Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes julio 3, 2020
donativo

El status quo de Cisjordania es más peligroso que aplicar la soberanía


 

 

 

 

 

Propuesta de anexión de septiembre de 2019 del primer ministro israelí Netanyahu. El área a anexar es de color naranja; El área beige es el resto de Cisjordania. Imagen vía Wikipedia.

 

Contrariamente a la alarmante acusación  que la aplicación de la soberanía sobre partes de Cisjordania transformaría a Israel en un estado binacional, hacerlo no afectaría al 95% de la Margen Occidental que esta  bajo el gobierno de la Autoridad Palestina desde Enero de 1996. Ellos continuaran así. La medida conlleva riesgos políticos, pero son más pequeños que los riesgos de seguridad que acompañarían la incapacidad de Israel de mantener una presencia de seguridad permanente en el Valle del Jordán.

Muchos de los opositores más vociferantes de la aplicación de la soberanía sobre partes de Cisjordania son ex altos funcionarios de seguridad que utilizan su autoridad profesional para convencer al público  que una gran variedad de riesgos graves se enfrentarían a dicha medida. Según estos individuos, la aplicación de la soberanía expondría a Israel a múltiples peligros profundamente amenazantes y, en cualquier caso, es innecesario.

La implicación de esta línea de pensamiento es que la posición estratégica actual de Israel no tiene riesgos y, por lo tanto, es preferible a la nueva posición que resultaría de la aplicación de la soberanía. Esa es una tergiversación de la realidad.

Si el gobierno israelí pierde la oportunidad presentada por el plan del presidente Trump de aplicar la soberanía, los riesgos para Israel se multiplican,no disminuyen. Esto se debe a que Israel no podrá preservar su presencia temporal de seguridad en el Valle del Jordán para siempre.

La elección que enfrenta el primer ministro Benjamin Netanyahu es entre los riesgos más o menos reconocidos asociados con la aplicación de la soberanía y los riesgos menos conocidos pero indudablemente serios inherentes al colapso del statu quo.

Los peligros para Israel de una retirada total parecen ser oscuros para una gran cantidad de soldados profesionales. El Plan Allen de la era de Obama, una creación del general estadounidense John Allen, abogó por la retirada total de las fuerzas de las FDI del Valle del Jordán. Este es también el plan básico para un acuerdo de estatus permanente como se describe en el sitio web «Comandantes para la Seguridad de Israel».

Un retiro total traería el tipo de amenaza que actualmente representan Hezbolá y Hamas hasta las afueras de la autopista 6. El público israelí debe sopesar los riesgos inherentes a la aplicación de la soberanía contra la gravedad de los riesgos del retiro total, no un tarea fácil, ya que este último conjunto de riesgos se está minimizando para el consumo público de los miembros de la élite militar.

Es importante reiterar: el plan del primer ministro para aplicar la soberanía no tendría ningún efecto en la gran mayoría de los palestinos que viven en las áreas A y B, que han estado bajo el control de la Autoridad Palestina desde enero de 1996. Incluso si la Autoridad decide dejar de existir, No es una conclusión inevitable que sería necesario regresar a la administración militar.

Se le ha dado al gobierno israelí una oportunidad, una que tal vez nunca regrese, para promover los intereses nacionales vitales del país y reforzar su futuro. Esta es una oportunidad no solo para expandir el control territorial sino también para reposicionar a Israel como una nación que se atreverá a actuar en su propio nombre incluso ante las amenazas. Esa es la encarnación de la soberanía: poder político e independencia.

El mayor general (res.) Gershon Hacohen es investigador principal en el Centro Begin-Sadat de Estudios Estratégicos. Sirvió en las FDI durante 42 años. Mandó tropas en batallas con Egipto y Siria. Anteriormente fue comandante de cuerpo y comandante de los Colegios Militares de las FDI.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

BESA 

 
Comentarios

No es cisjordania es Judea y Samaria (y con ese nombre incluso figura en la res.181 de la ONU) que parece desconocer.
Anexar. Asentamientos… usando el lenguaje de los q nos quieren destruir a pesar de su ilegalidad. Entonces xq?

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.