Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes septiembre 21, 2021

Todo sobre Hamás


¿Qué es Hamás?

Hamás es un movimiento armado palestino creado en 1987 como violenta escisión de la Hermandad Musulmana local. Acabó convirtiéndose en un poderoso rival de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), la organización armada palestina predominante durante decenios.

Hamás ha perpetrado numerosos ataques contra israelíes, con coches bomba, cohetes, artefactos explosivos improvisados y ametrallamientos. Para el 21 de septiembre de 2020, en los ataques de Hamás habían muerto unos 25 ciudadanos norteamericanos. En 2014, Hamás secuestró y asesinó a Naftali Fraenkel, un muchacho de 16 años con doble nacionalidad israelo-americana.

La carta fundacional de Hamás, publicada en 1988, describe a la organización como un movimiento islamista. “Israel se alzará y permanecerá alzada hasta que el islam lo elimine, como ha eliminado a sus predecesores”, se lee en ella.

En 2017, Hamás, denominada Harakat Muqawama al Islamiya en árabe, introdujo modificaciones en su carta fundacional en un fallido intento de lucir como menos radical. Pero el nuevo texto difería poco del original y seguía llamando a la destrucción de Israel. Sobre las fronteras de Israel, en él se dice:

Hamás rechaza cualquier alternativa a la liberación total y completa de Palestina, desde el río [Jordán] hasta el mar [Mediterráneo].

Hamás defiende la “resistencia armada” como única vía para la liberación de Palestina. En el artículo 13 de su carta afirma que las negociaciones de paz entran en “contradicción con los principios del Movimiento de Resistencia Islámico. Agredir cualquier parte de Palestina es agredir directamente [al Islam]”. He aquí todo un desafío para quienes desean incluir a Hamás en las conversaciones para resolver el conflicto israelo-palestino.

¿Quién dirige Hamás?

El fundador y líder espiritual de Hamás fue el jeque Ahmed Yasín, un clérigo palestino. Israel lo asesinó en 2004. El líder actual del brazo político de la organización es Ismaíl Haniyeh. Y el máximo dirigente en Gaza, Yahia Sinwar. Sinwar estuvo implicado en la fundación del brazo militar de Hamás, las Brigadas de Ezedín al Qasam, y del Majd, aparato de seguridad interno creado para perseguir a los gazatíes que están en contacto con Israel.

El comandante de las Brigadas de Al Qasam es Mohamed Deif. El pasado 10 de mayo, al inicio del último conflicto entre Israel y Hamás, Deif emitió un ultimátum en el que exigía que las autoridades israelíes liberaran a unos prisioneros detenidos en Jerusalén y retiraran a sus fuerzas de seguridad de la mezquita de Al Aqsa. Éstas estaban en el Monte del Templo, también conocido como Haram al Sharif, para impedir que extremistas lanzaran cócteles molotov y piedras a los fieles judíos que acuden a orar al Muro Occidental. Seguramente Deif sabía que Israel no iba a aceptar el ultimátum y lo utilizó como excusa para lanzar ese mismo día cohetes contra Jerusalén.

¿Qué desencadenó los últimos enfrentamientos entre Hamás e Israel?

Durante buena parte de 2018 y 2019, Hamás coordinó una serie de ataques en la frontera israelo-gazatí a modo de protestas civiles. La campaña fue denominada Marcha del Retorno y estuvo signada por unos disturbios protagonizados por miles de palestinos en la valla de seguridad de la frontera. Al inicio de la misma, Sinwar proclamó que los militantes “echarían abajo la frontera” y “arrancarían el corazón [a los israelíes]”. Los disturbios fueron acompañados de varias andanadas coheteras y de los subsiguientes actos israelíes de represalia.

Una de las causas del conflicto de mayo fue la cancelación de las elecciones palestinas dictada por el presidente de la Autoridad Palestina (AP), Mahmud Abás, cuando todo apuntaba a que Hamás lo derrotaría. Hamás había advertido de que responsabilizaría a Israel de la cancelación de los comicios, pese a que fue Abás, no Israel, quien los anuló.

En consecuencia, grupos terroristas comandados por Hamás lanzaron casi 4.400 misiles y cohetes sobre Israel, poniendo en riesgo al 70% de la población israelí. Aproximadamente el 30% de los proyectiles lanzados por Hamás y la Yihad Islámica Palestina desde Gaza cayeron en la propia Franja, provocando la muerte a 50 palestinos. Tras el cese de las hostilidades, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) informaron de que habían neutralizado más de 1.500 objetivos terroristas, matado a más de 200 terroristas y destruido más de 100 kilómetros de túneles, ideados para librar una guerra de comandos contra Israel.

¿De dónde obtiene Hamás su financiación?

Hamás se sirvió del conflicto de 2018 para presionar a Israel a fin de que permitiera que le llegaran fondos desde Qatar. En 2019 Doha procuró a Hamás más de 150 millones de dólares. Un año después dijo que proveería otros 100 millones, y se comprometió a desembolsar otros 360 en 2021.

Hamás también recibe fondos de Irán, su principal apoyo en la región. Hamás ha elogiado públicamente a Teherán por su respaldo financiero y militar. En 2018 Sinwar ensalzó a Irán por “las grandes cantidades de dinero, equipamiento y bagaje militar” que su organización recibe de la República Islámica. En 2019 le dio las gracias por procurar a Hamás cohetes de largo alcance para atacar a Israel. Tras el conflicto de mayo, Haniyeh agradeció a Irán su apoyo financiero, militar y tecnológico.

Consultando fuentes públicas, no queda claro el monto exacto de la asistencia iraní a la organización palestina.

En 2019 las Brigadas de Al Qasam emprendieron una campaña de recaudación de fondos en bitcoins por medio de su web. En agosto de 2020 el Gobierno norteamericano se incautó de millones de dólares en bitcoins procedentes de organizaciones terroristas como las Brigadas de Al Qasam. No obstante, éstas siguen publicando información en su web sobre cómo hacer donaciones en bitcoins.

¿Considera EEUU a Hamás una organización terrorista?

En octubre de 1997 el Departamento de Estado norteamericano incluyó a Hamás en su lista de Organizaciones Terroristas Foráneas (OTF); congeló sus activos en entidades financieras norteamericanas, impidió a sus miembros acceder a EEUU y proscribió el suministro de “recursos o apoyo material” a la referida organización. En 2003, EEUU incluyó en su lista de Terroristas Globales Especialmente Señalados (TGES) a cinco organizaciones benéficas ligadas a Hamás y a seis altos cargos de ésta. Además, en 2013 bloqueó más de un millón de dólares en fondos radicados en EEUU relacionados con la actividad de Hamás. Los ciudadanos norteamericanos han presentado numerosas demandas civiles contra Hamás a lo largo de los años.

De acuerdo con la Orden Ejecutiva 12947 de 23 de enero de 1995, los Estados Unidos designaron a Hamás organización terrorista y prohibieron a sus ciudadanos (y entidades benéficas) “hacer o recibir (…) cualquier aportación de fondos, bienes o servicios” a o de Hamás. Ese mismo día, la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OCAE) incluyó al jeque Ahmed Yasín en la lista de Terroristas Especialmente Señalados (TGE) al amparo de la referida orden ejecutiva.

El 29 de agosto de ese mismo año la OCAE incluyó a Musa Mohamed Abu Marzuk en su lista TGE y prohibió “cualquier transacción o acuerdo [financiero]” entre nacionales norteamericanos (o entidades benéficas) y dicho individuo.

No fue hasta el 8 de octubre de 1997 que el Departamento de Estado designó OTF a Hamás, al amparo de lo consignado en la Sección 219 de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (LIN). Con esta decisión se requirió a las “entidades financieras norteamericanas en posesión o control de activos [de Hamás]” que “bloquearan todas las transacciones en la que dichos activos estuvieren implicados”, prohibió a los “representantes y miembros” de Hamás entrar en EEUU y proscribió la provisión de “recursos o apoyo material” a la referida organización.

El 22 de agosto de 2003, el Tesoro designó a Jaled Meshal TGES al amparo de la orden ejecutiva 13224, con lo que congeló sus activos en EEUU y prohibió las transacciones entre nacionales de EEUU y aquél.

El 18 de marzo de 2010, el Tesoro proclamó que la gazatí Al Aqsa TV estaba “financiada y controlada por Hamás” al amparo de la orden ejecutiva 13224. El Tesoro adujo que era “un medio primordial para Hamás” que emitía “programas y videos musicales concebidos para reclutar a niños y convertirlos en combatientes y terroristas suicidas de Hamás cuando alcanzaran la adolescencia”. En junio de ese mismo año, la Comisión Europea aprobó la decisión de Eutelsat de desconectar a Al Aqsa TV luego de que el regulador francés concluyera que incitaba al odio, en contravención de la ley nacional pertinente.

En 2015, el Tesoro sancionó a varias entidades por apoyar a Hamás o a su dirigente Saleh al Aruri, “que financia y dirige operaciones militares contra Israel en la Margen Occidental”.

El 31 de enero de 2018, el Departamento de Estado y el del Tesoro añadieron a Ismaíl Haniyeh a la lista de individuos y entidades TGES bajo la Orden Ejecutiva 13224.

En 2019, el Tesoro sancionó a operativos financieros relacionados con Hamás por “canalizar decenas de millones de dólares procedentes de la Fuerza Quds iraní, a través de la libanesa Hezbolá, para [la comisión de] ataques terroristas [de Hamás] desde la Franja de Gaza”.

¿Han considerado terrorista a Hamás otros Gobiernos?

Israel declaró a Hamás organización terrorista –y la Yihad Islámica Palestina– el 22 de junio de 1989. El 6 de marzo de 2019 designó entidad terrorista a Al Aqsa TV.

Como ha documentado un informe del Programa contra el Extremismo (Counter Extremism Project, CEP), los Gobiernos de Canadá, el Reino Unido y Australia, entre otros, han designado entidades terroristas tanto a Hamás como a su brazo militar. En marzo de 2001 el Reino Unido hizo lo propio con las Brigadas de Al Qasam, al amparo de la Ley de Terrorismo (Terrorism Act) de 2000. Canadá designó organización terrorista a Hamás el 27 de noviembre de 2002. El 11 de septiembre de 2013, 15 Estados miembros de la UE congelaron los activos de la organización palestina.

Australia designó organización terrorista a las Brigadas de Al Qasam el 9 de noviembre de 2003. Como refiere el CEP, dos años después, el 21 de diciembre de 2005, la UE “congeló los activos europeos de Hamás al amparo del artículo 2(3) de la Regulación [comunitaria] 2580/2001”.

El 11 de octubre de 2010, Nueva Zelanda designó terrorista a las Brigadas de Al Qasam al amparo de su Ley para la Supresión del Terrorismo (Terrorism Supression Act) de 2002, “que congela los activos de entidades terroristas y convierte en delito participar o apoyar sus actividades”, informa el CEP.

¿Cómo utiliza Hamás los escudos humanos?

El uso intensivo de escudos humanos por parte de Hamás en los últimos años está bien documentado. Durante el conflicto de este mes de mayo, se informó de que Hamás había construido un túnel terrorista bajo una escuela, utilizado un edificio de viviendas como centro de operaciones militares y emplazado fábricas de armas en zonas densamente pobladas.

Israel envió una carta a Naciones Unidas detallando el uso de escudos humanos por parte de Hamás durante la guerra de 2014, y Naciones Unidas llamó a Hamás a “cesar inmediatamente” en dicha violación de las leyes de la guerra.

Sinwar ha proclamado abiertamente que Hamás recurre deliberadamente a la utilización de civiles palestinos como escudos humanos. En 2018 dijo que Hamás había decidido “convertir lo que es más querido para nosotros, los cuerpos de nuestras mujeres e hijos, en (…) un dique para impedir que los árabes corran a normalizar sus relaciones” con Israel. Además, presumió del éxito de su plan, de que “nuestro pueblo ha impuesto su agenda al mundo entero” llevando a las pantallas de televisión “el sacrificio de los niños [palestinos] como una ofrenda por Jerusalén”.

¿Cuál es la relación entre Hamás y Fatah?

Hamás y Fatah son los partidos dominantes en la escena política palestina. Fatah tiene su base en la Margen Occidental, y Hamás en la Franja de Gaza. Ambos pugnan por ser el representante oficial del pueblo palestino. Llevan años tratando de superar sus diferencias y celebrar elecciones. En vano.

En su afán por retener el poder en Gaza, Hamás reprime a los partidarios de Fatah en la Franja. Y Fatah hace lo propio en la Margen con los miembros y activistas de Hamás.

Tras el conflicto del mes pasado entre Hamás e Israel, EEUU prometió procurar ayuda humanitaria a los palestinos de Gaza. Parte de la misma será canalizada a través de la Autoridad Palestina (AP). Sin embargo, dado el enfrentamiento entre la AP del presidente Abás y Hamás, está por ver cómo llegará esa ayuda a los palestinos de Gaza sin beneficiar a Hamás. El apoyo financiero de la AP a actividades relacionadas con el terrorismo puede igualmente complicar el proceso de ayuda.

¿Cuál es la política del presidente Biden hacia Hamás?

La posición del presidente Biden sobre Hamás ha sido consistente; ha mantenido que Israel tiene derecho a defender a su población del grupo terrorista.

En 2009 declaró:

En el corto plazo, hemos de consolidar el alto el fuego en Gaza trabajando con Egipto y otros para poner fin al contrabando y desplegar una ayuda internacional y un esfuerzo de reconstrucción que refuerce a la AP, no a Hamás. Ninguno de esos objetivos puede conseguirse sin una estrecha colaboración entre EEUU, Europa y nuestros socios árabes.

Y el pasado mayo incidió en lo mismo:

Los Estados Unidos apoyan completamente el derecho de Israel a defenderse de los ataques coheteros indiscriminados de Hamás y otras organizaciones terroristas radicadas en Gaza que se cobran vidas de civiles inocentes en Israel (…) Los Estados Unidos se comprometen a trabajar con Naciones Unidas y otros actores internacionales para procurar rápida asistencia humanitaria y reunir apoyo internacional para el pueblo de Gaza y las labores de reconstrucción. Lo haremos en plena asociación con la Autoridad Palestina, no con Hamás, y de modo que no permita a Hamás recomponer su arsenal militar.

Posteriormente anunció que EEUU otorgará financiación adicional para reponer el sistema de defensa aéreo israelí Cúpula de Hierro, que logró un 90% de interceptaciones durante el conflicto de mayo y salvó así numerosas vidas israelíes, tanto árabes como judías.

© Versión original (en inglés): FDD
© Versión en español: Revista El Medio

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.