Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes enero 22, 2021
donativo

Joseph Biden Jr. un católico y sionista convencido


El que desde hoy es ya el 46 presidente de los Estados Unidos, Joseph Biden Jr., no solo es un político norteamericano amigo de Israel, sino también según sus propias palabras un sionista convencido. Si bien es cierto que el presidente es católico practicante -segundo después de Kennedy-este hecho no le ha impedido tener una extraordinaria relación con el judaísmo en general y con Israel en particular. Esta particularidad responde a una combinación de aspectos personales y profesionales que hacen del actual presidente de Estados Unidos, siguiendo sus palabras, un sionista convencido.

Desde el punto de vista personal, hay que decir que todos los hijos del presidente Joseph Biden – Beau, Hunter y Ashley- están casados con parejas judías. Su hijo Hunter lleva tatuado en su brazo la palabra Shalom y el nieto que Biden llevaba en sus brazos en la celebración de la victoria es judío de nacimiento, ya que su madre Hallie lo es.

Desde el punto de vista político, a lo largo de sus casi 50 años de carrera, Joseph Biden ha demostrado un firme compromiso con el Estado de Israel, lo que no quiere decir que no haya tenido momentos de fricción como la famosa discusión con el Primer Ministro Begin a cuenta de la implicación de Israel en el Líbano. En todo caso son muchas las frases pronunciadas por Biden que demuestran su compromiso con Israel. Por ejemplo, Biden declaró que “Israel era la mejor inversión que había hecho Estados Unidos” o que “si Israel no existiera Estados Unidos tendría que inventar un Israel para proteger sus intereses en la región”. A lo largo de los años que Joseph Biden presidió el todopoderoso Comité de Relaciones Exteriores del Senado, se convirtió en un aliado de Israel para defender sus intereses yaños más tarde cuando ejerció de vicepresidente, Biden firmó un acuerdo de ayuda militar conIsrael por valor de 38.000 millones de dólares que se convirtió en el mayor de la historia. De hecho, a lo largo de su mandato se prevé que se negocie su renovación ya que espira en 2026.

Aunque es cierto que el sector progresista de los demócratas –Bernie Sanders, Linda Sarsour, RashidaTlaib- era más partidario de acabar con la alianza del partido con Israel, Biden ha sabido recuperar la tradicional relación de los demócratas con el país hebreo. De hecho, durante la campaña Biden pidió eliminar cualquier referencia a “la ocupación de Palestina” tal y como había defendido el senador Bernie Sanders. En las últimas semanas Joseph Biden ha reforzado su compromiso con Israel. Por ejemplo, en diciembre pasado participó en el Foro Saban (Brooking Institutions) donde denunció la actual ola de antisemitismo, así como los esfuerzos por deslegitimar a Israel a nivel internacional.

En lo que a la Administración Biden se refiere, solo Clinton y Obama tuvieron más judíos entre sus miembros, aunque hay que recordar que ambos tuvieron dos mandatos y por el momento Biden está al comienzo el primero.

En primer lugar debemos destacar a Anne Neuberger quien será la primera judía ortodoxa en ocupar un puesto de responsabilidad en una Administración presidencial. En este caso, Neuberger cuyos padres estuvieron entre los rehenes rescatados en Entebbe, se encargará de la ciberseguridad en el Consejo de Seguridad Nacional. En segundo lugar hay que hablar de Alejandro Mayorkas, un judío sefardí de origen cubano que será el próximo Secretario de Seguridad Nacional. En tercer lugar debemos destacar a Avril Haines, una abogada de madre judía (por eso lleva su apellido) que ejercerá el puesto de directora de inteligencia nacional para coordinar las agencias de inteligencia de los Estados Unidos.

En lo que a la política exterior se refiere, tenemos que destacar el nombramiento de Anthony Blinken como Secretario de Estado. La familia de “Tony Blinken” sufrió la persecución en Rusia y en la Alemania y además entre sus miembros encontramos importantes estudiosos de la lengua yidish.

Al igual que ocurrió con Obama, Biden también ha elegido a un judío -Ron Klain- para ser su jefe de Gabinete. Klain  ha afirmado que educa a sus hijos como judíos y además, se enorgullece de mantener vivo el vínculo con la sinagoga donde celebró su bar mitzvah (Beth-El Zedeck de Indianápolis).

Otros miembros judíos de la Administración son David Cohen (Director adjunto de la CIA) Merrick Garland (Fiscal General), Erick Lander (Director de la Oficina de Ciencia y Tecnología) Rachel Levine (Subsecretaria de Salud) o la Secretaria del Tesoro Janet Yellen.

Además de todos estos miembros del gabinete tenemos que destacar a la Vicepresidenta Kamala Harris, quien, si bien no es judía de nacimiento, está casada con el abogado judío Douglas Emhoff.

Todos estos elementos nos hacen pensar que Joseph Biden mantendrá las líneas de cooperación con Israel trazadas por el presidente Trump. El primer hecho que demuestra esta afirmación es el mantenimiento de la Embajada de Estados Unidos en Jerusalén. Así, parafraseando al presidente Biden no hace falta ser judío para ser sionista.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.