Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes febrero 7, 2023

Obama eligió el deshonor e Israel tendrá una guerra


Traducido para PorIsrael por Yetty Blum

El acuerdo nuclear, presentado erróneamente al mundo como el menor de los males, permitió a Irán enriquecerse y expandir su influencia en la región. Ahora, Teherán está asumiendo el control de Siria, y el enemigo lejano se está acercando a Israel

Irán está tomando el control de Siria. El enemigo lejano se está acercando. Estados Unidos está fuera del escenario. Los que confían en el nuevo sheriff del mundo, Donald Trump, tienen que admitir que parece estar mucho más preocupado por los medios de comunicación estadounidenses que por el imperialismo iraní. Eso es lo que es.

El sheriff del mundo no es quien tiene más poder – Estados Unidos tiene mucho más – sino quien usa el poder que tiene.

Netanyahu tuvo que ir a dialogar otra vez con Vladimir Putin esta semana  para otra ronda de conversaciones con el líder ruso durante sus vacaciones en Sochi. No está claro si Putin va a detener la amenaza iraní. Está claro, sin embargo, que él es el único con quien hay que hablar sobre el tema que sea.

 

Iranian President Rouhani (Photo: AFP)

El presidente iraní Rouhani (Foto: AFP)

ISIS ha sido derrotado en el terreno. Durante el año pasado, sus combatientes han sido expulsados de Mosul en Irak, y en el próximo año, probablemente, también serán expulsados de  Raqqa en Siria, la capital del califato. El problema es que la alternativa para ISIS sobre el terreno-Irán y Hizbollah- es igual de mala.

El fortalecimiento y la difusión de la influencia de Irán fueron posibles, entre otras cosas, a causa del acuerdo nuclear. Las naciones europeas se apresuraron a cortejar al país que consiguió el sello de aprobación de Barack Obama y John Kerry. La mayoría de las sanciones fueron levantadas. Europa se apresuró a renovar los acuerdos masivos y las compras de petróleo. En los cinco meses que siguieron a la eliminación de las sanciones, las exportaciones iraníes -excluyendo el petróleo- crecieron 19.000 millones de dólares. La producción de petróleo subió de un promedio de 2,5 millones de barriles diarios durante las sanciones a cerca de 4 millones de barriles diarios en los últimos meses. Los miles de millones aumentaron en consecuencia.

Iranian troops fighting ISIS in Syria.

Tropas iraníes que combaten ISIS en Siria.

Muchos de los jefes del establishment de defensa de Israel, a diferencia de Netanyahu, determinaron que el acuerdo nuclear era el menor de los males. Sus ventajas, afirman, superan sus defectos.

Me temo que estaban equivocados. La amenaza iraní era doble: tanto el desarrollo de armas nucleares como la subversión regional. Es posible que haya una disminución temporal de la primera amenaza. La segunda amenaza, mientras tanto, continúa creciendo. Irán está moviendo la pelota en la cancha: tiene filiales militantes en Yemen, está luchando en Irak y convirtiéndolo en un estado protegido; Siria también se está convirtiendo en un estado protegido y el Líbano, desde hace mucho tiempo, ha estado bajo el control del representante de Irán, Hizbollah.

The Iranian architects of the nuclear deal: Foreign Minister Zarif and nuclear chief Salehi (Photo: AP)

Los arquitectos iraníes del acuerdo nuclear: el canciller Zarif y el jefe nuclear, Salehi (Foto: AP)

Entre Irán e Israel hay un creciente corredor territorial en expansión bajo control iraní, y la nación chiíta planea construir un puerto marítimo en Siria, tal vez un aeropuerto también.

Esto no ocurrió debido al acuerdo nuclear, pero no hay duda que el acuerdo nuclear sirvió para reforzar a Irán y sus aspiraciones expansionistas.

Obama y Kerry lograron engañar a la comunidad internacional en general -y al público estadounidense en particular- al afirmar que la alternativa al acuerdo era la guerra. Eso no es cierto. La alternativa era continuar y las sanciones, y la imposición de sanciones adicionales, más duras. Sólo entonces, podría haber sido posible hacer frente a ambas amenazas. Ahora, es demasiado tarde.

Misled the international community: Obama and Kerry (Photo: AP)

Engañó a la comunidad internacional: Obama y Kerry (Foto: AP)

La mayor parte del tiempo, la conducta de Netanyahu era apropiada. Fue uno de los que impulsaron las sanciones contra Irán. Él incitó a la comunidad internacional a la acción.

Pero en algún momento, algo salió mal. Netanyahu se convirtió en una molestia. En lugar de mostrar un poco más de flexibilidad en la cuestión palestina, para obtener más información sobre la cuestión iraní, se convirtió en el enemigo de la administración estadounidense en ambos asuntos. El resultado fue un completo fracaso. Las capacidades nucleares de Irán no se frenaron y Teherán se está convirtiendo en una potencia regional.

Gran Bretaña, dijo Winston Churchill, «se le dio la opción entre la guerra y el deshonor. Usted escogió la deshonra, y tendrá la guerra.

A medida que pasa el tiempo, se vuelve más evidente Obama ha elegido el deshonor. Irán se está convirtiendo en una potencia mundial, e Israel podría pagar con otra guerra.

http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-5008011,00.html

 

 
Comentarios

Por desgracia, la hipocresía de Obama ha generado esta situación que cada vez se hace más peligrosa… Algunos «defensores» de Obama vieron este «acuerdo» como el menor de los «males»… Vergonzoso!

Lamentable la decisiòn de Obama y Kerry, las consecuencias tambien las va a sufrir EEUU. Gracias Mr. Obama al final demostrò que sus origenes son musulmanes entonces ……..

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.