Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado octubre 12, 2019
donativo

La existencia de un país inexistente


«Jamás existió una tierra llamada Palestina gobernada por palestinos. Los palestinos son árabes, indistinguibles de los jordanos (otra invención reciente), sirios, iraquíes, etc. Tened en mente que los árabes controlan el 99.9 por ciento del Medio Oriente. Israel representa un décimo del uno por ciento de las tierras. Pero eso es demasiado para los árabes. Ellos quieren poseer todo. Y éste es en definitiva el motivo del conflicto con Israel… No importa cuántas concesiones de territorio los israelíes hagan, nunca será suficiente». Joseph Farah, «Mitos del Medio Oriente» –
«no existe ningún país que se llame Palestina. ‘Palestina’ es un término inventado por los Sionistas. No hay ninguna Palestina en la Biblia. Nuestro país ha sido por siglos parte de Siria. ‘Palestina’ es ajena para nosotros. Son los Sionistas que han introducido este nombre». Auni Bey Abdul-Hadi, líder árabe sirio en la British Peel Commission, 1937 –


«No existe ninguna cosa llamada Palestina en la historia, absolutamente no».Profesor Philip Hitti, historiador árabe, 1946 –


«Es de público dominio el hecho que Palestina no es otra cosa que la Siria meridional». Representante de Arabia Saudita en las Naciones Unidas, 1956 –


“No hay diferencias entre los jordanos, palestinos, sirios y libaneses. Somos todos partes de una misma nación. Es sólo por razones políticas que subrayamos con énfasis nuestra identidad palestina… sí, la existencia de una identidad palestina separada sirve sólo por propósitos tácticos. La fundación de un estado palestino es una nueva arma para continuar la batalla contra Israel». Zuhair Muhsin, comandante militar de la OLP y miembro del consejo ejecutivo de la OLP –


«Ustedes no representan a Palestina tanto como nosotros. Nunca olviden éste punto: No existe tal cosa como un pueblo palestino, no existe ninguna entidad palestina, existe sólo Siria. Ustedes son parte integrante del pueblo sirio, Palestina es parte integrante de Siria. Por lo tanto somos nosotros, las autoridades sirias, los verdaderos representantes del pueblo palestino». El dictador sirio Hafez Assad al líder de la OLP Yassir Arafat –

 

Y como estás, hay muchas más declaraciones negando la existencia de Palestina, y por ende, de los palestinos.

Pero de pronto, por arte de magia, en Egipto, Nasser, apoyado por Yasser Arafat (sobrino del Muftí), un egipcio y por Ahmed Sukheiry, un libanés hacen surgir de la nada un pueblo que nunca existió, los palestinos, y un país también inexistente, Palestina.

Claro, ustedes dirán: “Sin embargo en muchos escritos se menciona a Palestina, los británicos recibieron de la Liga de las Naciones el Mandato de Palestina”. Y yo voy a aumentar su confusión diciéndoles que Palestina existe, pero no existe ¡¡¡¿¿¿???!!!

Sin embargo es muy simple de entender. Para explicarlo retrocedamos en el tiempo.

Año 135 de la era común, la fortaleza de Betar, último baluarte de la resistencia contra Roma en JUDEA es capturada, Bar Kojba, el líder de la revuelta es ejecutado junto con miles de judíos. Adriano, el emperador romano, quiere vengarse de los rebeldes y para ello decide borrar el nombre de Judea y crear un nombre nuevo para la provincia rebelde, y no tiene mejor idea que tomar el nombre de un pueblo ya desaparecido, los filisteos, que fueran los peores enemigos de los judíos y nombrar a Judea FILISTIA, de donde deriva el nombre europeizado de PALESTINA.

Para los judíos siguió siendo la Tierra de Israel.

Cuando se produce la invasión islámica se le cambia el nombre por Fund Al Quds (la Provincia de Al Quds) y es gobernada primero desde Bagdad y posteriormente desde Damasco.

Pero para Europa sigue siendo Palestina y para los judíos la Tierra de Israel.

En 1517 llegan los Turcos Otomanos y le cambian el nombre por Provincia de Siria Meridional, dependiente del gobernador de Damasco.

Para Europa sigue siendo Palestina.

Para los judíos sigue siendo la Tierra de Israel.

Durante el Mandato Británico cuando nacía un niño árabe, lo registraban en cualquiera de los países árabes lindantes (Egipto, Irak, Jordania, etc.) para que en la parte de nacionalidad no figurara Palestina, en cambio los judíos no tenían problema, porque sabían que era la Tierra de Israel.

Y así llegamos al año 1964 donde ocurrió lo que ocurrió y surgió un país inexistente, con un pueblo ficticio.

Por supuesto quisieron inventarse una historia.

“¡Descendemos de los filisteos!” Clamaron, pero los filisteos no eran árabes sino cretenses, o sea indoeuropeos.

“¡Descendemos de los cananeos!” Afirmaron, pero los cananeos tampoco eran árabes sino que sus descendientes son los coptos del Bajo Egipto.

Y como este intento de inventarse una historia fracasó, intentan negar la historia judía. Pero es en vano, pues mientras su Museo de Historia Palestina sólo muestra paredes vacías, cada día se descubren nuevas pruebas de la vida judía en la TIERRA DE ISRAEL

 
Comentarios

Cuando los própios árabes admiten y reconocen implicitamente la inexistencia histórica de un supuesto «pueblo palestino» y atribuyen su aparicion a un montaje artificial ideado por ellos para deslegitimar Israel, y para ser utilizado contra el como ariete; poco mas cabe añadir …como se suele decir; «a confesion de parte …»
Lo cierto es que el úso mediático y propagandístico que se viene haciendo de él, es colosal y desmedido, y ofrece réditos politicos a los que de él se valen, en identica medida que contribuye a socavar la ya deteriorada imagen de Israel en la esfera internacional, asi como a favorecer el repunte del antisemitismo en Europa que de un tiempo a esta parte venimos observando con gran preocupacion …

Si la traidora, pérfida y genocida Europa no hubiera alentado desde un principio y promovido actualmente este absurdo y fantasioso relato árabe, esta narrativa no hubiera tenido éxito. La idiosincrasia europea en general, sigue siendo profundamente judeofóbica y, por consiguiente, antiisraelí.

En Europa, lo que existe sobre todo, es una gran desinformacion respecto a Israel, y de ella son en buena medida responsables unos médios de comunicacion altamente ideologizados en su mayoria, y mas proclives a vender opinion, que a informar lisa y llanamente de los hechos acaecidos …
La presencia en ellos de ideas preconcebidas en torno a Israel, y la victimizacion sistemática que por lo general hacen de los llamados «palestinos» incide sobremanera en la percepcion negativa que la opinion pública europea tiene de ese pais , y el consiguiente rechazo que en una parte de ella sucita Israel …
Si bien el orden de factóres no altera el producto, considero que el anti-israelismo, desemboca finalmente en antisemitismo, y no tanto al reves ..

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.