Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado junio 13, 2020
donativo

Sonrisas por un árabe, odio por un israelí

Un periodista israelí con sede en Gran Bretaña ha informado durante años sobre el antisemitismo en Europa y se encuentra a sí mismo como la víctima, ya que una mujer aparentemente educada en un autobús de Londres lo llama 'un judío apestoso'


En los últimos años, me vi obligado a informar sobre el antisemitismo que ha estado criando su fea cabeza en Gran Bretaña.
Año tras año, he informado sobre estudios llenos de datos sobre ataques antisemitas que ahora se han ganado el término limpio de «incidentes», pero nunca pensé que sería una estadística en uno de estos informes.

אנטישמיות ברכבת בלונדון

Un hombre judío ortodoxo es sometido a abuso antisemita en el metro de Londres
La semana pasada, cuando me dirigía a casa desde una sala de cine, dos jóvenes y una joven abordaron el autobús en el que estaba y se sentaron cerca de mí.
La mujer, una mujer blanca  podría añadir, me miró y sonrió. «¿Eres árabe?» ella preguntó. «No», le respondí. «Soy israelí».
En ese momento, su sonrisa desapareció. Comenzó un discurso apasionado contra el primer ministro Benjamin Netanyahu, pero la interrumpí de inmediato y le dije: «No quiero hablar de política».
Unos minutos después intentó reiniciar la conversación. «No quiero hablar de política o de mi país», le dije en un tono cortés pero firme.
Entonces comenzó. «Eres un judío apestoso, maldito judío apestoso», me gritó en el autobús lleno. «Todos los jodidos judíos apestan».
Cuando el autobús se detuvo en la siguiente parada, sus dos amigas la arrastraron mientras se disculpaban conmigo.
Algunas personas vinieron a ver si estaba bien, incluida una mujer musulmana que llevaba un hijab, que me dijo: «Lamento las cosas que dijo».
Todo esto sucedió en Hackney, un barrio de moda en Londres, pero ocurre todos los días y en todas partes.
Apenas salí de mi casa durante dos días después de esa noche. Tuve un corazón pesado. Desde entonces he investigado un poco y he rastreado la identidad de la mujer.
Se graduó en una escuela privada en Suiza. El tipo de escuela a la que los ricos envían a sus hijos. Ella viene de un entorno acomodado. No un hogar sin educación o lavado de cerebro. Ella acababa de decidir odiar.
Vivimos en una era de redes sociales  escondiéndonos detrás del teclado y arrojando odio.
El discurso público se ha vuelto violento y áspero, y la necesidad de estar en lo correcto viene a expensas de la necesidad de encontrar un terreno común.

Una protesta contra el antisemitismo en el Reino Unido.

Una protesta contra el antisemitismo en el Reino Unido.
( Foto: AFP )
Gran Bretaña no es diferente a ese respecto y en las últimas dos semanas, a medida que se acercan las elecciones, el discurso en las redes sociales y en las salas de estar de todo el país se ha vuelto feo y violento e incluye un aumento del antisemitismo y el racismo.
Esta semana iré a la estación de policía y presentaré una queja sobre el crimen de odio cometido por la mujer.
Los días en que los judíos se vieron obligados a inclinar la cabeza cuando fueron atacados en Europa han terminado.
Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron
 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.