Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves diciembre 5, 2019
donativo

Gideon Saar desafía el largo gobierno de Netanyahu en el Likud

El ex asistente del primer ministro y ministro principal del gabinete parece ser uno de los pocos miembros de la facción gobernante que ya no sigue ciegamente al líder de Israel y dice que está "listo" para correr si hay una carrera por el liderazgo del partido.


Con un simple tweet, Gideon Saar hizo lo que ningún político israelí del partido conservador gobernante ha hecho en más de una década: desafiar abiertamente a su jefe, el primer ministro Benjamin Netanyahu.

El movimiento contra el líder israelí de larga data ha posicionado sólidamente a Saar, de 52 años, como el principal candidato del partido Likud para reemplazar a Netanyahu, que lucha por su supervivencia en medio de una acusación de corrupción pendiente y parálisis política postelectoral.

Benjamin Netanyahu y Gideon Saar (Foto: Sharon Revivo)

Benjamin Netanyahu y Gideon Saar (Foto: Sharon Revivo)

Ex asesor y ministro principal del gabinete bajo Netanyahu, Saar ha sido considerado durante mucho tiempo una estrella en ascenso en Likud y una de las voces independientes solitarias en un partido que, en general, ha seguido ciegamente a su líder.

Pero eso ha comenzado a cambiar. Netanyahu falló en dos elecciones este año para obtener una mayoría parlamentaria, y la posibilidad de una acusación penal en las próximas semanas ha obstaculizado sus esfuerzos para encabezar un gobierno de coalición. Tratando de solidificar su estatus, el primer ministro la semana pasada planteó la posibilidad de una primaria de liderazgo interno en la que esperaba que Likud lo respaldara. Pero rápidamente retrocedió después de una respuesta de Saar en Twitter de dos palabras: «Estoy listo».

Fue una maniobra arriesgada en un partido que valora ferozmente la lealtad y solo ha tenido cuatro líderes en sus más de 70 años de historia. Saar lo siguió con un tweet más detallado aclarando que no estaba dispuesto a derrocar al primer ministro, como Netanyahu ha afirmado durante mucho tiempo. Aún así, Saar no dejó dudas sobre su objetivo final.

«Nadie niega el papel del primer ministro como presidente del Likud», escribió Saar en Twitter. «Cuando haya una carrera por el liderazgo del partido, como el propio primer ministro inició hace unos días, correré».

Gideon Saar (Foto: Raz Gross)

Gideon Saar (Foto: Raz Gross)

 

Para Saar, fue un paso largo en la preparacion.  Abogado y periodista, Netanyahu lo trajo por primera vez a la política hace 20 años, quien lo convirtió en su secretario del gabinete durante su primer mandato.

Saar se estableció como un nacionalista acérrimo que se opuso a la retirada de Israel de 2005 de la Franja de Gaza y resistió la perspectiva de un estado palestino. Rápidamente ascendió en las filas del Likud, dos veces terminando primero en las elecciones internas para su lista parlamentaria y disfrutando de períodos exitosos como ministro de educación y ministro del interior después  que Netanyahu regresó al poder en 2009.

Pero al igual que otros en Likud que vieron aumentar su popularidad, Netanyahu también comenzó a percibirlo como una amenaza. Su caída se vio limitada por el papel activo de Saar en conseguir que el enemigo de Netanyahu, Reuven Rivlin, fuera elegido presidente, por las objeciones del primer ministro.

Con su avance atrofiado, Saar renunció abruptamente a la política en 2014 para pasar más tiempo con su esposa, la presentadora de televisión israelí Geula Even, y sus hijos pequeños.

Regresó este año, elegido por los miembros del Likud para un puesto de alto rango en la lista de candidatos del partido en las elecciones parlamentarias. Mientras hacía campaña por el Likud, Saar ha sido su único alto funcionario que en ocasiones hace alarde de Netanyahu, resistiendo los llamados a legislar la inmunidad para el primer ministro y asistiendo a una conferencia de prensa que Netanyahu había convocado para boicot.

Benjamin Netanyahu y Gideon Saar en 2012 (Foto: Benny Deutsch)

Benjamin Netanyahu y Gideon Saar en 2012 (Foto: Benny Deutsch)

«Gedeón no tiene miedo y es recto como una flecha», dijo Shimshon Shoshani, ex director general de Saar en el Ministerio de Educación.

Aunque no compartía la ideología de derecha de Saar, Shoshani dijo que trabajaron en conjunto en iniciativas educativas audaces y vio a un servidor público en condiciones de liderar el país.

«Es un hombre que tiene  visión, y sabe cómo traducir esa visión en planes concretos», dijo Shoshani, un veterano de 82 años de la burocracia israelí.

A pesar de sus posiciones de línea dura, Saar disfruta de buenas relaciones en todo el espectro político y es percibido como un socio potencialmente más cómodo para un gobierno de unidad con el rival Partido Azul y Blanco, que surgió como el partido más grande en las elecciones del mes pasado.

Pero ni él ni el Likud controlan una mayoría parlamentaria. Un gobierno de coalición entre las dos partes parece ser la mejor manera de salir del punto muerto, pero el líder de Blue and White, el ex jefe militar Benny Gantz, se niega a sentarse con Netanyahu debido a su acusación esperada por cargos de corrupción.

La idea independiente de Saar ha provocado frecuentes disparos de los lacayos de Netanyahu, y el año pasado Netanyahu mismo acusó a Saar de orquestar un «golpe» con Rivlin para destronarlo.

Según la ley israelí, si ni Netanyahu ni Gantz pueden formar una coalición, la mayoría de los legisladores podrían elegir teóricamente una alternativa como primer ministro. Saar es ampliamente visto como el político más capaz de ganar ese apoyo.

Con una elección primaria aparentemente fuera de la mesa por ahora, Netanyahu está hablando de convocar a un organismo funcional del Likud para estipular que es el único candidato del partido para primer ministro.

La oficina de Netanyahu se ha negado a comentar sobre sus planes. Sin embargo, Limor Livnat, ex ministro del gabinete del Likud y aliado de Netanyahu, denunció la conducta contra Saar como una muestra de debilidad.

 

Limor Livnat, ex ministro del gabinete del Likud y aliado de Netanyahu

Limor Livnat, ex ministro del gabinete del Likud y aliado de Netanyahu

«En lugar de cultivar sucesores potenciales, Netanyahu ha neutralizado a todos los miembros del Likud que han mostrado independencia y se ha rodeado de hombres-sí», escribió en el diario Yediot Ahronot. «¿Desde cuándo anunciar la candidatura de uno en un partido primario se interpreta como un complot contra el presidente del partido en ejercicio?»

Eran Davidi, un antiguo confidente de Saar, dijo que Saar y Netanyahu no se han reunido en cinco años y que la enemistad probablemente le costará a Saar un puesto en el Gabinete si Netanyahu logra formar otro gobierno. Pero si falla nuevamente, y el país se dirige a una tercera elección sin precedentes dentro de un año, Davidi dijo que esperaba que las grietas ocultas por mucho tiempo finalmente surgieran dentro del Likud.

Mientras que otros han expresado interés en encabezar el partido después  que Netanyahu voluntariamente se haga a un lado, Saar sigue siendo el único que no tiene la intención de esperar hasta que eso suceda.

«Tiene ambiciones y ha dicho que volvió a la política para liderar el país», dijo Davidi. «Eventualmente, los miembros del Likud apreciarán que tuvo el coraje de correr. Esas son las cualidades de un líder».

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

 

https://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-5604531,00.html

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.