Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes octubre 11, 2019
donativo

Prestar Atencion!

El peligro de la apatía pública israelí con respecto a la construcción palestina en el área C

Mientras los judíos israelíes continúan mudándose a centros urbanos, los palestinos han estado asumiendo la soberanía en las tierras abiertas y dejando a los judíos con soberanía personal únicamente en sus áreas de residencia. Esta tendencia no se limita a Cisjordania. También está ocurriendo en el Negev, Galilea y el valle de Jezreel.


Mientras los judíos israelíes continúan mudándose a centros urbanos, los palestinos han estado asumiendo la soberanía en las tierras abiertas y dejando a los judíos con soberanía personal únicamente en sus áreas de residencia. Esta tendencia no se limita a Cisjordania. También está ocurriendo en el Negev, Galilea y el valle de Jezreel, donde los judíos se están mudando a edificios de gran altura, mientras que los no judíos están tomando el control de los espacios abiertos. Un factor que contribuye a esta peligrosa tendencia es la completa falta de interés en el tema que muestra la mayoría del público israelí.

 

Durante la última década, se construyeron 28,650 estructuras árabes ilegales en el Área C. Cientos de kilómetros de carreteras se han tendido, y cientos de miles de dunams agrícolas se han apoderado de tierras que nunca han pertenecido a un palestino.

Esta invasión se está implementando con la participación y orientación de la UE y con un importante apoyo financiero del exterior.

Mientras tanto, el primer ministro Netanyahu ha presentado un plan para construir 700 unidades de vivienda para palestinos en el Área C junto con 6,000 unidades de vivienda para judíos en Cisjordania. A pesar de las críticas del liderazgo de los colonos, los ministros del gabinete, incluidos Rafi Peretz y Bezalel Smotrich, han apoyado el plan desde un entendimiento básico  que la soberanía en un territorio implica no solo establecer restricciones en la construcción sino también emitir permisos. En ese sentido, la soberanía en el Área C no es diferente de la soberanía en otras áreas del país.

La base de un estado soberano, en el Área C como en el Negev, es su capacidad para planificar, lo que incluye estipular qué y dónde está prohibido construir y qué y dónde está permitido construir. Estas estipulaciones deberían aplicarse a todos, judíos o palestinos.

Además de la amenaza que representa la construcción palestina en el Área C para los intereses nacionales y de seguridad de Israel, uno debe preguntarse por qué el tema no ha ganado fuerza entre el público israelí. Es esta apatía popular la que, entre otras cosas, permite que el primer ministro siga ignorando esta tendencia peligrosa.

El comportamiento de Netanyahu en este asunto es difícil de entender. Si está de acuerdo con él en darles a los palestinos tierras abiertas para una eventual solución de dos estados, entonces presumiblemente la tierra debería ser provista como un quid pro quo en un acuerdo, no simplemente tomada por los palestinos en un proceso unilateral de deserción. Si, por otro lado, Israel tiene interés en retener la tierra, ¿Por qué Netanyahu permite que continúe la invasión?

Los palestinos y los europeos entienden algo que los israelíes se niegan a ver. Entienden que, si bien Maale Adumim es una ciudad de pleno derecho que no será evacuada, puede convertirse en un enclave amenazado y cada vez más pequeño al acelerar la edificación  palestina a su alrededor y a lo largo de las carreteras que conducen a él. El desprecio israelí por el final de esta táctica, incluso entre la mayoría de los establecimientos de defensa, es sorprendente hasta el punto de alarmarse.

La apatía pública sobre el tema se debe en parte al hecho  que la mayoría de los judíos israelíes no pasan tiempo en Cisjordania y simplemente no son conscientes  que esto está sucediendo. Pero su indiferencia también se puede atribuir a una «discapacidad» judía tradicional con respecto a la tierra abierta, no urbanizada.

En su prolongado exilio, los judíos se convirtieron en personas de ciudad. Para ellos, los espacios abiertos eran simplemente espacios vacíos sin valor. Como Yuri Slezkine, un judío que emigró de la Unión Soviética a los Estados Unidos, lo puso en su libro:

  • La era moderna es la era judía, y el siglo XX, en particular, es el siglo judío. La modernización consiste en que todos se vuelvan urbanos, móviles, alfabetizados, articulados, intelectualmente intrincados, físicamente fastidiosos y ocupacionalmente flexibles. Se trata de aprender a cultivar personas y símbolos, no campos o rebaños … Nadie es mejor para ser judío que los judíos mismos. En la era del capital, son los empresarios más creativos; En la era de la alienación, son los exiliados más experimentados.

Las conversaciones sobre autonomía basadas en el tratado de paz de 1979 con Egipto exploraron el concepto de soberanía personal, es decir, un acuerdo por el cual los palestinos ejercerían la soberanía personal en sus áreas de residencia, mientras que Israel retendría la soberanía sobre el territorio. Lo que está surgiendo es exactamente lo contrario. A medida que los judíos se unen en concentraciones urbanas, los palestinos están asumiendo la soberanía en las tierras abiertas. Los judíos quedan con soberanía personal solo dentro de sus comunidades.

Esta tendencia no solo ocurre en Cisjordania. En el Negev, Galilea y el valle de Jezreel, los judíos se están mudando a edificios de gran altura, mientras que los no judíos toman el control de los espacios abiertos. Se venden tierras agrícolas privadas en Metulla y Rosh Pina, y las tierras de kibutz se arriendan principalmente a los árabes. Cuando la vista desde el rascacielos en la llanura costera apunta hacia el oeste hacia el mar, ¿Por qué debería importarnos que otra unidad de vivienda palestina suba en el Área C?

Una versión hebrea de este artículo fue publicada en la edición de agosto de Liberal .

El mayor general (res.) Gershon Hacohen es investigador principal del Centro de Estudios Estratégicos Begin-Sadat. Sirvió en las FDI durante cuarenta y dos años. Mandó tropas en batallas con Egipto y Siria. Anteriormente fue comandante de cuerpo y comandante de los Colegios Militares de las FDI.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

 

https://besacenter.org/perspectives-papers/israeli-apathy-palestinian-construction-area-c/

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.