Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves julio 30, 2020
donativo

Experto en inserción de Hizbala en Latinoamérica explica por qué es clave designar al grupo como organización terrorista

Con el especialista norteamericano Joseph Humire


Esta es la segunda parte de la entrevista con Joseph Humire, director ejecutivo del Centro de estudios para una Sociedad Libre y Segura (SFS por sus siglas en inglés) ubicado en Washington D.C. Analiza no sólo lo que ya tienen Irán y Hizbala en América Latina, sino los riesgos de cara al futuro. Es ampliamente considerado uno de los mayores expertos en la materia.

************************************************************************************

“Es clave que los países latinoamericanos designen a Hizbala como organización terrorista, porque esa es una herramienta jurídica para poder combatirlo en forma efectiva”.

************************************************************************************************

 

P: América Latina-concretamente Buenos Aires- ya ha sido escenario de atentados terroristas planeados en Teherán y cometidos por Hizbala, en 1992 contra la Embajada de Israel y en 1994 contra la AMIA. ¿Cuál es el desafío actual?

R: Ya ahora hay lavado de dinero, drogas, recursos y beneficios, recolección de Inteligencia, reconocimiento de objetivos para futuros atentados, pero si se da la orden desde Irán, todo quedaría activado de otra forma, con otra intensidad. Hay muchos blancos en América Latina y Estados Unidos, y la actividad de Hizbala entraría en funcionamiento a otro nivel.  Tienen células dormidas por todos lados, que pueden activarse rápidamente.

P: ¿Cuál es el peligro principal?

R: Que cuando necesite y decida hacerlo, Hizbalá ataque nuevamente en América Latina.Y yo creo que el continente no está pronto para esta amenaza, que muchos aún no entienden. Se ha avanzado en la designación de Hizbala como organización terrorista, pero no es suficiente. Lo han hecho Argentina y Paraguay, es probable que Honduras lo anuncie pronto, y lo están debatiendo Brasil, Colombia y Guatemala…. Todos los países tienen que designar a Hizbala como organización terrorista, porque eso es lo que es y porque esa es una herramienta legal para combatirlo.

P: La importancia de dicha decisión va más allá de lo declarativo ¿verdad?

R: Exacto.No se puede criminalizar la preparación de un atentado, sin criminalizar la membresía en un grupo terrorista. La entrada de Hizbala en Latinoamérica es tan avanzada que ha logrado separar sus redes, o sea separar las vías del tráfico ilícito de drogas y lavado de dinero de las que se encargan de la planificación de un atentado. Eso significa que si capturas a un operador de Hizbala que estaba planificando un ataque, no podrás retenerlo si no cometió otro delito. Ha pasado ya en la triple frontera, Panamá y en Perú. Si no hay una definición clara del grupo como terrorista, hay que “esperar” que trafiquen drogas, falsifiquen documentos o laven dinero, para poder condenarlos. La situación es más difícil todavía en todos aquellos países latinoamericanos-que son muchos-que no tienen siquiera una ley anti terrorista. Y esto es un problema porque para  combatir el terrorismo hay que adelantarse, a fin de poder neutralizar. El terrorismo funciona distinto del crimen organizado.

P: O sea que la designación de Hizbala como organización terrorista es una herramienta concreta en la lucha anti terrorista, no simplemente una posición política, no una mera declaración.

R: Así es. Designar a Hizbala como organización terrorista, es la mejor herramienta legal para mejorar la lucha contra el terrorismo de Hizbala.Y si América Latina lo hace, también está tomando medidas para tratar de impedir que sus ciudadanos sufran atentados por un conflicto que no es suyo siquiera, originado en Medio Oriente, y exportado por Hizbala a otras latitudes.

Le doy un ejemplo concreto. Fue detenido años atrás un libanés en Perú bajo sospecha de que estaba preparando algo, no se sabe exactamente qué,  algunos dicen que un atentado contra una conferencia sobre el cambio climático de la ONU que se llevó a cabo en el 2014. Reconoció que era miembro de Hizbala. Desde entonces hay un caso judicial contra él. La razón por la que no ha podido ser condenado, aunque hay suficiente evidencia en su contra y a pesar de su propia confirmación que eramiembro de la organización, es que no hay designación de Hizbala como grupo terrorista. Los vacíos legales son muy problemáticos.

P: Increíble, la verdad…

R: Y puede haber 20 como él, cada uno con 20 blancos posibles en Perú, ya son 400, sólo en Perú. Y si eso pasa también en otros países, todo se multiplica más aún.

Humire en un congreso sobre contra terrorismo en Argentina (Foto: Gentileza Humire)
Humire en un congreso sobre contra terrorismo en Argentina (Foto: Gentileza Humire)

 

Los peligros

P: ¿El problema  pasa sólo por eventuales atentados o hay otros riesgos?

R: Claro que hay.  En los últimos seis meses ha habido grandes manifestaciones tanto en Medio Oriente como en América Latina. No estoy afirmando que necesariamente haya una vinculación directa, pero no puedo evitar tener presente que Irán tiene experiencia en cómo fomentar protestas y cómo hacer crecer estos fenómenos de movilización social, y por otra parte, también en cómo reprimir.  Es un hecho que la fuerza Al Quds tiene unidades especializadas  en cómo apoyar a quienes están detrás de las movilizaciones en Latinoamérica. Hay quienes miran a Venezuela y Cuba cuando uno analiza quién podría estar detrás de todo lo que sucedió por ejemplo en Chile. Irán puede estar dando apoyo a todo eso, así como lo ha hecho en Medio Oriente. Por otro lado, en lugares como Venezuela, puede estar detrás de la represión. Esto viene de un Medio Oriente caótico en el que ejercen control para que los  enemigos vivan inestabilidad. Seguro que las Guardias ya han estado consultando con Maduro y otros.

P: ¿Usted está diciendo que Irán puede haber intervenido directamente en estos desórdenes o a través de otros?

R: Justamente, es mucho más probable que lo haya hecho a través de los países de la alianza bolivariana, concretamente Venezuela y Cuba, además por cierto de Bolivia cuando estaba aún Evo Morales al frente.

P: ¿Pero se puede probar lo que usted está diciendo?

R: La dificultad con Irán es que son muy buenos en esconderse. Recién después de los hechos se logra a veces confirmar su presencia. Lo que sí se puede absolutamente comprobar es que Irán tiene contactos especiales con Venezuela y Cuba. A lo largo del tiempo se ha ido revelando el rol de ambos países en las manifestaciones en Chile, Colombia y Ecuador. Esa sería la mano “invisible” de Irán en esos eventos, a través de esos países, aunque no podamos mostrar una huella directa.

 

América Latina no entiende plenamente la situación

P: ¿Hay suficiente  conciencia en América Latina respecto a esto que usted presenta como un peligro importante?

R: No, para nada. Yo viajo mucho, hablo con Ministerios de Defensa, Fuerzas Armadas, con personas que entienden muy bien el tema y lo están estudiando, pero ha tomado mucho tiempo a Estados Unidos y a América Latina entender que tienen aquí un problema. Hoy en día esto ha mejorado. Cuando yo empecé a hablar del tema, en el 2009, no se entendía nada.

P: Y evidentemente, no todos lo ven igual…

R: Por supuesto. Colombia lo entiende mucho mejor, Brasil…Argentina ya tiene experiencia…Guatemala, Perú…Hay unidades en algunos gobiernos encargadas de este tema, pero Irán es difícil de estudiar académicamente porque no hay evidencia empírica. La Fuerza Al Quds trabaja clandestinamente.

Fachadas engañosas

P: ¿Qué fachadas usa Irán en el continente?

R: Un ejemplo…En el 2012-2013, funcionaba en Venezuela, en Morón, sobre la costa caribeña, la Industria Química Parchin, que fue sancionada por casi todo el mundo porque tenía su sede central en la base militar de Parchin en Irán.

P: ¿El mismo complejo militar fuera de Teherán donde se descubrió que Irán había realizado experimentos para el desarrollo de una bomba atómica?

R: Exactamente. No se podía inspeccionar esa base. Y de allí mismo, se llegó hasta la subsidiaria en Morón, donde firmaron convenios con empresas estatales venezolanas como  PEQUIVEN, de petroquímicos, que es probable que haya servido de cobertura. De hecho se considera que la empresa Parchin estaba en manos de la fuerza Al Quds de Irán. Este es sólo uno de los ejemplos. Y esta situación se da más que nada en Venezuela y Bolivia.

P: ¿En qué ayudan estas coberturas falsas a Irán?

R: Permite un mayor movimiento de operadores de la Fuerza Al Quds en América Latina, les permitió instalarse  cómodamente, mandar equipos, dinero, construir infraestructura. Es lo que se llama la preparación de Inteligencia para los espacios de batalla. O sea, si piensas que en el futuro operarás en determinada zona, preparas de antemano la infraestructura. Yo pienso que Al Quds se estaba preparando justamente para operaciones en el futuro.

P: ¿Y cómo cree que eso se podría manifestar? ¿Qué podría hacer?

R: Secuestros, asesinatos políticos, desestabilización social, terrorismo…todo lo que ha hecho y hace en Siria, Yemen, Irak…A mi modo de ver, el objetivo central en esa etapa sería México, por su cercanía geográfica a Estados Unidos.

 

El nexo Hizbala, Latinoamérica y Estados Unidos

 P: ¿Hay temas aún no estudiados a fondo de todo esto?

R: Yo aún no he investigado concienzudamente el tema de las conexiones entre Hizbala de Estados Unidos y América Latina. Recordemos que ha habido un detenido en New Jersey, condenados en Nueva York, California, Florida, Michigan…Me atrevo a creer que  esas conexiones existen, pero aún tengo que estudiarlo. Y en eso entra en escena también el debate sobre la migración, los controles fronterizos, aeropuertos…

P: Puntos débiles en muchos casos…

R: Sin duda. América Latina es la gran zona de debilidad de Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo. El problema es que Irán lo sabe, Hizbala también. No lo han aprovechado aún totalmente, por el debate interno en Irán acerca de adónde exportar la revolución, si quedarse en el vecindario o también ampliarlo lejos de Irán. Pero aún pueden hacerlo. El gobierno de Trump ha avanzado mucho en este tema, nombrando nuevos equipos jurídicos para el tema, tomando medidas de defensa y estrechando la colaboración con gobiernos latinoamericanos contra Hizbala. Sólo el año pasado se llevaron a cabo por lo menos 12 ó 13 seminarios sobre Hizbala, a nivel gubernamental, en los que participaron fiscales, policías, militares de Inteligencia…todo para que aprendan cómo opera Hizbala. Es muy importante. En Estados Unidos y en Israel se sabe mucho sobre este tema.  Debemos enseñar a nuestros hermanos en Latinoamérica cómo funciona Hizbala.

http://www.semanariohebreojai.com/articulo/2085

 

Primera Parte de la entrevista

http://porisrael.org/2020/01/07/analisis-a-fondo-del-triangulo-iran-irak-eeuu-tras-la-eliminacion-de-qassem-soleimani/

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.