Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes septiembre 17, 2021

Una mujer árabe recibió el riñón de un judío asesinado en Lod

Yigal Yehoshua murió después de que le arrojaran un ladrillo a la cabeza. Con sus órganos salvó también a otras tres personas.


El doctor Abed Khalaileh, jefe del Servicio de Trasplante de Riñón del Centro Médico Hadassah, con Randa Aweis, la mujer árabe cristiana que recibió el riñón de Yigal Yehoshua. Foto: David Z. Harris/HWZOA

El 17 de mayo, os disturbios que impactaron profundo en la coexistencia pacífica de la ciudad mixta judía y árabe de Lod se cobraron la vida de Yigal Yehoshua, un electricista judío de 56 años, que murió por las heridas en la cabeza sufridas por un ladrillo que le arrojaron mientras caminaba hacia su casa luego de una ceremonia de dedicación de la Torá.

 

Este trágico evento, sin embargo, condujo a un milagro médico multicultural ya que los órganos de Yehoshua salvaron la vida de cuatro pacientes.

Dos cirujanos musulmanes del Centro Médico Hadassah Ein Kerem de Jerusalén trasplantaron con éxito uno de los riñones de Yehoshua a una madre árabe cristiana con seis hijos.

“Yigal irá directamente al cielo, a un lugar mejor. Aquí todos, cristianos, musulmanes y judíos, debemos luchar por la paz. Todos nosotros. No puedo esperar para recibir a la familia de Yigal en mi casa”, afirmó Randa Aweis, de 58 años, después de la cirugía en la que recibió el riñón de la víctima.

La mujer había estado esperando un trasplante de riñón durante nueve años.

El doctor Abed Khalaileh, director del Servicio de Trasplante de Riñón del Centro Médico Hadassah, realizó la cirugía junto con el doctor Ashraf Imam.

En una entrevista con el Canal 12, el doctor Khalaileh agradeció a la familia del donante “en un momento tan espantoso” y expresó su deseo de salud y paz para todos.

“La medicina en general y el trasplante en particular simbolizan la humanidad. En este caso, una mujer recibió una nueva oportunidad de vida”, describió el cirujano.

Los otros órganos de Yehoshua salvaron vidas adicionales en otros hospitales israelíes.

El segundo riñón fue trasplantado a un militar de carrera retirado de 67 años, el hígado a una mujer de 22 y sus pulmones a un hombre de 69.

Ninguno de estos pacientes tenía otra esperanza de supervivencia.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.