Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes febrero 25, 2020
donativo

Palestinos en Siria: otro año de muerte y miseria

El mundo, incluidas las Naciones Unidas, Europa y otras organizaciones internacionales "pro-palestinas" de derechos humanos, no se han movido para ayudar a los palestinos de Siria en los últimos nueve años, entonces, ¿Por qué este año debería ser diferente?


Parece que va a ser otro mal año para los palestinos en Siria, ya que continúan enfrentando la muerte y siendo víctimas de diversas medidas represivas, incluidos el desplazamiento, la tortura y los asesinatos extrajudiciales.

Sin embargo, es poco probable que 2020 sea testigo de algún cambio en la actitud de la comunidad internacional hacia la difícil situación de los palestinos allí. El mundo, incluidas las Naciones Unidas, Europa y otras organizaciones internacionales «pro-palestinas» de derechos humanos, no se han movido para ayudar a los palestinos de Siria en los últimos nueve años, entonces, ¿Por qué este año debería ser diferente?

¿Cómo ha sucedido esta terrible desestimación? Simple: porque en los problemas de estos palestinos no se pueden culpar a Israel. Están siendo asesinados y torturados en un país árabe, por sus propios hermanos, y en lo que respecta al mundo, mientras no haya forma de responsabilizar a Israel, está bien que los árabes cometan atrocidades contra sus hermanos palestinos.

Los palestinos de Siria solo tienen una forma de llamar la atención de la comunidad internacional sobre su difícil situación: si se mudan a Cisjordania o la Franja de Gaza. Luego, cientos de periodistas extranjeros y organizaciones de derechos humanos de todo el mundo convergerían y señalarían con la culpa a Israel.

Alrededor del 58% de los palestinos en Siria se han visto obligados a huir de sus hogares desde el comienzo de la guerra civil en ese país en 2011.

Traducido a números, eso significa que más de 370,000 palestinos han sido desplazados en solo uno de los países árabes.

Esa cifra fue publicada a principios de la semana pasada por Hassan Abdel Hamid, un alto funcionario del Frente Democrático para la Liberación de Palestina (DFLP), una organización secular marxista-leninista palestina perteneciente a la OLP.

Hamid dijo que 200,000 palestinos que huyeron de sus campos de refugiados permanecen en Siria, mientras que los 170,000 restantes lograron escapar a otros países.

Reveló que el 20% de las casas en el campo de refugiados de Yarmouk, cerca de Damasco, han sido completamente destruidas durante los combates entre el ejército sirio y los grupos de oposición. Otro 40% de las casas del campo requieren una renovación urgente debido al daño que sufrieron durante los enfrentamientos armados, dijo.

El funcionario del DFLP acusó al liderazgo de la OLP y a los partidos internacionales, particularmente a la Agencia de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA), de no «cumplir con sus deberes» hacia los 560,000 palestinos en Siria.

Las declaraciones de Hamid, publicadas al comienzo del año nuevo, se produjeron a medida que el número de palestinos asesinados en Siria sigue aumentando.

El Grupo de Acción para los Palestinos de Siria (AGPS), un organismo de control de derechos humanos con sede en Londres que monitorea la situación de los refugiados palestinos en Siria, reveló en vísperas del año nuevo que el número de palestinos asesinados en Siria desde 2011 ha llegado a 4,013. Algunos de los palestinos fueron asesinados mientras luchaban junto al ejército sirio, mientras que otros fueron asesinados mientras luchaban junto a varios grupos de oposición.

Muchos civiles inocentes, atrapados en el fuego cruzado, también fueron asesinados, mientras que se informa que decenas murieron bajo tortura en las cárceles y centros de detención sirios.

AGPS estimó el número de palestinos que murieron a causa de la tortura en las cárceles sirias en 614. Otros 205 palestinos murieron como resultado de la falta de tratamiento médico y medicamentos adecuados debido al asedio del ejército sirio en el campo de refugiados de Yarmuk, dijo el grupo .

Otros 311 palestinos fueron asesinados por disparos de francotiradores, 142 en varios bombardeos, 92 en «asesinatos extrajudiciales» por las autoridades sirias y sus grupos de poder, y 315 que fueron ejecutados o murieron por asfixia e incidentes incendiarios. Se cree que al menos 52 palestinos se ahogaron mientras intentaban llegar a Europa.

En otra revelación inquietante de AGPS, al menos 18 periodistas palestinos fueron asesinados desde el estallido de las hostilidades mortales en Siria en marzo de 2011.

«Las víctimas murieron mientras cubrían escenas en el campo de batalla o mientras brindaban asistencia de socorro a los civiles», señaló AGPS .

«Los hechos sobre el terreno demuestran que el número de víctimas es mucho mayor. Las dificultades en la documentación se derivan de la ausencia de estadísticas oficiales, la falta de preocupación con respecto al número de víctimas palestinas, periodistas en particular, y la complejidad del proceso de identificación de nombres. La lista incluye nueve periodistas que murieron bajo bombardeos, cinco que fueron torturados hasta la muerte y otros cuatro que fueron asesinados a tiros. Mientras tanto, decenas de activistas, periodistas y corresponsales han estado encerrados en secreto en las mazmorras del gobierno sirio durante años «.

Alarmado por la continua indiferencia del mundo hacia la difícil situación de los palestinos en Siria en general y la de los periodistas en particular, AGPS denunció la «apatía de la comunidad internacional y el liderazgo palestino con respecto al asesinato extrajudicial, la tortura severa y la detención arbitraria» de Palestinos en Siria.

Sin embargo, es poco probable que esta «apatía» desaparezca por sí sola. Los palestinos en Siria y otros países árabes deben rezar por un milagro que los libere de las miserias y crímenes a los que son sometidos diariamente a manos de sus compañeros árabes. Los países árabes han demostrado durante mucho tiempo que su único interés en los palestinos es usarlos como títeres para servir a los intereses de los dictadores árabes y los regímenes árabes corruptos. Los palestinos en Siria saben desde hace tiempo que, para ellos, ningún país árabe es un refugio seguro.

Khaled Abu Toameh, un periodista galardonado con sede en Jerusalén, es miembro del Shillman Journalism Fellow en el Gatestone Institute.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

 

https://www.gatestoneinstitute.org/15379/palestinians-syria-death-misery

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.