Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado octubre 12, 2019
donativo

Israel, un país de contrastes, llega a los 71 años


Aunque el plan de la ONU establecía que debían constituirse los dos Estados, Palestina e Israel, (Jerusalén se fijó como una entidad especial), Israel dio el primer paso. Hoy, 6.697.000 judíos (74.2%); 1.890.000 árabes (20.9%) y 434.000 (4,8%) de otras religiones y nacionalidades que habitan en Israel, celebran el septuagésimo primer aniversario de su fundación como país.

En apenas 22.072 kilómetros cuadrados y rumbo a su primer centenario Israel es una nación con presencia internacional. «Es un país de extremos, o se ama o se odia», afirma Beatriz Wasserman de Rittigstein, judía venezolana, radicada en Miami y defensora del legado de todo lo que implique o tenga relación con ese país ubicado en el Medio Oriente.

«Es increible, son 71 años y el país se ha convertido en un poderoso actor regional y, lo que es más importante, un país legítimo y aceptado, e incluso un aliado deseado ante los ojos de la arena árabe. Israel tiene lazos pacíficos con algunos de sus vecinos e incluso, en forma de un aliado no declarado, ha establecido relaciones estratégicas, en particular en temas de seguridad, pero también en asuntos económicos con otros países árabes»

Sin embargo, estas relaciones no han sido, ni son fáciles. Beatriz Wasserman, recuerda con tristeza los parientes muertos en el Holocausto y en diversos conflictos bélicos sucedidos entre Israel y sus vecinos geográficos. «Si Israel se hubiese creado, hubiese existido antes, mi familia paterna se hubiese salvado», afirma con un dejo de tristeza.

-¿Cómo visualiza estos años de existencia de un país como Israel?

-Es un milagro; un milagro que no ha sido fácil. Yo me remito a una frase del ideólogo sionista Theodor Herzl: «si lo queréis no será una leyenda». Esa frase, en mi opinión, nos define y define a Israel; esa nación que hoy es referencia importante en el mundo.

-¿Cree que pueda alcanzarse la paz en el Medio Oriente, más tomando en cuenta la importancia mundial del Estado de Israel?

-Lo veo muy difícil. Hay mucho odio y mucha rabia.

Patrimonio judeocristiano

El avance del Estado de Israel en estas más de 7 décadas son evidentes. Es una potencia mundial en muchos aspectos. Beatriz Wasserman apunta que uno de las cosas que la enorgullece de su legado judío es que «Israel es el dueño del patrimonio judeocristiano, un patrimonio valorado por toda la humanidad; motivo de orgullo para todas las religiones monoteístas».

El problema palestino

Hablar de Israel implica tocar también el tema árabe-palestino. Un problema que pareciera no tener solución, según la entrevistada.

Beatriz Wasserman acusa a Europa de «cobarde» a la hora de no enfrentar con seriedad y firmeza el problema del avance musulmán en ese continente. » La alianza entre Israel y sus vecinos ahora se centra en la amenaza iraní, pero podría expandirse a otros temas. Israel y algunos países árabes comparten muchos intereses comunes, como la lucha contra el Islam radical y el avance de la economía regional. Las religiones evolucionan, pero la religión musulmana no».

Por último la licenciada en Letras apuntó que una de las cosas que ha hecho a Israel un país de primer orden es el hecho de haber aprendido a que las universidades trabajen en conjunto con las industrias; unión muy productiva que ha producido avances científicos, médicos y tecnológicos.

Mientras, 71 años después, la «Degel Israel» sigue ondeando con orgullo en todo el territorio hebreo, como muestra de un país que ha sabido sacarle provecho a las adversidades y a manejarse con precisión entre los extremos.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.