Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo junio 14, 2020
donativo

La crisis del virus corona: recomendaciones sistémicas para la política social


Después de la etapa de contención de la pandemia de la corona, se convocará a Israel para lanzar una recuperación económica y social. Esa etapa debe basarse en el manejo diferencial, no lineal y flexible de la «rutina de emergencia», mientras se expande gradualmente la continuidad funcional de acuerdo con los sectores y grupos de población que desde una perspectiva de salud pueden regresar al trabajo, incluso si están en un formato limitado. Si bien esta política conlleva muchos riesgos, incluido el descenso a una infección no controlada, la gestión inteligente a través de una planificación precisa, una implementación meticulosa, información pública enfocada y flexibilidad operativa lo harán posible. La gestión de riesgos también es necesaria en los niveles social y económico, a fin de facilitar y reforzar la resiliencia nacional, crear la base necesaria para salir de la crisis y permitir un crecimiento futuro renovado.

Supuestos básicos

 

  • El virus COVID-19 está aquí a largo plazo. Por lo tanto, Israel debe prepararse para lidiar de manera prolongada con su daño generalizado a la economía y a la sociedad. Reducir la infección es esencial para lograr el objetivo de aplanar la curva, pero se espera que la relajación de las restricciones provoque niveles más altos de infección.

 

  •     En general, el público israelí ha mostrado hasta ahora capacidades impresionantes para hacer frente a la crisis y adherirse a las directrices del gobierno dentro de la política de «contener y restringir». La mayoría del público cree que la política de bloqueo es correcta. La percepción de auto-resiliencia y autoeficacia sigue siendo bastante alta.

 

  •  En la medida en que la política actual se vuelve más restrictiva, crea un daño significativo para la economía y la sociedad. La continuación del bloqueo estricto a lo largo del tiempo creará «fatiga psicológica» y el público tendrá dificultades para aceptar las restricciones impuestas. Esto incluso puede conducir a casos de comportamiento peligroso. El uso del miedo a fin de aumentar el cumplimiento de las directrices es efectivo a corto plazo, pero no a largo plazo. Apretar el bloqueo aumentará la sensación de vulnerabilidad del público, ciertamente entre los sectores más débiles, y puede tener un impacto negativo en el cumplimiento voluntario continuo.

 

  • El Estado de Israel es heterogéneo por naturaleza. Tiene muchos grupos de población débiles y, por lo tanto, requiere un enfoque diferencial para cada uno de ellos. No es solo el derecho de los débiles recibir asistencia adecuada e igualitaria del estado; sin una respuesta focalizada a los grupos de población en riesgo, el riesgo para la salud de los demás aumenta enormemente.

 

  • En este contexto, no hay otra alternativa que prepararse ahora para la relajación moderada y diferencial de la política de bloqueo. La preparación sistémica y meticulosa y la implementación enfocada de intervenciones basadas en la investigación son importantes.

 

Política social en “la presencia del corona”

La esencia de la política propuesta es la construcción gradual de una “rutina de emergencia” diferencial, que equilibra las preocupaciones de salud pública con la necesidad de un rápido repunte económico. El objetivo es permitir que los grupos de población de bajo riesgo vuelvan al trabajo (con limitaciones) y ayudar a impulsar el renacimiento funcional, económico y social, de todo el sistema nacional, en paralelo con el aislamiento continuo de los grupos de población de alto riesgo.

Esta estrategia debe incluir puntos de referencia críticos, con una definición precisa de los grupos de población «liberados», las industrias que volverán a la actividad, los índices para determinar la política y su éxito, las etapas para eliminar las limitaciones y las condiciones para la transición de uno escenario a otro. En gran medida, estos dependen de la disponibilidad de una base de datos confiable. El manejo variable de la crisis puede generar volatilidad en el número de infectados y en daños. Por ejemplo, se espera que la apertura de escuelas, incluso de manera controlada, conduzca a un nuevo aumento en los niveles de infección. La gestión de riesgos, por ejemplo, asegurar que las personas mayores permanezcan protegidas y que no haya contacto entre los estudiantes y los ancianos, es por lo tanto imprescindible.

 

Gestionar los riesgos de la nueva política

 

El principal problema en el modelo diferencial propuesto es la disminución esperada en la postura firme del público frente a los riesgos de la enfermedad. Esto puede conducir fácilmente a la «pendiente resbaladiza» de una mayor interacción pública y un retorno a la infección masiva.

 

El bloqueo no se puede aliviar con éxito de ninguna manera a lo largo del tiempo únicamente sobre la base de las directrices gubernamentales y la aplicación de la policía. La «aplicación propia» también es necesaria como base para el comportamiento público. En otras palabras, es necesaria una nueva división de la responsabilidad entre el estado y el ciudadano, con la responsabilidad esperada del individuo, su autodisciplina y su participación. El cumplimiento voluntario es importante en el manejo de crisis prolongadas y complejas: mantener la automotivación y la responsabilidad personal, por lo que el público hace lo que cree que es correcto. Este enfoque se basa en la teoría de la «regulación de las buenas personas», que supone que la mayoría de la población comprende «buenas personas» que, informadas por una combinación adecuada de datos claros y precisos y la amenaza de una coerción más severa en el fondo.

 

Como respuesta a estos riesgos, la preparación para la implementación del enfoque diferencial, particularmente en el plano social, debe ir acompañada de los siguientes pasos principales:

Planificación : Se debe establecer un comité profesional designado dentro del «gabinete del corona» para diseñar el proyecto social. procesos e implementarlos gradualmente. Esto requiere una cooperación lateral entre los ministerios del gobierno (finanzas, bienestar, educación, salud y otros), así como una cooperación vertical en la planificación e implementación con las autoridades locales y la sociedad civil, a través de las principales ONG, que deben recibir asistencia en vista de las dificultades actuales. . La planificación debe basarse en un enfoque diferencial, flexibilidad, participación pública y presupuestación adecuada.

 

Implementación debe ser gradual (en términos de alivio del bloqueo) y flexible, de acuerdo con los datos y variables de atención médica acumulativos. Requiere regulaciones precisas por sectores económicos y división por región y grupo de población, teniendo en cuenta las necesidades de los grupos más débiles con menos acceso a la información. Debe hacerse con el uso máximo de todos los recursos nacionales, incluidas las FDI, las autoridades locales y los grupos de la sociedad civil. La mayor parte de la supervisión de la implementación de las directrices del gobierno debe ser realizada por los lugares de trabajo y bajo su responsabilidad. Al mismo tiempo, se debe prestar especial atención a sectores particulares, como los ultraortodoxos, los árabes (incluidos los beduinos en el Negev y los residentes del este de Jerusalén), las personas con necesidades especiales y las personas en instituciones de atención.

 

Información pública: La implementación del modelo propuesto requiere el fin de la política de intimidación y una transición a información pública específica y precisa para los ciudadanos, basada en datos científicos, bajo el título: «Protéjase por el bien de su familia». Lo que está permitido y lo que está prohibido en cada área y para cada grupo de población debe definirse explícitamente. La campaña debe estar dirigida tanto al público en general como al individuo. Cuando se utiliza una política diferencial, la campaña debe ser dirigida de acuerdo a distintos sectores, lo que requiere habilidades particulares. Se necesitan portavoces profesionales para transmitir los mensajes al público con éxito. Tanto los líderes públicos a nivel local como los jefes de los sistemas económicos tienen un papel importante que desempeñar en la campaña, como clave para mantener la confianza del público en el sistema político.

 

La estrategia de salud pública, que hasta ahora ha sido el prisma principal para manejar la emergencia de la corona, ahora está bajo una gran crítica. Ahora se entiende que la vida debe continuar en presencia del virus, mientras se minimiza el daño grave que la crisis puede causar a la economía y la sociedad a largo plazo. Una suposición en la planificación de la estrategia de salida es que una crisis social es una bomba de tiempo que debe estar a la vanguardia del discurso público y la toma de decisiones. La preocupación no es que la pandemia de la corona pueda cambiar la situación socioeconómica en Israel con el tiempo, sino que puede agravar la situación existente. Se espera que la desigualdad y las brechas socioeconómicas crezcan en proporciones muy serias, ya que las ramificaciones económicas afectarán en primer lugar a las capas más débiles de la sociedad, los trabajadores independientes, y los trabajadores asalariados que se unen al círculo cada vez mayor de desempleados todos los días. Por lo tanto, al planificar la salida de la situación de la corona, junto con los problemas económicos, se debe dirigir la atención a la crisis social y la necesidad de fortalecer las redes de seguridad social. En este marco, se debe formular un programa de apoyo y asistencia social, y se debe reforzar el sistema de asistencia psicológica. Este enfoque ya puede ayudar a las personas y a las familias a lidiar con las ramificaciones de la emergencia, y ayudarlos a desarrollar la resistencia necesaria para enfrentar las consecuencias de la pandemia ahora, y aún más fuerte en el «día después». Se debe prestar atención a la crisis social y la necesidad de fortalecer las redes de seguridad social. En este marco, se debe formular un programa de apoyo y asistencia social, y se debe reforzar el sistema de asistencia psicológica. Este enfoque ya puede ayudar a las personas y a las familias a lidiar con las ramificaciones de la emergencia, y ayudarlos a desarrollar la capacidad de recuperación necesaria para enfrentar las consecuencias de la pandemia ahora, y aún más fuerte en el «día después». Se debe prestar atención a la crisis social y la necesidad de fortalecer las redes de seguridad social. En este marco, se debe formular un programa de apoyo y asistencia social, y se debe reforzar el sistema de asistencia psicológica. Este enfoque ya puede ayudar a las personas y a las familias a lidiar con las ramificaciones de la emergencia, y ayudarlos a desarrollar la resistencia necesaria para enfrentar las consecuencias de la pandemia ahora, y aún más fuerte en el «día después».

 

La política diferencial propuesta es una base para la posibilidad de una rápida recuperación del sistema nacional después de que la pandemia disminuya. Es una expresión clara de la estrategia de resiliencia social que se basa en el capital humano en el sistema nacional. La sociedad israelí, rica en capital económico, social y moral, ha mostrado esta riqueza en cada interrupción grave y en los diversos desafíos que ha enfrentado repetidamente. No hay razón para que la crisis de la corona sea diferente. Los riesgos inherentes al modelo propuesto aquí no son insignificantes, pero pueden superarse; El progreso en el crecimiento se puede canalizar hacia un retorno a la vida normal. El manejo exitoso de la crisis también brindará la oportunidad de establecer nuevos patrones de pensamiento público, toma de decisiones y uso creativo del capital humano.

________________________________ Los autores desean agradecer al Dr. Moran Bodes del Centro Nacional de Investigación de Trauma y Medicina de Emergencia en el Centro Gertner, al Prof. Orit Tikochinsky del Centro Interdisciplinario y al Prof. Yuval Feldman de la Universidad Bar-Ilan y el Instituto de Democracia de Israel por sus importantes contribuciones a este artículo.

 

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

 

https://www.inss.org.il/publication/coronavirus-and-social-policy/

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.