Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles diciembre 8, 2021

VAIGASH 5781


B’H

Génesis 44:18-47:27

Iehudá se acerca a Iosef para pedir por la liberación de Biniamin, ofreciéndose a sí mismo como esclavo al líder Egipcio en lugar de su hermano. Luego de presenciar la lealtad de sus hermanos unos a los otros, Iosef revela su identidad diciendo «Yo soy Iosef. ¿Mi padre aún está vivo?»

Los hermanos son invadidos por la vergüenza y el remordimiento, pero Iosef los reconforta. «No fueron ustedes los que me enviaron aquí,» les dice, «sino Di-s. Todo fue ordenado desde el cielo para salvarnos, y a toda la región, de la hambruna.»

Los hermanos se apresuran a volver a Canaán con las noticias. Iaakov viaja a Egipto con sus hijos y sus familias, setenta almas en total, y es reunido con su amado hijo luego de 22 años. Camino a Egipto recibe la promesa Divina: «No temas en descender a Egipto; porque allí te haré una gran nación. Yo descenderé contigo a Egipto, y con seguridad, Yo te sacaré de allí»

Iosef reúne toda la riqueza de Egipto vendiendo comida y semillas durante los años de hambruna. El Faraón le da a la familia de Iaakov la fértil tierra de Goshen para establecerse, y los hijos de Israel prosperan en el exilio en Egipto.

 

BORRANDO EL ODIO

 

32Mandaron el largo abrigo de colores muy vivos, y fue llevado a su padre. “Hallamos esto –explicaron [los hermanos cuando retornaron] –. Trata de identificarlo. ¿Es o no el abrigo de tu hijo?” (Génesis 37:32)

 

26 Le dieron las nuevas: “Iosef todavía vive. Es el gobernante de todo Egipto”. El [corazón] de Iaakov quedó pasmado, puesto que no podía creerles. (Génesis 45:26)

 

Cuando los hermanos llevaron la túnica de Iosef manchada de sangre, Iaakov inmediatamente sospechó de ellos, porque se referían a Iosef como “tu hijo”, borrando directamente su nombre a causa de su odio por él.

Pero cuando volvieron de Egipto y le dijeron “Iosef todavía vive” Iaakov se dio cuenta que todo sentimiento de odio había desaparecido y ahora imperaba el amor fraternal. Y esto fue lo que hizo revivir el corazón de Iaakov.

 

Puertas y murallas

En este día se rodearon las murallas de Jerusalem

 

Las murallas encierran, separan, aíslan. Las murallas te cortan del mundo.

Pero una muralla rota significa peligro. Si está conteniendo un río, va a comenzar a entrar agua. Si está asegurando una frontera, enemigos o extranjeros infiltrarán sus brechas. Una muralla rota significa vulnerabilidad, exposición, pérdida de identidad.

Entonces ¿qué es lo que necesitamos? Necesitamos murallas con puertas.

Necesitamos murallas fuertes, con puertas que se abran y cierren. Puertas que estén abiertas durante el día y cerradas en la noche. Puertas que se abran para permitir a la gente entrar y salir para intercambiar ideas y mercaderías; puertas que también se cierren, para salvaguardar la ciudad y repeler fuerzas dañinas y destructivas.

Cuan bueno es si tu ciudad, tu comunidad, tu familia, tu propio cuerpo y tu propia alma, tienen murallas fuertes con puertas que funcionen apropiadamente, de forma que estés seguro en tu propia identidad, protegiendo lo que es lo mejor y más preciado dentro de ti mismo, y abierto al mundo para dar y recibir, aprender y enseñar.

El 10 de Tevet del año judío 3336 (425 AEC), los ejércitos del Rey Nabucodonosor de Babilonia sitiaron las murallas de Jerusalén, brechando eventualmente los muros que protegían la ciudad santa, destruyendo el Templo Sagrado y enviando al pueblo judío al exilio.

Cada año, observamos el 10 de Tevet como un día de ayuno, arrepentimiento y retorno, un día dedicado a salvaguardar las murallas de nuestra identidad, reparando sus brechas, y asegurándonos que sus puertas funcionen apropiadamente… (www.es.chabad.org)

 

 

QUE LA LUZ SIGA BRILLANDO

 

Ya Janucá quedó atrás.

Ahora el candelabro va a ser guardado hasta el próximo año.

Pero ¡cuidado! Sólo el candelabro debe ser guardado. Que esas luces que encendimos durante ocho días sigan ardiendo, que sigan iluminando nuestras vidas y las vidas de todos los que nos rodean, y aun más allá, que iluminen con toda su brillantez al mundo entero, desplazando las tinieblas que nos rodean, y trayendo la luz definitiva de los tiempos del Mesías, en los que las espadas se transformarán en arados. ¡AMEN!

 

FACEBOOK: bit.ly/2NPF3YF

YOUTUBE: bit.ly/2OV485i

 

 
Comentarios

En los tiempo del Mesias nos hayamos ya, por mas que Su Manifestacion última se haga aún esperar …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.