Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles diciembre 4, 2019
donativo

El antisemitismo insiste en sus teorías conspirativas


A principios de septiembre nos impactó un artículo publicado en Ensartaos, bajo el título “El Estado Sionista de Israel y los atentados a las Torres Gemelas”, de un chavista añejo, Iván Oliver Rugeles, en el que plantea algo nada novedoso para un chavista persuadido y menos aún para el propio chavismo: desarrollar teorías conspirativas que acusan a Israel y al judaísmo; en una sola palabra: antisemitismo. Digo que impactó, pues la narración del cuento es tan fantasiosa que resulta increíble que alguien y menos aún una persona mayor, presuma como cierto esa fantasía de ciencia ficción.

Iván Oliver Rugeles se hizo eco de una propaganda judeofoba en la que se acusa a Israel, un país que es permanente víctima del terrorismo, de haber estado involucrado en el ataque terrorista contra las Torres Gemelas. Él no escribe el artículo, sino que repite uno escrito por el estadounidense Philip Giraldi, ex oficial de inteligencia militar de la  CIAespecialista en contraterrorismo, quien en su retiro es columnista en medios estadounidenses y Director Ejecutivo del  Consejo para el Interés Nacional (¿será que el titulito impresionó a Rugeles?), quien con el afán interesado de probar “su punto”, narró cual una mala novela, una serie de episodios que involucrarían a israelíes que se encontraban en EEUU, incluyendo jóvenes estudiantes y a la legendaria agencia de inteligencia israelí, el Mossad.

Además de dejar a una cantidad de personas que han cumplido cabalmente con sus funciones por el bienestar de EEUU y del propio Israel, como si fueran unos tontos e inútiles, deja numerosos cabos sueltos e infinitas preguntas que, a la hora de analizar el caso, la invención de Giraldi, repetida por Rugeles, solo sirve para atrapar a incautos.

Vamos a esclarecer de donde proviene tanta infamia y odio. Hace varios años, comenzando la presente década, el empresario conservador Ron Unz suscitó controversias al ofrecer un foro para escritores que demonizan a Israel y financió a varios activistas antiisraelíes que promovían los arcaicos prejuicios antisemitas. Por ejemplo, uno de los frecuentes propagandistas que hicieron campaña a través de Unz es el nazi David Duke. Claro que en tal foro cualquier extrema sirve, la ultraderecha y la izquierda radical y como la mayoría de los antisemitas contemporáneos, enmarca su antisemitismo en críticas contra Israel, acusando al Estado judío de pretender controlar el mundo, es decir, la base de las teorías conspirativas. Numerosos académicos, expertos en distintas disciplinas, han investigado y desenmascarado las falacias que se promueven mediante la plataforma de Unz, pero resulta más fácil y atractivo adaptar las circunstancias a las conspiraciones, aunque ello no sea inteligente.

Y, aquí la cereza del postre: Unz ha financiado a Philip Giraldi, el Director Ejecutivo del Consejo para el Interés Nacional, un grupo antiisraelí con sede en Washington DC, que aboga por el fin de la ayuda estadounidense a Israel. CNI es uno de los 10 principales grupos antiisraelíes en los EEUU y ello es factible, pues forma parte del sistema democrático de EEUU, aunque tal vez sea difícil de entender para un chavista. Giraldi, quien ha sido director de CNI desde 2010, ha escrito numerosos artículos que condenan los esfuerzos de esclarecimiento pro-Israel, especialmente los de la Liga Antidifamación, prestigioso organismo que combate el antisemitismo desde 1913, conocido como la ADL, por sus siglas en inglés. En una publicación de junio de 2012 en un blog llamado “El apego apasionado”, Giraldi señaló sin ningún ápice de objetividad que Gaza es un “campo de exterminio” y también llamó a Israel “el patrocinador estatal del terrorismo más activo del mundo”. Giraldi es el editor de seguridad nacional de The Unz Review.

Señor Rugeles, podemos comprender que usted es ideológicamente judeofobo, pero da vergüenza que haya copiado a un conocido fabulador antisemita. Con la experiencia que debe tener, resulta patético que haya caído con total ingenuidad en un juego que evidentemente ignora, cuando en el ámbito estadounidense se conoce muy bien, quien es quien y todos sabemos que Giraldi es un antisemita a sueldo.

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.