Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves septiembre 16, 2021

El fruto venenoso de apaciguar a los mulás de Irán


Ali Khamenei. Wikimedia

Irán continúa explotando la cuestión palestina para promover su esquema expansionista en el Medio Oriente e inmiscuirse en los asuntos internos de los países árabes, incluidos Siria, Líbano, Irak, Yemen y Bahréin.

Irán lo está haciendo mientras sus representantes continúan llevando a cabo negociaciones indirectas con la administración estadounidense en Viena sobre la reactivación del «acuerdo nuclear de Irán» de 2015, que Irán nunca firmó.

Los diplomáticos de Gran Bretaña, Francia y Alemania que están negociando con los iraníes parecen ajenos a la creciente preocupación en el mundo árabe por el apoyo de Teherán al terrorismo y su continua intervención en los asuntos internos de varios países árabes.

La acusación de que Irán está utilizando la cuestión palestina para promover sus planes en la región fue hecha por muchos árabes a raíz de la reciente guerra entre Israel y Hamas, que terminó con un alto el fuego negociado por Egipto el 21 de mayo.

Durante y después de la guerra de 11 días, Irán hizo todo lo posible para dar a conocer que sin el apoyo financiero y militar de Teherán, Hamás y otros grupos terroristas palestinos en la Franja de Gaza no hubieran podido disparar miles de cohetes contra Israel.

Sin embargo, muchos árabes se burlan de las afirmaciones de Irán y lo acusan de aprovechar la última ronda de combates entre Hamas e Israel para presentarse como el defensor de la causa palestina, Jerusalén y la Mezquita Al-Aqsa. Los árabes ven claramente lo que la administración Biden, Gran Bretaña, Alemania y Francia se niegan a ver: que Irán tiene ambiciones no solo de adquirir una bomba nuclear, sino también de exportar agresivamente su «revolución islámica» y el terrorismo a escala global.

Los árabes han señalado que la Fuerza Quds de Irán, una rama del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI), no ha hecho nada para defender a Jerusalén y a los palestinos desde su creación en 1982. También es importante señalar que una de las misiones de Quds La fuerza es «liberar Jerusalén y Palestina», un eufemismo para la eliminación de Israel.

«La notoria Fuerza Quds ha cometido crímenes contra los árabes y ha estado ocupada creando milicias compuestas por traidores árabes en Irak, Siria, Líbano y Yemen, señaló el escritor saudí Abdullah Al-Anzi.» Irán utiliza la cuestión palestina para aprobar su agenda expansionista y extender su influencia ideológica y política en los países árabes. Irán quiere demostrar que es el defensor de los palestinos».
Un activista libanés, que no reveló su nombre, publicó recientemente un video en las redes sociales en el que se burlaba de la Fuerza Quds de Irán por su aparente plan para «liberar Jerusalén y Palestina». En el video, que se ha vuelto viral en varias plataformas de redes sociales, preguntó:

«Irán tiene una fuerza llamada Fuerza Quds. ¿No es el deber de esta fuerza venir a Jerusalén para ayudar a los palestinos? ¿O es su deber simplemente ir al Líbano, Siria, Irak, Yemen y Bahrein? muchos países árabes, pero nunca a Jerusalén».

Las palabras del activista libanés tocaron la fibra sensible de muchos árabes que durante mucho tiempo han acusado a Irán de trabajar para desestabilizar sus países con la ayuda de sus representantes terroristas, especialmente Hamas, la Jihad Islámica Palestina, Hezbollah y los hutíes.

Refiriéndose a la milicia hutí respaldada por Irán en Yemen, que ha estado atacando a Arabia Saudita con misiles y drones durante los últimos años, el escritor saudí Walid Al-Ghamidi comentó:

«La Fuerza Quds está en Yemen para lanzar ataques contra La Meca y Medina y sus alrededores [en Arabia Saudita]. El objetivo de los mulás en Teherán es atacar a los musulmanes e infligirles el mayor daño posible».
El autor saudí Mohammed Hassan Mufti dijo que estaba «completamente desconcertado» por la «extraña» declaración del ministro de Relaciones Exteriores iraní, Javad Zarif, expresando la intención de Irán de no abandonar su deber hacia Jerusalén y la Mezquita Al-Aqsa.

«La verdad es que tal declaración puede engañar a algunas personas haciéndoles pensar que Irán nunca ha abandonado en realidad, y nunca abandonará su apoyo a la causa palestina, y que nunca ha dejado de buscar la liberación de la mezquita de Al-Aqsa», dijo Mufti. remarcó.

«¿No es Irán el país que apoya a la milicia hutí con dinero y armas para atacar Arabia Saudita? Los misiles y drones hutíes casi alcanzan los lugares sagrados en La Meca y Medina. ¿Cómo puede Irán invertir en el bombardeo de Arabia Saudita mientras reclama con el ¿Sumo entusiasmo por la liberación de Jerusalén y la mezquita de Al-Aqsa? La afirmación de Irán de apoyar los lugares sagrados islámicos no está relacionada con ninguna creencia religiosa. Está relacionada con las ambiciones regionales, los sueños expansionistas y el esfuerzo por exportar la revolución iraní a varios países. en la región.»

Según Mufti, el alcance de la manipulación por parte de Irán de las mentes de los jóvenes iraníes quedó al descubierto durante la guerra Irán-Irak. Los soldados iraníes que fueron capturados por el ejército iraquí dijeron a sus interrogadores que los mulás de Teherán los habían convencido de que «el camino a Jerusalén pasa por Irak», reveló el escritor saudí. «No hay disputa entre expertos y analistas políticos de que Irán es una causa directa de la destrucción total de al menos cuatro países árabes».
El columnista saudí Bader bin Saud advirtió que la insistencia de la administración Biden en negociar con los iraníes sobre la reactivación del acuerdo nuclear de Irán en un momento en que los mulás en Teherán se jactan de su apoyo financiero y militar a Hamas y la Jihad Islámica Palestina intensificará las tensiones en el Medio Este.

«La administración Biden todavía insiste en continuar las negociaciones nucleares con Irán», escribió bin Saud.

«La entrada de Estados Unidos en el acuerdo nuclear iraní exacerbará las cosas y permitirá a los mulás obtener armas nucleares y más de mil millones de dólares. Parte del dinero irá a los agentes de Irán en la región. El régimen iraní considera que Oriente Medio es una extensión de su profundidad estratégica y neocolonialismo, y pide la universalidad de la causa palestina para justificar su intervención directa en los asuntos palestinos «.

El Dr. Dalal Mahmoud, profesor de la Facultad de Economía y Ciencias Políticas de la Universidad de El Cairo, declaró explícitamente que Irán y la Hermandad Musulmana no han hecho nada por el problema palestino en los últimos años.
Irán y la Hermandad Musulmana, le dijo al periódico emiratí Al-Ain, refiriéndose a la disputa entre la Autoridad Palestina en Cisjordania y Hamas en la Franja de Gaza, en realidad han «contribuido a aumentar la complejidad de la cuestión palestina, conspiraron contra ella y lo explotó para sus cálculos políticos, y aumentó las divisiones entre el pueblo palestino «.

El ex diplomático egipcio Mohamed Al-Orabi dijo que la relación entre Irán y los Hermanos Musulmanes está «gobernada por el oportunismo y el interés en lograr el objetivo común de estar presente en la región, extender la influencia y desestabilizar la seguridad y estabilidad de la región y el Golfo.»

El destacado escritor y periodista sirio Faisal Al-Qassem dijo que muchos árabes estaban ridiculizando la retórica de Irán sobre el apoyo a los palestinos y la «liberación de Jerusalén y Palestina».

«Lo extraño es que Irán a menudo pide a los palestinos que especifiquen su papel en la resistencia a cambio del apoyo iraní.Se requiere que los palestinos mencionen el nombre de Irán en sus declaraciones. En términos generales, Irán no ha tenido ni tendrá éxito en el juego de relaciones públicas para pulir su imagen y beneficiarse del levantamiento palestino porque la mayor parte de la calle árabe se está burlando de él”.
Qassem señaló que las encuestas en Twitter han demostrado que más del 85% de los votantes no confían en la posición iraní sobre el tema palestino. «¿Cómo pueden ayudar a los palestinos los que han matado y desplazado a millones de sirios, iraquíes, libaneses y yemeníes», citó a algunos árabes.

«¿Quiere Irán liberar Jerusalén y dársela a los palestinos, o quiere agregarla al grupo de capitales árabes que ocupa, como Damasco, Bagdad, Beirut y Saná? Cuando Irán afirma que apoya a los palestinos en su lucha contra Israel, ¿hace eso para ayudarlos a liberar Jerusalén y anexarla a las otras cuatro capitales árabes ocupadas por Irán? »

Qassem también señaló que algunos comentaristas han llegado a preferir mantener Jerusalén bajo control israelí sobre su liberación por parte de Irán. Citó a un árabe diciendo:

«Miren las capitales ocupadas por Irán: Bagdad se ha convertido, según las Naciones Unidas, en la capital más sucia del mundo, mientras que Beirut se ha convertido en el mayor basurero de Oriente Medio. En cuanto a Damasco, se convirtió en una ruina, mientras que Sana «A regresó a la Edad Media».

El escritor iraquí Dr. Bahera Al-Sheikhli también se burló de la afirmación de Irán de que está haciendo todo lo posible para ayudar a los palestinos:
«Durante los últimos 30 años, la Fuerza Al-Quds luchó contra los árabes en todas partes y no disparó una sola bala para liberar a Jerusalén o Palestina. Jerusalén y Palestina son el caballo de Troya del régimen iraní. Jerusalén no está en la mente del régimen. Más bien, lo que preocupa a Irán es matar árabes y ocupar sus países. Lo único que Irán hizo por los palestinos fue dividirlos en dos entidades: una dirigida por la Autoridad Palestina y otra dirigida por Hamas y la Jihad Islámica Palestina. Irán busca expandirse a expensas de los árabes y sus países, y no le importa Jerusalén.».

El analista político emiratí Abdel Munim Ibrahim dijo que también compartía la opinión de que Irán y su Fuerza Quds no han hecho nada para «defender» a los palestinos. En cambio, señaló, la Fuerza Quds ha «cometido crímenes contra los árabes en sus países».

«La Fuerza Quds iraní no es más que una cobertura política que utiliza la causa palestina para desempeñar papeles de conspiración contra los árabes.  No le preocupa lo que está sucediendo en Jerusalén y Palestina. Está muy interesada en apoyar a sus agentes y milicias armadas en Irak y Siria y el contrabando de misiles, aviones teledirigidos, explosivos y minas a las milicias hutíes en Yemen. Solo la gente delirante en Palestina, el Golfo y los países árabes apostaban por la Fuerza Quds para liberar Jerusalén y defender a los palestinos. La verdad es que Irán estableció la Fuerza Quds para ocupar países árabes, reclutar traidores árabes en organizaciones terroristas para derrocar gobiernos árabes y amenazar la seguridad nacional árabe.».
Los árabes que se burlan de Irán y exponen su comportamiento maligno se dirigen principalmente a aquellos en Occidente que, contra toda razón, continúan creyendo que apaciguar a los mulás de Irán es el camino hacia la seguridad y la estabilidad.

Los árabes también están enviando un mensaje a la administración Biden y otras potencias occidentales de que la continua interferencia de Irán en los asuntos internos de los países árabes, tanto directamente como a través de sus representantes, representa un riesgo para la seguridad y la estabilidad regionales.

Los árabes, en otras palabras, le están diciendo a los estadounidenses y otros occidentales que apaciguar a Irán reviviendo el acuerdo nuclear, levantando las sanciones o dándole dinero solo ayudará a su régimen a perpetrar más crímenes y aumentar la inestabilidad y el terrorismo en la región. Este es el fruto venenoso de aplacar a los mulás.
Traducido por Semanario hebreo jai

https://www.gatestoneinstitute.org/17452/appeasing-iran-mullahs

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.