Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo septiembre 15, 2019
donativo

Cómo los líderes palestinos castigan a los pacientes

La Autoridad Palestina (AP) ha decidido que los palestinos ya no podrán recibir tratamiento médico en Israel, con la excepción de los altos funcionarios palestinos. La semana pasada, Jibril Rajoub, un alto funcionario de la facción Fatah de Mahmoud Abbas en Cisjordania, fue ingresado en el Hospital Ichilov (en la foto), la instalación de cuidados agudos más grande de Israel. (Fuente de la imagen: Avishai Teicher / PikiWiki)


La Autoridad Palestina (AP) ha decidido que los palestinos ya no podrán recibir tratamiento médico en Israel. En marzo pasado, el Ministerio de Salud de la Autoridad Palestina en la ciudad cisjordana de Ramallah, la capital de facto de los palestinos, anunció que estaba deteniendo las transferencias médicas a los hospitales israelíes y prometió encontrar alternativas para los pacientes palestinos en hospitales privados y gubernamentales.

La AP dice que tomó la decisión en respuesta a la deducción por parte del gobierno israelí de los pagos que el gobierno palestino hace a las familias de los presos de seguridad y «mártires» de los ingresos fiscales que los israelíes recaudan en nombre de los palestinos.

Una nueva ley israelí le permite al gobierno imponer sanciones financieras a la Autoridad Palestina por su política de «Pagar por matar», que alienta a los terroristas a realizar ataques contra israelíes porque saben que ellos y sus familias recibirán salarios (del gobierno de la Autoridad Palestina) por el resto de sus vidas.

Un informe estimó que la Autoridad Palestina gastó no menos de 502 millones de shekels [USD $ 141 millones; 126 millones de euros] de su presupuesto para 2018 sobre salarios y pagos a prisioneros terroristas y liberados. Al menos 230 millones de shekels [$ 65 millones; 58 millones de euros] se pagaron en salarios a prisioneros terroristas, sumados a otros 176 millones de shekels [48 millones de dólares. El informe reveló que se pagaron 44 millones de euros en salarios a los terroristas después de salir de la cárcel . Los restantes 96 millones de shekels [$ 27 millones; 24 millones de euros] cubre pagos salariales adicionales y otros beneficios para los terroristas y sus familias.

A pesar de las deducciones israelíes, los terroristas y sus familias continúan recibiendo salarios completos. Los únicos que están pagando el precio son decenas de miles de empleados públicos palestinos, que en los últimos tres meses han estado recibiendo solo del 50% al 60% de sus salarios.

En los últimos meses, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, prometió continuar haciendo pagos de asistencia social a los terroristas y sus familias, incluso si le cuesta al gobierno palestino su último centavo. «No aceptaremos un recorte o cancelación de salarios a las familias de mártires y prisioneros, como algunos intentan lograr», dijo Abbas. En otra declaración, a Abbas se le citó diciendo : «Por Alá, aunque solo nos quede un centavo, se gastará en las familias de los mártires y prisioneros, y solo después se gastará en el resto de la gente».

Evidentemente, el «resto de la gente» incluye no solo a los empleados de la AP, sino también a los pacientes palestinos que necesitan tratamiento médico. Abbas ahora ha decidido castigar a estos pacientes al privarlos de tratamiento médico en Israel.

Osama al-Najjar, portavoz del Ministerio de Salud PA, dijo que el gobierno de la AP ha decidido dejar de financiar el tratamiento médico para los pacientes palestinos en hospitales israelíes en respuesta a la deducción israelí de las dietas de los terroristas y sus familias. Al-Najjar estimó el costo de las transferencias médicas a los hospitales israelíes en $ 100 millones cada año.

El periodista palestino Fathi Sabbah dijo que la decisión tomada por el Ministerio de Salud de la Autoridad Palestina fue «errónea, apresurada y mal considerada». Notando que la decisión se tomó antes de encontrar alternativas a los hospitales israelíes, dijo que «la decisión fue peligrosa porque a los pacientes se les está negando el derecho a recibir tratamiento médico que no está disponible en los hospitales palestinos, poniendo en peligro sus vidas.»

Sabbah dijo que la charla sobre el envío de pacientes a hospitales en Jordania y Egipto aumentaría su sufrimiento. Dijo que muchos de los pacientes ya han comenzado a recibir tratamiento médico en Israel, y ahora se les pedirá que comiencen desde el principio con un nuevo tratamiento médico en Jordania y Egipto.

«Los hospitales jordanos y egipcios no podrán tratar a estos pacientes con la atención médica profesional requerida, y los pacientes se verán obligados a regresar al punto de partida y someterse a nuevos exámenes médicos», agregó Sabbah .

«Esto significa sufrimiento adicional para los pacientes y más gastos para el gobierno palestino. Además, los pacientes tendrán que soportar el sufrimiento de las largas horas de viaje a Egipto y Jordania. El viaje desde la Franja de Gaza a El Cairo dura entre dos y tres días, mientras que el viaje de regreso dura tres o cuatro días. Esto significa que los pacientes de cáncer pasarán una semana entera para recibir una dosis de quimioterapia, mientras que solo toma un día o unas pocas horas para recibir el mismo tratamiento en Israel «.

La decisión de la Autoridad Palestina de impedir que los pacientes reciban tratamiento médico en Israel no se aplica a los altos funcionarios palestinos.

La semana pasada, Jibril Rajoub, un alto funcionario de la facción Fatah de Abbas en Cisjordania, fue ingresado en el Hospital Ichilov, la instalación de cuidados agudos más grande de Israel. Rajoub, que también encabeza la Asociación de Fútbol Palestina y que anteriormente pasó 17 años en una prisión israelí por delitos relacionados con el terrorismo, fue trasladado de urgencia al hospital para recibir tratamiento médico urgente a pesar de la decisión de la Autoridad Palestina de prohibir que los pacientes palestinos reciban tratamiento médico en Israel.

Sin embargo, mientras los médicos israelíes estaban trabajando arduamente para darle a Rajoub el mejor tratamiento en el Hospital Ichilov, el funcionario palestino de alto rango envió una carta a las asociaciones de fútbol europeas y españolas para exigir al gigante del fútbol español Atlético de Madrid que cancele un partido amistoso de postemporada con un equipo israelí en Jerusalén. «No estamos en contra de jugar en Israel, pero no en la Jerusalén ocupada», escribió Rajoub en su carta. Rajoub no mencionó que el Estadio Teddy, donde se jugará el 21 de mayo, se encuentra en el oeste de Jerusalén.

Días antes de ser admitido en el hospital israelí, Rajoub también pidió a los árabes y musulmanes que «detengan todas las formas de normalización deportiva con Israel».

Rajoub no es el primer o el último funcionario palestino en buscar tratamiento médico en algunos de los mejores hospitales de Israel. En 2017, el Secretario General de la OLP, Saeb Erekat, quien acusó a Israel de «genocidio», se registró en el Centro Médico Beilinson de Israel para recibir tratamiento luego de que se le realizó un trasplante de pulmón en los Estados Unidos.

Los líderes palestinos están nuevamente comprometidos en la hipocresía con respecto al tratamiento médico. Por un lado, no pierden la oportunidad de hacer varias formas de libelos de sangre contra Israel. Por otro lado, cuando se enferman, lo primero que hacen es ponerse en contacto con los hospitales israelíes con la esperanza de recibir el mejor tratamiento médico en el Medio Oriente. No se apresuran a los hospitales en Egipto y Jordania: saben que no recibirán el mejor tratamiento allí.

Lo que es preocupante es que los líderes palestinos ahora están poniendo en riesgo la vida de su gente al negarle tratamiento médico en los hospitales israelíes. Esta es otra señal de cómo los líderes palestinos actúan de acuerdo con sus intereses personales al tiempo que ponen en peligro la vida de los pacientes cuya única culpa es que no tienen familiares en puestos de alto nivel en el liderazgo de la Autoridad Palestina que puedan ayudarlos a recibir tratamiento en Israel.

Bassam Tawil es un árabe musulmán que vive en Oriente Medio.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

https://www.gatestoneinstitute.org/14208/palestinian-leaders-punish-patients

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.