Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes septiembre 21, 2021

La verdad sobre Hamás


Misil caido en Beer Sheva

L a palabra Hamas significa «fervor» en árabe y «violencia» en hebreo. El grupo hizo honor a su nombre y lanzó fervorosamente miles de cohetes contra Israel durante el último conflicto de Gaza. Si no fuera por el milagroso sistema de defensa antimisiles Iron Dome (Cupula de Hierro) desplegado por los israelíes, los cohetes podrían haber matado a cientos o incluso miles de inocentes. Sin embargo, de alguna manera, el grupo ha encontrado un grupo pequeño pero ruidoso de apologistas del Congreso en Washington. La mera existencia de un «caucus de Hamas» es más que extraña dada la forma positiva en que los estadounidenses ven a Israel y cuánto el terrorismo es vilipendiado tanto por demócratas como por republicanos.

Si lee los relatos de cómo comenzó esta ronda de enfrentamientos más reciente, muchos reporteros han repetido como loros la línea que Israel estaba desalojando a los residentes árabes de su hogar en Jerusalén. Se dijo que esto, a su vez, desencadenó a Hamás. El grupo comenzó a disparar cohetes contra Israel, Israel respondió y se desató el infierno.

Aquí son útiles algunos datos adicionales sobre Hamás. Primero, Hamas es un grupo terrorista designado   en Europa, Canadá y en otras partes del mundo. En los Estados Unidos, Hamas fue designado en 1997, después de llevar a cabo una espantosa campaña de atentados suicidas con bombas diseñadas para interrumpir el proceso de paz palestino-israelí que había cobrado impulso en ese momento. El grupo ha mudado a lo largo de los años. Ha recibido una gran cantidad de dinero en efectivo, armas y entrenamiento de la República Islámica del Irán. Entonces, mientras que una vez fue un grupo islamista doméstico impulsado por una amalgama de ideas domésticas e islamistas, ahora es un representante completo de TeheránY lanza guerras contra Israel cada pocos años, generalmente con nuevas armas y nuevas tácticas mortales. Israel ha superado al grupo en cada ocasión.

Durante esta última conflagración, Hamas volvió a tomar la decisión de iniciar una pelea. El grupo observó todo el camino desde Gaza mientras las tensiones hervían a fuego lento en Jerusalén. En medio del mes típicamente tenso del Ramadán, se esperaba que el sistema judicial de Israel fallara contra los residentes árabes de Jerusalén en una disputa por la propiedad. Recientemente, a Hamás se le impidió participar en las elecciones palestinas. Buscaba reafirmar su primacía política.

Entonces, lanzó una guerra en  defensa de Jerusalén. El 10 de mayo, Hamas emitió un  ultimátum , exigiendo que Israel retirara a sus fuerzas de seguridad de los sitios de tensión en Jerusalén y liberara a los prisioneros palestinos. Si Israel no cumplía con estas demandas poco realistas antes de las 6 pm, Hamas y otros grupos terroristas  atacarían . Y lo hicieron.

En el transcurso de casi dos semanas, Hamas y un puñado de grupos terroristas palestinos aliados lanzaron más de 4.000  cohetes  contra centros de población israelíes, matando a una docena de personas. Debido a que los proyectiles eran cohetes, no misiles, en su mayoría no estaban guiados, lo que significa que el grupo estaba disparando a ciegas contra Israel, con la esperanza de matar  civiles. Alrededor de una quinta parte de los cohetes de Hamas  cayeron en Gaza , causando muerte y destrucción entre su propia gente. Aún más espantoso, muchos de esos cohetes fueron disparados  cerca de áreas civiles de Gaza. Usar escudos humanos es un crimen de guerra.

Si bien estos hechos son difíciles de ignorar, los legisladores, no obstante, se han encogido de hombros de manera efectiva y, en cambio, han condenado a Israel por defenderse con demasiada fuerza. El representante Ilhan Omar intentó  poner  en duda el uso de escudos humanos por parte de Hamas. Más tarde  acusó a  Israel de «crímenes contra la humanidad» y «abusos de los derechos humanos» derivados de su respuesta al ataque con cohetes de Hamas. La representante Rashida Tlaib  acusó a  Israel de matar bebés a pesar  que todas las pérdidas de vidas se produjeron como resultado de la primera decisión de Hamas de comenzar a lanzar cohetes contra Israel. La representante  Alexandria Ocasio-Cortez  también arremetió contra Israel y  tuiteó : «Los estados del apartheid no son democracias». Fue un animus absoluto en exhibición.

Sin duda, estas exhibiciones están diseñadas para señalar el apoyo a la causa palestina. Pero hacer caso omiso del impacto mortífero de Hamas es todo menos «pro-palestino». Desde que el grupo se apoderó de la Franja de Gaza por la fuerza en 2007, en una brutal guerra civil con la Organización para la Liberación de Palestina, Hamas no ha dado más que miseria a los 2 millones de residentes palestinos del enclave costero. El grupo sabe que está entablando una lucha asimétrica con un poder regional bien armado y entrenado que es esencialmente imposible de ganar. Esta es la cuarta ronda de combates sin sentido que el grupo ha llevado a Gaza en los últimos años. Cada vez, se mata a más inocentes y se destruyen más hogares.

También es extraño que los legisladores estadounidenses ignoren los crímenes de Hamas contra sus propios compatriotas. De hecho, Hamas ha matado al menos a  25 estadounidenses  en Israel desde 1993. Algunos de estos ataques fueron  disparos  desde vehículos contra adolescentes; otros eran terroristas suicidas que detonaron sus explosivos en autobuses y cafés abarrotados . Uno fue un embestida con un coche de un bebé de 3 meses en Jerusalén en 2014.

El presidente  Joe Biden lo  hizo bien, al menos durante la mayor parte de este conflicto reciente. A medida que la lucha se prolongaba, presionó al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, para que concluyera las operaciones israelíes. Pero para su mérito, durante más de una semana, dejó que los israelíes se defendieran como mejor les pareciera. Fue luz verde para luchar contra el terrorismo.

Esto no debería ser sorprendente. Biden, como senador, ayudó a encabezar la  Ley contra el terrorismo palestino de 2006 , que prohíbe la asistencia estadounidense a la Autoridad Palestina si está «efectivamente controlada por Hamas». En otras palabras, entendió la naturaleza mortal de Hamas cuando era legislador y trató de privarlo de la ayuda estadounidense.

Por supuesto, esto plantea preguntas sobre por qué Biden parece tan ansioso por volver al acuerdo nuclear de 2015, horriblemente defectuoso, conocido como el Plan de Acción Integral Conjunto. El papel de Estados Unidos en ese acuerdo generará miles de millones de dólares en alivio de sanciones para Teherán.

Uno solo puede esperar que la Casa Blanca cambie de rumbo. Pero si no lo hace, Hamas eventualmente se beneficiará de la ganancia financiera inesperada de Teherán. El efectivo fluirá a Gaza. Esto permitirá al grupo desarrollar nuevas formas de atacar a Israel durante la próxima ronda de conflicto.

Quizás en la próxima ronda, veremos una nueva flota de drones armados o vehículos submarinos no tripulados, dos armas que se ven en este campo de batalla más reciente. Esto pondría a Israel bajo amenaza, y al Medio Oriente en una inclinación. Tal como le gusta a Irán. Quizás a algunos legisladores también les guste así.

Jonathan Schanzer | Vicepresidente senior de investigación
David May | Analista de investigación

Jonathan Schanzer es vicepresidente senior de investigación de la Fundación para la Defensa de las Democracias, donde David May es analista de investigación. Síguelos  en Twitter  @JSchanzer y @DavidSamuelMay . FDD es un grupo de expertos no partidista centrado en cuestiones de política exterior y seguridad nacional.

Traducido para Porisrael.org y Hatzadhasheni.com por Dori Lustron

FDD Fundación para la Defensa de las Democracias

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.