Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves mayo 14, 2020
donativo

Afectaciones y proyecciones económicas en algunos países del Medio Oriente y el Norte de África post pandemia del COVID19


Beirut. Libano

El economista libanés, Jihad Azour quien es el director del FMI para Oriente Medio y Asia Central mencionó para la cadena CNBC que hay altas vulnerabilidades en ciertos países, particularmente los que poseen altos niveles de desempleo y bajo crecimiento económico.

También Azour señaló la posibilidad que se dieran disturbios entre las poblaciones por situaciones duales entre la pandemia y el desplome de precios del petróleo.

Mencionar algunos casos puntuales como Líbano que es uno de los más delicados en el que se proyecta que su economía se contraiga hasta en -12.7% de su PIB, así como una proyección de desplome mucho mayor en el 2021 de hasta -14.1% según lo analizaron los expertos de Nordea Trade en Finlandia.

Afectaciones y proyecciones económicas en algunos países del Medio Oriente y el Norte de África post pandemia del COVID19

Sumado a lo anterior, la lira libanesa se ha depreciado cerca del 50% con respecto al dólar estadounidense y un bajísimo costo con respecto a otras monedas como el Euro y el Yuan. Por su parte el sistema bancario libanés impuso controles informales de capital que han impidido transferencias y restringe el retiro de efectivo en dólares, esto genera desconfianza en la banca libanesa.

El Líbano además tiene una diáspora grande en diversos lugares del mundo, quienes envían remesas al país y mantienen cierta movilidad económica. Ejemplo de esto hay que mencionar que, hasta el mes de julio del año 2019, las remesas totales para el año habían superado el máximo de las últimas dos décadas de US$3.5 mil millones hasta US$5.3 mil millones a finales del mes de setiembre, pero debido a la paralización de la región se espera una contracción en la cantidad de dinero que ingresará al país por medio de esta vía.

Afectaciones y proyecciones económicas en algunos países del Medio Oriente y el Norte de África post pandemia del COVID19Otro país de la región importante de señalar económicamente durante esta pandemia es la República de Egipto. Según International Food Policy Research Institute (IFPRI) hay probabilidades que la pandemia tenga un costo económico significativo para este país. Cada mes que se mantengan activas las medidas para contrarrestar los efectos del COVID19, el IFPRI para Egipto sugiere que el PIB nacional podría caer entre 0.7% y 0.8% (£36 – 41 mil millones de libras egipcias equivalentes entre US$2.3- US$2.6 mil millones). Es probable que los ingresos de los hogares disminuyan siendo mayormente impactadas las poblaciones pobres.

Los ingresos familiares caerían entre £153 (US$ 9.70) y hasta £180 (US$ 11.40) en el escenario más grave, entre más tiempo se extienda la crisis se podría ver una disminución mensual de los hogares entre el 9% y el 10%, según la estimación de la IFPRI. El desplome del mercado turístico es quizás uno de los que más afectaciones generan a la economía egipcia.

También los ingresos producto de las remesas se verán afectados con al menos una caída entre el 10% y el 15% debido de la inactividad económica que sufre el mundo en general, y directamente asociado a la disminución en la demanda de ciudadanos egipcios para laborar en los mercados petroleros del Golfo donde anteriormente han tenido tanta demanda. A esto mencionado se debe considerar además el impacto de la disminución de los precios internacionales del petróleo después del acuerdo de recorte productiva firmado en el mes de abril 2020.

En este punto el FMI, espera que las exportaciones de petróleo disminuyan en más de US$250 mil millones en toda la región, donde ya el producto ha tenido una caída del 50% durante este 2020, el organismo espera que la economía de los Emiratos Árabes Unidos se contraiga en al menos 3,5%, mientras que Arabia Saudita disminuya un 2,3%.

El FMI también espera que los sectores no petroleros disminuyan en al menos 4% en 2020, viendo la necesidad que tienen en estos momentos de diversificar sus economías más allá de la dependencia estratégica que han tenido a lo largo de sus historias. Aun así, ambos países tienen reservas fuertes para poder absorber el impacto que producirá la recesión económica producida por la pandemia y los embates a la disminución de los ingresos por el COVID19.

Ampliando la perspectiva sobre estas economías petroleras, el crecimiento económico de Arabia Saudita se pronostica para el 2020 posterior a la disminución de la pandemia del 2.3%, con una contracción del PIB no petrolero en un 4% por ciento según detalló el 14 de abril anterior Gulf News.

Según la sociedad de inversiones saudita Jadwa Investment se espera que el déficit presupuestario de Arabia Saudita se amplíe a س.ر,229 mil millones (riyales sauditas), equivalentes a US$61 mil millones, que es casi el 8% por ciento del PIB, a raíz del brote de COVID y su impacto en la demanda mundial de petróleo. También sugiere que el déficit fiscal del país crecerá de los س.ر187 mil millones (6.4% del PIB), todo esto señalado en el sitio Arabian Business.

Según los datos recopilados por el medio Gulf News, se reporta que los Emiratos Árabes Unidos, proyecta una caída del crecimiento en el PIB real hasta los -3.5% durante este 2020 en comparación con el 1.3% por ciento registrado durante el 2019. A pesar de ese turbio panorama, se proyecta un crecimiento de 3.3% durante el año 2021 que ayude a mitigar la recesión ocasionada por el COVID19 en la economía regional, así como el impacto del sector productivo petrolero que golpea a todos los países exportadores.

En el caso iraní la pandemia ha debilitado aún más al Estado persa, las proyecciones económicas para este país son realmente dramáticas, se proyecta un desplome del PIB entre el 25% y hasta el 30% efecto del COVID19, duplicando el impacto neto de las sanciones durante el período de tiempo 2018-2020.

El efecto más determinante en materia de política exterior que puede tener esta contracción económica de la República Islámica podría estar determinada por una actividad menos beligerante en otras zonas de la región según mencionaría RAND Corporation; organización experta en políticas públicas con sede en los Estados Unidos. Algunos de estos territorios con una disminución en las actividades iraníes se pueden citar por ejemplo los casos de Irak, Siria, Yemen, Líbano y sus relaciones con grupos palestinos.

En cuanto al Estado de Israel este se ha visto significativamente afectado por la propagación mundial de COVID19. El gobierno ha implementado una serie de medidas para contener y mitigar la propagación del virus y para apoyar a las personas, empleos y negocios.

El país se encuentra metido de lleno como otros Estados en la búsqueda de innovaciones médicas que ayude a encontrar métodos de lucha contra el virus, recibiendo del gobierno al menos ₪22 millones en subvenciones para las empresas que están involucradas en esta labor, así como han recibido millones de dólares en donaciones privadas para las labores de combate contra los embates de la pandemia.

Mientras en los parámetros económicos, los israelíes implementaron procesos políticos claves a desde el 7 de abril de con un paquete tributario de emergencia que el parlamento aprobó   de   ₪80   mil   millones   de   nuevos   shekels (US$22   millones), siendo esto aproximadamente el 6.1% del PIB, incluyendo ₪11 mil millones para gastos de salud (poco más de US$3 millones).

Las proyecciones según The Economist es que el PIB real se contraerá un 2,3% en 2020 a medida que las interrupciones relacionadas con el coronavirus golpeen a Israel, ya la recuperación se espera sea lenta entre el período comprendido entre los años 2021 hasta el 2024.

Por su parte la Autoridad Nacional Palestina en el momento de la pandemia, impuso restricciones importantes a las reuniones públicas y el movimiento civil, incluido el cierre de escuelas públicas y universidades y la cancelación de servicios congregacionales en iglesias y mezquitas. Además, cualquier persona que ingrese al país a través del paso de Allenby se le obligó a realizar una cuarentena de 14 días.

Respecto al tema económico, se esperaba que el PIB en Palestina alcanzara los US$16 mil millones de dólares para fines de 2020, de acuerdo con los modelos macro globales de Trading Economics y las expectativas de los analistas. A largo plazo, se proyectaba también que el PIB de Palestina tenga una tendencia de alrededor de US$16.70 mil millones de dólares en 2021 y US$17.00 mil millones de dólares en 2022, según los datos recopilados por los mismos analistas.

Sin embargo, la dependencia económica; principalmente de los palestinos en la Margen Occidental que trabajan con israelíes, deprimiría estos datos y generaría una tendencia hacia la baja. Los palestinos que migran hacia Israel a trabajar inyectan aproximadamente US$330 millones al mes en la economía palestina, entre el 15% y el 20% de los palestinos laboran en Israel o en los territorios disputados, principalmente en las áreas de construcción, ganando un salario de ₪227 (cerca a los US$65) que dobla el que recibirían si se quedaran trabajando en la Margen Occidental donde se encuentra el 30% de la fuerza laboral de los territorios palestinos.

WAFASegún la oficina de información del gobierno palestino (WAFA) a través del Primer Ministro Mohammad Shtayyeh, se estableció un fondo inicial de US$300 millones como parte de un plan de recuperación económica para las micro, pequeñas y medianas empresas que son las más afectadas por la crisis del coronavirus con el apoyo de fondos árabes e islámicos, plantean.

El Primer Ministro plantea que, pese a la recesión de este 2020, tienen la convicción que en 12 meses puedan recuperarse económicamente, además que han logrado un presupuesto de emergencia que les ayudará a palear el déficit de US$1.4 mil millones, así como un acercamiento con las autoridades israelíes para facilitar la transferencia de impuestos cobrados y otros recursos que ayude a mitigar el impacto económico de la pandemia.

Shtayyeh señaló que el gobierno ofrecería ayuda financiera urgente a unos 30.000 trabajadores palestinos que perdieron sus empleos después del brote de coronavirus, además de ₪137 millones (US$38,360.000) en pagos de subsidios sociales a 116.000 familias adicionales, incluidas 81.000 familias en la Franja de Gaza.

Finalmente es importante mencionar que la mayoría de las economías globales tendrán una contracción por el impacto de la pandemia que va desde el -5.2% de Japón hasta el -9.1% de Italia. Países potencias occidentales como Estados Unidos (-5.9%), Reino Unido (-6.5%), Alemania (-7.0%) y Francia (-7.2%) proyectan una contracción económica importante.

Pese a ese sombrío panorama, The World Economic Outloook (WEO) prevé que algunas economías de Asia emergente serán las únicas con una tasa de crecimiento positiva superior al 1% durante este 2020, aunque por debajo de los 5 puntos porcentuales de su promedio en la década anterior. China crecería al 1.2%, mientras que países como India (1.9%) e Indonesia (0.5%) están entre las economías con números positivos, no así Tailandia que tendrá una contracción de -6.7%.

Conclusiones generales:

La afectación en la economía global producto del COVID19 y el descalabro de los precios del petróleo se hacen evidentes, el mundo no queda sin repercusiones producto de esta circunstancia, sin embargo, todas las proyecciones que se hagan antes de levantar las medidas sanitarias contra la pandemia podrían ser consideradas “especulativas”.

No se están considerando otros factores que podrían inclinar aún más la balanza de la situación económica global además de la pandemia y el efecto de los hidrocarburos. Por ejemplo, la cada vez más pronunciada guerra comercial entre los Estados Unidos y la República Popular de China.

Tampoco se están considerando las medidas adoptadas por los Estados para recopilar información de sus ciudadanos a través de la Big Data que podría eventualmente considerarse un peligro a los esquemas democráticos y una excusa para ejercer medidas totalitarias bajo el supuesto de la protección ciudadana.

En todo este detalle solo se consideraron aspectos económicos y proyecciones basados en las últimas circunstancias abordadas por los gobiernos para intentar mitigar la contracción económica que se ha venido devengando.


Referencias

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.