Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes mayo 23, 2022

Qué pueden aprender los israelíes de la crisis del coronavirus

Ahora es el momento de tener fe en nosotros mismos, estar orgullosos y comprender que, si bien las cosas serán diferentes, es nuestro ingenio nacional el que nos ayudará a seguir adelante, como siempre lo ha hecho.


Lo más probable es que nunca volvamos a las vidas que teníamos hace poco más de dos meses.
 
Lo que fue antes del brote de coronavirus no puede ser nuevamente, al menos hasta que se encuentre una vacuna.
Incluso el regreso de varios sistemas a nuestras vidas no es realmente un retorno, sino más bien un nuevo comienzo.
Si bien la gran cantidad de quejas y enojos son una forma para que el público exprese justificadamente su dolor y frustración, también sirve para ilustrar la incapacidad del público para comprender cuánto ha cambiado todo.
Las críticas que tuvimos a los ministerios de salud, economía y defensa, por legítimos que fueran, simplemente ya no son relevantes.
En la realidad actual, es simplemente ilógico creer que hay respuestas definitivas, preparación para cualquier escenario, planes de trabajo infalibles.

בדיקות נגיף קורונה מבחנה מעבדה בית חולים איכילוב תל אביב

Pruebas de coronavirus en el hospital Ichilov de Tel Aviv
( Foto: AFP )
Todos estamos en un estado de completa incertidumbre, sintiendo nuestro camino en la oscuridad.
Sí, es una especie de experimento, del cual todos formamos parte. No elegimos esto, nadie nos preparó para ello, pero la vida es incierta.
Si bien el mundo moderno nos ha dado la sensación de que podemos predecir todo en nuestras vidas de una manera que nos hace sentir que tenemos el control total, esto no es más que una ilusión. Lo único en nuestro arsenal es nuestra capacidad para adaptarnos, encontrar una solución y resolver problemas.

יום ראשון לחזרה ללימודים בבית הספר 'שיטים' במועצה אזורית הערבה התיכונה

Los estudiantes regresan a la escuela mientras Israel intenta volver a la normalidad después de la epidemia de coronavirus
( Foto: Mirit Helman )
Las dificultades y los desafíos nunca nos han disuadido, todo lo contrario: nos presentan un desafío que superar y no es casualidad que Israel sea conocida como la «nación start up».
Cuando se trata de tecnología innovadora, contrarrestar túneles terroristas, derribar misiles de Hamas, desarrollos científicos y crear aplicaciones complejas, somos los campeones, está en nuestro ADN.
El ingrediente que nos falta es la paciencia, y eso se debe a que somos muy buenos para resolver problemas rápidamente. Pero durante la crisis actual, la resolución rápida de problemas simplemente no es factible y se requiere mucha paciencia.
La energía gastada en buscar a alguien a quien culpar por la situación se gastaría mejor en encontrar soluciones creativas. Y ese sentimiento de impaciencia simplemente tiene que ser restringido.
Si bien la ira y las críticas pueden ayudarnos a desahogar nuestra frustración, no ayudará a restaurar las escuelas y jardines de infantes a plena actividad.
Lo que ayudará será enseñarnos a nosotros mismos y a nuestros hijos a ser pacientes, explicando que estamos en un estado de incertidumbre y que estamos aprendiendo constantemente.
Aprender a ser flexible, aprender a sacar lo mejor de la situación, aprender a agradecer a quienes lo merecen y aprender a apreciar a quienes intentan ayudarnos, incluso si no pueden darnos de inmediato las respuestas que buscamos.

Médicos en equipo de protección contra coronavirus con un paciente en el Hospital Ichilov en Tel Aviv

Médicos en equipo de protección contra coronavirus con un paciente en el Hospital Ichilov en Tel Aviv
( Foto: Zlila Helman )
Hace solo unas semanas, nos preocupaba ver a cientos de muertos todos los días. Las decisiones de Israel deben juzgarse por lo que era entonces, no por lo que es ahora.
El primer primer ministro de Israel, David Ben-Gurion, dijo que los expertos son expertos en lo que fue, no en lo que será. Y así, como en cada inicio, debemos probar, verificar, probar y, a veces, fallar.
Aquellos que han vivido una crisis pueden testificar que el camino está pavimentado con el fracaso, que hay que seguir intentándolo y no darse por vencido, que hay que creer
Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron
 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.