Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles septiembre 18, 2019
donativo

¿Cumplen Realmente Los Periodistas, Tanto A Nivel Nacional Como Internacional, Con Su Importantísima Función?


Sin  lugar a dudas, entre las profesiones que son vitales e imprescindibles en la vida actual, los periodistas cumplen una función primordial. Cuando vivimos en una realidad en que los acontecimientos importantes, se divulgan a nivel mundial en fracciones de segundo, el periodista resulta indispensable e insustituible, para que esta realidad sea tal.

Ya establecido y aclarado esto, me formulo una pregunta de vital importancia: ¿Están cumpliendo con tan primordial tarea la mayoría de estos profesionales? Por desgracia, mi respuesta es un NO ROTUNDO.

Nunca debemos generalizar, ya que caeríamos en el riesgo de incurrir en desacreditar a todos los involucrados, lo que constituiría una discriminación y, muy especialmente nosotros, los judíos, que tanto daño hemos sufrido por estas discriminaciones, debemos cuidarnos en no hacerlo.

Insisto que es vital la oportuna comunicación del periodista, para saber el diario acontecer. Se supone que las noticias se narran y comentan, pero no se inventan. Aquí, cabe una pregunta de suma importancia: ¿Si un medio informativo, ya sea oral, visual o escrito, es parcial y discriminador en la forma de presentar hechos de los cuales tenemos antecedentes, como puedo confiar que lo que me informa de otros acontecimientos, de los cuales no tengo mayor conocimiento, es verídico?   

Hay muchas maneras de entregar las noticias y me voy concretamente a lo que acontece con todo lo relacionado con el conflicto israelo-palestino

Voy a referirme a Chile ya que, si pretendiera pensar que en el resto del mundo, sucede lo mismo, muchos podrían reclamarme, con ejemplos que desconozco, tratando de desvirtuar lo que estoy enunciando, aun cuando me asiste la duda, dadas las consecuencias que más adelante voy a enunciar, que es algo generalizado, salvo en Israel mismo y/o en los medios de difusión judíos, tanto electrónicos como impresos.

En Chile, el diario El Mercurio, que leo todos los días, los canales de TV y las radios que escucho, tienen distintas maneras de enfrentar las noticias referidas a Israel.

A) Si sólo se menciona a éste y es absolutamente favorable, la noticia se ignora. No se menciona, No existió. Ejemplo: El rescate de los 11 niños futbolistas y su entrenador, se ignora totalmente que la intercomunicación entre ellos y el exterior, fue gracias a un invento israelí, proporcionado por su inventor y colocado por un buzo israelí. Fueron muchas las autoridades mundiales que destacaron que sin este dispositivo israelí, el salvamento o no se podría haber efectuado o, en todo caso, habría sido más dificultosa su concreción. En Chile, silencio absoluto sobre el tema, pese a la profusión y cobertura que se le dio a todo lo relacionado con el rescate, desde el instante mismo que se producían los hechos.

 

 B) Si la noticia involucra a Israel y los palestinos y ambos lados se han visto perjudicados, sólo se menciona lo que victimiza a los palestinos, desconociendo lo que daña a Israel. Ejemplo: desde Marzo en adelante, el grupo terrorista Hamás, que ejerce un tiránico dominio absoluto sobre la Franja de Gaza, organizó la “Marcha del Retorno” que consistía en movilizar a cientos de miles de palestinos, a la frontera con Israel, a objeto de ingresar hasta centros poblados israelíes, para destruir y asesinar tanto como fuera posible.

Se comprende que ningún país del mundo puede permitir algo así. Si se vieran enfrentados a tal situación, tomarían todas las medidas del caso, para impedirlo. En este caso, nuestros medios informativos divulgaron ampliamente las víctimas palestina, sin mencionar para nada, que causó tales muertes, siendo condenado Israel, por usar “violencia desmedida”. La primera semana fue la más violenta, muriendo 62 palestinos. Nuestros medios los calificaron a todos, de civiles inocentes que estaban protestando “pacíficamente” por sus derechos. La directiva de Hamás reconoció que 52 de las víctimas, eran “gloriosos y valientes” integrantes de Hamás. Aquí fueron todos civiles que, por arte de magia, aparecieron “protestando pacíficamente” en la frontera con Israel, quemando cientos de neumáticos para impedir que los soldados israelíes vieran del lado de la Franja, como niños de escasos años, eran forzados a llegar hasta los alambrados, para así, quedar expuestos a las balas israelíes. Para desgracia de los dirigentes de Hamás, ninguno de estos infantes se transformó en “víctima de la perfidia israelí”. La segunda semana, una guagua pequeña, murió a causa de problemas congénitos. Para nuestros medios de comunicación, fueron los gases lanzados por los soldados israelíes los que provocaron su muerte. Se comprende que a ninguno de tan destacados periodistas se le ocurrió preguntarse cómo  o por qué, guaguas y niños pequeños, eran llevados a la frontera, para exponerlos a una posible muerte, tratándose de protestas con tanta violencia por parte de los palestinos y de sus francotiradores, infiltrados entre medio de los civiles.

Por supuesto que nuestros “bien informados” periodistas, han olvidado los cometas y globos incendiarios, los cuales han provocado incendios en bosques milenarios y sembradíos israelíes, arrasando con casi 3.000 hectáreas de terreno, muchas de ellas, ganadas con sacrificios y esfuerzos inimaginables, a uno de los desiertos más áridos del mundo, causando a Israel daños millonarios y al mundo, un daño ecológico irreparable.

 

C) Sólo se puede culpar a los palestinos de un hecho de sangre: Aquí, se distorsionará la noticia de tal manera, que las víctimas serán culpables del actuar del asesino.

Hace unos años atrás, en Jerusalén, un obrero palestino, arriba de una retroexcavadora, envistió varios autos y peatones en una de sus más concurridas avenidas. Luego de haber dado muerte a 9 israelíes y dejado a decenas de heridos, el obrero palestino fue abatido por un policía israelí. El Mercurio publicó en un gran titular: Otro palestino asesinado por la policía israelí. Justificaba tan falsa noticia, por reproducirla del diario El País, de España. Realmente, el palestino murió pero ¿fue asesinado? Si se hubiera tratado de cualquier otro país donde se daban los hechos, seguramente se habría destacado la heroica actuación del policía que logró abatir al conductor asesino, pero no, aquí el policía era israelí y el asesino era palestino. Las víctimas israelíes, simplemente murieron. Felizmente no agregaron que fue de muerte natural. Sólo el asesino había sido asesinado.

 

D) Finalmente, llegaremos al caso en que sólo Israel es culpable. Esto también puede suceder. Volvemos a hace unos años atrás, un grupo de jóvenes israelíes ultra ortodoxos, atacaron y asesinaron a un joven palestino.

La noticia ocupó las primeras páginas y titulares de la casi totalidad de nuestros noticiarios, condenando el actuar de estos fanáticos israelíes. En ningún informativo se mencionó la condena más categórica de las autoridades israelíes. Menos aún, se dio a conocer que muy pronto se logró detener a los autores de tan brutal ataque y, luego del respectivo juicio, fueron declarados culpables y condenados a prisión, acorde a las leyes israelíes.

 

Tampoco mencionan como los palestinos, cada vez que un terrorista comete un atentado, asesinando e hiriendo israelíes, si logra escapar, es recibido por Abbas en persona, para declararlo héroe nacional, meritorio a recibir una suculenta pensión de por vida y, si muere en el acto, una calle o plaza llevará su nombre, la familia recibirá el estipendio en dólares y, en ambos casos, se saldrá a festejar en las calles, repartiendo dulces a los asistentes, en medio de cantos y bailes, glorificando al autor de tan noble acto terrorista.

Desde hace años, alarmados estamos viendo como el antisemitismo va tomando más fuerza, tanto en Chile como en el resto del mundo. Insistentemente nos preguntamos el porqué de tal fenómeno. Las explicaciones, ideas, contra ideas y opiniones, son numerosas, pero, ¿Por qué nunca nos hemos preguntado hasta donde son culpables estos periodistas que permanentemente están manipulando toda noticia referida a Israel?

Si la opinión pública nacional y/o mundial, en forma permanente está escuchando y leyendo noticias que demonizan a Israel y glorifican a los palestinos, incluso cuando lo comentado se refiere a brutales asesinatos ¿Cómo podríamos pretender que comprendan la realidad?

El mundo se acostumbró a que todos los gobiernos, bajo el régimen que sea, cuando se ve amenazado o expuesto a sangrientos atentados, tiene el sagrado derecho y la obligación legal y moral de defender a su pueblo. La única excepción es Israel. En un comentario anterior, demostraba como la casi totalidad de los métodos terroristas que hoy aquejan al mundo, han tenido su origen en el odio de los palestinos a los israelíes. Mientras fue Israel la víctima, era ilegítimo y cruel, impedir a los terroristas palestinos, su actuar. Cuando son europeos los que sufren, resulta legítimo cualquier método que impida o castigue a los crueles terroristas.

En la actualidad, cientos de incendios están siendo provocados en el sur de Israel, por terroristas de Hamás y la Yihad Islámica palestina y el mundo calla. Ningún periodista lo menciona. Menos aún lo condena. Es necesario que los terroristas de otros grupos y otros lugares lo adopten, para que sea condenado en los términos más duros.

Los periodistas que actúan tan impunemente parciales, llevarán sobre sus conciencias, el resurgir del antisemitismo mundial, deshonrando a aquellos colegas que, sacrificando incluso sus propias vidas, llegan hasta los lugares más peligrosos, en los conflictos más atroces que nos sacuden, en busca de la verdad y la justicia, para escribir con su propia sangre, la verdad que tan pérfidamente, se le niega a Israel.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.