Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves diciembre 2, 2021

Comandante del CGRI de Irán Hossein Salami: «La nación iraní no abandonará el islam o la revolución debido a cortes de energía o escasez de agua»

‘Nadie puede alcanzar la gracia y el poder sin librar el yihad, guerras y resistencia’; ‘convertirse en mártir no es un accidente. Es un principio, una elección divina y un trato con Alá’


Ante el contexto de las actuales protestas en la provincia Juzestán en Irán debido a cortes de energía y escasez de agua, Hossein Salami, comandante del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI), aclaró el día 26 de julio, 2021 que el CGRI no permitirá que nadie dañe ni perjudique al régimen de la revolución islámica, no importa cuán grave sea la angustia del pueblo. Salami hizo estas declaraciones en un discurso que este pronunció en Kermanshah en memoria de los mártires de la Operación Mersad, una operación al final de la guerra Irán-Irak, en 1988, contra Mujahideen Khalq, un grupo de oposición que ha llevado a cabo ataques armados en contra de funcionarios del régimen de Irán. Salami glorificó el legado de los mártires y el ideal del martirio y su decisiva contribución a la capacidad de Irán de mantenerse firme ante Occidente. Al afirmar que los mártires realizan un trato con Alá cuando sacrifican sus vidas, Salami llamó a inculcar su mensaje de sacrificio en las próximas generaciones y enfatizó que el yihad, guerras y la resistencia contra Occidente y sus valores son las fuentes del honor, seguridad y fuerza social. Este destacó que la dicotomía por un lado, entre aquellos partidarios de la revolución y miembros del CGRI, virtuosos combatientes de Alá cuya fe les da la victoria y por el otro, los enemigos de la revolución en casa (es decir, Mujahideen Khalq) y en el extranjero, los cuales son fuerzas del mal, están destinadas a ser derrotadas.

Salami declaró, en nombre de la nación iraní, que no abandonarán la revolución ni el régimen islámico. A pesar de las dificultades que Occidente, encabezado por Estados Unidos, le inflige al pueblo iraní en un intento por hacer que odie a su régimen, este dijo, las sanciones solo conducirán a la victoria de la Revolución Islámica sobre Occidente. Salami hizo hincapié en que los miembros del CGRI están dispuestos a sacrificar sus vidas por el pueblo de Irán y por los ideales de la revolución.

Lo siguiente son los puntos principales de su discurso:[1]

Comandante del CGRI Salami: «Los mártires construyeron el camino para liberar a los musulmanes de la esclavitud moderna. Gracias a ellos, todo el mundo musulmán se ha convertido ahora en una plaza del yihad y los arrogantes estadounidenses huyen en bandadas»

«La Revolución Islámica ha combatido contra Mujahedeen-Khalq muchas veces durante su vida bendita. Luego de su no-integración en los círculos políticos en los primeros años después de la revolución, Mujahedeen-Khalq asesinó cobardemente a funcionarios del régimen. La gloriosa Operación Mersad deshonró a Mujahedeen Khalq y expuso su hipocresía y su hostilidad ante la Revolución Islámica a la vista de todos, felizmente estos sufrieron una decisiva derrota en esta operación, gracias al coraje del pueblo y de los combatientes.

«Ningún pueblo puede alcanzar la gracia y poder sin librar el yihad, una guerra y resistencia, y si a los enemigos no se les resiste, se pierden el honor, la seguridad y el poder de la sociedad.

Comandante del CGRI Hossein Salami (Fuente: ISNA, Irán, 26 de julio, 2021)
Comandante del CGRI Hossein Salami (Fuente: ISNA, Irán, 26 de julio, 2021)

«Los Mujahedeen (Khalq) son ??los que, al comienzo de la revolución, encontraron refugio entre los sedientos de sangre enemigos de la nación iraní y se opusieron a nosotros con el objetivo de derrocar al régimen islámico, pero la noble nación del Irán islámico opuso resistencia y obtuvo la victoria con los escasos medios que este poseía para ese momento.

«En 1988 nuestros combatientes compusieron una epopeya permanente y continua en gran honor, dejando una página de oro en los anales de la revolución para que las siguientes generaciones la lean. Por lo tanto, no debemos escatimar esfuerzos para preservar el honor de estos mártires. Sin estos amados mártires, no podemos ser fuertes e independientes. Los mártires allanaron el camino para liberar a los musulmanes de la esclavitud moderna. Gracias a ellos, todo el mundo musulmán se ha convertido ahora en un escenario del yihad y los arrogantes estadounidenses huyen en bandadas. Los mártires iluminan nuestro camino como luces en la oscuridad.

«El Líbano y Hezbolá ahora se mantienen fuertes y capaces contra los sionistas y cada vez que el enemigo desea dar un paso, Hezbolá lo corta de raíz. Estados Unidos ha traído a las naciones del mundo nada más que pobreza, atraso y el saqueo de sus riquezas. Estados Unidos ha perdido su credibilidad en Irán y nosotros sacrificamos nuestras vidas por la nación iraní.

«Los mártires se encuentran entre los activos vivos y eternos de la nación y el régimen. Su auto-sacrificio, dedicación y coraje deben ser honrados para preservar el espíritu de lealtad y auto-sacrificio como valor duradero de la sociedad islámica de Irán. El valor, heroísmo y sacrificio de los mártires y combatientes en la guerra Irán-Irak pueden establecerse e inculcarse en las generaciones futuras conmemorando con ello a los mártires, que son inmortales y están vivos.[2] La celebración de una conferencia como esta es un éxito divino, ya que los mártires viven para siempre. Convertirse en mártir no es un accidente. Es un principio, una elección divina y un trato con Alá[3] y estos mártires son sin duda más familiares para los habitantes del Paraíso que en la propia tierra.

«Todos los enemigos del islam se unieron para apagar el sol naciente del islam, pero estos no pudieron hacerlo porque Alá estaba de nuestra parte»; «nosotros solo podemos derrotar a nuestros enemigos a través del martirio»; «los guerreros y nuestro jurisprudente gobernante Jomeini presentaron un nuevo concepto de poder desconocido para el enemigo, es decir el poder de la fe»

«Ahora que todos los enemigos se han dado cuenta de que son incapaces de derrotar a la nación iraní en una guerra encarnizada, han tramado otros complots, tales como imponer sanciones económicas y buscan abrir una brecha entre la nación y el régimen iraní a través de sanciones y presión económica, pero deben saber que, aunque las sanciones económicas pueden de hecho poner presión sobre la nación, sólo harán que el Irán islámico salga victorioso.

«Desde el primer día de la Revolución Islámica, nuestros enemigos, el principal de ellos Estados Unidos, mostraron su hostilidad hacia nosotros con todo tipo de complots, asesinatos, sanciones y amenazas, pero nuestra nación nunca se detuvo, sino que esta aceleró su ritmo.

«Los despiadados Mujahedeen-Khalq entraron en nuestro país con el apoyo de los enemigos, pero el heroísmo de las fuerzas populares y de los combatientes y la mano invisible de Alá, los borraron de los anales de la historia para siempre en el abismo Chahar Zabar al oeste de Kermanshah, donde tuvo lugar la Operación Mersad. Nosotros solo podemos derrotar a nuestros enemigos a través del martirio. Ellos se veían mucho más fuertes que nosotros, pero los mártires, los combatientes por la libertad, los guerreros y nuestro gobernante jurisprudente Jomeini presentó un nuevo concepto de poder desconocido para el enemigo, es decir, el poder de la fe.

«Los ocho años de guerra entre Irán-Irak fueron prueba mayor para la nación iraní, porque todos los enemigos del islam se unieron para extinguir el sol naciente del islam, pero no pudieron hacerlo porque Alá estaba de nuestro lado. Yihad y martirio es nuestra vestidura de honor. Si no hubiésemos luchado y si las familias de los mártires no hubiesen perseverado, los enemigos nos hubieran derrotados decenas de veces, pero Alá bloqueó el camino de los enemigos y no permitió que los infieles derrotaran a los creyentes.

«Durante la guerra Irán-Irak, una de las fuentes del poder de resistencia de la nación iraní fue su obediencia a las directrices del imam Jomeini y hoy todos debemos obedecer estas directrices del líder supremo Jamenei, para que el estado no se vea perjudicado.

«Los enemigos deben saber que la nación iraní no abandonará el islam y la revolución debido a cortes de energía o escasez de agua. Los enemigos todavía confunden el carácter de la nación iraní, y piensan que, si se produce un corte de energía de una hora o si nos enfrentamos a una escasez de agua debido a la sequía, la nación iraní abandonará el islam y la revolución. Eso es simplemente algo ilusorio.

«El pueblo de Irán ha demostrado en estos días que es leal a los ideales del islam y a la revolución y que las alucinaciones y sueños del enemigo nunca les engañarán y harán que se desanimen por un poder de un apagón de una hora o por algún corte de agua.

«Hoy dictamos los términos bajo los cuales una superpotencia tal como los Estados Unidos volverá al acuerdo nuclear»; «Mientras nosotros los miembros del CGRI vivamos, no dejaremos que nadie le pegue el ojo a Irán»

«Hoy somos nosotros los que dictamos los términos bajo los cuales una superpotencia como Estados Unidos volverá al acuerdo nuclear y esto indica el alcance de la autoridad ejercida por el Irán islámico, autoridad que obtuvo gracias al coraje de los combatientes islamistas en el período tras la victoria de la Revolución Islámica y en coyunturas críticas, tales como la Operación Mersad. Si las peligrosas y convulsionadas estrategias políticas de los enemigos contra nosotros estuviesen dirigidas contra el propio Estados Unidos, este hubiera sido aplastado. Hoy vemos que Estados Unidos fracasa en su política respecto al Irán islamista y sin promover sus objetivos…

«El Irán islámico se construye a sí mismo a pesar de los problemas y a pesar de las sanciones impuestas por los Estados Unidos que tienen como destino paralizarlo. De hecho, nuestro progreso se debe a las sanciones, porque vemos que, en todas las áreas donde se nos imponen sanciones, nos despojamos de los grilletes de dependencia sobre los extranjeros…

“Hoy día, Estados Unidos ya no puede apoyar a nadie y no toma las decisiones en ninguno de los temas políticos. Los ciudadanos de Irán conocen muy bien a sus enemigos y estos no serán engañados.

«Nosotros miembros del CGRI sacrificamos nuestras vidas por el pueblo iraní y mientras vivamos no dejaremos que nadie le ponga el ojo a Irán. Haremos que Irán sea más hermoso con el apoyo de la nación iraní».


[1] ISNA (Irán), 26 de julio, 2021.

[2] Una referencia al párrafo del Corán 3:169: «No consideres como muertos a los que murieron por la causa de Alá, sino más bien considéralos vivos, apoyados por su Señor».

[3] Una referencia al párrafo del Corán 9:111: «De hecho, Alá ha comprado de los creyentes sus vidas y sus propiedades, y a cambio de ello obtendrán el Paraíso. Ellos combaten por la causa de Alá, por eso asesinan y son asesinados».

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.