguna manera llegaron a ser incluidos en el censo. Este sería el caso, por ejemplo, para esposas adquiridas fuera de Palestina. Alternativamente, el déficit puede explicarse por el hecho de que beduino se convirtió en sedentario y llegó a ser incluido en los recuentos anuales. En el Israel moderno, la población beduina nómada generalmente ha variado desde 50-80,000. En cualquier caso, es difícil ver cómo la existencia de incontables beduinos afectaría las estadísticas de población palestina en tiempos diferentes. Aquellos beduinos que no son contados en ningún censo muy probablemente no eran residentes permanentes de Palestina y no fueron contados, ya sea como refugiados o en las cifras británicas u otomanas, o en las cifras israelíes.

g) La población de Jerusalén en tiempos otomanos y británicos

La población de Jerusalén ha sido motivo de controversia debido a las respectivas reivindicaciones judías y árabes a la ciudad. Debemos tener cuidado de enfatizar que la atención debe centrarse en la población de la ciudad de Jerusalén dentro de los límites municipales, o de la población de la “gran Jerusalén”, incluyendo los pueblos árabes que rodean las inmediaciones y barrios tales como Deir Yassin, Lifta, Beit Safafa etc. La población del distrito de Jerusalén (que corresponde aproximadamente a Al-Quds en el Imperio otomano) es irrelevante. Este último incluye un área mucho más amplia que abarcaba Jericó, Belén y otras ciudades y pueblos separados. De acuerdo a la Encuesta Anglo-Estadounidense de 1946, la población de la ciudad de Jerusalén en 1946 estaba compuesta tal como se indica en el Cuadro 10 a continuación.

Hubo pluralidad de judíos en Jerusalén a finales del siglo XIX, pero quizás no una mayoría. Las cifras del censo otomanos subestimaron el número de judíos, muchos de los cuales permanecieron siendo extranjeros. Sin embargo, podemos estar lo suficientemente seguros de que ha habido una mayoría judía en los límites municipales de Jerusalén desde antes de comienzos del siglo XX.

Tabla_10

  1. Esta figura es citada ampliamente en la red y es al parecer la cifra del censo otomano. Esta se da por ejemplo aquí.
  2. John Oesterreicher y Anne Sinaí, eds, Jerusalén, (Nueva York: John Day, 1974), P. 1
  3. Censo del Mandato Británico de 1922 y 1931
  4. Encuesta Anglo Americana, 1945

En el sub-distrito de Jerusalén dentro del distrito de Jerusalén, la situación era diferente. El sub-distrito incluyó pueblos tales como Lifta y Ein Karem que pudieran pertenecer propiamente como suburbios de Jerusalén, pero que también incluyeron ciudades que estaban fuera del “área metropolitana de Jerusalén” por lo menos para ese momento. El sub-distrito incluye adicionalmente a Belén, Jericó y sus alrededores, los cuales son poco relevantes para describir a la población de Jerusalén adecuada. En toda esa zona había 132.600 personas en 1931, de los cuales 78.000 eran árabes. La encuesta Angloamericana de 1946 halló unos 150.000 árabes en el sub-distrito de Jerusalén y alrededor de 102.000 judíos.

En el ampliamente citado cuadro siguiente supuestamente compilado a partir de varias fuentes (ver notas) y apareció en un artículo de Arjan El Fassad y Lauri King Irani en electronicintifada.net/historicalmyths/nosuchthing.html (publicación eliminada) y que tuvo una amplia circulación en varios portales pro-palestinos. Puede ser que fue construido deliberadamente para confundir a la gente. No existe atribución de un número particular a una fuente en particular y algunas de las cifras están en conflicto con los datos publicados del censo. El pie de nota adjuntado al cuadro afirma, “Las cifras de este cuadro son estimados construidas a partir de lo siguiente”. En otras palabras, no existe garantía de que los números en el cuadro son los mismos que los de los autores citados. Más bien, son “estimados” construidos a partir de las referencias citadas, basados en los criterios que no han sido precisados.

Nota añadida en el 2007: Estas cifras son presentadas para ilustrar los problemas en informar sobre la población, que a menudo son distorsiones intencionales con fines propagandísticos. Es irónico que la gente haya citado estas cifras dudosas para apoyar reivindicaciones nacionalistas.

h) Inmigración ilegal en la década de 1930

Bajo presión de las revueltas árabes, el gobierno británico en Palestina redujo las cuotas de inmigración y tomó medidas estrictas para controlar la inmigración ilegal comenzando en 1938, así como también para restringir la inmigración judía. El extracto del informe del mandato de 1938 muestra que de hecho, la mayoría de los inmigrantes ilegales detenidos que fueron reportados en diferentes momentos no eran judíos, sino “otros”. El informe completo del mandatorio obligatorio lo consigue en este enlace: (Http://domino.un.org/UNISPAL.NSF/0/cc68bab76ec42e79052565d0006f2df4?OpenDocument target = “n”

“36. Los inmigrantes judíos al número de 12.868 fueron registrados durante el año. De éstos, 1.753 eran inmigrantes capitalistas cuyos dependientes numeraron 1.722, 2.537 eran estudiantes, cuyo mantenimiento en una institución educativa aprobada está asegurada, 2.573 eran personas próximas a ser empleadas cuyos dependientes numeraron 1.662 y 2.565 eran dependientes de los habitantes de Palestina. 37. El Gobierno de Palestina ha seguido tomando medidas a fin de comprobar la inmigración ilegal a través de la agencia de Funcionarios Consulares de Su Majestad en el exterior, por disposiciones de control en los puertos y fronteras y por el empleo de fuerzas especiales de prevención por tierra y mar”.

“La inmigración ilícita a través de la frontera norte está siendo controlada de manera más efectiva como resultado de la construcción de la valla fronteriza y camino fronterizo y el empleo de una fuerza especial policial en esta zona. La mejora del control existente de la inmigración ilegal por vía marítima estableciendo un servicio de guardacostas organizado estaba siendo considerada al final del año. 38. Setecientos cincuenta y dos personas, entre ellas 103 judíos que entraron subrepticiamente en Palestina durante 1935, fueron detectados más tarde, condenados a prisión y recomendados para ser deportados. Setecientos treinta y tres expulsiones se llevaron a cabo durante el año, que comprenden 30 judíos y otras 703 personas.

Siete judíos y doce otros viajeros fueron deportados por sobrepasar su periodo de estadía permitido en el país. Además, 1.111 personas fueron deportadas sumariamente hacia Siria y Egipto. Hacia finales de año la inmigración ilegal de judíos de los países de Europa central y oriental parecía ir en aumento, sin duda como consecuencia del deterioro de la situación política, social y la situación económica de los judíos en esos países”.

i) Población y propiedad de la tierra antes de la resolución de partición de la ONU

Una comisión de investigación anglo-estadounidense en 1945 y 1946 examinó el estatus de Palestina. No existen cifras oficiales del censo disponibles, ya que no se llevó a cabo en Palestina en 1940, por lo que todas sus suposiciones y cifras se basan en extrapolaciones y conjeturas. Según el informe, a finales de 1946, cerca de 1.220.000 árabes y 608.000 judíos residían en el territorio de Mandato de Palestina. Los judíos compraron de 6 a 8% de la superficie total de tierras de Palestina. Esto fue alrededor del 20% de la tierra que podía ser asentada y cultivada. Alrededor del 46% de la tierra fue incluida en los registros fiscales a los pueblos árabes, a los árabes que viven en la tierra, o la ausencia de propietarios y aproximadamente la misma cantidad era tierra del gobierno. Sin embargo, la mayor parte de esta tierra no era propiedad privada. Los árabes de Palestina habían recibido la mayor parte de sus tierras a través de un arrendamiento condicional a través del cultivo o terrenos utilizados que eran parte de tierras comunales. Los límites de la partición fueron elaborados para darle a los judíos una mayoría dentro del área asignada del estado judío, pero el terreno conquistado durante los combates incluyeron las zonas árabes pobladas de la Galilea, así como también las ciudades árabes tales como Lod y Ramla. La Gran Jerusalén, que iba a ser internacionalizada, incluyendo alrededor de 100.000 judíos y un número mayor de árabes.

 

http://www.mideastweb.org/palpop.htm

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.