Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes abril 19, 2021
donativo

Críticas en Arabia Saudita: La administración Biden está decidida a renovar las conversaciones en materia nuclear con Irán, mientras ignora las angustias de los países en la región

Periodista saudita: La locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes


El 6 de abril, 2021 se iniciaron conversaciones indirectas en Viena entre Irán y representantes de la administración del presidente estadounidense Joe Biden junto a una mediación europea, con el objetivo de revivir el acuerdo nuclear PIDAC del año 2015 entre Irán y el P5+1 – Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China más Alemania, del cual la administración Trump se retiró en el año 2018. La participación de Estados Unidos en las conversaciones enfureció a muchos en Arabia Saudita, que se quejaron por la insistencia de la administración en renovar las negociaciones en materia nuclear con Irán mientras ignoraban el nerviosismo de los países en la región respecto al peligro que representa Irán.

El ex-jefe de inteligencia saudí Turki Al-Faisal, insinuó que la nueva administración estadounidense se sometió a la extorsión iraní y pidió a los países del Golfo que se preparen para el día en que Irán tendrá en su poder armamento nuclear. El descontento saudita por las acciones de Estados Unidos respecto a Irán fue expresado también en artículos y editoriales en su prensa escrita. Estos afirmaron que Estados Unidos y Europa mostraban negligencia y vacilación ante el avance del programa nuclear de Irán y que Estados Unidos no solo carecía de una política coherente respecto a Irán, sino que también se estaba alineando a Irán y se aprovechaba del tema iraní con el propósito de actualizar sus intereses en la región y en el mundo. Varios de los escritores sauditas argumentaron que las conversaciones de Viena no producirían nada y que la administración Biden continuaba con la misma política de la administración Obama hacia Irán y que, por lo tanto, los países de la región deben actuar de forma independiente, sin ningún tipo de consideración por los Estados Unidos.

Cabe señalar que desde el momento en que Biden fue electo presidente de los Estados Unidos, los temores en Arabia Saudita y de los países del Golfo respecto a su política de conciliación con Irán a expensas de ellos se han ido intensificando[1].

 Las conversaciones de Viena. Fuente: Almayadeen.net, 9 de abril, 2021.

Este informe presentará las críticas en Arabia Saudita sobre la renovación de las conversaciones en materia nuclear que realiza la administración Biden con Irán:

Ex-jefe del servicio de inteligencia saudita: La administración Biden regresa al acuerdo nuclear y hace caso omiso a los temores en la región

El ex-jefe de inteligencia saudí y ex-embajador de Arabia Saudita en los Estados Unidos Turki Al-Faisal, quien actualmente es presidente de la junta directiva del Centro de Investigación y Estudios Islámicos Rey Faisal, advirtió en una conferencia virtual en Bahréin el día 8 de abril que retornar al acuerdo de energía nuclear con Irán solo exacerbará los conflictos en la región e insinuó que la administración Biden estaba dispuesta a someterse a las extorsiones iraníes. Pidiendo a los estados del Golfo que se preparen para el día en que Irán posea armamento nuclear, Al-Faisal enfatizó que están comprometidos con el desarme de todas las armas de destrucción masiva en la región.

Según el diario en inglés Al-Sharq Al-Awsat, «Al-Faisal criticó el comportamiento agresivo de Irán hacia los estados del Golfo en particular junto a su crítica dirigida a los países árabes en general. Este dijo en un gran foro árabe virtual celebrado por el diario de Bahréin Al-Bilad, con la participación de más de 60 destacadas figuras árabes, que el peligro del liderazgo iraní se reflejó en su «hegemonía política e interferencia en los asuntos de nuestros países y su incansable búsqueda por lograr obtener tecnología nuclear».

«Señalando los peligros del programa nuclear de Irán y su objetivo de adquirir misiles balísticos, Al-Faisal dijo que la región ‘vive este peligro todos los días’ y advirtió que Irán puede realizar acciones imprevisibles. ‘El peligro de Irán no se limita a su programa nuclear, que este dice ser pacífico, sino que también lo es por su comportamiento rebelde durante las últimas cuatro décadas, al interferir en los asuntos internos de nuestros países y trabajar encubiertamente con el propósito de desmantelar el tejido nacional de nuestras sociedades», dijo este a los participantes del foro.

Al-Faisal continuó enfatizando que regresar al acuerdo nuclear no resolverá el problema que presenta el peligro del régimen iraní para la región, sino que avivará más el conflicto: ‘Nosotros en los Estados del Golfo debemos prepararnos para todas las posibilidades, especialmente la de que Irán adquiera en su poder armamento nuclear y estamos comprometidos en una zona donde las armas de destrucción masiva estén prohibidas ‘, agregó”.[2]

La versión árabe del diario Al-Sharq Al-Awsat publicó las declaraciones de Al-Faisal en la conferencia, incluyendo las críticas de este dirigidas a Estados Unidos y a otros países occidentales al no darle importancia a los temores de los países del Golfo. Al-Faisal dijo: «Los países del Golfo han aclarado los riesgos que plantea la política de Irán en la región. Sus aliados no tomaron en cuenta los temores debido a lo ingenuo que fue la administración Obama. Sin embargo, los estados del Golfo le dieron la bienvenida al acuerdo PIDAC en el año 2015 siempre y cuando este acuerdo contribuyese a la finalización del tema nuclear iraní y siempre que Irán abordara los problemas regionales como uno de los países de la región y no como lo ha hecho, es decir, exportando su Revolución islámica a esta región. Esencialmente, Irán ha intensificado su agresión y acoso y se ha liberado de todas las restricciones y sanciones que se le han impuesto, con el objetivo de imponer una política hegemónica en la región.

«En el año 2018, Estados Unidos se retiró del acuerdo nuclear en concordancia con una decisión de la administración Trump, a fin de presionar a Irán para que acepte enmendar el acuerdo para de esta manera tener en cuenta los temores que se presentan en la región debido a ello. Hoy día, el presidente Biden ha retornado al acuerdo, a pesar de que la administración está totalmente consciente de las preocupaciones y las reservas sobre el propio acuerdo por parte de los países de la región, ante las políticas y el comportamiento de Irán en la región… Los países de la región están examinando otras alternativas, con el objetivo de preservar su estabilidad y prepararse para el día en que el liderazgo iraní obtenga armamento nuclear. Esto ante el hecho de que varias de las potencias están dispuestas a someterse a la extorsión del liderazgo iraní…»[3]

El mundo examina los detalles del «acuerdo nuclear» de Irán mientras ignora el tema de las «milicias iraníes». Fuente: Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 12 de abril, 2021

Artículo en el diario ‘Okaz: Estados Unidos vacila mientras el régimen iraní avanza en su programa nuclear

Un artículo escrito sobre las conversaciones de Viena publicado el 11 de abril por el diario saudita ‘Okaz declaró que Estados Unidos y el mundo entero observaban desde la orilla y no hacían nada mientras Irán continuaba avanzando en su programa nuclear. El articulo señaló lo siguiente: «Estados Unidos tiene sus temores sobre cuán comprometido está Irán con el acuerdo nuclear internacional, pero dicho temor solo se siente en las palabras, porque la administración Biden ha prometido volver al acuerdo nuclear y no ha tomado ninguna decisión para detener el conducta arrogante del régimen iraní en la región. Este régimen se ha aprovechado de la impotencia estadounidense y europea para arrastrarlos por los pies y defraudar al mundo. Fuimos testigos de los resultados de la ronda de conversaciones en Viena, que terminó prácticamente en nada…

«La comunidad internacional debe unirse en contra de Irán, que se esfuerza por obtener armamento nuclear y por socavar la seguridad y desestabilizar el mundo financiando y proporcionando armamento y equipos militares a milicias terroristas ilegítimas. Washington vacila, Europa evade responsabilidades y el mundo sigue lo que está sucediendo y permanece en silencio. El régimen de los ayatolás avanza en su programa nuclear para destruir el mundo – incluso enriqueciendo uranio al 20% en total violación de las restricciones del acuerdo PIDAC.[4] ¿Qué estamos esperando?[5]

El programa nuclear de Irán hará estallar el globo de la comunidad internacional. Fuente: Al-Riyadh (Arabia Saudita), 11 de abril, 2021.

Periodista saudita: Estados Unidos está utilizando el tema Irán para promover sus propios intereses regionales y globales

El periodista saudita Ali bin Hamad Al-Khashiban tituló su columna publicada el 12 de abril en el diario Al-Riyadh «¿Por qué los estadounidenses regresan a Irán?». En este, Al-Khashiban argumentó que a pesar de las hostilidades Irán-Estados Unidos, el gobierno estadounidense sigue alineándose con Irán y no logra mantener una postura clara y coherente. Este escribió:

«Me preocupa enormemente cuando observo el papel desempeñado por Estados Unidos en la configuración de Irán tal como este es ahora. Este ha mostrado más paciencia con Irán que con cualquier otro país de la región… Todos pueden ver que existen profundas hostilidades entre los dos países, pero la historia nos ha enseñado que los dos retornan repetidamente al punto de partida en sus esfuerzos por llegar a un acuerdo y entendimiento mutuo: Irán obtiene éxitos, mientras que Estados Unidos… se alinea al cambio de dirección que toma Irán…

«El relato estadounidense-iraní presenta dos fenómenos muy inusuales y críticos. Primero, existe un país (Irán) que está intentando obtener armamento nuclear y apoderarse de la región… que, durante más de cuatro décadas, ha establecido milicias en todos los países en los que logró penetrar, hasta que finalmente subyugó al país a dichas milicias. El segundo fenómeno es que Estados Unidos no posee una postura firme sobre Irán: tuvo un presidente que le vendía secretamente armas a Irán, es decir, el presidente Ronald Reagan en el escándalo Irangate; un presidente que alcanzó un acuerdo con Irán respecto a su armamento nuclear (el presidente Barack Obama); y uno que impuso sanciones a Irán sin realizar ninguna acción militar en su contra (el presidente Donald Trump). Ahora tenemos al presidente Biden, quien intenta ofrecer nuevas respuestas a nuestra recurrente pregunta: «¿Por qué los estadounidenses retornan a Irán, incluso cuando los mismos iraníes se alejan de los Estados Unidos?»

«En las últimas décadas, los iraníes han aprendido a evadir a los Estados Unidos y los estadounidenses han aprendido a utilizar el tema iraní con el propósito de obtener logros políticos en la región y en todo el mundo. Nos queda una pregunta importante: ¿qué deberíamos nosotros aprender de una de las crisis de más larga data acumuladas en la región? No será fácil aceptar la situación tal como es, pero no será difícil mejorar y desarrollar nuestras habilidades políticas anticipando el futuro de esta crisis, que debemos entender no por sus hechos, sino por sus objetivos»[6].

Periodista saudita: La locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes

En su columna publicada el 7 de abril en el diario Al-Sharq Al-Awsat, el periodista saudí Mashari Al-Dhaidi atenuó las expectativas por las conversaciones en Viena, en las que participan delegados de la administración Biden, cuestionando su propósito y el por qué la administración Biden está retornando a las conversaciones aun si la situación con Irán no ha cambiado en lo absoluto. Este citó el conocido adagio que dice que la definición de locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes. Su artículo, publicado en inglés en el enlace English.alarabiya.net, leía:

«Ayer, una tan esperada ronda de negociaciones comenzó en Viena entre el régimen iraní y la administración Biden después de muchos ir y venir y muchas medidas vacilantes. Los esfuerzos para revivir el llamado acuerdo nuclear volvieron a ponerse en marcha después de lo anterior. El presidente de los Estados Unidos Donald Trump, lo arrojó por la ventana, exigiendo un trato mejor que el defectuoso que alcanzó su predecesor con los iraníes.

«Hoy día, la administración estadounidense parece cautelosa y austera, mientras que el régimen iraní parece fuerte y condescendiente. Sin embargo, ninguna de estas aparentes realidades son de hecho ciertas.

«Las conversaciones en Viena celebradas ayer se producen a raíz de una reunión a través de una videoconferencia celebrada entre las dos partes el viernes pasado, que ambos países acogieron con beneplácito. El presidente de los Estados Unidos dijo que deseaba volver a las negociaciones, pero tanto Teherán como Washington creen que el otro es el que debería tomar el primer paso y volver a comprometerse con el acuerdo.

«A pesar del llamado del canciller iraní Mohammad Javad Zarif a la Unión Europea a comienzos de febrero con el fin de coordinar un retorno al acuerdo nuclear, Teherán se negó a sentarse con los Estados Unidos el mes pasado para celebrar las conversaciones convocadas por la Unión Europea.

“La nueva ‘triquiñuela’ en el libro de jugadas políticas de los Estados Unidos esta vez es la consigna ‘compromiso a cambio de compromiso’. ¿Significa eso que Washington se comprometerá una vez Teherán lo haga o viceversa? ¿Quién debería comprometerse primero y con qué? ¿Existe una fecha límite? ¿Existe una ruta alterna a seguir si no se asumen compromisos?

“Tal como dice el viejo refrán, ‘la locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes’. No está claro si el objetivo principal es simplemente iniciar negociaciones y conversaciones con Irán mientras todo lo demás queda en segundo plano, o si el objetivo final es debilitar al régimen iraní. O, tal vez, Estados Unidos está tratando de disuadir y prevenir el programa nuclear de Irán y las capacidades de misiles hostiles junto a poner fin a sus insidiosas políticas en el Medio Oriente.

«Bueno, ¿no estaba Trump tomando este camino? ¿Qué cambió?»[7]

Periodista líder saudita: Irán está marcando el tono de las conversaciones de Viena; Occidente desea un acuerdo lo antes posible, independientemente de su contenido

El periodista saudita Tariq Al-Homayed, ex-editor en jefe del diario Al-Sharq Al-Awsat, también argumentó, en un artículo publicado el 11 de abril, que las conversaciones en Viena poseen como base la agenda iraní. Criticando a Occidente, este dijo que busca llegar a un acuerdo lo antes posible pero no le importa mucho lo que diga ese acuerdo. Al-Homayed escribió:

«Cualquiera que siga las negociaciones en Viena puede sentir que la mesa de negociaciones de Viena se ha convertido en la mesa iraní y no es la mesa de negociaciones a nivel internacional del grupo P5+1… Irán desea primero que se levanten las sanciones estadounidenses y solo entonces» retornar a la mesa de negociaciones iraní. Sin embargo, es el propio Irán el que está determinando lo que se lleva a esa mesa, amenazando de manera especial con abandonar las conversaciones si las negociaciones incluyen cualquier tema que quede fuera del acuerdo en materia nuclear del año 2015… .

«Irán está dictando sus deseos, sus condiciones y la duración de las conversaciones, mientras que Occidente solo desea llegar a un acuerdo lo antes posible, antes de las elecciones iraníes y en los primeros 100 días de la administración estadounidense. Por lo tanto, la mesa de negociaciones que tenemos ante nosotros no es una mesa internacional, sino iraní y Teherán determina los temas que se discuten sobre dicha mesa…

«Esa es la razón por la que Israel sigue atacando implacablemente a Irán en Siria. Esa es también la razón por la que presenciamos una guerra naval en la región entre Israel e Irán y también la razón por la que el Golfo posee verdaderos motivos para temerle a las conversaciones de Viena. Esta preocupación está justificada porque en Viena están frente a una mesa iraní y no a una mesa de negociaciones internacional».[8]

La administración Biden es una copia de la administración Obama

En un artículo anterior, publicado el 10 de marzo, aproximadamente un mes antes de que comenzaran las conversaciones, Al-Homayed criticó duramente a la administración Biden por su política ante Irán y su tema nuclear, afirmando que es una mera copia de la administración Obama. Este argumentó que, lamentablemente, la política de Irán como tema de la administración Obama está «aquí para quedarse y expandirse aun más» – citando la consigna del Estado Islámico (EIIS). Su artículo, publicado en inglés en el portal English.aawsat.com, leía: «Sí, al igual que la consigna del EIIS mencionado en el título, el acercamiento del ex-presidente estadounidense Barack Obama para contener a Irán sobre la base del acuerdo nuclear está ‘aquí para quedarse y expandirse aun más’. Nosotros lo vemos en cada declaración y acción política que nos rodea. De hecho, estamos ante el tercer mandato de Obama.

«¿Es una exageración? ¡Para nada! Cuando la actual administración estadounidense describe a la milicia terrorista iraní como una ‘milicia chiita con respaldo’,[9] sin mencionar su afiliación a Irán, nos enfrentamos a declaraciones muy engañosas y para ser más precisos, nos enfrentamos al enfoque Obama. ¿Está apoyada esta milicia chiita por Arabia Saudita, los Emiratos o Suiza? ¡Qué absurdo! La descripción de Washington de la milicia chiita iraní como una ‘milicia chiita con apoyo’ es como la descripción que hace Obama de la crisis siria como una ‘guerra civil’ incluso antes de que los sirios tomaran las armas, con el fin de evitar avergonzar a su administración en ese momento, y evitar declarar una postura que enojaría a Irán, con el que buscaba un acuerdo nuclear…

«Los defensores de este absurdo enfoque no se dan cuenta de que una salida del Medio Oriente nunca es fácil…

Bien, ustedes realizaron un acuerdo con Irán y quieren dedicarse a tratar el tema de China. Pero, ¿quién es el principal aliado de Pekín en la región? Ciertamente Irán. ¿Olvidaron el veto chino? ¿Son los valores de China los mismos que los suyos, o los valores de Irán son los mismos que sus principios occidentales? ¿Cambiará Teherán? ¡Es una total ilusión! …

«La administración Biden no conoce el protocolo de estar en el banquete del Medio Oriente, donde el cazador no se sienta junto a la presa. En consecuencia, está totalmente claro que la administración Biden es una extensión de la administración Obama, que está ‘aquí para quedarse’» y expandirse ‘ y colisionará ante un callejón sin salida.

En cuanto a nuestra región, tal como escribí aquí mismo en el año 2013 un artículo titulado ‘Actuar como si Estados Unidos no existiera’, debemos actuar de nuevo como si no existiera. Es cierto que se avecinan días difíciles, pero estos pasarán. Nuestros países son nuestros… Nuestra región es nuestra y el más sabio será el que ganará la contienda… «[10]


[1] Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 9 de abril, 2021. Véase la serie de MEMRI Investigación y Análisis No. 1561 – Preocupación en Arabia Saudita y en los Estados del Golfo de que la política de apaciguamiento a Irán implementada por la administración Biden será a costa suya, 3 de marzo, 2021.

[2] English.aawsat.com, 9 de abril, 2021. Nota: El inglés original ha sido editado ligeramente para mayor claridad y comprensión.

[3] Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 9 de abril, 2021.

[4] Cabe señalar que, el 13 de abril, 2021, dos días después de un corte de energía en la instalación de enriquecimiento nuclear de Natanz, aparentemente causado por una explosión deliberada, Abbas Araghchi, vicecanciller de Irán y jefe de la delegación iraní en las Conversaciones en Viena, anunció que Irán ha comenzado a enriquecer uranio al 60%. ISNA (Irán), 13 de abril, 2021.

[5] ‘Okaz (Arabia Saudita), 11 de abril, 2021.

[6] Al-Riyadh (Arabia Saudita), 12 de abril, 2021.

[7] English.alarabiya.net, 7 de abril, 2021. Nota: El inglés original ha sido editado ligeramente para mayor claridad y comprensión. Para obtener la versión árabe del artículo, consulte el diario Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 7 de abril, 2021.

[8] Sharq Al-Awsat (Londres), 11 de abril, 2021.

[9] Aparentemente es una referencia hecha a declaraciones dadas por el secretario de prensa del Pentágono John Kirby en una conferencia de prensa el 5 de marzo, 2021 luego del ataque a una base estadounidense en Irak. Kirby habló sobre las «milicias respaldadas por chiitas» que operan en ese país y se negó a declarar explícitamente que estas milicias están siendo respaldadas por Irán. Véase Defense.gov, 3 de marzo, 2021.

[10] English.aawsat.com, 10 de marzo, 2021. Nota: El inglés original ha sido editado ligeramente para mayor claridad y comprensión. Para obtener la versión árabe del artículo, consulte el diario Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 10 de marzo de 2021.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.