Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves diciembre 5, 2019
donativo

Los kurdos están siendo masacrados y el mundo hace silencio


Los kurdos no estuvieron en Normandía el Día-D, como argumentó Donald Trump cuando explicó por qué los había abandonado. Pero tampoco Israel. En aquellos días no existía el Estado kurdo, y aún no existe. No había ni siquiera una autonomía con una fuerza militar, pero hoy sí. Durante los seis años de combates entre los kurdos y las facciones islamistas en Siria, especialmente ISIS, Estados Unidos asistió a los kurdos con inteligencia y ataques aéreos. Los estadounidenses apenas pusieron tropas en el terreno, y si lo hicieron fueron principalmente en calidad de consultores, lejos del campo de batalla. Los números son claros: las muertes estadounidenses son seis soldados y dos civiles. Los kurdos cargaron con la mayor parte del trabajo, luchando sin pausa y sufriendo 11 mil bajas, muchas más de las que sufrieron en total los estadounidenses en Irak y Afganistán. Los kurdos hicieron el trabajo para sí mismos, pero también para el mundo libre. Establecieron una región autónoma llamada Rojava, la cual oficialmente se llama Administración Autónoma del Norte y Este de Siria.

Kurdos

La artillería turca atacó las regiones kurdas en el norte de Siria.
(EPA)
Dados los poderes que operan en el área, esta autonomía es, o deberíamos decir, era, un poco peculiar. Se caracterizaba principalmente por los principios de libertad religiosa, igualdad para las mujeres, democracia directa, e incluso posiblemente anticapitalismo. El último principio no interfirió con la cooperación con Estados Unidos. Considerando estos principios, si lo que Trump hizo no es una traición, entonces no tengo claro qué es una traición. En cualquier caso, durante el año pasado solo han habido mil soldados estadounidenses en territorio sirio. No debían pelear. Su presencia en la región se suponía que debería haber restringido las aspiraciones expansionistas del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, pero Trump decidió abandonar a los kurdos. Los kurdos tienen una historia dura. Bajo el Mandato de Siria implementado en 1921, el país fue dividido en seis entidades. Dos eran sunitas (Damasco y Alepo), una drusa (Estado Druso de Jabal), una alauita (el Estado Alauita, en la región de Latakia), Alexandretta (que los turcos anexaron y llamaron Iskenderun) y el Líbano (que se independizó). Pero lo kurdos fueron dejados de lado.

Kurdos

Fuerzas estadounidenses abandonan la ciudad siria de Tal Baydar.
(AFP)
Su situación empeoró bajo el gobierno sirio. Han sufrido décadas de discriminación sistemática e institucional como parte de los intentos de arabizar la región. El uso del idioma kurdo fue prohibido, a 120 mil se les quitó la ciudadanía, autoridades locales tomaron una masiva cantidad de tierra kurda y la entregaron a manos árabes, y mucho más. La autonomía que emergió en el norte podría haber sido una compensación parcial por una injusticia histórica. La demanda por independencia kurda ocasionalmente surge en Israel. Hay quienes los comparan con los palestinos, pero esta comparación es ridícula. Los kurdos de Rojava no piden independencia, no demandan la disolución de Siria y declaran que quieren vivir bajo la bandera siria.

Kurdos

La población kurda debió evacuar ante la invasión kurda.
(AFP)
Los palestinos, a diferencia de los kurdos, repetidamente recibieron ofertas de independencia y el establecimiento de un Estado separado, pero las han rechazado una y otra vez. Los kurdos nunca recibieron una oferta así, pero eso no impidió que los palestinos se convirtieran en los favoritos del mundo, y tampoco impidió que algunos idiotas con una conexión pobre con la realidad presentaran a Israel como una copia de Turquía. ¿Alguna vez amenazaron los kurdos con erradicar Siria, Irak o Turquía? ¿Han lanzado cohetes contra poblaciones? ¿Sus sistemas educativos desbordan de propaganda yihadista racista? La invasión apunta, entre otras cosas, a crear una “zona segura” en la que Turquía pueda asentar a los refugiados sirios que huyeron debido a la guerra civil en el país, pero mientras tanto, crea una nueva ola de cientos de miles de refugiados. ¿Dónde irán? Vivimos en un mundo en el que las atrocidades contra los musulmanes son firmemente condenadas. Fueron masacrados en Darfur, se enfrentaron a la limpieza étnica y las matanzas en Myanmar, son encerrados en campos de reeducación en China. Estos hechos siempre fueron repudiados con el apoyo del mundo árabe y musulmán. Pero en lo que respecta a los kurdos, quienes se enfrentan a crímenes de guerra, el mundo hace silencio
 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.