Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo octubre 11, 2020
donativo

Las miserias del totalitarismo


Esta semana hemos visto la firma de Acuerdos de paz, llamados Acuerdos de Abraham en los jardines de la Casa Blanca entre Israel y Emiratos e Israel y Bahrein. También escuchamos que llegarán más acuerdos en el futuro, que Arabia Saudita permite vuelos israelíes sobre su espacio aéreo. De todo ello ya dimos una primera opinión hace una semana, así como de la actitud y reacción de quienes rechazan los Acuerdos.

Cuando hace un mes se anunciaron los Acuerdos de Abraham, que ese momento normalizaban sólo las relaciones entre Israel y Emiratos, hasta la ONU tuvo que decir que era algo histórico y muy positivo para la realidad en Medio Oriente. Pero Irán, de inicio ya dijo que los Acuerdos eran una amenaza. Varias autoridades iraníes denunciaron los Acuerdos e hicieron apocalípticas advertencias sobre las consecuencias de “la alta traición”.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Irán Mohamad Yavad Zarif calificó los Acuerdos como “una idiotez estratégica” y “una puñalada en la espalda del pueblo palestino”. La Guardia Revolucionaria iraní ya dio un pasito más y amenazó, señalando que además de ser una “idiotez histórica”, los Acuerdos ponían en serio peligro al liderazgo de Emiratos. El Presidente, Hassan Rouhani advirtió con tono amenazante que si “los Emiratos permitían a Israel poner un pie en la región, se les va a tratar de forma diferente”.

Ante esa amenaza, la Cancillería de Emiratos convocó al Embajador iraní en Abu Dhabi y le dijo que no iban a tolerar sus amenazas. Pero el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas iraníes Mohammad Bagheri no se quedó atrás y dijo públicamente que sus fuerzas “están desde ahora observando a Emiratos y realizarán cálculos diferentes”, y advirtió: ”Si algo sucede en el Golfo Pérsico y la seguridad iraní queda comprometida, haremos responsable a Emiratos y no lo toleraremos”. El líder supremo Ali Khamenei juntó todos los adjetivos posibles: ”Estos Acuerdos echan a la basura al pueblo palestino y permiten que Israel ponga un pie en la región. Los Emiratos han traicionado al Islam, a las naciones árabes, al pueblo palestino, y esta traición no perdurará por mucho tiempo”.

Nadie escuchó a Irán, salvo sus cómplices. Ahora tendrían que reiterar insultos y amenazas, porque las negociaciones continuaron y este martes 15 Emiratos Arabes Unidos ya no estaba solo, sino con Bahrein firmando los Acuerdos de Abraham con Israel.Y es bastante notorio que Arabia Saudita y Omán tampoco han escuchado las amenazas. Y más rotundo todavía que la Liga Arabe se haya distanciado de los pedidos de Mahmoud Abbas,y hoy los palestinos no tienen ni ese espacio para repartir quejas y maldiciones.

Tan poco lúcidos han sido los palestinos bajo la dictadura de Hamas, que cuando se estaban firmando los acuerdos en Washington, lanzaron 13 cohetes contra civiles israelíes y para su felicidad aviesa y despreciable, hirieron a dos personas.

Los palestinos saben que subidos al tren iraní, sólo lograrán ir marcha atrás. Pero los iraníes ven las cosas desde otros ángulos, además de su odio y sus agravios. La situación de confrontación permanente entre Israel y los países árabes le han dado a Irán un escudo protector contra lo que ellos temen sea una acción conjunta de Israel y Estados Unidos. La enemistad árabe-israelí le daba a Irán ventajas estratégicas importantes no sólo en la protección de terreno sino en el hecho que Israel no podía imponer una relación eficaz con ningún Estado árabe y eso lo mantenía lejos. Ahora, que Israel tenga relacionamiento con Bahrein, Emiratos, Omán, Arabia Saudita, y puedan sumarse más, destruye su programa belicista y su idea de cómo llevar adelante su política en Medio Oriente. Irán se siente cómodo con haber invadido Irak y Siria, pero a sus circunstanciales aliados Rusia y China los mueven sólo los intereses. Irán se queda encabezando la judeofobia y sus cómplices Hamas y Hezbollah, son poca cosa para lo que los iraníes habían construido como una suerte de escudo protector político y militar. Si los palestinos despertaran, Irán quedaría totalmente solo en su arenga de “eliminar al enemigo sionista”. Por ahora, eso no va a pasar porque los palestinos carecen de un liderazgo que quiera hacer algo por su gente, pero los iraníes saben que su mapa ahora tiene grietas y tendrá varias más.

La seguridad iraní ya ha mostrado brechas. Bastante antes de los Acuerdos de Abraham, hace dos años y medio, el Mossad entró a Teherán y se llevó una enorme cantidad de material clasificado. ¿Cómo pasó? Alguien, ya entonces, abrió la puerta. Una cooperación entre árabes e israelíes con apoyo de Estados Unidos es una amenaza relevante para los planes de Irán. Fuentes de información desde Turquía han señalado que Israel podrá armar redes de vigilancia en una zona que ahora es amistosa y desde países que como Emiratos tienen a Irán como enemigo, mucho antes de las amenazas actuales.

Analistas especializados han escrito en las últimas semanas que los Acuerdos hechos por Israel con dos países árabes puede provocar reacciones más agresivas de Irán en la región. Es lo que el Comandante en Jefe Bagheri ha señalado como “cálculos diferentes”. Hoy, Irán mira cada Acuerdo nuevo como una amenaza y una confrontación.
Por eso, se espera que varias situaciones de facto pueden sufrir cambios: Siria, Irak, Líbano. En Siria, no todos los enfrentamientos y bombardeos de Israel a fuerzas iraníes se publican. Pero los hay, y varios. Y ahora, no van a disminuir, todo lo contrario. Líbano se encuentra entre seguir bajo el yugo de Hezbollah o intentar salir del ahogo. La explosión de hace unas semanas con toda su muerte y destrucción también abrió una brecha entre Hezbollah y la gente de a pie, víctima como siempre de los intereses de unos pocos.

Los editores del diario emiratí Al -Ittihad y del israelí Yediot Aharonot escribieron editoriales en hebreo y árabe (ambos periódicos). Al-Ittihad escribió: ”Este Acuerdo marca el comienzo de un nuevo camino para promover la paz global y regional, en la cual Emiratos Arabes Unidos representa un pilar fundamental, con su visión estratégica y firme creencia que la paz es el origen de la vida. La legislación divina estimula el sentido común, abre el ancho sendero de la prosperidad, y es la base de las relaciones entre sociedades y estados, sin importar cuantas religiones diferentes, idiomas distintos y etnicidades diversas, existan”.

Los que firman acuerdos de paz, miran hacia adelante. Los que quedaron en los relatos del pasado, están estancados. Al totalitarismo no le sirven las aperturas diplomáticas, económicas, sociales, tecnológicas. Habrá que ver cuántos seguirán alineados a Irán en Medio Oriente y en el resto del mundo en el futuro mediato. Así funciona el totalitarismo: no deja espacio para discutir su odio.

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.