Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes junio 7, 2021

“El desconocimiento sobre vuestros derechos sobre la tierra provoca divisiones internas”

Entrevista a Dr. Jacques Gauthier


Conferencia de San Remo

Foto de la portada – Recibieron la autoridad de los poderes derrotados. Representantes de los países vencedores en torno a la mesa de negociaciones en San Remo 1920

 

Durante veinte años, el Dr. Jacques Gauthier ha estado trabajando en su tesis doctoral sobre el aspecto legal de la Conferencia de San Remo. Se trata de una persona considerada, en la actualidad, como un especialista mundial en el tema, nos explica el significado de las decisiones adoptadas en la Conferencia (“Los judíos no violan en la actualidad la ley”). Nos cuenta su relación especial hacia el estado: “No estoy conectado a una religión en particular, pero cuando viajo a Israel me conecto con la belleza de la tierra y también a la trinidad de Dios, la tierra y el pueblo”.

 

Lo primero que le pregunté al Dr. Jacques Gauthier en la entrevista especial con él fue cuál era el significado de la base legal para el establecimiento del Estado de Israel. “Esta es una pregunta crucial. Para Israel y el pueblo judío, es esencial conocer hoy, y no olvidar, lo que se le dio a este pueblo en eventos importantes en el pasado”, respondió Gauthier. “Porque esta es la pregunta central: ¿Hay judíos viviendo hoy en Jerusalén Este, o colonos en Judea y Samaria o en Hebrón o más allá de la línea verdad… su presencia allí es legal? ¿Son ladrones? ¿Invasores? ¿Se apropian de tierras y propiedades que no son suyas? Esta es de hecho la afirmación: Dice que los judíos no pueden estar, no se les permite vivir, en ciertas áreas dentro de Israel. Entonces, la cuestión de la ley y la soberanía en los territorios del país es crucial y vital; si el derecho otorgado sobre todo el territorio de Palestina-Israel existe y rige dentro del marco del derecho internacional, entonces los judíos no están violando la ley”.

Gauthier se convirtió, en esta última generación, en el mayor experto que vive hoy en día sobre el tema de la Conferencia de San Remo. Legalmente, el estado judío nació en San Remo. La importancia de esto radica en el hecho de que se trata de un cambio en la cuestión jurídica del derecho internacional en su pureza. Vivimos en una época en la que el campo jurídico se ha convertido, por un lado, en un campo de propaganda y, por otro, en un campo político. Durante los últimos 20 años se ha hablado abiertamente sobre lo que se llama “Lawfare”.

Gauthier es un abogado que ha estado trabajando en la investigación que sustenta su doctorado durante unos veinte años bajo la dirección de Marcelo Cohen, quien a menudo representa casos legales a favor de los palestinos. El resultado es un libro de 1.300 páginas sobre todo el tema legal de la Conferencia de San Remo, lo que lo convierte, como se mencionó, en un experto en el tema.

“Nathan Sharansky me entregó su libro con una dedicatoria, y allí me agradeció por mi trabajo que ayuda a fortalecer la identidad judía”, dice Gauthier. Según él, uno de los problemas serios en la identidad judía nacional, que causa una división interna, se deriva de un desacuerdo que se deriva de la falta de conocimiento en Israel sobre el derecho judío básico sobre todo el Israel occidental. El derecho también existe, por supuesto, sobre la tierra oriental de Israel, que está controlada por la familia Hashemita, pero Israel renunció a su derecho, por primera vez, en el marco del acuerdo de paz con Jordania.

Territorios sobre la base Bíblica

“En 1921, cuando Churchill era ministro de las colonias, participó en una reunión celebrada en El Cairo sobre la división de la tierra”, dice Gauthier, “luego visitó la tierra de Israel y les dijo a los judíos ustedes se encuentran aquí por derecho, pero ahora cortamos dos terceras parte de la tierra y creamos un país árabe (al otro lado del Jordán). Pero tienen pleno derecho a todo el país. Esto es lo que él dijo”.

En la conciencia israelí, existe principalmente la decisión de partición, del 29 de noviembre, y la declaración de independencia del estado. San Remo no está realmente en la consciencia. ¿Por qué es tan importante esta conferencia?

“Tienes que entender cuál fue la decisión. San Remo, este es el momento decisivo. ¿Por qué? Hubo entonces cinco naciones victoriosas (en la Primera Guerra Mundial) a las que se les otorgó el poder y la autoridad legal para tratar asuntos relacionados con las naciones derrotadas. Los Aliados se ocuparon de la cuestión de la soberanía: Gran Bretaña, Estados Unidos, Italia, Japón y Francia. En enero de 1919 ellos deben decidir y tratar los resultados de la guerra en relación con Alemania y Turquía. Desde el punto de vista de la soberanía, recibieron la autoridad de las potencias derrotadas en Versalles, que cedieron sus territorios.

“Se inició un proceso judicial en el que los poderes triunfantes pasaron a ser los jueces. El 27 de febrero de 1919 llegó la delegación sionista encabezada por Weizmann y Sokolov, y como es habitual en los procesos judiciales, interpusieron su demanda: Primero – y esto se relaciona con el día de hoy – exigieron el reconocimiento del derecho histórico del pueblo judío a la tierra. Israel y el derecho a restablecer su hogar nacional. Eso es lo que exigieron. No pidieron a los poderes el derecho, sino el reconocimiento del derecho. Ellos presentaron un mapa que es muy importante: El territorio que incluye todo el territorio el oeste del Jordán (hoy Israel y la Autoridad Palestina) y una franja de tierra en el lado este hasta la línea del ferrocarril de Jordania (tren del Hijaz). Los judíos no querían interferir en este ferrocarril. Todas estas áreas están identificadas con la Biblia, querían reconocimiento histórico y la definición del área que tiene un fundamento bíblico.

“La segunda cosa que pidieron, la soberanía sobre el territorio de Israel y que fuera reconocida por la Liga de Naciones (la organización que precedió a la ONU) y que los británicos sean los que preserven estos derechos. De hecho, la soberanía pasó al pueblo judío; la solicitud fue: dennos la posibilidad de una inmigración libre para que seamos mayoría, dennos independencia”.

¿Dónde queda la demanda árabe en este tema?

“Una delegación árabe llegó a París el 6 de febrero de 1919. Lawrence de Arabia los acompaña. Presentaron las reclamaciones y lo que lograron: ambas partes presentan reclamaciones sobre el territorio otomano. Ambas partes quieren estados. Y los árabes ganaron un territorio enorme. Pero al presentar el reclamo, “hacen una distinción: todo excepto la Tierra de Israel. No reclaman la Tierra de Israel como parte del territorio árabe, y eso se debe a que Weizmann y Faisal llegaron a un acuerdo entre ellos antes”.

En los años siguientes, durante las guerras y luchas internas entre las tribus y monarquías hashemita y saudí, el territorio árabe se dividió. Del mismo modo, las relaciones hostiles entre los árabes y los franceses, a quienes se les dio un mandato sobre Siria, llevaron a la expulsión del rey Faisal de Siria. Estos desarrollos, que no están relacionados con el sionismo, han creado complicaciones que han tenido un impacto a lo largo del siglo XX.

“Es imposible entender la Conferencia de San Remo, que se convocó en abril de 1920 sin comprender los antecedentes de la Declaración Balfour del 2 de noviembre de 1917 a través de Versalles y París de 1919”. Cuando los británicos entregaron la Declaración Balfour ellos todavía no poseían el poder sobre la tierra de Israel y el Medio Oriente. Es como estar hablando de un huevo. ¿Qué hay dentro? En 1920, ellos convirtieron la Declaración Balfour en una ley internacional. La convirtieron en un ‘estado judío’. Todos entendieron el concepto de un hogar nacional como un estado “.

“Cuando los británicos dieron la Declaración Balfour, los británicos aún no tenían autoridad (sobre Israel y el Medio Oriente). No fue hasta 1920 que hicieron de la Declaración Balfour una ley internacional. Lo convirtieron en un ‘estado judío’. Todos entendieron el concepto de hogar nacional como estado”

¿No cree que se cometió una injusticia con los árabes?

“En San Remo las decisiones fueron muy a favor de los árabes. Ellos deberían festejar esta conferencia  todos los años. En un momento Lloyd George, para reconocer el derecho histórico, habla de la frase bíblica ‘de Dan a Beer Sheva’. El primer ministro francés Melran dice: “¿Qué quieres decir?” Y Lloyd George responde: “Quiero sustentarme en un mapa”, y saca un atlas histórico de la Tierra de Israel. En él elige el mapa número 34. Muestra el reino de David y Salomón. El mapa está consagrado en el derecho internacional. Los franceses presentaron un mapa según el cual la reivindicación del mandato a la Casa Nacional va demasiado al norte. De todos modos, se reconocieron los límites. Se suponía que esta era la tierra entregada y para los judíos”.

Redacción legal para todo

En los últimos años, los ruidos de la propaganda han estado circulando constantemente sobre la cuestión de los derechos sobre la tierra. La Corte Penal Internacional ha atacado repetidamente a Israel y, según Gauthier, la Conferencia de San Remo es de crucial importancia en este tema. “Me tomó 20 años armar este rompecabezas, hasta que terminé de trabajar en él”, dice, “así que comencé a aparecer y hablar en el Parlamento en Bruselas, en la Cámara de los Lores, en el Congreso (Washington). La mayoría de la gente escuchó cuando presenté hechos contundentes. Un proceso que duró desde San Remo en abril de 1920 hasta agosto de ese año, desde el Tratado de Sever hasta la aprobación del Mandato por la Sociedad de Naciones en 1922. Se trató de transferir el derecho al pueblo judío restablecer su Hogar Nacional.

“Comencé a investigar el tema de Jerusalén, y desde allí me di cuenta de que toda Tierra Santa debería ser explorada. La Línea Verde es irrelevante para la cuestión de los derechos sobre la Tierra de Israel. Hay una cláusula especial en el acuerdo de armisticio de 1949 entre Israel y Jordania. En términos de derecho internacional, el acuerdo no dice nada sobre la cuestión de la soberanía. Lo que importa en este acuerdo es la declaración de que Jordania o Israel no recurrirán a la violencia. La línea es relevante con respecto al alto el fuego. En 1967, los jordanos estaban en el lado agresivo. No hay dudas sobre eso”.

El borrador del Mandato Británico fue presentado por Balfour a la Liga de Naciones el 7 de diciembre de 1920. Está redactado como un contrato legal, que incluye varias cláusulas “Considerando que…” hasta que se trata de determinar el papel del Mandato Británico. Así que “Considerando que el artículo 132 del Tratado de Paz firmado en Sever (cerca de París) el 10 de agosto de 1920, Turquía renuncia en favor de las principales potencias a todos los derechos y reclamaciones sobre Palestina…”, y así sucesivamente.

El borrador subraya la Declaración Balfour adoptada por el Gobierno de Su Majestad y posteriormente firmada en acuerdos de paz por las potencias para establecer un hogar nacional para el pueblo judío en Palestina. Una de las secciones “Considerando que…” se refiere al “reconocimiento dado a la conexión histórica del pueblo judío con Palestina-Israel y los antecedentes y bases para el establecimiento del hogar nacional en este país…”, y más tarde aparecen tres apartados que definen el mandato “cuya función es asegurar la fundación del hogar nacional El judío”.

El problema del estatus versus los derechos

La Alemania nazi, en cooperación con el Movimiento Nacional Árabe liderado por el Mufti y Rashid Ali al-Khilani, cambió de dirección y trabajó para destruir el asentamiento judío y así borrar los derechos judíos. Gauthier dice que el consentimiento de Ben-Gurion y el liderazgo sionista a la decisión del 29 de noviembre es simplemente el resultado del Holocausto, cuando por razones de debilidad acordaron aceptar cualquier cosa que les dieran.

Durante décadas, los israelíes se han visto arrastrados a un discurso defensivo contra los derechos de los palestinos y las cuestiones de la Nakba. Aunque la ONU ha aceptado las decisiones de la Sociedad de Naciones como una ley internacional existente, esta institución se ha convertido en un baño turco de decisiones antiisraelíes. Bajo el derecho internacional, fueron cubiertas por una lluvia radiactiva de las teorías del Tercer Mundo, el palestino y definiciones de propaganda como “ocupación”.

En un mundo de propaganda, editoriales y tweets de Twitter, de narrativas falsas y terrorismo de organizaciones revolucionarias de liberación, nos resulta difícil captar los valores de la civilización occidental y el derecho internacional representados por unos ridículos diplomáticos y jefes de estado con pajaritas reunidos en la Villa Debshan de San Remo. Uno debe centrarse en el artículo 22 de la anterior Declaración de la Sociedad de Naciones, que se refiere a los pueblos que no podían valerse por sí mismos como resultado de la guerra: “Se debe aplicar el principio de que el bienestar y el desarrollo de tales pueblos tiene el poder de establecer un depósito sagrado de civilización”.

El Mandato británico era es depósito sagrado, erosionado por los depositantes, los propios británicos. Debido al Holocausto, la gente olvida que, paralelamente a las reuniones de los de pajaritas, se perpetró un “pequeño” genocidio contra los judíos en la Unión Soviética. Más de 100.000 personas murieron en la guerra civil que siguió a la Revolución de Octubre tras la derrota rusa en Segunda Guerra Mundial.

“Cuando llegué a Jerusalén hace unos años, la mayoría de ellos no sabían lo que les estaba presentando”, dice Gauthier. “El personal de la Cancillería no estuvo presente. En 2017 ya se organizó una conferencia, y ya fue realizada por la Cancillería y el Ministerio de Justicia. La persona que me presentó fue el asesor legal de la Cancillería, Tal Becker”. Becker, por cierto, también testifica que siendo él un conocido personal del Dr. Gauthier, confirma que es el mejor hombre para presentar los derechos fundamentales históricos reconocidos en San Remo.

“Ahora ya son conscientes de la gran importancia de poder dar respuesta a argumentos legales. Si no conoces tus derechos, tampoco sabes cómo actuar en contra de ellos. En un estado de ignorancia, los judíos comienzan a creer en narrativas falsas, resultando en una nación dividida y polarizada. Por los derechos que se les han concedido”.

Este es uno de los casos históricos más interesantes en el que se enfrenta una reivindicación violenta de derechos mientras se niegan totalmente los derechos de otro pueblo, los judíos, a quienes los palestinos insisten en no reconocer en absoluto como pueblo pero; por otro lado, existe un derecho reconocido consagrado en el derecho internacional. La historia de las generaciones recientes muestra que los juristas también se dejan llevar por un derecho exigido por la violencia, mientras que el derecho legal consagrado en todas las leyes y en los contratos internacionales se deja al margen.

¿Cómo llegaste a investigar sobre este tema en particular?

“Soy jurista. Estudié en Canadá, en La Haya, estudié en Ginebra. Durante unos años estuve buscando un doctorado en derecho internacional. Así llegué a Jerusalén. No entendía lo complicado que era. Pero para entender Jerusalén hay que aprender sobre Tierra Santa. Trabajando un tema complejo. Me tomó 20 años, pero con el apoyo de la familia continué. El director del doctorado en Ginebra fue Marcelo Cohen (Nota: que es argentino), cuya mirada es diferente de la mía. Me dijo que lo trabajaremos juntos. Por él el trabajo tomó otros diez años. De 1.300 páginas, y yo también pude escribir 5.000 páginas. En 2006 defendí la tesis y finalmente fue reconocida. No estoy conectado a una religión en particular. Pero cuando viajo a Israel me conecto con la belleza de la tierra y también me conecto con la trinidad de Dios, la tierra y la gente”.

¿Cómo se refleja esto en los problemas políticos legales en los que Israel está envuelto hoy en día?

“Los derechos legales de Israel son sólidos. El problema es el estatus de Israel en los territorios desde 1967″. Lo que causa confusión sobre estos derechos son precisamente las acciones de Israel. Si usted es el soberano, puede entregar parte del territorio (a favor de una política acuerdo), y eso no es contradictorio”.

No hay dudas sobre la cuestión de la soberanía.

“No hay alternativa que explicar qué nubló las aguas en estos temas. Si mañana Israel se anexiona los territorios C, no hará nada contrario a los derechos de la tierra. Políticamente, habría sido un error no hacer la anexión ya en 1967”. Se habla constantemente de la “ocupación”. ¿Cuál es el significado de este concepto, si Israel realmente controla el territorio por el que tiene derecho, y no solo porque lo ocupó en acción militar?

“Las resoluciones de la ONU repiten el mantra de que la soberanía no puede venir como resultado de la ocupación. Estoy de acuerdo con eso. El problema es que si controlas un área donde ya tienes derechos, no pierdes los derechos porque estás en el área como resultado de la ocupación. La decisión de la partición (1947) no cambia la situación. La división fue el resultado de una situación desesperada y una falta de elección, por lo que se rindieron. Ben-Gurion pensó entonces que sería mejor conseguir algo, después del Holocausto. Los árabes no aceptaron y fueron a la guerra”.

Aquí, por supuesto, se crea un típico fracaso del pensamiento israelí: para justificar los territorios ocupados en 1967, se afirma que los árabes no aceptaron 1947 y comenzaron una guerra. Reclaman derechos solo en el contexto de la agresión de los árabes contra el Estado de Israel, mientras que el derecho existe desde antes de 1947”. Parte del problema surge debido a la educación avanzada (académica) en Israel, que se siente incómoda con aquel derecho bíblico que lleva a derechos políticos y legales desde hace 100 años.

¿No tiene ningún problema con este concepto de “ocupación”?

La “ocupación” se define como una situación en la que no hay decisión sobre la soberanía en un área en particular. A pesar de su derecho, Israel no ha aplicado su soberanía. Por lo tanto, es ocupación. Israel es el que considera la situación como ocupación. Yo no estoy preocupado por eso”. Pero decir territorio palestino ocupado no, este no es territorio palestino. Este es un territorio ‘ocupado’ debido a la falta de una decisión política final. Esta es una situación provisional. Al final, esta es una ocupación de territorio dado primero a los judíos”.

 

Traducido por Hatzad Hasheni

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.