Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado abril 24, 2021
donativo

Estados Unidos ha cometido un grave error con la UNRWA


La administración Biden pasó por alto las acusaciones copiosamente documentadas contra la agencia que van desde la corrupción institucionalizada hasta la propagación del antisemitismo, centrándose en cambio en la prestación de servicios educativos, y de otro tipo, a 500.000 niños palestinos.

La decisión regresiva de la administración Biden de incluir $ 150 millones para la Agencia de Obras Públicas y Socorro de la ONU (UNRWA) como parte de su restauración de más de $ 200 millones de ayuda financiera a los palestinos simboliza su profunda negativa a reconocer el gigantesco obstáculo que esta agencia ha puesto en el camino para resolver su conflicto en curso con Israel.

La declaración del secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, la semana pasada demostró claramente la convicción de la administración de que la cuestión palestina debe tratarse como una cuestión humanitaria antes que cualquier otra cosa. Sobre el tema de la UNRWA, Blinken pasó por alto por completo las acusaciones serias y copiosamente documentadas contra la agencia que van desde la corrupción institucionalizada hasta la propagación del antisemitismo, centrándose en cambio en la prestación de servicios educativos a 500.000 niños palestinos en edad escolar junto con “atención médica, medicamentos, suministros médicos… y asistencia en efectivo y alimentaria para las familias gravemente afectadas por el COVID-19”.

La única concesión de Blinken a las preocupaciones sobre UNRWA que han sido expresadas por políticos estadounidenses de ambos lados del pasillo durante la mayor parte de la carrera política del presidente Joe Biden fue ofrecer la seguridad de que Estados Unidos “está profundamente comprometido con garantizar que nuestra asociación con UNRWA promueva neutralidad, responsabilidad y transparencia”. Luego señaló, “al igual que con todos nuestros compromisos con las instituciones de la ONU, Estados Unidos debe estar en la mesa para garantizar que las reformas promuevan la eficiencia y estén de acuerdo con nuestros intereses y valores”, una repetición del mismo argumento que utilizó Blinken para explicar la decisión de Estados Unidos de regresar al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, estructuralmente defectuoso, en febrero.

La política de la anterior administración Trump, que suspendió la ayuda a los palestinos en agosto de 2018, nunca iba a ser sostenible a largo plazo sin una alternativa viable a agencias como UNRWA. Sin embargo, lo que ha hecho la nueva administración es reinvertir el dinero de los contribuyentes estadounidenses en una institución completamente desacreditada cuyo propósito histórico ha sido perpetuar, en lugar de resolver, la cuestión de hasta 700.000 refugiados árabes de la Guerra de Independencia de Israel de 1947-48 y sus descendientes en Cisjordania, Gaza, Siria, Jordania y Líbano, que actualmente suman 5 millones de apátridas.

El problema básico del OOPS es bastante conocido. La única agencia humanitaria de la ONU que se dedica exclusivamente a una sola cuestión de refugiados, UNRWA también tiene su propia definición de quién constituye un refugiado. Mientras que la principal agencia de refugiados de las Naciones Unidas, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, no transfiere el estatus de refugiado de padres a hijos, UNRWA hace exactamente esto, en teoría por toda la eternidad.

Esto significa que los palestinos registrados en la UNRWA están condenados al estatus de refugiados mientras esperan que sus líderes desmantelen la entidad sionista y los devuelvan a sus legítimos hogares. La función principal de UNRWA es reforzar este estatus al categorizar a un niño palestino que nazca mañana en Jordania o Líbano como un “refugiado”. Como no ciudadanos de los países en los que realmente residen, a los palestinos se les niegan las oportunidades educativas y laborales y se les somete a una humillante discriminación burocrática, todo por el bien de su eventual “liberación nacional”.

Además de reforzar este miserable estatus, UNRWA proporciona a los palestinos las herramientas ideológicas necesarias para preservar su odio generalizado hacia Israel. En las mismas escuelas descritas por Blinken es como que brindan un servicio esencial, también se da el caso que el odio y el desprecio por los judíos e Israel está arraigado como un hábito mental, ejercido sobre los niños impresionables en el patio de recreo, en la clase de matemáticas y ciertamente en su historia y estudios de idiomas.

Una investigación de enero de 2021 sobre el plan de estudios en las escuelas de la UNRWA realizada por IMPACT-se, un instituto con sede en Israel que lleva a cabo una investigación de primera clase sobre la intolerancia en la educación en toda la región, produjo algunos hallazgos alarmantes, si no inesperados. “El material producido por la UNRWA con frecuencia hace referencia, y en ocasiones reproduce directamente, textos y frases de los libros de texto de la Autoridad Palestina que glorifican la violencia y el sacrificio de la vida y la sangre para defender la ‘patria’”, observó el informe. “Tales ejemplos incluyen ejercicios de gramática árabe que usan el lenguaje de la yihad y el sacrificio… No pudimos encontrar ninguna condena directa de la violencia o enfoque para resolver el conflicto dentro del material producido por UNRWA”.

Para aquellos que se sientan tentados a creer que los escolares palestinos recibirían una visión más benigna de Israel en caso de lograr la condición de Estado palestino, consideren la evaluación de IMPACT-se sobre cómo se les enseña a percibir a los judíos. “También se descubrió que los materiales producidos por la UNRWA ignoran constantemente la historia judía, a pesar de que los judíos son uno de los principales grupos étnicos de la región. La presencia judía histórica en la región no se discute y no se proporcionó información sustancial sobre la cultura o religión judía que hubiera estado dentro del mandato de la UNRWA de ‘enriquecer el plan de estudios’”, señaló el informe. “La mayoría de las referencias con respecto a este tema incluían acusaciones de que Israel se está esforzando por ‘judaizar’ Jerusalén sistemáticamente… Los judíos rara vez se mencionan en contextos no negativos o neutrales”.

Por cierto que pueda ser que los palestinos que desean una vida estable y próspera hayan sido mal atendidos por la UNRWA y la guerra ideológica que libra, la respuesta no es disolver estas instituciones con un movimiento de la mano, ya que el problema subyacente permanece intacto. Pero incluso reconociendo esto, si la administración de Biden no está dispuesta o no puede proponer una alternativa viable a la UNRWA, en la forma de una agencia que se concentre en integrar a los descendientes de refugiados palestinos como ciudadanos de pleno derecho de las naciones donde viven ahora, entonces puede al menos exigir algunas reformas a cambio de lo que podemos llamar, si somos muy generosos, su gesto de buena fe.

Puedo pensar en al menos tres demandas, todas ellas razonables. Primero, todas las referencias negativas a judíos e Israel en los materiales educativos y publicitarios de la UNRWA deben eliminarse durante el próximo año y reemplazarse de manera verificable con ejemplos neutrales que reconozcan que Israel es tan legítimo como cualquier otro estado de la región. En segundo lugar, la corrupción bien documentada dentro de UNRWA, que resultó en que los Países Bajos, Bélgica y Suiza detuvieran temporalmente su financiamiento a la agencia en 2019, debe ser erradicada. Y tercero, UNRWA debe cambiar sus prioridades fundamentales para que su objetivo enfatice la integración de los refugiados en este momento, en lugar de la eliminación de Israel en un mañana distante y distópico. Si es que la cuestión palestino es, ante todo, una cuestión humanitaria.

Ben Cohen es un periodista y autor de la ciudad de Nueva York que escribe una columna semanal sobre asuntos judíos e internacionales para JNS.

Traducido por Hatzad Hasheni

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.