Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles junio 9, 2021

Esto es lo que Yamina, Yisrael Beytenu quieren cambiar sobre religión y estado

El acuerdo de coalición de Yamina con Yesh Atid menciona reformas al sistema para la conversión judía, la provisión de servicios kashrut y el método de elegir a los principales rabinos.


Los borradores de acuerdos de coalición entre Yesh Atid y Yamina y Yesh Atid e Yisrael Beytenu indican que las reformas a asuntos clave de religión y estado estarán en la agenda del gobierno putativo que parece probable que preste juramento pronto.

El acuerdo de coalición de Yamina con Yesh Atid menciona reformas al sistema para la conversión judía, la provisión de servicios kashrut (kosher) y el método de elección de los principales rabinos.

El acuerdo de Israel Beytenu con Yesh Atid también menciona reformas al kashrut y la conversión, pero aborda una gama mucho mayor de cuestiones religiosas y estatales, incluidas las estipulaciones sobre el matrimonio civil, el acuerdo de acceso a la oración del Muro Occidental , el sistema educativo ultraortodoxo y el comercio y el  transporte público en Shabat.
Pero el acuerdo Yamina-Yesh Atid también establece explícitamente que no se promulgarán reformas al statu quo actual sobre cuestiones religiosas y estatales a menos que haya un acuerdo dentro de la coalición para realizar tales cambios.

Y críticamente, el acuerdo de coalición entre Yamina y Yesh Atid establece explícitamente que todas las partes de la coalición estarán en deuda con ese acuerdo, y que si los acuerdos de coalición entre Yesh Atid y otras partes contradicen el acuerdo de Yamina, el acuerdo de Yamina tendrá prioridad.
Esencialmente, esto significa que la religión deseada y las reformas estatales de Yisrael Beytenu, y las de los socios de la coalición de izquierdas y liberales, no se materializarán a menos que Yamina esté de acuerdo con ellas.
El acuerdo de coalición de Yamina con Yesh Atid hace cuatro propuestas principales de cambio en materia de religión y estado.
Tras la conversión, el acuerdo estipula que el ministro de servicios religiosos entrante, que probablemente será Yamina MK Matan Kahana, promoverá la legislación para permitir que los principales rabinos municipales realicen conversiones.
Se trata de una propuesta explosiva que generó una intensa oposición de los principales rabinos Yitzhak Yosef y David Lau, así como de los partidos ultraortodoxos United Torah Judaism y Shas en 2014, cuando MK Elazar Stern promovió dicha legislación.
La legislación descentralizaría el control sobre la conversión y reduciría significativamente la influencia de los principales rabinos sobre el proceso.
Críticamente, permitiría a los principales rabinos municipales de inclinación liberal implementar políticas como la conversión de menores y utilizar criterios más indulgentes para la conversión en general, a lo que el establecimiento ultraortodoxo se opone con vehemencia.
Esta propuesta es la misma que las reformas de conversión estipuladas por Yisrael Beytenu en su acuerdo con Yesh Atid, por lo que, en teoría, parecería haber un consenso interno de coalición sobre este tema.
El acuerdo de Yamina también establece que el ministro de servicios religiosos entrante promoverá la legislación para crear competencia dentro del mercado de supervisión kashrut y unificará los estándares.
Dicha legislación eliminaría el monopolio legal del Gran Rabinato sobre la supervisión kashrut, en particular la capacidad de las empresas bajo supervisión kashrut independiente de declararse por escrito como kosher, algo prohibido por la ley actual.
El acuerdo agrega que se adelantaría una legislación para cambiar la estructura del organismo electoral que elige a los principales rabinos, con el objetivo específico de elegir “un rabino principal sionista”, es decir, no ultraortodoxo.
Actualmente, ambos rabinos principales provienen de la comunidad ultraortodoxa y el lenguaje del acuerdo de coalición de Yamina indica que los cambios legislativos estarían diseñados para elegir al menos un rabino religioso-sionista.
Finalmente, el acuerdo de Yamina estipula cambios en el Comité de Selección de Jueces Rabínicos.
Afirma que el presidente del comité será el ministro de servicios religiosos, lo que le daría a Kahana una autoridad significativa en el proceso de selección.
Además, garantizaría que dos diputadas femeninas formen parte del comité, una de Yamina y otra de un partido de coalición diferente.
También se aprobará legislación para garantizar que dos de los cuatro ministros y diputados de la coalición en el comité sean mujeres para aumentar la paridad de género en el panel altamente sensible.
En consonancia con el fuerte enfoque de Yisrael Beytenu en cuestiones religiosas y estatales, así como su enfoque en cambiar la relación del estado con los ultraortodoxos, su acuerdo con Yesh Atid incluye varios otros asuntos urgentes relacionados con la vida religiosa en Israel.
El acuerdo de Yisrael Beytenu estipula que la coalición ve «como un objetivo nacional la enseñanza de las materias básicas del plan de estudios para todos los alumnos israelíes».
Esta es una referencia al hecho de que la mayoría de los niños ultraortodoxos no aprenden materias básicas del plan de estudios como matemáticas, ciencias, informática o inglés en la escuela primaria, junto con la abrumadora mayoría de los niños ultraortodoxos durante su escuela secundaria. años.
Este es un tema clave para Yisrael Beytenu, ya que busca reducir los subsidios estatales al sector ultraortodoxo que está acosado por la pobreza, en gran parte debido a la baja tasa de participación de los hombres del sector en la fuerza laboral.
El liderazgo político y rabínico ultraortodoxo se opone ferozmente a cualquier intervención en su sistema educativo, y cualquier esfuerzo para hacer cumplir la enseñanza de las materias básicas del plan de estudios podría resultar en protestas y tensión social.
Además, el acuerdo de Yisrael Beytenu requiere que se apruebe una legislación que permita las uniones civiles, una forma de matrimonio civil, en Israel para las parejas que actualmente no pueden casarse en el país.
Esto permitiría a decenas de miles de ciudadanos israelíes de la ex Unión Soviética que no son judíos según la ley judía casarse en Israel, así como parejas homosexuales y parejas con las que el Gran Rabinato no se casará por diversas razones de la ley judía.
Aunque los matrimonios civiles celebrados en el extranjero están reconocidos por el Ministerio del Interior, las partes ultraortodoxas seguirán oponiéndose a la institución de las uniones civiles o el matrimonio civil en Israel si esta legislación avanza.
El acuerdo de Yisrael Beytenu con Yesh Atid también establece que las dos partes se comprometen a permitir el transporte público en Shabat, algo que actualmente está prohibido por ley en la mayor parte del país, y a otorgar a las autoridades municipales locales el derecho a aumentar la actividad comercial, especialmente las compras, en Shabat, algo que actualmente está bajo la autoridad del Ministerio del Interior.
La población secular está irritada por este estado de cosas, mientras que los partidos ultraortodoxos han insistido en que la prevención del transporte público y el aumento del comercio en Shabat preserva el carácter judío del estado.
Yisrael Beytenu también insistió en su acuerdo de coalición para que se implemente el acuerdo del Muro Occidental de 2016.
El acuerdo habría creado una sección de oración reconocida por el gobierno para el culto judío progresivo en el Muro Occidental, mejorado enormemente el sitio actual y dado a los representantes reformistas y conservadores un lugar en el comité de gobierno del nuevo sitio.
Aunque los partidos ultraortodoxos aceptaron inicialmente este arreglo, la presión interna dentro de la comunidad los llevó a dar marcha atrás y obligaron al primer ministro Benjamin Netanyahu a suspender indefinidamente el acuerdo en 2017.
Traducido por Dori Lustron
 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.