Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes agosto 4, 2020
donativo

¿Puede un árabe amar a Israel?


Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

Escuchamos que los árabes no pueden amar a Israel, incluso aquellos entre nosotros que son ciudadanos israelíes. Escuchamos que no se puede esperar que los árabes israelíes canten Hatikvah . Escuchamos que los árabes que no participan en la violencia contra Israel es lo mejor que podemos esperar.

No hay duda que los árabes tienen muchas razones para no amar a Israel.

Israel nos humilló en varias guerras, pateando nuestro trasero colectivo cuando teníamos los números más grandes y algunas veces las mejores armas de nuestro lado.

Vemos en las noticias casi todos los días que Israel humilla, hiere o mata a los árabes. Al mismo tiempo, vemos noticias  que Israel está prosperando mientras nosotros, los árabes, luchamos entre nosotros hasta la muerte, a menudo fortaleciendo indirectamente a Israel.

Estas razones son reales, por lo que la mayoría de nosotros no puede dejar de odiar a Israel, y mucho menos amarlo. Sin embargo, a pesar de todo esto, los árabes no solo amamos a Israel, sino que ese amor ocurrirá naturalmente si lo permitimos.

El primer paso es dejar de lado los sentimientos de orgullo equivocado. Sí, fuimos humillados y seguimos siendo humillados por Israel, pero es nuestra culpa. En todos y cada uno de los casos, Israel se está defendiendo, ¡Adivina de quién!

Si hacemos un pequeño esfuerzo para estudiar historia, entenderemos que los judíos tienen derecho a estar en el Medio Oriente y, como todos los pueblos, tienen derecho a la autodeterminación. Realmente no es ciencia espacial.

Si dejamos de atacar a Israel, en Gaza, Líbano, Siria y en todas partes, Israel dejará de defenderse y no nos humillarán, herirán ni asesinarán. Es así de simple.

El siguiente paso es entender dónde se encuentra nuestro mejor interés. Es obvio que nuestro interés radica en la cooperación entre nosotros y con Israel. Nuestro interés radica en la paz. No es exactamente un concepto radical.

Podríamos hacer mucho mejor de lo que estamos haciendolo actualmente. Pero tenemos que quererlo primero.

Una vez que dejemos de odiar a Israel, naturalmente comenzaremos a amarlo. ¿Qué no se podría amar?

No solo es Israel bello, exitoso, liberal, democrático y diverso, un lugar donde todos podemos prosperar, independientemente de la religión o la raza, sino que también es el modelo que debemos seguir, y es el socio que nos ayuda a ese objetivo

Israel también es la fascinante historia de un pueblo que revivió un idioma antiguo y reconstruyó una nación muchas veces destruida. Podemos cantar Hatikvah, el himno de la esperanza del pueblo judío, junto con los judíos, porque una vez que dejemos de verlos como enemigos y comencemos a verlos como socios, nuestra esperanza es su esperanza, y su esperanza es nuestra esperanza.

Estos son los hechos, poco sofisticados pero profundamente verdaderos. Se dice que los árabes somos demasiado estúpidos u odiosos como para ver o reconocer estos hechos. No creo que lo seamos.

Las siguientes son algunas fotos que tomé en el Parque Nacional Gan HaShlosha , también conocido por su nombre árabe Sakhne (caliente), durante mi visita a Israel este año. El parque es frecuentado tanto por árabes como por judíos. Invito a los árabes que puedan hacerlo a visitar Israel. Le encantarán las playas, los parques, la historia, la comida y, sobre todo, la gente.

El hermoso Parque Nacional Gan HaShlosha / Sakhne en Israel

El hermoso Parque Nacional Gan HaShlosha / Sakhne en Israel
El hermoso Parque Nacional Gan HaShlosha / Sakhne en Israel

El hermoso Parque Nacional Gan HaShlosha / Sakhne en Israel
El hermoso Parque Nacional Gan HaShlosha / Sakhne en Israel

El hermoso Parque Nacional Gan HaShlosha / Sakhne en Israel
El hermoso Parque Nacional Gan HaShlosha / Sakhne en Israel

El hermoso Parque Nacional Gan HaShlosha / Sakhne en Israel
El hermoso Parque Nacional Gan HaShlosha / Sakhne en Israel

El hermoso Parque Nacional Gan HaShlosha / Sakhne en Israel
El hermoso Parque Nacional Gan HaShlosha / Sakhne en Israel

El hermoso Parque Nacional Gan HaShlosha / Sakhne en Israel
SOBRE EL AUTOR
Fred Maroun es un canadiense de origen árabe que vivió en el Líbano hasta 1984, incluso durante 10 años de guerra civil. Fred apoya el derecho de Israel a existir como estado judío, y apoya un Medio Oriente liberal y democrático donde todas las religiones y nacionalidades, incluidos los palestinos, puedan coexistir en paz entre sí y con Israel, y donde se respeten los derechos humanos. Fred es un ateo, un social liberal y un defensor de la igualdad de derechos para las personas LGBT en todas partes. Fred Maroun escribe para el Instituto Gatestone.
 
Comentarios

Si, y a defender a Israel como ya está sucediendo

Hace 70 años que nos hacemos esta pregunta. Hace un tiempo yo pensaba que si, que se podía. Hoy ya no tengo ninguna esperanza ni expectativa al respecto.

Nunca un musulmán va a querer a un judío ya que el Corán le ordena odiarnos y si puede ,matarnos. Nunca le crean nada a un musulmán sea quién sea y diga lo que diga.
Defendamos a Israel.

NO ES AMOR NI ODIO, ES SIMPLEMENTE «TOLERANCIA,», tanto de un lado como del otro, Vive y deja vivir al vecino, «, la vida me enseño a «tolerar, vivir y dejar que los otros vivan y hagan de su vida lo que les plazca.-

Los judios de ISRAEL Y DEL MUNDO, desamos, no que nos amen, con solo conseguir que no nos odien, no nos maten, no nos invadan, y lo que mas deseamos es no tener guerra con NADIE, que nos dejen vivir, en paz, no mas muertes, no mas victimas, NO MAS ANTISEMITISMO, somos personas. de carne y hueso,no invadimos, no conquistamos, no torturamos, nuestra gente solo desea SHALOM, SIN BALAS NI BOMBAS, NI TERRORISTAS.-

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.